DIARIO DE JULIÁN AZCONA - Misionero en Zaire

Primera parte. Del 11 al 30 de noviembre de 1975. De Madrid a Legu, pasando por Kinshasa y Lingondo.

11.11.75 Martes. El avión tiene la salida de Barajas a las 10,40 pero por "avería de un radar" nos retrasamos una hora en la salida. Nos han despedido en Barajas mi hermana Carmen y varios amigos y compañeros. Angel Echeverría, con su Seat 600 nos trajo hasta el aeropuerto. El vuelo se realiza sin incidencias: Vemos las costas españolas, el Mar Menor y luego las costas africanas. Pronto, el desierto del Sahara, cubierto en parte por un frente de nubes. Otro nuevo frente de nubes sobre el ecuador. Pero logramos distinguir las costas del golfo de Guinea y el océano Atlántico.

A las 18,20 aterrizamos sin novedad en el aeropuerto de Nd’jili (Kinshasa). Solo nos apeamos tres viajeros y en menos de media hora pasamos todos los controles y formalidades: Higiene, divisas, pasaporte, aduana... No hemos tenido ningún problema. Cogemos un taxi y nos dirigimos a la Paroisse Sainte Famille en N’djili (B.P. 724, LIMETE, KINSHASA) donde los PP. de los Sagrados Corazones, también españoles nos reciben con todo cariño. Conocemos y saludamos por primera vez a Jesús Merino, Hº Pedro, Germán y José Ramón. Cenamos con ellos y charlamos un buen rato. Durante la cena y la sobremesa llueve suavemente. Me alegro de la "recepción" que el tiempo ha deparado a Pepiño. Para dormir nos llevan al convento de las MM. De los Sagrados Corazones, también Españolas.

12.11.75 Miércoles. Nos levantamos temprano. Saludamos a las religiosas y rezamos Laudes con ellas. Viene José Ramón a celebrar la Eucaristía. Concelebramos en Lingala. El Hº Pedro nos lleva a Selembao, a la paroisse St. Jean Baptiste (B.P. 9479) SELEMBAO, KINSHASA) de los PP. Reparadores del Sagrado Corazón. Son italianos. El Hº Camillo Pellegrini no está pero nos recibe muy amablemente el P. Giacomo. Nos dan alojamiento por cuenta de la diócesis de Wamba. Después de comer nos lleva a la Paroisse St. Muzei (B.P. 8251 LINGWALA, KINSHASA). Yo ya conocía a Isabel Correig, catalana, muy simpática. Entablamos amistad también con sus compañeras Celia Perurena, Lola López, Rosario Mortera y Mª Angeles Antón. Todas muy simpáticas, visten medio a la europea, medio a la africana. Sor Isabel nos lleva a la Procura de Misiones de Kinshasa, donde iniciamos los primeros trámites para legalizar nuestra estancia en el Zaire. (Rév. Père Leonard Verhoeven, Procure des Missions. B.P. 1800 KINSHASA). Nos informa para resolver otros asuntos. Volvemos en taxi a Selembao e, inmediatamente, Pepiño tiene que entrar en acción pues no funcionan ni el frigorífico ni el congelador de los Padres y no han logrado dar con la avería. Después de una búsqueda un tanto laboriosa, descubre que uno de los plomos de la entrada general se había fundido. Un poco de cable y todo de nuevo en marcha. Esto hace caer algunas pequeñas barreras psicológicas y nos sentimos todos como en familia. En la Procura hemos encargado la reserva de plaza en el avión de Kisangani, para el sábado 15 de noviembre.

Después de cenar, el P. Giacomo nos lleva a visitar a una española, catalana, Montse, que vive cerca de la Paroisse. Está casada con un zaireño al que conoció en París. Tiene tres niños. No conocemos al marido –que no está en casa- ni a sus niños que ya están acostados. El local está tan caliente que resulta un baño turco.

13.11.75 Jueves. Concelebro la misa con el P. Giacomo. Después del desayuno nos lleva a la Procura donde entregamos algunos papeles y pedimos que nos den de comer a medio día. Inmediatamente nos lleva a visitar a la Soeur Leurs, en el Centre Interdiocesain, - antiguo B.E.C.- (Bureau des Oeuvres Médicales. B.P. 3258 KINSHASA GOMBE) que se ocupa de resolver los asuntos de contratos en el servicio médico, con el Gobierno del Zaire. Mandamos un mensaje radiofónico a la Procura de Isiro para que alguien salga a esperarnos al aeropuerto. Paseando nos dirigimos al hotel en el que está la Embajada de España. Allí conocemos y entablamos amistad con el Sr. Abaigar y la Sra. Dña. María Arbea, de Pamplona, – que está casada con un zaireño -.(Embajada de España. B.P. 836 KINSHASA. Tlfs. 30752, 30068). Encargamos los certificados de nacionalidad y de penales.

En el "Institut Geographique du Zaïre" cerca del "rond point" compramos un mapa del país. Pedimos también otro del Territorio de Wamba pero no tienen.

Como está cerca del despacho donde trabaja Isabel (Rue des Flamboyants) nos vamos a verla para darle cuenta de cómo van nuestras gestiones. Nos invita a Pepsi-cola. Yo estoy bastante decaído, seguramente por hipotensión – bastante normal en mí -. Mientras tomamos la pepsi aparece el Abbé Monsengwo Pasinya, representante del Episcopado del Zaire (B.P. 237 KINSHASA) a quien ya conocía desde mayo. Tenemos una conversación amigable. Nos invita a un martini – "porque la pepsi no emborracha" – y le prometo escribir al Rector de Comillas para recordarle de las ayudas prometidas por aquella Universidad a la Facultad de Teología de Kinshasa.

Comemos en la Procura, en la misma mesa que los obispos de Matadi. Por la tarde visitamos algunos comercios, casi todos vacíos, que producen una impresión desoladora.

14.11.75 Viernes. El P. Giacomo nos lleva a la Embajada de España y luego a la Procura. Nos dan los certificados de nacionalidad y de penales. En la Procura nos confirman la reserva de plazas para el avión de mañana.

Vamos a comer a la Paroisse St. Muzei con las religiosas españolas. Una de ellas viene en taxi porque se les ha estropeado el coche. Después de comer vamos a verlo y Pepiño logra repararlo y ponerlo en marcha. Volvemos con él hasta la Paroisse por las infernales calles de Kinshasa; infernales, no tanto por el calor cuanto por la circulación. Pepiño confiesa haber pasado más miedo que la primera vez que cogió un volante.

Mientras descansamos un poco en el jardín, llegan María Arbea y una amiga suya belga, cada una con su hijita mestiza. Pasamos una velada muy agradable. De vuelta a Selembao, Pepiño arregla un magnetófono estropeado y la instalación de altavoces de la iglesia.

15.11.75 Sábado. Nos levantamos temprano. Está lloviendo. Cogemos un taxi para ir al aeropuerto. De paso entramos a saludar y despedir a los PP. de los Sagrados Corazones.

Las peleas consabidas al llegar al aeropuerto para que no se dispersen los bultos entre un montón de farderos – con el consiguiente despilfarro de propinas, o peligro de que se pierda alguno. Nueva pelea con los empleados de Air Zaïre que quieren sacar más de la cuenta por el exceso de peso del equipaje. Al fin logramos pasar los controles y nos sentamos en la sala de espera. En el aeropuerto hay un despliegue de fuerzas y medios como a la espera de algún personaje importante. Se hace la hora de salida y no nos llaman a embarcar. Temores de que se retrase la salida por causa del personaje que no llega. Por fin nos embarcan con media hora de retraso en un reactor de dos motores. El viaje hasta Kisangani lo hacemos en una hora y tres cuartos. Cuando aterrizamos ya estaba esperándonos en la pista el foker que nos llevaría a Isiro. Un poco de cuidado para que en el cambio de avión no se perdiesen las maletas. Y de nuevo en vuelo para Isiro. Sobre las tres de la tarde – hora local – llegamos al pequeño aeropuerto.

Afortunadamente, el mensaje radiofónico había surtido efecto y Mons. Odio – Vicario General de Wamba – nos estaba esperando con un camión. Cargamos los bultos y nueva etapa hasta Wamba. Tres horas de viaje en camión por un camino que han arreglado bastante. En Isiro un saludo rápido a los Dominicos españoles.

Al llegar a la misión de Wamba saludamos a los misioneros de la Consolata Giusepe e Ivan, y a los Hermanos de Lingondo que se encuentran allí, Armand y Jean, los dos muy simpáticos. Luego de cenar, una visita y un abrazo a Mons. Olombe. Quedamos en que al día siguiente le entregaré los pequeños regalos que tengo para él. También encontramos en la misión al Dr. Deverchin, belga, que se ocupa de los leprosos de esta zona. Quedamos en ir a Lingondo después de comer para celebrar allí la Eucaristía el domingo. Una de las Hijas de la Caridad celebra su cumpleaños y nos juntamos todos para celebrarlo. Así, en un solo día hemos conocido a casi todos los misioneros de Wamba city. Las Hijas de la Caridad son Mª Teresa García – médico, Angela Hernández, españolas, Frederika Künel, austríaca, y otra americana. Todas trabajan en el hospital y/o en la brousse de Wamba.

16.11.75 Domingo. Por la mañana damos una vuelta por Wamba. Saludamos a Mr. Zanetos, el padre de Cleomenes, compramos tabaco. Visitamos la catedral. Entramos a visitar a las religiosas zaireñas y a las europeas. Visitamos a Mons. Olombe y le entregamos los regalos. Como un niño el día de Reyes, abre los ojos de admiración al contemplar un frasco de loción en forma de coche, y su nombre escrito en los pañuelos.

Después de comer vamos a Lingondo. Conduce Pepiño con prudencia. Conozco bien el camino y no tenemos problemas.

Misa en Lingondo, confesiones en Kiswahili (que no entiendo). Charla y saludos a antiguos conocidos.

17.11.75 Lunes. Me meto en la cocina para guisar dos gallinas y preparar la sopa. No saben del todo mal. Visitamos por la tarde el poblado de los leprosos de Adímoga. Me reconocen varios; también yo me acuerdo de ellos. Nos piden tabaco. Prometemos volver.

18.11.75 Martes. Pepiño arregla el coche de Lingondo que tenía una avería en el sistema de frenos. Gracias a eso podemos volver a Wamba por la tarde. Celebro la Eucaristía con las religiosas europeas.

19.11.75 Miércoles. Mª Teresa nos enseña el hospital de Wamba. A pesar de la pobreza, se nota la mano responsable de las religiosas. Hay algunos casos interesantes de hepatitis. También uno de un tumor. En la maternidad hay algunos niños recién nacidos, entre ellos dos parejas de gemelos.

Comemos con las dos monjas españolas. Las otras dos están en la selva. Charlamos animadamente.

Viene de Ibambi el P. Martin.

20.11.75 Jueves. Visitamos por la mañana la Escuela de Catequistas. Los de Legu nos saludan efusivamente. Pepiño escribe una carta a su familia en la que incluyo algunos saludos.

Por la noche jugamos a la canasta, juego que aprendimos ayer.

Oímos noticias de que ha muerto Franco pero todavía son dudosas: Unas que sí, otras que no, como la Parrala.

Ha venido el P. Gaspar pero no le he visto. Se ha vuelto a Bayenga sin saludarnos.

21.11.75 Viernes. Por la mañana temprano volvemos a Lingondo. A medio día oímos radio Francia Internacional con la crónica de Madrid sobre las honras fúnebres a Franco. Así pues, es verdad que ha muerto. Su cadáver reposa en una sala del 2º piso del palacio de Oriente donde recibe la visita de partidarios y curiosos. Permanecerá allí hasta el domingo. Juan Carlos será proclamado rey el próximo miércoles o jueves. Salimos de paseo después de comer hasta el puente sobre el Obe. Tenemos que correr de vuelta y llegamos justo a tiempo para librarnos de una tormenta formidable.

Por la noche charlamos animadamente con el Hº Jean sobre la historia y la geografía de España y de Navarra en particular que él conoce perfectamente.

22.11.75 Sábado. A medio día conectamos con radio Francia y oímos al corresponsal en Madrid en directo desde el Palacio de las Cortes. Oímos en castellano a Rodríguez de Valcárcel que grita "¡Viva el rey!"

Ya tenemos rey en España. ¡Que su reinado sea fecundo!

Por la noche celebré la misa de Cristo Rey para los alumnos del Colegio. ¿Es Jesús Rey como Juan Carlos?

23.11.75 Domingo. Siempre por radio Francia seguimos las noticias del funeral de Franco.

24.11.75 Lunes. Salimos con el Hº Jean de compras por la selva, a comprar mandioca. Huevos por jabón; 2 por 3. "Mayai a bey, iko?" "Haiko"... Plátanos, piñas, huevos.

25.11.75 Martes Por la tarde hacemos una visita rápida a Wamba. El Obispo ya ha vuelto de Mungbere y nos dice que nuestra llegada a Legu será el sábado por la tarde. Preparamos para mañana el viaje a Isiro.

26.11.75 Miércoles. Viaje a Isiro. Salimos a las 6 de la mañana. Parada y café en Wamba. Sobre las diez de la mañana llegamos a Isiro. En ruta hemos encontrado un camión en situación muy comprometida.

Visitamos a los PP. Dominicos españoles. Nos reciben con gran alegría y nos invitan a comer. Les regalamos una botella de ginebra. Cambiamos impresiones y se alegran mucho de nuestra venida. Les invitamos a que vengan a Legu. Después de hacer las compras para Lingondo volvemos sin novedad. Está bastante bien la carretera. En Isiro recogemos al P. Enrico, superior de Wamba, que regresa de Italia. No tiraba muy bien el coche y nos paramos para ver qué pasa. Nos alcanza el P. Martin. Pepiño toma el volante y llegamos sin problemas a Wamba. Hablamos con el P. Martín y quedamos en que el próximo viernes nos llevará a Ibambi.

27.11.75 Jueves. Hoy es el día de la proclamación oficial de Juan Carlos como rey de España: Oímos por radio Francia las noticias, y el corresponsal en Madrid se hace eco sobre todo de la homilía de Tarancón en la misa del Espíritu Santo. Parece que ha sido valiente pidiendo una apertura del régimen y una clarificación de las relaciones Iglesia – Estado, con plena libertad de aquella para poder ejercer sus funciones de maestra del Evangelio.

Los Hermanos de Lingondo nos ofrecen lo mejor que tienen: algunas bebidas de reserva. (Actualmente es imposible encontrar nada en Isiro) Un trago de oporto y whisky.

28.11.75 Viernes. Por la mañana temprano el Hº Jean nos lleva a Wamba. Vamos a las oficinas de la Zona pero allí no hay nadie. Todavía colea la resaca del 24 de noviembre, aniversario de la toma del poder por Mobutu.

El Sr. Obispo retrasa para el domingo por la mañana nuestro viaje a Legu.

Con el P. Martin vamos a Ibambi. Tenemos la alegría de saludar a las dominicas españolas. Saludamos también al P. François y al P. Gaspar. Este nos hace entrega de las llaves de Legu: del Land Rover y el cofre con el dinero. Las llaves de la casa las ha perdido. Otras las tienen el kapita y el boy. ¿Cómo estará aquello?... Nos dicen que hay algunos botes de conserva, harina, café. Ya veremos. Las referencias que nos dan del boy son muy negativas.

29.11.75 Sábado. Las dominicas nos invitan a comer con ellas. Fue la primera comida a plena satisfacción desde nuestra llegada al Zaire. Celebramos la Eucaristía con ellas, en Castellano, claro. También cenamos con ellas. Aprovechan para que Pepiño haga algunas reparaciones. Por la tarde, hemos ido a Pawa, un poco por probar el coche y otro por visitar a los misioneros y monjas de aquella misión. Me alegra mucho el reencuentro con sor María.

Mons. Olombe aparece en Ibambi a las 9 de la noche y nos da un cesto de patatas. ¡Menos mal, ya no nos falta de todo en Legu! Ajustamos en que él irá a las 8 de la mañana y que nosotros deberemos llegar a las 9. Con esas preocupaciones nos acostamos. Mañana será el día "D".

30.11.75 Domingo. Nos despiden efusivamente en Ibambi. P. Martin nos da buenos consejos y las dominicas algunas cosas que nos pueden hacer falta: Jabón, alguna medicina, etc. Y se nos ofrecen incondicionalmente para ayudarnos.

Llegamos a Legu a las 9 y 5 minutos. Primera sorpresa, el obispo no ha llegado. Desde la entrada al pueblo está todo adornado con palmas y, frente a la casita vieja de la misión, han dispuesto unos enramados de palmeras para celebrar la fiesta sin duda. Antes de cinco minutos me veo sentado en una silla y una larga fila de gente se apretuja para confesarse. ¡Madre mía! Y además en Kiswahili... Aquello, lejos de disminuir crecía por momentos. Con el rabillo del ojo procuraba localizar a Pepiño ¿Qué estaría haciendo? Aburrirse... Al fin llegó el obispo y se sentó al otro lado para ayudarme en las confesiones. Aún duraron otra media hora. Nueva sorpresa, el obispo no celebra la misa, tengo que celebrarla yo solo y en Kiswahili. En el momento de la homilía le hago una indicación al obispo para que predique él. Así lo hace.

Después de la misa, la fiesta.

(Aquí termina la "primera parte" de mi diario, escrito entre el 11 y el 30 de noviembre de 1975).

 

Tercera parte. Del 21 de diciembre de 1996 al 15 de febrero de 2002. De Legu a Nduye, pasando por Imbau, Wamba, Pawa y Mungbere. Acontecimientos durante la primera guerra de Kabila y sus Bañamulenge. 1ª etapa en Nduye.

21.12.96 Sábado. En este día abandonamos Legu, Jerónimo y yo, después de comer. Nuestra intención es de ir a Wamba y escogemos la ruta de Bafwabaka-Bayenga pues nos aseguran que no hay ningún peligro. Llevamos un bidón de 20 litros de gasoil para dejarlo en Bafwabaka. Para pasar el río tardamos casi dos horas pues los responsables estaban borrachos. Esto trastorna un poco nuestros planes.

Entramos en Imbau para saludar a los misioneros y decidimos quedarnos a pasar la noche pues se hace demasiado tarde para continuar viaje hasta Wamba. Saludamos con alegría a Pedro, Doecita, P. Félix y dos novicias PSE, Sor Clementine y Sor Victorine que están haciendo una prueba de dos meses.

22.12.96 Domingo. Presido la misa en Imbau. Hay muchos bambuti, sobre todo niños, y bastantes negros. Evangelio de la Anunciación. La Trinidad decide realizar la salvación del hombre y se realiza el primer acto del gran Misterio: La Encarnación del Hijo de Dios en las entrañas de María. Esta colabora libre y generosamente con los designios de Dios.

Después de comer decidimos continuar el viaje y nos ponemos en camino. Tenemos problemas con los puentes de troncos que los vamos superando paulatinamente. Antes de llegar a Bayenga la gente que encontramos por el camino nos hace gestos indicándonos algún peligro. Paramos y nos informan que Bayenga está ocupada por unos cincuenta militares que huyen. Decidimos volver a Imbau.

23.12.96 Lunes Al atardecer nos indican que un grupo de militares avanza por el camino, no lejos de Imbau. En previsión de lo que pudiera ocurrir escondemos algunos objetos entre la maleza de la selva. Pero fue innecesario pues resultó una falsa alarma. Los pigmeos estaban decididos a defendernos con arcos y flechas.

24.12.96 Martes, Nochebuena. Celebramos la misa de esta noche santa pero la empezamos a las cinco de la tarde. Preside Pedro que habla con gran unción a sus queridos pigmeos. Resulta emocionante y pienso que el Niño-Dios se tiene que encontrar muy a gusto con esta gente tan sencilla y pobre, tanto o más que los pastores de Belén y tan necesitados de redención.

25.12.96 Miércoles, NAVIDAD. Misa al exterior de la capilla, que preside el P. Felix. Detrás del altar hay un buen grupo de pigmeos con sus redes de caza esperando la bendición de sus artes para la campaña de caza que empezará mañana y concluirá el 1º de febrero para que los niños puedan volver a la escuela. Después de la homilía los niños bambuti hacen una somera representación de los Reyes Magos. En Europa se busca un negro o se pinta de tal color al rey Baltasar, aquí nadie piensa en pintar de blanco a Melchor y Gaspar. Y me parece muy bien.

Lo sucedido en Isiro, según testimonio de Pendamali:

Desde hacía un mes, Isiro estaba siendo invadido por militares fugitivos y guardia-civiles. Algunos de ellos habían sido desarmados a medida que iban llegando a la ciudad y las armas depositadas en Ngosamu, los cuarteles de la guardia civil. El 25 de diciembre, a las tres de la tarde, los guardia-civiles asaltaron el depósito de armas y comenzaron el saqueo sistemático de la ciudad. Empezaron por la parroquia de Sainte Anne de los PP. Combonianos, que les caía de paso y continuaron por el mercado. Allí incendiaron un comercio. Luego se dirigieron hacia el centro de la ciudad y se distribuyeron hacia los distintos puntos de interés para ellos: Los comercios, la catedral, la procura, la casa de la Consolata y el obispado. Incendiaron tres comercios: Raza, Beltexco y Madamu. Al propietario de este último, un griego, Mr. George, le dispararon hiriéndole en las piernas. Fue todo sistemáticamente saqueado. En la Procura también incendiaron la parte donde se encuentra la descascarilladora de arroz. No consiguieron abrir la caja fuerte. En el obispado, el obispo se encerró en su habitación al oír los primeros disparos pero no le sirvió de nada: rompieron la puerta, le obligaron, con dos armas de fuego al cuello, a que les entregase el dinero y el carburante. Cogieron el carburante y los tres vehículos que había en la parcela, uno de ellos el camión Daf de la diócesis de Wamba. También cogieron todos los efectos personales del obispo que tenía preparados para desplazarse a algún lugar más seguro. También le exigieron la entrega de las llaves de la caja fuerte de la procura que él no poseía. Como no le creían les entregó todas las llaves de que disponía y, mientras andaban afanosos intentando encontrar la dicha llave, ayudado por un guardia-civil, logró evadirse del obispado y se refugió en la casa de alguna familia. Isiro a quedado totalmente arrasado. No se salvaron del saqueo ni los notables del Régimen: la casa del propio capitán de la guardia civil a quien buscaban para asesinarlo; la casa del Comisario (el gobernador de Isiro), la de Idambituo, ministro de los presupuestos, etc."

30.12.96 Lunes. Durante estos días hemos visitado dos poblados de pigmeos cercanos a Imbau y hoy visitamos otro, un poco más alejado. Las casas están en muy mal estado y todavía no han preparado los campos que son indispensables para conseguir una cierta autonomía económica respecto a los Negros. Queda todavía mucha labor por realizar.

Por el camino de vuelta nos encontramos con tres militares, de paisano pero con armas al hombro; les saludamos y nos responden sin pararse. Ellos también tienen miedo. Durante la comida nos visita un seminarista que está en Bafwabaka. Nos habla de saqueos en Isiro. También nos habla del interés de las embajadas en que dejemos el país. Nos proponen enviar un avión a Isiro para evacuarnos. Los tres españoles decidimos continuar aquí Sin contar con que sería muy problemática la posibilidad de llegar incólumes y poder embarcar en el aeropuerto de Isiro.

31.12.96 Martes. Decidimos hoy reemprender nuestro viaje frustrado a Wamba. Nos acompañan las dos novicias PSE. Volvemos a tener problemas con los puentes de troncos, en alguno por mi impaciencia, pero los vamos superando. Por el camino, entre Bayenga y Wamba encontramos a muchos comerciantes ambulantes en bicicleta que se dirigen hacia el 53 y 47. Es una buena señal de que la vida reemprende. Han desaparecido todas las barreras de los militares y guardia-civiles que extorsionaban a la pobre gente. Todos huyeron. Demos gracias a Dios. A ver si este pueblo consigue por fin unos mínimos de libertad, seguridad y justicia. Llegamos sin excesivos problemas a Wamba aunque la ruta está espantosa.

01.01.97 Miércoles. Año Nuevo. Nos hemos despertado con un gran sobresalto a las cinco de la mañana debido a un ruido infernal organizado por todos los habitantes de Wamba; carreras por los pasillos y luego campanas tocando a arrebato. El P. Angelo llama a mi puerta y me dice que me quede dentro: alerta general. Total: No era más que la forma tradicional que tienen los nativos de recibir el Año Nuevo haciendo ruido con cualquier cosa que tengan a mano para ahuyentar los malos espíritus. Todo ha quedado en un susto.

Pendamali nos comenta los sucesos de Isiro y como saquearon el obispado y encañonaron al propio obispo. Comento que no hay mal que por bien no venga: "à quelque chose, malheur est bon". Que de este modo el obispo podrá más fácilmente comprender y ponerse en la situación de la gente que durante años ha sido víctima de la arbitrariedad, la extorsión, el saqueo y los malos tratos. Angelo me fulmina con su mirada.

02.01.97 Jueves. Esta mañana nos avisan por radiofonía la posible llegada a Wamba de dos o tres camiones con militares. Todos estamos a la expectativa. A las doce menos cuarto nos avisan que ha llegado un Land Rover con siete militares a bordo. Cunde el pánico y mucha gente se esconde en la espesura de la selva. El comandante de la plaza viene a avisarnos que, en efecto, ha llegado un contingente de militares pero en plan de inspección, para asegurarse de la situación: si los "enemigos" están ya en las proximidades o todavía no. Comemos y vamos a la siesta. A las dos de la tarde nos sorprende el ruido de una avioneta. Ha aterrizado en la pista que tienen los protestantes. Despega a los pocos minutos. Ha venido a llevarse a algunos griegos que están en Didi y a traer provisiones para los que quedan. Aumentan las inquietudes de la población, ignorante de todo.

Los militares se presentan en la misión sobre las tres de la tarde y el capitán parlamenta con nuestro Vicario General durante más de una hora. Jerónimo y yo nos mantenemos en una habitación: No es prudente que se enteren de la presencia de más Europeos. Van llegando grupos de hombres para mostrar a los militares que la población está de parte de los misioneros y que no están dispuestos a soportar saqueos. Es muy alentador el hecho de que estos nativos superen el miedo y sostengan con su presencia a los misioneros, nativos y extranjeros. Al final se van los militares de la misión y, junto a la gendarmería, el capitán tranquiliza al grupo de hombres que le han seguido hasta allí. Pero nunca hay que fiarse de estos militares zaireños pues no han aprendido otra cosa que a extorsionar, robar y saquear.

Los sacerdotes nativos están más bien pesimistas y desconfiados. Alguno prepara la marcha de
Wamba esta misma noche. A esta hora de la noche, las 10, mucha gente sigue en la selva, incluidas las religiosas, y van a pasar la noche a la intemperie, sin atreverse a volver a sus casas. Estamos en manos de Dios, y sus ángeles velan por nosotros.

03.01.97. Viernes. Hoy he ido hasta el puente de Tchagbo, a 40 Km. Se había corrido la voz de que los militares habían arrancado todas las maderas de este puente para impedir el paso de los Banyamulenge (los "enemigos"). En este caso había que intentar rescatar a cuatro religiosas combonianas, un Padre, un Hermano y cuatro novicios, también combonianos, para que pudieran ser evacuados. Me ha acompañado el abbé Desiré Balabala. Viaje sin problemas salvando la dificultad del puente sobre el Obe, en Lingondo, que está en muy mal estado. Llegados a Tchagbo, la gran sorpresa es que el puente está intacto, afortunadamente. Al cabo de pocos minutos oímos el ruido de un coche. Nos camuflamos entre la hiervas pero vemos que son los misioneros que llegan. La alegría del reencuentro es grande después de más de un mes que han pasado escondidos en la selva, pero se manifiesta discretamente. Los cuatro novicios pasan a mi coche y emprendemos el viaje de vuelta a Wamba. El P. Lorenzo se encuentra flaco y demacrado; sin duda que lo ha pasado muy mal. Después de comer reemprenden viaje hacia Pawa a donde han llegado felizmente sin incidentes en el camino. En Wamba no ha sucedido nada notable pero continua el pesimismo entre las religiosas nativas y los sacerdotes negros. El pesimismo es contagioso y no estamos a salvo tampoco los europeos.

A las ocho de la tarde he logrado hablar por radio con la Embajada de España. Están preocupados por nosotros, quieren que salgamos a toda costa, pero respetan las opciones de cada uno. Nosotros decidimos quedarnos y no hemos cambiado de opinión aunque las cosas se están poniendo difíciles. Toda estructura comercial ha sido destruida en Isiro y no hay forma de reavituallarse. Tampoco disponemos de dinero del país para poder comprar comida a la gente. Deus providebit. En la cena, Bachulu cuenta que el obispo de Bunia también fue víctima de la arbitrariedad de los militares. Iba con dos sacerdotes en el coche y le obligaron a detenerse; trataron sin miramientos a los sacerdotes y obligaron al obispo a entregarles el dinero que llevaba encima Y exclama: "Esta gente ya no tiene respeto a los obispos". Le contesto espontáneamente que esta gente lo que no tiene es respeto por las personas, que al obispo le tenían que respetar no tanto por ser obispo como por ser persona humana con todos sus derechos y dignidad. Angelo que estaba enfrente se enfada conmigo y exclama: "Ya está bien de sermonearme, es la segunda vez que lo haces". Me ha dejado aturdido pues ni siquiera había pensado en él, pero me acuerdo del refrán que dice que "quien se pica, ajos come". Es evidente que tenemos distinta sensibilidad con respecto a los derechos y dignidad de las personas.

04.01.97 Sábado. Aniversario de los mártires de la Independencia. Son las 13,15’. Esta mañana nos avisan que un grupo de militares se dirige hacia aquí armados de metralletas. Todos estamos con la preocupación consiguiente. A las 9,20 h se oye un disparo y al poco rato un gran clamor. Quienes llegan son los "enemigos" o los "libertadores", según como se mire. Las aclamaciones continúan. Pero una gran parte de la población había de nuevo emprendido la huida hacia la selva, por si acaso... Los clamores continúan. Los sacerdotes nativos optan por unirse a la gente a ver lo que está sucediendo. Al poco vemos una columna de humo. Han pegado fuego a todos los papeles del edificio del gobierno (las oficinas de la Zona), antes han estado en la gendarmería y encontrado armas sin municiones; los gendarmes han huido al oír el primer disparo, el comandante lo había hecho poco antes, sin duda informado de lo que se avecinaba; de allí se dirigen hacia la residencia del gobernador para saquearla y a continuación a la casa de Idambituo, el ministro de los presupuestos del Estado. No encuentran el aparato de radiofonía y se llevan un amplificador. Luego la gente se dedica al saqueo. Desde la misión vemos que sale humo por las ventanas del edificio del gobierno. El fuego se ha propagado al techo y a las maderas del tejado. Por si no había ya pocas ruinas en Wamba, tendremos una más. Es triste que esto suceda pero es comprensible que la gente se ataque a los símbolos del antiguo régimen, sinónimo de arbitrariedad, abusos y exacciones. Y siempre hay gente que se aplica a destruir por destruir... Los sacerdotes nativos vuelven a casa a contarnos lo que han visto. Todos estamos esperando la visita de los recién llegados que no tardarán en presentarse. Los invasores-libertadores no son más que tres Mai-mai y han venido con dos motos. Las armas de que disponen consisten en un fusil, una lanza, un cuchillo y una granada. Eso es todo. Al poco rato llega uno de ellos en uniforme militar, bastante sucio, va armado de una lanza. En bandolera y a modo de talismán lleva una liana de boniatos. Nos saluda cordialmente en Kiswahili pero no nos ofrece la mano (es para no destruir con nuestro contacto físico el embrujo que les confiere su "invulnerabilidad" en combate). Preguntado de dónde es originario nos sorprende a todos diciendo que es de aquí mismo, de la Colectividad Malika, a unos 15 Km. de Wamba. Uno de los sacerdotes nativos es también de allí e inmediatamente se ponen a confraternizar y a hablar en lengua tribal; varios le van reconociendo, un antiguo alumno de la escuela de Wamba. Se despide de nosotros. Al cabo de una media hora se presenta el segundo, también en uniforme militar de camuflaje pero con las perneras del pantalón cortadas a diferentes alturas. También lleva la consabida liana de boniatos y, como arma, un fusil con recámara pero sujetada con cinta adhesiva. Nos habla también en Kiswahili. El Vicario General utiliza el francés pero le indica que no emplee esa lengua. Cuenta que han oído los sufrimientos de la población de Wamba y que han pedido a los propietarios de las motos que les trajeran hasta aquí para acabar con todo eso. Dice que cada uno de ellos es capaz de enfrentarse sin armas a un centenar de enemigos. Lo dice sin vanidad, completamente convencido de ello, pues tienen asegurada la invulnerabilidad y la invisibilidad en combate. Los militares del ejército del Zaire huyen todos despavoridos al simple hecho de su presencia en las proximidades del lugar. De todas maneras tiene una herida en la frente. Dice que la recibió luchando con un para-comando "que era realmente fuerte". "Al primer balazo que recibió, se transformó en árbol; al segundo, en animal; pero al tercero, logré acabar con él. Luego le corté la cabeza y la llevé sobre el manillar de la moto desde Nia-Nia hasta Bafwasende". "Esta guerra es como cuando se quiere arrancar un árbol; se empieza por atacar a las raíces; luego el árbol cae solo. Nosotros estamos atacando a las raíces del régimen de Mobutu; pronto caerá Kisangani y luego Kinshasa. Allí entronizaremos al hijo de Lumumba". Son jóvenes, no llegan a los 30 años.

Al tercero de los llegados no le he visto personalmente: es un "jovenzano" de unos 18 años en pantaloneta, que se les ha unido en Nia-Nia.

El edificio de la zona sigue ardiendo y todo el mundo se lamenta de ello, pues fue un edificio construido por el Jefe Mangbukele de los Balika. Animados por el párroco y un diácono, un grupo de jóvenes se decide a intentar apagar el incendio y, a pesar de carecer de agua, con ramas y tierra lo han conseguido.

Ahora, por la tarde, todo son comentarios entre nosotros. El Alto Estado Mayor del Ejército en Isiro ya está al corriente de la llegada de estos invasores. Esperemos que no envíen un destacamento a Wamba, pues representaría la destrucción y el pillaje sistemáticos. La gente sigue evacuando los lugares y refugiándose en la selva.

10 de la noche. Los Mai-Mai se han ido y los gendarmes han vuelto. Esto parece la guerra de Gila o la del TBO. Lo malo es que hay muertos, robos y destrucción. ¡Que el Señor se apiade de este país y de todos nosotros! Las últimas "noticias" dicen que un numeroso ejército de Banyamulenge, unos cincuenta camiones, está ya en Dungu dirigiéndose hacia Isiro. Habrá que esperar a mañana para ver si se confirma esta increíble noticia. (Resultó falsa).

05.01.97 Domingo. Fiesta de la Epifanía aquí. Noche de Reyes en España. El Vicario General nos habla y propone varias posibilidades: La primera es que nos vayamos a España; la segunda es que nos hagamos cargo de alguna de las parroquias que se han quedado sin sacerdote debido a la desbandada. Dado que Nduye y Bafwasende son por el momento inaccesibles, nos propone Maboma y Pawa. La tercera posibilidad es la farmacia diocesana. Riesgos hay en todas partes y Pawa está muy cerca de Isiro. Decidimos irnos a Pawa y aceptar los riesgos.

La situación es muy complicada: Los Banyamulenge están divididos entre ellos en dos bandos que se hacen la guerra mutuamente: Los Mai-Mai y los B. Propiamente dichos. Ya teníamos rumores de esto pero nos lo ha confirmado Silvano por radio desde algún lugar entre Butembo y Goma. El Gran Leopardo se estará frotando las garras de contento.

Otra noticia es que Sengi, sacerdote en Lingondo, se ha encontrado por el camino hacia Wamba con un individuo extraño; no hablaba bien el Kiswahili pero sí el Inglés. Iba armado de un puñal y de una pistola. Ha dicho ser ugandés en misión de reconocimiento y le ha intimado la orden de no comunicarlo a nadie. Una pieza más en este rompecabezas de guerra extraña.

Hoy ha tenido lugar la evacuación de algunos misioneros: Una avioneta los ha llevado desde Nebobongo y Neisu hasta el aeropuerto de Isiro, además de los que estaban en Isiro mismo o sus proximidades. Las Embajadas habían fletado un avión hasta Isiro y estaba "garantizada" la seguridad. Pero a las ocho de la noche nos comunican que solo treinta han llegado a Kisangani y que han solicitado les proporcionen agua para beber. Por lo visto el avión no disponía de reservas suficientes de agua potable que apaciguara la sed producida por los calores en los aeropuertos de Isiro y Kisangani. (Información inexacta. Los misioneros que estaban en el avión eran 72, es decir, todos los candidatos a la evacuación).

06.01.97 Lunes. Ocho de la mañana. Esta vez va en serio: los militares están aquí. Tres vehículos con unos treinta militares, con el mismo capitán que vino el otro día, y el comandante de la gendarmería que ha vuelto con ellos. Wamba parece una ciudad muerta.

Diez de la noche. El día ha estado muy tenso. Angelo nos ha convocado a sacerdotes y seminaristas. Quiere que todo el mundo dance al ritmo que él toca. Si alguno no le sigue, se cabrea y deprime como un mago al que le ha fallado el truco. Mañana tenemos que emprender viaje a Pawa, pasando por Legu, Babonde e Ibambi. Ha decidido que salgamos a las cuatro de la mañana; me he negado y le he dicho que saldremos a las seis; no es cuestión de andar de noche por estos caminos y en estas circunstancias; se ha enfadado. En fin, paciencia. Los militares han venido a visitar a Angelo a las cinco de la tarde. Dicen que se extrañan de ver que toda la población ha desaparecido siendo así que a "los otros" los recibieron con aclamaciones; que no vienen a saquear sino a enfrentarse con los enemigos... Deben pensar que la gente es tonta, o que es muy inteligente. "Fíate y no corras..." La experiencia que tiene la gente desde hace treinta años de militares, autoridades y funcionarios le hace ser muy cauta. Por de pronto los militares han colocado los tres vehículos en dirección a Isiro y en cuesta abajo, como para salir pitando al primer disparo que oigan... ¡Lagarto, lagarto!

07.01.97 Martes. El día de hoy ha estado marcado por el viaje a Pawa, pasando por Legu, Obongoni e Ibambi. Hemos salido de Wamba a las seis y cuarto de la mañana; el cielo amenazaba lluvia a pesar de que estamos en plena estación seca. En efecto, hemos tenido sobre nosotros un poco de lluvia pero en algunos sitios había llovido bastante y el camino estaba completamente enlodado: Hemos tenido problemas en los Bayogo a causa del barro, solamente en un sitio. Sobre las once y cuarto hemos llegado a Legu. La gente nos saludaba calurosamente por el camino y, en Legu mismo se ha juntado un buen grupo. Martin no estaba presente y Paul no tiene ningún detalle de hospitalidad. Sin desayunar, hambrientos, continuamos viaje hacia Obongoni. Menos mal que, a mitad del camino, Abebe y su familia nos ofrecen unas bananas y vino de rafia. También en Obongoni Bakyeku nos ha servido su comida, la que tenía sin duda preparada para su familia. ¡Que Dios se lo pague! Un alto en Ibambi a las cuatro de la tarde, y a las cinco y media estamos en Pawa, yo muy cansado y mugriento. Nos acogen los seminaristas Elie Anataneane y Philippe Agbenya que nos estaban esperando. La cena, después de las austeridades de estos días, me ha parecido un banquete. ¡Dios sea loado!

08.01.97 Miércoles. Hoy, primer día de nuestra estancia en Pawa. La iglesia, esta mañana, estaba a rebosar. Preside la misa Angelo. Les da ánimos y les infunde confianza. También algunos consejos: Estar unidos, participar en las celebraciones, informarse rápida y mutuamente de lo que vaya sucediendo pero evitar "historias", verificar las noticias, actuar, preparar un refugio, velar por las niñas y mamás, escapar en última instancia. Por la tarde hemos dado un largo paseo por los alrededores del hospital y leprosería saludando a la gente. Hemos hablado por radio con los compatriotas de Kinshasa y ha sido muy agradable. Nos comunican que Aketi ha sido devastada. Estos militares son una verdadera plaga de langostas. Van a conseguir destruir totalmente el país. El Zaire necesita con urgencia liberarse de su ejército y de su presidente. La moneda ha pegado una caída en picado: Un dólar se cambia ya en Kinshasa a 150.000 NZ y el FB a 5500.

09.01.97 Jueves. Mi cumpleaños, 56 de mi nacimiento, 27 de la muerte de papá. El sabor agridulce de la vida se me manifiesta de modo evidente en esta fecha. Doy gracias a Dios por todo lo bueno y que sea benigno y misericordioso por lo menos bueno y lo malo. He presidido hoy la misa con los cristianos de Pawa, menos numerosos que ayer. Un memento en la misa por papá, que el Señor lo acoja en su seno, junto con mamá, Félix y Maricarmen. Que Él nos dé su gracia para nuestra labor en esta parroquia.

Ayer iniciamos la visita de los alrededores: Hospital y leprosería. Hoy hemos ido hacia el centro del poblado, el mercado y el camino que va hacia Isiro. Realmente, Pawa es un gran centro. No imaginaba yo que tenía tantos habitantes. La gente se alegra de vernos y nos saluda efusivamente.

10.01.97 Viernes. Hoy hemos tenido la primera reunión de los cuatro miembros del grupo para distribuirnos las tareas y responsabilidades. Creo que todos estamos satisfechos. Jerónimo ha participado en la reunión de los carismáticos, le ha gustado. Los demás hemos ido a esconder el coche de las monjas. El día termina sin mayores novedades. Parece que se prepara un bombardeo de las ciudades ocupadas por los Banyamulenge. Esperemos que no llegue a realizarse.

11.01.97 Sábado. Hoy he visitado los enfermos del hospital. En el pabellón de hombres, un muchacho con sección de médula a causa de la caída de un árbol. ¡Pobre! nunca más podrá andar. Otro muchacho con una fractura de fémur, pero que lleva casi un año sin curar. En el pabellón de mujeres hay bastantes enfermas, la mayor parte ancianas. En el pabellón de niños, un caso que parece varicela, con cuello, cara y torso lleno de cicatrices sin acabar de curar. Les he encomendado a San Rafael y San Juan de Dios; a éste se le quebraría el corazón de ver estas miserias. En general ofrece aspecto de abandono, sobre todo al exterior. Luego hemos recibido la visita de dos seminaristas filósofos: Richard y Christoph.

Por la mañana ha sido el jefe de colectividad, Jérôme, quien ha venido a vernos. Visita de cortesía y cara de circunstancias... Pretendía hacerme hablar.

El general Maele ha sobrevolado la zona y ha estado en Watsa. Tal vez preparando el contraataque. Veremos si alguna vez llega.

Hoy ha tenido lugar la segunda evacuación de misioneros: Neisu, Dungu, Doruma, Viadana, Ngilima, También de Wamba se ha ido el abbé Udaga. ¡Que el Señor les acompañe y puedan volver pronto!

12.01.97 Domingo. Hoy he estado en Abiangama celebrando la Eucaristía con aquella comunidad. La capilla llena y la gente participa. Es día de mercado allí y tal vez por eso la asistencia es más numerosa. Todos están contentos con nuestra llegada y dan gracias a Dios. También piden por nosotros. Pero no han tenido ningún detalle: ni comida preparada, ni un vaso de libondo, ni agua para lavarse las manos, ni siquiera un huevo en las ofrendas... Esperemos que no sea lo habitual.

13.01.97 Lunes Hoy hemos tenido la reunión del Consejo pedagógico de la parroquia. Los mismos problemas que en Legu: pago de maestros y trabajo de los alumnos. Después de cenar, los seminaristas me han contado lo que pasó en Bunia. Terrible y escalofriante.

Los sucesos de Bunia según las declaraciones de los seminaristas Eli y Philippe:

Un primer grupo de militares llegó durante el mes de noviembre y se instalaron en los hoteles de la ciudad expulsando a los clientes que estaban alojados en ellos. Estos no robaron pero exigieron de los comerciantes la entrega de cincuenta mil dólares. Los comerciantes cotizaron y les dieron treinta mil. No robaron pero violaron algunas alumnas de los Liceos e Institutos. Llegó un segundo grupo de fugitivos, muy numerosos, junto con sus familias. Las Autoridades civiles y militares habían escapado temiendo por sus vidas.

Lunes 02.12.96. A partir de las 13, tres camiones grandes y dos coches llegaron a Bunia llenos de militares con sus familias. Los alojaron en los locales de una escuela de donde echaron a los alumnos. Los guardia-civiles de la ciudad empezaron a disparar diciendo que las Autoridades y sus jefes les habían abandonado. Disparaban para intimidar y dispersar a la gente. Comenzaron los saqueos apoderándose en primer lugar de los vehículos. Asaltaban a todos los que disponían de algún vehículo: Comerciantes, médicos, sacerdotes y casas de religiosos. Al Seminario Mayor llegaron a las tres de la tarde. Apresaron a un seminarista para obligarle a que les indicara dónde estaban los vehículos; los demás seminaristas se dieron a la fuga. El prisionero les indicó la Procura y, una vez llegados allí logró desaparecer. Entre tanto otro grupo de guardia-civiles llegó al Seminario y empezó el saqueo sistemático. Exigieron la entrega de carburante necesario para tres días. Se apoderaron de todo lo que tenía algún valor : dos magnetófonos, se comieron la comida preparada para los profesores del seminario y se llevaron los platos. Saquearon también algunas habitaciones de los seminaristas, arrojaron las sotanas a la puerta del seminario y se llevaron el resto. Hacia las seis de la tarde, los seminaristas volvieron para coger las mantas y poder pasar la noche en la selva. Coincidieron con otro grupo de asaltantes que les intimidaron a tiro limpio. Apresaron al guarda del seminario y le obligaron a que les enseñara en qué lugar el otro coche estaba escondido. Los seminaristas y profesores pasaron una noche penosa. Asustados, hambrientos, sufriendo el frío y la humedad (más de mil metros de altitud), picados por los mosquitos... Como no tenían las llaves de contacto, los militares pasaron toda la noche junto al coche disparando para asustar a los seminaristas. Entre tanto los militares habían incendiado algunos comercios después de saquearlos. Los resplandores de las llamas llegaban hasta la selva.

Martes 03.12.96. Muy de mañana, consiguieron hacer un puente de contacto en el coche, ponerlo en marcha y llevárselo gritando: "tobiki", "estamos salvados". A la una de la tarde los obreros del seminario vieron el coche lleno de objetos robados emprender el camino de Isiro. Otros muchos vehículos habían emprendido el mismo camino ya durante la noche. Se despojaban y arrojaban los uniformes militares y se vestían con la ropa robada a la gente, pero conservaban las armas. Los seminaristas volvieron al seminario para comer un poco y se volvieron a la sabana para descansar. El obispo aconsejó a los seminaristas que se alejaran del seminario pues los militares habían pensado utilizarlo como cuartel general y utilizarles a ellos como porteadores. Los seminaristas se alojaron en los internados catecumenales de diferentes parroquia. El obispo y algunos religiosos se refugiaron en el convento de la Hermanas de la Caridad, "Soeurs de la Charité". Durante tres días se dedicaron los militares a saquear la procura intentando abrir la caja fuerte sin conseguirlo. Terminaron los saqueos el jueves 05.12. Un grupo de jóvenes organizó una marcha de protesta a partir de las dos de la mañana. Mataron a cinco soldados y a uno de ellos le quemaron vivo por el sistema del neumático al cuello y gasolina. Bunia quedó muerta. Los seminaristas fueron evacuados hasta Isiro vía Kisangani el jueves 20 de diciembre y algunos de ellos fueron víctimas de nuevo de los saqueos en Isiro el día de Navidad. Los Banyamulenge entraron en Bunia el 23.12 apoderándose del aeropuerto. Las bajas del ejército zaireño fueron numerosas. (Unos tres mil).

14.01.97 Martes. Hoy, cumpleaños de mi hermano Hilario. Hemos tenido reunión con el grupo de catequistas de los alrededores de Pawa, para conocernos mutuamente e ir tomando el pulso a la parroquia. Por la tarde tenemos la desagradable sorpresa de ver que el aparato de radiofonía no se enciende... Paciencia.

15.01.97 Miércoles. Ha pasado por aquí un joven procedente de Isiro. Nos cuenta que Isiro está lleno de militares venidos de Kinshasa. Han puesto barreras por todo con el pretexto de defender la ciudad de Isiro. No extorsionan abiertamente pero mendigan, que, tratándose de militares, viene a ser lo mismo. Los comercios empiezan a abrir tímidamente. Raza prepara su reapertura en los antiguos locales de Sedec. Parece que se puede conseguir carburante por la zona del mercado y también en Raza; (veremos a qué precios).

16.01.97 Jueves. Hay rumores de que los militares han vuelto a Nia-Nia- expulsando a los Banyamulenge. El Dr. Zandu ha estado en Isiro y ha podido hacer pequeñas compras, incluso gasoil a 160.000 NZ. Parece ser que el general Maele ha estado de nuevo en Isiro. ¡Se toman en serio su defensa! Pero si no pagan a los militares, los saqueos volverán de nuevo. El dólar se cambia a 145.000 N.Z.

17.01.97 Viernes. He celebrado la misa en el hospital. Durante la homilía han comenzado los lamentos por un joven que acababa de morir; hemos rezado por él. Luego nos han visitado las religiosas de la Sagrada Familia, sor Patience y sor Modestine. Al acabar la misa había ya saludado a sor Marie Noël. Acabamos de tener la reunión de los cuatro que formamos la comunidad; sin graves problemas pero viene bien dialogar, ponerse de acuerdo y unificar criterios.

18.01.97 Sábado. He celebrado la misa en la capilla de la leprosería. Luego he distribuido la comunión a media docena de viejos leprosos por sus casitas. Al principio de la homilía he recordado al beato P. Damián y a sus leprosos de Molokai. ¿Cómo les habría predicado él? Se trata de viejos leprosos, muchos de ellos mutilados, sin otra perspectiva que esperar que algún día les visite la hermana muerte. Se nota la falta de una comunidad de religiosos/as que se dediquen vocacionalmente a ellos. No he podido menos que repetirles las palabras de Jesús: "Bienaventurados vosotros los pobre porque vuestro es el Reino de Dios". (Lc. 6,20).

Al llegar a casa, Jerónimo me ha dado una noticia que me ha dejado anonadado: Eusebio ha fallecido en España después de una operación de cáncer. Increíble, solo hace quince días que se fue. No tenemos detalles precisos. Al volante de la L.R he entonado el "Requiem" gregoriano de la misa de difuntos mientras traía una carga de leña para la casa. ¡Señor! ¿Así pagas a tus fieles servidores?

19.01.97 Domingo. Hoy he celebrado la misa de las siete de la mañana, la iglesia llena y la gente puntual. Ya a las nueve me han llamado para administrar la Unción a uno de los leprosos a quien di la comunión ayer. Parece que estaba en preagonía. El catequista me ha pedido medicinas para ayudar al enfermo. Es vergonzoso el abandono en que se encuentran, con toda una organización, Foperda (Fondation Père Damian), que teóricamente financia los cuidados a los leprosos. Por lo visto, lo único que funciona en la leprosería es el servicio de radiofonía. El Dr. Zandu anuncia su viaje a Kinshasa el próximo miércoles "para comprar medicamentos y conseguir los salarios de los enfermeros; que nadie piense que huyo"... Su estancia en la capital será de dos semanas. (No pudo volver a las inmediatas).

20.01.96 Lunes. San Sebastián. Un recuerdo para tía Sebastiana, que en paz descanse. Otro joven ha muerto esta noche en el hospital, vomitando sangre, posiblemente por envenenamiento con medicamento indígena.

Son las once y media de la mañana y acabamos de recibir la visita del Comisario, el Comandante y el SNIP de Ibambi. Han venido a detener a uno de los militares fugitivos que se había instalado en los alrededores pues en Bunia se había unido a una muchacha originaria de aquí y habían venido juntos; han confiscado sus armas y le han detenido. Nos han traído una nota de los PP. de Ibambi en la que nos confirman el fallecimiento de Eusebio durante la operación de un cáncer de pulmón. Falleció el viernes en la clínica de la Concepción. A las dos de la tarde ha llegado el P. Angelo; nos cuenta que esta mañana ha llegado a Wamba un camión con militares procedentes de Isiro. De nuevo toda la población ha huido a la selva. Por radio nos hemos enterado que en Nia-Nia hubo un enfrentamiento entre militares y Mai-Mai; murieron ocho o diez de los primeros... Y esta vez sí que le han cortado la cabeza al comandante del 47.

Los sacerdotes de Nia-Nia han abandonado la parroquia y han llegado a Mambasa; mañana seguirán viaje a Butembo. Una parroquia más que se queda sin sacerdotes...

Angelo nos habla de la posibilidad de ir Jerónimo y yo a Bafwasende... No me hace ninguna gracia. Mungbere está de nuevo lleno de militares y en Nduye están los Banyamulenge; así que las perspectivas de Nduye se retrasan.

21.01.97 Martes. Santa Inés. Se espera un enfrentamiento en Wamba entre los Mai-Mai y los gendarmes; veremos cuando tendrá lugar y cual será el resultado. En Dungu la población se ha sublevado contra los militares que habían iniciado de nuevo los saqueos. Les han obligado a replegarse a los cuarteles y les han exigido que les entreguen los gendarmes de la plaza y que los demás se vayan todos. Esta mañana los militares han realizado un intento de salida hacia el otro lado del río Bomokandi pero la población les ha resistido en el puente; ha habido algunos heridos pero los militares han tenido que replegarse de nuevo. A ver si el ejemplo cunde. En Ibambi y Babonde los hombres van armados con flechas y machetes dispuestos a resistir a los militares. A nivel nacional, el Gobierno ha declarado la guerra sin cuartel a los Banyamulenge hasta la reconquista completa de todo el territorio nacional. Pero éstos, en su territorio, ya han iniciado elecciones para organizar la administración del territorio. Da la sensación de que esto se va a prolongar por mucho tiempo. Los Banyamulenge avanzan muy lentamente (pero avanzan). En Kinshasa la población rechaza los nuevos billetes puestos en circulación por el Gobierno; billetes de 100.000, 500.000 y 1.000.000 de NZ. "Los billetes de la próstata". Las Embajadas belga y española insisten en que abandonemos el Haut Zaïre. Por esta zona ya solo quedamos cuatro españoles: Javier Sagasti, Pedro Burgos, Jerónimo y yo. En Aru está Jesús Jimeno: "Los cinco magníficos".

22.01.97 Miércoles. En Kisangani han condenado a muerte a una docena de gendarmes por prófugos en acción de guerra; pero son de baja graduación. La defensa arguye la carencia de medios para sostener una acción bélica, el impago de sus salarios desde hacía meses y su condición de gendarmes y no de verdaderos militares entrenados para la guerra. Pero a pesar de ello, hoy los militares han disparado y herido a un muchacho, candidato propedeuta de los Reparadores, por haberse negado a entregarles la bicicleta con la que se desplazaba. Los militares des este país, entrenados para el robo y el saqueo, no aprenderán fácilmente el respeto de las personas y sus bienes.

He hablado por la radio con la hermana de Eusebio y me ha contado la pena y el dolor en que les ha sumido su muerte. Llegó a España el seis de enero y lo ingresaron rápidamente en un hospital de Ciudad Real pero allí no lograron diagnosticarle; pensaron que podría tratarse de alguna enfermedad tropical. Lo llevaron a Madrid (creo que a la clínica de la Concepción), pero ya estaba agonizante y falleció el 17 de enero. Me dice que no se creen que haya muerto; que piensan que sigue trabajando en el Zaire. Sin duda que en espíritu, Eusebio sigue presente en estas tierras, con sus queridos cristianos de Bafwasende. Que desde el cielo nos ayude e interceda por nosotros. También su tía Trini está muy grave con la misma dolencia que él: cáncer de pulmón. ¡Que San Rafael y San Juan de Dios le asistan!

En Wamba se espera un enfrentamiento inmediato entre los dos bandos.

23.01.97 Jueves. Once de la mañana. Como se esperaba o temía, los Mai-Mai han llegado a Wamba esta mañana. No han entrado directamente por el camino de Bayenga sino que, dando un rodeo, han entrado por Bakombese cerrando así la posible retirada de los militares hacia Isiro. La misa estaba terminando cuando se han escuchado los primeros disparos. Los militares que estaban apostados junto al río Wamba han huido hacia la parroquia y de allí, con el coche del P. Olali que requisaron ayer, un grupo de diez han continuado la huida por el camino de Lingondo. Los sacerdotes de esta localidad les han visto pasar a gran velocidad. El resto de los militares, abandonando el camión que no han logrado poner en marcha, se han dispersado por la selva. La población de Wamba empieza a volver a sus casa y está en fiesta. Esta vez los Banyamulenge, o los Mai-Mai llegados a Wamba son numerosos; han venido en varias motos y en un Toyota Land Cruiser. El balance provisional es de tres muertos del ejército nacional.

24.01.97 Viernes. San Francisco de Sales. En Bombombi, a doce kilómetros de Wamba, se ha dado hoy un enfrentamiento entre soldados de Mobutu y los Mai-Mai. Los escapados de ayer de Wamba lograron llegar a Isiro y esta mañana un convoy de tres vehículos ha salido de Isiro en dirección a Wamba para contraatacar a los invasores. La batalla ha tenido lugar entre mediodía y las tres de la tarde: Se han escuchado grandes explosiones a varios kilómetros de distancia, sin duda por el lanzamiento de obuses. Los sacerdotes de Wamba se han refugiado en la selva y solamente a las seis de la tarde han podido comunicarnos las noticias. El resultado: once muertos del ejército zaireño, varios heridos y la huida precipitada de todo el resto hacia Isiro abandonando uno de los vehículos como botín de guerra para sus enemigos. Entre los Mai-Mai parece que hay un muerto. Los militares zaireños no contaban encontrar a los Mai-Mai antes de llegar a Wamba y se metieron, sin darse cuenta, en terreno enemigo.

En Pawa, durante la noche, ha pasado un buen grupo de militares que venían de Bunzunzu y Bolebole en dirección a Isiro; no han molestado a la gente. Pero luego, por la tarde, dos militares han comenzado a disparar, han robado una bicicleta y han emprendido la fuga hacia Abiangama perseguidos de cerca por el dueño y algún otro. El que iba en la bicicleta ha logrado escapar pero el otro ha sido alcanzado y en el ultimo instante se ha escondido entre las hierbas que allí son altas y densas. También los perseguidores se han ocultado y, cuando el fugitivo ha salido después de un buen rato creyéndose a salvo, ha caído entre sus manos. Estos le han dado una buena paliza y lo han entregado preso al Jefe de Colectividad.

25.01.97 Sábado. Las emisoras de diferentes países han anunciado el bombardeo de Mambasa por el ejército nacional, pero es una noticia falsa. ¿Quién engaña a quién? ¿Con qué finalidad?

El P. Angelo ha vuelto esta tarde a Pawa. A las nueve de la noche nos viene a avisar que hay un grupo de militares con sus familias en el centro de Pawa. Viajan en un camión desde Bunzunzu hacia Isiro. Tal vez estén hambrientos o tengan malas intenciones... ¡San Miguel Arcángel, defiéndenos!

26.01.97 Domingo. El gobierno del Zaire anunció una contraofensiva fulminante en el Este del país, pero hoy las radios comerciales anuncian que la contraofensiva, a pesar de los mercenarios, no ha logrado pasar el río Oso que está entre Lubutu y Walikale. Por la radiofonía nos enteramos que los Mai-Mai ocuparon ayer por la mañana Mambati y por la tarde Bolebole; se acercan a Babonde. Los ocupantes de Wamba han avanzado 25 Kilómetros hacia Isiro. Los militares del ejército nacional se han atrincherado en el cruce del km. 33 pensando en cerrar el paso a los que avanzan por los dos caminos hacia Isiro. También se dice que esperan el apoyo de helicópteros para avanzar sobre Wamba. Estamos pues entre dos fuegos. Radio calle anuncia que los Banyamulenge han prometido entrar en Isiro el 28 de enero, es decir, pasado mañana. En ese caso, mañana los tendríamos aquí. Bien pudiera ser cierto pues avanzan casi sin encontrar resistencia. Los militares zaireños huyen a la desbandada. A última hora nos anuncian que sobre las cuatro de la tarde, Lubutu ha caído también en manos de los Banyamulenge. Veremos a ver si mañana se confirma la noticia. Por otro lado se dice que los militares que estaban en Watsa se dirigen hacia Bunia para intentar reconquistarla. El resultado será siempre el mismo: más sufrimientos para la gente. ¡Señor, ten piedad!

El coche que perdieron los militares en Bombombi y recuperaron los Mai-Mai es el del Hº Angelo Bruno, ya lo han empleado para ir y volver hasta Nia-Nia. Los PP. de la Consolata también han perdido el coche de Enrico, el de Piero y algún otro. Comentando estas cosas Angelo dice que esta guerra está siendo financiada por la Iglesia... Yo añado que también por los comerciantes y por la gente. Ante su cara de sorpresa le digo que las cabras, las gallinas, el arroz, las bananas, las hijas violadas y los muertos son de la gente, del pueblo. Como de costumbre a Angelo no le hacen gracia mis comentarios. Pienso además que a la Iglesia le han arrebatado lo que le sobraba; a la gente le han robado lo necesario para vivir.

27.01.97 Lunes. No se ha confirmado la toma de Lubutu por los Banyamulenge y la radio habla de combates en las proximidades de Bunia. A los PP. de Ibambi les han pedido un coche para ir a Isiro a buscar refuerzos. Ya se sabe, coche cogido, coche perdido. A medio día los Mai-Mai no han llegado todavía a Babonde. Por la tarde nos comunican que a los PP. de esta última comunidad ya les han incautado un coche. Los fugitivos (probablemente los de Dungu) tienen que pasar el río en piragua a la altura de Banalia abandonando "sus" coches en la otra orilla. En Bumba han saqueado la parroquia y se han instalado en los hangares de la Onatra. A las ocho de la tarde hemos podido hablar con la Embajada y a través de ella y Madrid Radio, con nuestras familias. Ha fallecido María, cuñada de Jerónimo y también un cuñado de Pedro Suescun. Txema está fastidiado con ciática y Marga muy preocupada por nosotros. Los comentarios entre todos nosotros – también los que se hacen por radiofonía - son que las radios dicen muchas mentiras sobre esta "drole de guerre", sobre todo Radio France Internationale. Los franceses llevan muchos años jugando sucio en África, y en el Zaire lo hacen descaradamente.

Todos se ponen pesados con nosotros insistiendo en que nos vayamos de aquí. La nunciatura, el obispo, la Embajada de España. Todos deseamos que esto se resuelva cuanto antes, unos en un sentido, otros, en otro; algunos, en cualquiera de los dos. Pero ya está durando bastante y lleva camino de prolongarse indefinidamente. Sancte Michael Archangele, defende nos in praelium...!

28.01.97 Martes. Santo Tomás de Aquino. A la una y cuarto de la noche nos hemos despertado un tanto sobresaltados por el ruido de un coche que se acercaba, pero no ha pasado por delante de la misión sino por el camino del hospital; he salido al exterior de la casa para recibir a quienes fueran. Se apagó el ruido del coche pero Angelo y los seminaristas no han pegado ojo el resto de la noche. Después nos hemos enterado: era el coche de Ibambi que transportaba a las familias del comisario y del comandante de allí. Han pasado el resto de la noche en el hospital y, sobre las siete de la mañana, han reemprendido viaje hacia Isiro.

Once de la mañana. En la proximidades de Wamba se da un nuevo encuentro. Hay bajas, pero no tenemos más detalles. Los militares de Ibambi se han retirado a Matete esperando refuerzos de Isiro. En Babonde están a la expectativa de la llegada del segundo equipo.

Once treinta. Un coche lleno de militares acaba de pasar, sin detenerse, por delante de la misión en dirección al hospital. Todos estamos preocupados. La tensión aumenta y se nota en la cara de cada uno de nosotros; Jerónimo se ha puesto a hacer solitarios y los nervios se calman un poco. Aventuro la hipótesis de que han traído a algún herido al hospital. Veremos. Son ya las doce y diez y todavía no hay nuevas señales: el coche sigue en el hospital.

Doce y veinte. Eli viene del hospital. En efecto, se trata de un militar herido en el combate de esta mañana en Wamba. Los militares están sucios y desencajados. Entre ellos están el comandante de la gendarmería de Wamba y el capitán de la guardia civil de Isiro y un coronel que comandaba la expedición. De nuevo los militares llevan las de perder en la tercera batalla de Wamba. Aunque la pareja comandante-capitán son correosos y no quieren darse por vencidos.

Cuatro p.m. La batalla de Wamba ha durado unas cuatro horas. El resultado es de 10 muertos del ejército por tres de los Mai-Mai. También ha habido cinco bajas entre la población civil, entre ellos el abuelo y una tía de Kakeane. Los militares han abandonado dos coches, uno de ellos el del P. Edouard. Entre tanto los militares que están en el hospital se consuelan con música; también les han preparado algo de comer.

Por la tarde he logrado hablar con Paco el de Almería y por la noche, de nuevo con la Embajada. El embajador, muy solícito, se preocupa por nosotros y nos da buenos consejos. Se lo agradecemos.

29.01.97 Miércoles. Ocho de la mañana. No hay novedades con respecto a la situación de ayer por la noche. Ahora vamos a los poblados Bolaki y Bagbay.

Diez de la noche. Un convoy de 20 camiones han salido de Mambasa en dirección a Nia-Nia; otros tres hacia Nduye – Mungbere. Si la información es cierta, y creo que sí, se prepara un ataque en toda regla contra Kisangani; puede tardar diez o quince días: Entre Nduye y el Nepoko habrá también zafarrancho de combate dentro de unos días.

El sábado pasado, 25.01, los militares entraron por la noche en Bafwandoa, poblado a 18 km al Sudoeste de Nia-Nia, le prendieron fuego y asesinaron a todos sus habitantes, unos ochenta muertos. ¡Qué asesinos! Aplican el principio "nisikufe peke" (que no muera sólo); como no pueden con los enemigos, se vengan y se llevan por delante a la gente indefensa. Esto se tiene que publicar por todo el mundo. Inútil tener prudencia, el silencio sería complicidad. Y Angelo que diga lo que quiera. En las proximidades de Wamba, ayer, fueron cinco los asesinados entre la población civil. ¡Que vergüenza! ¡Señor, ten piedad! Los asesinos de Bafwandoa fueron a su vez atacados por los Mai-Mai quienes mataron a ocho en el enfrentamiento e hicieron 20 prisioneros a quienes degollaron a continuación. Los demás que escaparon siguen atacando a la población civil. Esto se parece cada vez más a la Rebelión del 64.

Esta mañana los militares han vuelto a Ibambi, han utilizado un camión y el coche cogido ayer a los propios PP. de Ibambi. Les han exigido carburante y han disparado a diestro y siniestro simplemente para intimidar a todo el mundo.

He hablado con la Embajada y también con un periodista navarro, Telmo. Les he contado lo que está pasando estos días por aquí. Nos invitan de nuevo a marcharnos; les contesto que alguien tiene que quedarse para poder informar de lo que pasa. Me recomiendan prudencia; les digo que los navarros tenemos un santo con capote... Rien.

30.01.97 Jueves. Los militares han salido de Ibambi esta mañana a las cinco y han llegado a Babonde a las seis. Allí han exigido carburante; los PP. se han excusado diciendo que no era el momento oportuno para tal cosa; que esperaran hasta acabar la misa. No han tenido paciencia y se han vuelto hacia Ibambi pasando sin detenerse, probablemente hasta Nebobongo. Aquí seguimos esperando, pero esperando que no entren. Luego hemos sabido que han vuelto a Isiro por Mopepe.

En Isiro esta mañana, a partir de las cinco, los militares han reclutado por la fuerza unos doscientos jóvenes, hombres y mujeres, y se los han llevado hasta el aeropuerto. Pasaban de casa en casa y pedían el carnet de identidad, a quienes no disponían de él, les han obligado a subir a los camiones. La excusa era la búsqueda de Banyamulenge infiltrados en la ciudad.

Cuatro de la tarde. Los B. han ocupado la localidad de Lulimba, al Sur del Kivu, a orillas del lago Tanganyika. La radio hablaba esta mañana de que se acercaban a Kalemie. Ahora nos enteramos que han ocupado ya Watsa y nos preguntamos qué habría sido de todos los militares que se habían acuartelado allí y que se dirigieron hacia Bunia. Ya no quedan coches que robar y poder huir; ¿Habrán sido aniquilados, prisioneros, o se habrán dispersado por la selva? (Huyeron de nuevo hacia Dungu y Tadu).

Cinco de la tarde. Los B. han detenido a BABAYA, jefe de la colectividad Malamba, y lo están juzgando en Wamba. Es de temer que lo condenen y ejecuten. Wamba está desierta.

He hablado de nuevo con la Embajada. El embajador nos anima. Solo quedamos cuatro españoles en un territorio tan grande como España. Sí, le digo, somos sus "embajadores" sin pretenderlo. Bromea que merecemos ser nombrados tales. Le he prometido que intentaremos dejar bien alto el pabellón, tanto de la Iglesia como de España. Tenemos que correr el encierro pero con limpieza, en las astas del toro; San Fermín nos echará un capote si es necesario.

También he vuelto a hablar con Telmo, el periodista navarro (no es periodista, sino abogado y aventurero); me dice que ha enviado un fax a "Diario" de Navarra con todas las noticias que le conté ayer y que aparecerán mañana en el periódico. Por otra parte, Paco el de Almería me ha preguntado si se podían publicar estas noticias con mi nombre, las condiciones de propagación eran muy malas y he terminado por decirle que sí, sin matizar. Al conectar con Paco, Begoña estaba al teléfono y también se ha puesto Piluca. ¡Lástima que ellas no me podían oír!

Los militares de Isiro han soltado a todos los jóvenes detenidos ayer después de infligirles malos tratos y, sin duda, abusado de las jóvenes.

31.01.97 Viernes. Hemos ido a Ndokajuu para el apostolado. Angelo nos ha impuesto un chofer para los desplazamientos. No estamos de acuerdo pero por esta vez lo hemos aceptado. Al llegar no había nadie esperando debido a que ayer pasaron los militares. Luego, poco a poco, ha llegado gente y la capilla se ha llenado. He bautizado a un niño. Luego hemos ido a visitar a De Strooper que nos ha invitado a comer. Acabábamos de tomar el té cuando hemos oído el ruido de un coche. Hemos salido pitando y De Strooper se ha refugiado en la selva. En efecto, se trataba de uno de los coches que ayer fueron a Isiro que volvía para Ibambi. Más tarde, ya de noche, ha pasado el segundo, y De Strooper ha debido correr de nuevo a refugiarse en la selva. A la hora de acostarnos, Jerónimo ha tenido una discusión con Angelo. Yo me he retirado cuando se iniciaba la discusión.

01.02.97 Sábado. Esta mañana los militares en Rungu han lanzado una granada sobre un grupo de jóvenes que llegaban de Isiro, sin duda se alejaban de los peligros de la ciudad. El resultado, varios heridos.

Laurent Desiré Kabila anuncia por radio "Canal Afrique" la toma de Watsa por los B. Radio Francia dice que el aeropuerto está en manos de los mercenarios (cosa que es posible). También anuncia el bombardeo de Nia-Nia por las F.A.Z. No está confirmado pero parece que se trata de un poblado a seis km. al Este; se oyeron ruidos de aviones hace dos días. Tal vez han intentado detener el convoy de B. Que avanzaba a partir de Mambasa. Los B. Han hecho de Nia-Nia su cuartel general. Radio Vaticano ha anunciado la toma de Bafwasende por los B. El hecho parece cierto pero me extraña que sea Radio Vaticano quien anuncie estas cosas. (Nia-Nia fue bombardeada por un pequeño avión, sin víctimas y sin destrozos materiales y, en efecto, intentaban detener el convoy, pero ya había pasado).

 

Los Mai-Mai De Wamba han enviado un grupo de 10 hombres hacia Legu para buscar a los militares fugitivos de la batalla de Bombombi. Les habían dicho que Karume los escondía. Esperemos más noticias para ver la evolución de este asunto. También nos informan que los mismos M. De Wamba han reparado todos los vehículos de que disponen y están preparados para avanzar sobre Isiro...

Las últimas noticias: Aru ha cambiado de campo esta mañana durante la misa, bajo un ataque de fuego graneado; pero no está claro si son los B. Quienes han entrado o son los Ugandeses. En Tadu, los militares fugitivos de Watsa siguen haciendo de las suyas... Pero si huyen hacia el Este, no entiendo a dónde pretenden llegar. Hay tensión en Kamina y en Kolwezi.

02.02.97 Domingo. La Purificación o Candelaria. Un recuerdo para Felisa que cumple hoy 74 años. Los M. De Wamba fueron con un coche ayer a Legu buscando a Karume; no lo encontraron pero le dejaron un convocatoria para hoy, después de saquear su casa. Me imagino que no se presentará. También en Wamba los Mai-Mai han asesinado a un pobre viejo acusándolo de brujo; tendremos problemas de derechos humanos con ellos... La radio anuncia el viaje de Mobutu a Marruecos, sin duda para pedirle a Hasan II que le proporcione un ejército para contrarrestar a los B. Luego volverá al Zaire. Un grupo de militares se dirige de nuevo hacia Wamba; no sabemos sus intenciones. El jefe Jérôme nos ha visitado intentando sonsacarnos noticias. Se confirma que el miércoles o jueves pasado las F.A.Z. bombardearon Nia-Nia; una de las bombas cayó cerca de la tumba de Toneato. Sin víctimas ni destrozos materiales. ¡Loado sea Dios!

En misa he hablado sobre el profetismo, el verdadero profeta y los falsos profetas, indicios para poder distinguirlos. Citando ejemplos de Jeremías, Natán, San Juan Bautista y el propio Jesús. La Iglesia necesita Pastores, Doctores, Apóstoles y también Profetas... Toda la Iglesia es un pueblo de profetas. Alguien ha intervenido de forma curiosa en la oración de los fieles: Que el país necesita y no tenemos un verdadero profeta capaz de hablarle a Mobutu, pues practica una política satánica... Algo han comprendido.

A última hora he logrado hablar con Felisa y felicitarle. Me hace algún comentario sobre las noticias aparecidas en los periódicos y de que van a hacer algún programa en la radio; pero no me entero muy bien debido a las condiciones precarias de radiofonía en que nos encontramos.

 

03.02.97 Lunes. Hoy para mí ha sido un día de calma chicha, prácticamente sin hacer nada en todo el día excepto la misa de la mañana y acoger algunos visitantes. Es un poco enervante esta espera...

A nivel local nos ha impresionado la noticia del asesinato de un muchacho, estudiante del I.T.M. de aquí. Ayer mismo leyó una de las lecturas de la segunda misa y a las cinco de la tarde lo saludamos en el mercado; estaba vendiendo aguardiente. Lo han apuñalado de tres puñaladas: una en la frente, otra en el pecho y otra en la espalda. (Luego me entero que no fueron tres puñalada, sino un golpe en la frente que le dejó inconsciente y cuando cayó le atravesaron con una bayoneta: de ahí las heridas en pecho y espalda). Fue atacado por un grupo de varias personas todos miembros de la misma familia. El asesino, otro muchacho algo más joven que él, estudiante en el Instituto. Lo hicieron con premeditación pues fueron en grupo en su búsqueda. No sabemos los móviles del crimen. Los asesinos han huido y los familiares del muerto han salido en su persecución. Son de temer nuevas desgracias. La incidencia de la violencia se acentúa durante la estación seca y también los días de mercado debido, sobre todo al exceso de alcohol.

A nivel nacional, Radio Francia Internacional anuncia la caída de Kalemie en manos de los B. Veremos a ver si se confirma la noticia pero es muy posible que sea cierta. En Kolwezi han impuesto el toque de queda y en todo Katanga se temen los desordenes que hemos padecido aquí con los militares fugitivos. Los militares de Mungbere dicen que están dispuestos a deponer las armas en cuanto aparezcan los Banyamulenge.

04.02.97 Martes. Hoy he ido a Budubudu. Viaje en coche, en piragua y a pie. En coche hasta Kpukudu; allí se pasa una primera marisma en piragua, uno de cuyos tramos es precioso, entre los árboles, luego a pie hasta Bengasa y allí atravesar otra marisma haciendo verdaderos equilibrios sobre unos palitos y a veces metiéndose en el agua. Casi pierdo el equilibrio nada más empezar. Llegamos a las inmediaciones de Masakpolo y de nuevo a pie hasta Budubudu. Hemos llegado a las once menos cuarto. Una hora de confesiones, dos de misa y otra hora y media en los intermedios y la comida. He bautizado un niño. Luego, camino de vuelta, se me cayeron las gafas en la marisma pero un muchacho las ha recuperado: ¡Menos mal! Estoy cansado: Entre ida y vuelta unas cuatro horas andando. La gente muy contenta.

A nivel nacional solo una noticia: han dinamitado el puente de Bafwasende. ¡qué imbéciles! Más ruinas y destrucción. (Noticia falsa).

05.02.97 Miércoles. Santa Agueda. Aquí varios dicen haber visto a los M. Unos en el zoco de Gombe; otros, a diez km de Ibambi. Pero no se han dejado ver ni en Ibambi ni en Babonde. Seguimos esperando.

A nivel nacional, se anuncia la toma de Shabunda, a las cuatro y media de la tarde, por los B.

06.02.97 Jueves. No hay prácticamente noticias. Parece que lo de la voladura del puente de Bafwasende fue una falsa información; ¡ojalá sea así! A Wamba han llegado los militares Banyamulenge, han pedido carburante y han prohibido el uso de la radiofonía. Desde Watsa los B. Avanzan hacia Faradje y hacia Mungbere. También desde Mambasa-Nduye avanzan hacia este último punto. El jefe Karume ha logrado escapar hacia Kinshasa. Yo tengo un catarro impresionante... Bueno, mañana será otro día.

07.02.97 Viernes. Están llegando a Mungbere heridos de la batalla del Nepoko. Esto significa que hubo un enfrentamiento en el camino de Nduye entre B. y militares. La radio ha anunciado esta mañana la toma de Isiro por los B. Pero, de momento, es una noticia falsa. El P. Romano anuncia jubiloso la "liberación" de Tadu. Angelo está muy asustado pues le han dicho que le buscan los de la D.S.P. de Isiro. Yo no me lo creo pues, si quisieran, ya lo habrían cogido, pero a él le gusta creérselo: así se siente muy importante; y también le gusta angustiarse. Lo malo es que el miedo es contagioso.

Sobre las seis y media de la tarde un coche con militares ha pasado por Pawa en dirección a Nebobongo-Ibambi. Preguntaban por Ibambi, lo cual significa, cosa extraña, que desconocen el terreno. En Kisangani los militares han matado a una mujer encinta de seis meses; la población se ha sublevado, han pegado fuego a los edificios oficiales y del MPR y han pedido a gritos la llegada de los B. En Kinshasa han inundado la ciudad con octavillas invitando a la gente a la huelga general (ciudad muerta) el próximo lunes, día 10.

El coche del hospital ha hecho un viaje a Isiro y nos ha traído algunas cosas enviadas por Stefano. Loado sea Dios. Creo que mañana los B. De Wamba avanzarán hasta el Nepoko; a ver si se animan y llegan a Isiro. En esta ciudad quedan muchos militares; ¿hacia dónde escaparán?

08.02.97 Sábado. Esta mañana hemos amanecido con ruidos de explosiones lejanas. Los B. han iniciado su plan de ataque desde Wamba hacia Isiro. Son las nueve de la mañana y todavía dura la batalla. No conocemos el resultado pero no es difícil imaginárselo. Isiro está siendo rodeado por todas partes por los B. Entre tanto en Kin siguen discutiendo sobre las futuras elecciones... ¡Ciegos que están! Por la tarde se han vuelto a oír nuevas explosiones más próximas; como yo estoy muy acatarrado no me entero de nada pero los que lo oyen me lo cuentan.

En Bagbay hoy un hombre ha matado a su mujer. Con el viento del desierto de estos días es fácil perder la cabeza... (Luego me dicen que no es cierto).

09.02.97 Domingo. Esta mañana todo estaba en calma, así que me he decidido a ir a Abiangama para celebrar la Eucaristía con la comunidad de allí. Pensaba que vendría poca gente pero han venido como de costumbre, quizá un poquito menos. El catequista del 33 nos ha dado algunos informes sobre la batalla de ayer. Los B. debieron llegar de noche a pie y pasar el puente del Nepoko pues sorprendieron a los militares dormidos; en cuanto despuntó el alba empezó la batalla que duró hasta las diez aproximadamente. (No fue eso; la batalla se inició en el otro lado del Nepoko y se continuó de éste). A las doce y media pasó todavía un vehículo de Isiro en dirección hacia Wamba. Por la tarde empezaron a pasar algunos vehículos en dirección a Isiro con los fugitivos sanos y heridos, dos de los coches contenían varios cadáveres, unos diez o doce; durante la noche han ido llegando más fugitivos a pie y han dormido en Omao.

Cuando estábamos en estos comentarios, un helicóptero ha sobrevolado, se ha alejado pero ha vuelto inmediatamente y se ha posado en el campo de fútbol que está cerca de la capilla. Para la gente que estaba en el mercado ha sido la desbandada general; los más curiosos se han aproximado al helicóptero; dos militares han descendido y han preguntado la dirección de Wamba, de Isiro y de Mungbere. El piloto debía ser un blanco y entre los militares nativos había un general. El aparato estaba lleno de cajas. Inmediatamente se ha alejado en dirección a Isiro. Luego hemos sabido que también ha llegado a Mungbere y se ha llevado a los heridos de la batalla de Apodo.

A última hora nos dicen que en Kisangani se ha oído una gran explosión y que se comenta que se trata de la voladura de un puente sobre la ruta del Ituri. ¿Qué puente será? El de la Lindi no, pues ya están allí los B. El de la Tshopo está demasiado lejos de Kisangani como para que puedan oír la explosión. Veremos. Hay que tener cuidado con las noticias que nos da Mathias. Parece que los fugitivos ya no saquean pues les han amenazado con ametrallarlos desde el aire si vuelven a hacerlo. Veremos cuánto dura la cosa.

10.02.97 Lunes. Santa Escolástica. ¡Por fin han llegado! Esta mañana, a los ocho y cuarto hemos comenzado a oír el ruido de un coche que se acercaba. Inmediatamente Angelo se ha esfumado. El coche se ha detenido delante de la casa y hemos visto que se trataba de militares. Jero y yo nos hemos retirado a nuestras habitaciones para ver lo qué pasaba sin ser vistos y dejando que los seminaristas tratasen con los recién llegados; eran unos 14, e inmediatamente se han desplegado inspeccionando los alrededores de la casa mientras dos de ellos parlamentaban. La entrevista ha durado una media hora y han pedido carburante; los seminaristas les han proporcionado 20 litros de gasoil y 5 de gasolina. Mientras tanto ha empezado a llegar gente, catequistas y otros, que saludaban amistosamente a los recién llegados. Esto nos ha tranquilizado pero no hemos salido de nuestras habitaciones. De la misión se han dirigido hacia el hospital. Entonces hemos salido y todo han sido comentarios: Son ellos, los "libertadores", como se denominan a sí mismos, los militares de Laurent Desiré Kabila. Damos gracias a Dios. Por la tarde han vuelto. Al tener noticias de que un grupo de militares estaban en Mopepe, han ido a buscar refuerzos y han vuelto con dos coches: Uno ha ido hasta Nebobongo y el otro ha vuelto aquí. Hemos hablado con ellos en la baraza (porche), sin sentarnos. Han prometido volver para hablar más tranquilamente. Son gente del Este, jóvenes, altos, rostros claros, sin duda de raza tutsi. Hablan un Kiswahili algo distinto del nuestro. No puede decirse que sean rwandeses o ugandeses pero tampoco se puede negarlo. Pueden ser simplemente Banyamulenge. Nos dicen que piensan atacar Isiro mañana temprano. Pero en Isiro hay una gran concentración de tropas. Así que volveremos a tener traca. Esperemos, al menos, que no sea la población civil la que pague el pato. Están bien equipados en armas y en medios de comunicación. Nos han dicho que ya podemos circular libremente por todo el territorio liberado.

Luego nos hemos enterado que los Mai-Mai están ya en el puente de la Nava, a solo 13 km de Isiro. Esto nos confirma que la liberación de esta ciudad es cuestión de horas. Por la noche, De Strooper nos informa que los militares de Mobutu no se han retirado y que están a solo quinientos metros de su casa; el pobre teme lo peor; esperemos que no le pase nada. En el cielo de Kisangani han aparecido cuatro Mig sobrevolando a baja altura. ¿Qué país se los habrá proporcionado a Mobutu? Se habla de cazabombarderos italianos y de helicópteros rusos; para las guerras siempre hay dinero. ¡Señor, que tus santos ángeles nos sigan protegiendo y que san Fermín nos cubra con su capote en este encierro! Y que se acabe cuanto antes... Es probable que Mungbere haya sido liberado ayer por la tarde. (Lo será el 12, miércoles de ceniza, después de un pillage en la misión).

Los sucesos de Bunia según una carta de Gilbert Atanea

He recibido una carta procedente de Bunia. No sé por qué camino habrá llegado. Me pregunto si no son los propios B. pues me la han entregado después de su primera visita. Por su interés vale la pena copiarla. Dice así

Bunia, le 28.01.97

Monsieur l’Abbé Julien,

C’est par heureux hasard que j’ai cette occasion afin de pouvoir vous mettre au courant de mes nouvelles. Nous sommes bien à Bunia depuis les derniers événements de ce dernier temps.

Nous remercions Dieu pour nous avoir épargnés de la disparition car nous ne croyions plus à la survie suite aux vols à main armée et menaces de tuerie perpétrés par les soldats rebelles de Mobutu. Après tous ces tourments des chiens de mobutistes, les mercenaires Angolais, Katangais et français accuseront la jeunesse de Bunia d’avoir collaboré avec les hommes de Kabila. Ainsi décidèrent d’exécuter tous les jeunes garçons de Bunia la nuit du Lundi, 23.12.96. Dieu ne dormant jamais, l’armée de libération interviendra avec force avant temps la même nuit tuant trois milles de ces derniers. Nous sommes nous-mêmes témoins à l’aéroport, aux différents camps, hôtels et cités où les pillards fuyards de Mobutu étaient logés. Toutes les balles n’atteignent que les têtes. Quand la radio parle de mille, à tout ce n’est pas vrai car il fallait dix jours pour qu’une croix rouge de plus de quatre cents personnes termine les enterrements. Sans compter les brûlés et noyés.

A notre tour, nous avions beaucoup risqué d’abord quand les rebelles de Mobutu cherchant les porteurs pour Isiro-Kisangani nous ont dépouillé d’une bonne somme d’argent et de nos équipements de cuisine le vingt décembre 96; ensuite le mardi 25.12.96 quand il eut un combat entre les forces de libération et les rebelles de Mobutu qui s’étaient cachés derrière notre maison prenant certains civils comme bouclier. C’est ainsi vers 14 h 00, la maison où nous couchions par terre fut percée par plus de cinquante balles détruisant portes et brûlant les habits. Une roquette ou bombe est tombé tout juste à coté de notre mur de façade. Et le mercredi 26.12.96 les libérateurs viendront voir ce qui s’est passé et profiteront de cette occasion pour nous adresser leurs condoléances. C’est ainsi que le Mardi 14.01.97 Monsieur Laurent Desiré Kabila arrivera à Bunia où il eut un contact direct avec la population de cette cité d’où l’élection au suffrage direct d’un de nos professeurs d’Université, Monsieur Kamara, au poste de commissaire de district. Nous attendons une délégation qui viendra de Goma ce vendredi, 31.01.97 pour examiner si nous reprendrons les cours ou non mais, le primaire et le secondaire ont déjà repris. Au cas où il n’y a pas cours, nous essayerons d’atteindre Wamba à pieds car nous n’aurons plus d’autre choix à faire. Nous sommes très bloqués ici. S’il y a reprise, nous y serons sans problème malgré tout.

Quelqu’un m’aurait dit que vous étiez à Pawa. Je ne sais pas si cela est vraie car le mensonge est devenu globule dans notre sang. Nos libérateurs exigent un changement très profond de toutes les couches sociales et surtout celui de nos anciennes mentalités corrompues. Nos amis du MPR sont mouillés et en fuite du jugement du peuple.

Où est Karume es ses animateurs? J’espère parler avec la commission politique de l’alliance à ce sujet. J’aimerai aussi savoir les détails sur l’Abbé Jérôme. Est-ce qu’il est avec vous? Que Dieu vous protège.

Je demande à Dieu de bénir vos entreprises. Et je regrette que je n’ai plus les nouvelles de mes enfants et de mon épouse.

Au plaisir de nous revoir.

A vous le frère Gilbert Atanea

Etudiant à l’ISP Bunia

B.P. 340 Bunia

Sé. Gilbert Atanea

Ici l’évêque s’est caché de ces troubles là et il ne s’est jamais fait voir même aux funérailles de l’ancien vicaire général de Bunia. (Aquí termina la carta de Gilbert Atanea).

11.02.97 Martes. Nuestra Señora de Lourdes. Medio día. Como nos anunciaron ayer, los B. han atacado esta mañana la ciudad de Isiro. Hemos empezado a oír las detonaciones a las ocho y cuarto. De nuevo a las nueve y media las explosiones se sucedían sin solución de continuidad. Han cesado a las diez y cuarto. Un poco antes de las doce se han vuelto a oír nuevas detonaciones pero un poco más al Oeste, posiblemente hacia el aeropuerto. El resultado no lo sabemos pero nos lo imaginamos; pronto tendremos confirmación. Los militares que estaban en Mopepe salieron pitando ayer a las nueve de la noche, tan de prisa que abandonaron a uno de sus compañeros, pero se detuvieron a solo cuatro kilómetros, seguramente por dificultades técnicas; allí han pasado la noche. El olvidado les ha seguido esta mañana en bicicleta, pero por fortuna o por desgracia para todos ellos no habrán podido llegar a Isiro. De Strooper puede ya respirar tranquilo.

Cuatro de la tarde. Se conocen ya algunos detalles de la batalla de Isiro. Los Mai-Mai se han infiltrado en la ciudad a partir de las tres de la mañana y la han ocupado casi sin lucha. La batalla ha tenido lugar en el aeropuerto y sus alrededores. Los militares de Mobutu se han dado a la fuga; algunos ya habían empezado a hacerlo ayer. El coronel de Dungu, que comandaba las tropas de Isiro, ha huido hacia Rungu y allí ha ido a ver al médico; temblaba de pies a cabeza, tanto que ha sido incapaz de ingerir un comprimido para serenar sus nervios. ¡Estos militares de Mobutu, siempre en fuga hacia ninguna parte! Parece ser que las bajas han sido escasas y ninguna entre la población civil. ¡Loado sea Dios! Pero hay que esperar a tener noticias más exactas. Ya a las doce de medio día, los B. han hecho un gran mitin con los habitantes de Isiro.

De Mambasa nos llegan noticias: Se confirma que el puente de Bafwasende está intacto; y los B. anuncian para la semana próxima la entrada en Kisangani.

12.02.97 Miércoles de ceniza. La mayoría de los militares huidos de Isiro han tomado la ruta de Poko. Los fugitivos de Watsa han saqueado Niangara y Bangadi al enterarse de la caída de Isiro. Se temen también saqueos en Doruma. ¿Ha dónde pensarán dirigirse estos fugitivos? De alguna manera son dignos de compasión.

Nos comunican que la batalla de Isiro fue una victoria sin guerra. Por lo visto bastó a los Mai-Mai hacer bastante ruido durante un par de horas para que todos los militares de Mobutu se dieran a la fuga.

He transmitido a Telmo un mensaje que escribí ayer.

13.02.97 Jueves. Nos preocupa la situación de Mungbere. Estamos sin noticias directas desde el domingo por la tarde. Gianni de Mambasa nos asegura que Mungbere sigue en manos de los antiguos. Aquí algunos aseguran haber oído explosiones que venían de la dirección de Mungbere, pero me parece que esa localidad está demasiado lejos de nosotros como para que lleguen hasta aquí los ecos de las detonaciones.

Unos muchachos venidos de Isiro nos confirman que en la ciudad no hubo batalla. Los jefes militares se dieron a la fuga durante la noche. Los militares del aeropuerto hicieron saltar las cargas que tenían preparadas pero lo hicieron antes de tiempo y se dieron a la fuga. Dicen que hubo 69 muertos entre los militares y seis heridos entre los Mai-Mai. Afortunadamente la población no sufrió en absoluto. No fue así en la batalla del Nepoko; parece que hubo bastantes muertos entre la población civil.

El hospital y la ciudad de Dungu fueron saqueados ayer y, como se temía, la misión de Doruma ha sufrido las mismas consecuencias: han arrancado puertas y ventanas, los militares han huido con los vehículos de los Padres y de las religiosas bien cargados con el botín. La misma suerte ha corrido Bangadi. Por otro lado nos comunican que los B han sobrepasado ya la localidad de Batama y se encuentran a 150 km. de Kisangani, por la carretera del Ituri.

14.02.97 Viernes. Los B. están ya en Poko y se les espera para esta noche o mañana en Dingila. Parece que también están en Dungu. A ver si llegan de una vez a Kisangani y provocan la caída de Mobutu y su régimen.

Mungbere sigue sin aparecer en la fonía. Debió caer en manos de los B. el lunes 10. ¡Ojalá sea así y los PP estén bien! En Isiro, el coronel de la guardia civil se ha entregado a las nuevas autoridades; otros varios militares están haciendo la mismo. Ya hay vuelos regulares entre Bunia y Nairobi, esperemos que también los haya desde Isiro. Mañana se espera la llegada a Isiro de Kabila o su lugarteniente. (No llegó).

15.02.97 Sábado. Ayer Radio Francia anunció la reconquista de Watsa por las FAZ y esta mañana Canal Afrique ha hecho lo propio con Bafwasende. La primera noticia es falsa y la segunda probablemente también. Francia sigue con su juego sucio. Hoy las FAZ han hecho tres vuelos de militares a Buta. Nuevos candidatos a la fuga. Las Autoridades de Lubutu se han dado a la fuga; esto significa que está a punto de caer en manos de los B. Y el Gobierno sigue hablando de contraofensiva fulminante... ¡Ja, ja, ja!...

16.02.97 Domingo. Aniversario de los mártires de la libertad. Las FAZ han proporcionado armas a los refugiados del campo de Tingitingi, cerca de Lubutu, antiguos militares de las FAR. Estos militares zaireños siempre pensando en que otros les saquen las castañas del fuego. Ahora Kabila ha prometido atacar ese campo pues se trata de militares enemigos y no de refugiados. Los militares que desde Niangara huían hacia Poko han tenido que dar marcha atrás pues esta localidad ya está ocupada por los B.

Hemos tenido reunión con Angelo. De mala gana ha aceptado que vayamos a Nduye; el preferiría que nos fuéramos a Bafwasende. Le he dicho que fue él quien me destinó a Nduye y que casi todas mis cosas están ya, (si no las han robado) en Mungbere. Además los curas nativos preferirían más ir a Bafwasende que a Nduye.

El mercado de Pawa se ha desarrollado normalmente con la presencia de los Mai-Mai que han venido en un viejo autobús que fue robado y después abandonado por las FAZ. Llaman la atención por su suciedad, por las hojas de boniatos con que se cubren la cabeza y por sus tabúes. En Isiro hay libre circulación de droga, marfil y materias preciosas; esto no puede durar mucho tiempo o todo acabará mal. Esperemos que esta guerra acabe pronto y acabe bien...

17.02.97 Lunes. Estoy en Wamba. He salido esta mañana de Pawa a las nueve menos cuarto. En Ibambi me comunican que Karume no cogió el avión para Kinshasa y que está escondido en Isiro. Peor para él. Llego a Legu a medio día; me recibe el Hermano Athanase. Lleno el depósito del coche y cojo algunas cosas; no me invitan a comer, después reemprendo el viaje hacia Wamba. Llego aquí sobre las cuatro menos cuarto y me encuentro al Abbé Desiré conmocionado. Esta mañana ha tenido lugar un grave enfrentamiento entre los Mai-Mai y los Banyamulenge. Los Mai-Mai han abierto el fuego y han matado a dos B. Estos han acudido en auxilio de sus compañeros y han matado a cinco de ellos; los otros cuatro se han dispersado abandonando sus armas; uno de ellos está gravemente herido escondido en algún sitio. En el mismo patio de la misión ha habido intercambio de disparos y esto es lo que ha conmocionado a los Abbés y a los seminaristas Amboko Justin y Adobange Emmanuel. Las Hermanas Oblatas de la Asunción se dedican a curar a los heridos de uno y otro bando, curas y medicinas todo sin pagar; es otra forma de saqueo. En la misión lo están pasando mal. Esperamos que esto acabe de una vez: El P. Olali no está en casa; esto complica un poco mis planes. Yo quería recuperar mi coche, traer las cosas que quedan todavía en Legu y emprender pasado mañana viaje a Mungbere. Veremos lo que se puede hacer. Me comunican también que los MM. han asesinado a bastantes personas (unos quince) acusándolas de brujos. Estos Mai-Mai son los herederos directos de los Simba del 64: La misma inconsciencia, o sangre fría, en los ataques; la misma creencia en la invulnerabilidad; los mismos métodos de droga y alcohol, juicios sumarísimos por brujería, venganzas, la misma indisciplina etc. Menos mal que esta vez detrás de ellos hay un ejército regular, con disciplina, formación, ideología y preparación.

En Pawa me han puesto en el coche la batería del de las monjas en vez de la mía. Con estas cosas se me ha esfumado el sueño.

18.02.97 Martes. Nos informa la radio que ayer las FAZ han bombardeado Bukavu, Walikale y Shabunda. En Bukavu ha caído una bomba en pleno mercado causando varios muertos y heridos. Kabila, que estaba allí mismo, declara que no ha sido alcanzado ningún objetivo militar. Dos aviones que sobrevolaban Goma han sido abatidos.

El P. Eduardo ha vuelto a Wamba y esta tarde iremos a recuperar mi coche.

Así lo hemos hecho; pero no imaginaba yo que estaba tan lejos. Hemos empleado toda la tarde. En Tibi hemos saludado al jefe Apanakua. Hay algunos problemas con los coches; el de Nduye debe tener un rodamiento estropeado, y el mío parece que no funciona el alternador y tampoco la palanca para cambiar de un depósito al otro. El dichoso barro... Tendremos que emplear otro día para intentar ponerlos en orden, pero ¿dónde encontrar piezas?

19.02.97 Miércoles Hoy he ido a Legu a recoger las últimas cosas que me quedaban allí. Al principio del viaje he ido detrás de dos coches de B. que seguramente iban a Isiro. Calor y polvo espantosos. Los caminos están llenos de comerciantes en bicicleta. Todos se alegran de ver un vehículo sin militares y con un misionero y saludan con grandes signos de alegría. También yo experimento la alegría de la libertad que todos hemos recobrado. En Legu, afortunadamente me han invitado a comer. El cocinero con cara larga como si fuéramos a robarle sus cosas. ¡Qué le vamos a hacer! Desde que salí de Pawa estoy un poco al margen de la evolución de la guerra. Parece ser que Kabila se prepara para viajar a Africa del Sur, tal vez para iniciar las negociaciones. En las ciudades liberadas del Este, el comercio ha reemprendido con fuerza pues, con buen criterio, el Gobierno de Kabila a autorizado la importación de mercancías libre de aduanas durante seis meses. (Información falsa). Las heridas de los saqueos van a cicatrizar rápidamente. Incluso aquí se empieza a notar en artículos de primera necesidad como la sal: un vaso que se vendía a 300.000 ha descendido a 40.000. He comprado por el camino una pata de cabra que comeremos mañana.

20.02.97 Jueves. Lubutu está ya en manos del Ejército de Liberación, probablemente desde antes de ayer. El avance es imparable. La próxima ciudad será Buta y luego Kisangani.

Hemos revisado un poco los coches y los hemos puesto a punto. Falta el gasoil pero me lo darán luego. Mañana sin falta emprendemos el viaje. Me siento como si tuviera la tensión baja. Tal vez sea la austeridad en las comidas. Esto es una verdadera cuaresma.

21.02.97 Viernes. Estoy en Mungbere. Hoy, sorpresas. La primera esta mañana. Akumukali se ha negado a venir conmigo pues le habían dicho que iban a bombardear Wamba. No ha habido forma de convencerle con argumentos racionales ni morales. La segunda sorpresa es que me he encontrado con Angelo en el camino de Lingondo. En vez de venir directamente a Wamba, dobló por Mangbele hacia Chagbo y Lingondo. Y todo para evitar "treinta Mai-Mai" que no debían estar más que en su imaginación. Decididamente, no tiene arreglo. El viaje, "normal": calor sofocante, polvo y pequeños incidentes debidos al mal estado del coche de Nduye: Cambio de un amortiguador de atrás, un pinchazo y un apagón del motor del coche, seguramente por un error en las velocidades. Buena cena seguida de tertulia con bombones. Los curas de Mungbere conservan el optimismo. Mungbere fue liberado el miércoles de ceniza, día 12 de febrero; un grupo de militares saquearon la misión, buscaban, sobre todo, dinero. Se llevaron varios millones de zaires del hospital y de las habitaciones alguna ropa y zapatos, algún aparato de radio. De mis cosas se llevaron el vídeo (ya el primero de enero se habían llevado un barril de gasolina); veré todavía como está todo.

22.02.97 Sábado. El P. Franko me ha propuesto la posibilidad de contratar el tractor de un "musulmán" que vive en las proximidades, llevar todas mis cosas a Nduye y seguir viaje hasta Bunia para comprar carburante y provisiones. La idea no me parece mal pero tenemos que hablar con el propietario. De todas maneras, me estoy poniendo un poco nervioso pues estamos jugando contra el calendario según el cual, en teoría, dentro de una semana comienzan las lluvias. Según me ha comentado un B. el camino hasta Nduye está completamente seco, y es cuestión de aprovechar el momento. Hoy hemos trabajado sobre el coche de Nduye, engrasando los rodamientos de las dos ruedas delanteras.

23.02.97 Domingo. Hoy he comprobado los efectos del saqueo de mis cosas. Han robado el vídeo, la radio y otras varias pequeñas cosas que no podré saber exactamente hasta que no esté instalado en Nduye, las vaya necesitando y las eche de menos. Me parece que se han llevado algún fardo con documentos que a ellos no les servirán de nada y a mi me hacían falta. ¡Qué puñeteros!. En fin, hemos estado dos días en Mungbere para intentar complacer a Franko que tenía planes de ir a Bunia con un remolque tirado por un tractor. Pero el remolque no puede transportar más de ocho barriles con lo cual no vale la pena intentarlo. Así que mañana emprendo viaje por mis propios medios confiando en la providencia y en la protección de San Rafael arcángel. Todo saldrá bien. Demos gracias a Dios.

24.02.97 Lunes. Son las siete de la tarde y estoy en medio de la selva, a mitad de camino entre Mungbere y Nduye. Tenemos que pasar la noche aquí. Hemos salido de Mungbere a las siete y media de la mañana. Hemos tenido un pinchazo en el coche viejo a los 40 kilómetros. Pasado el Nepoko y luego más adelante he tenido el mismo problema: casi vuelca el coche al sobrepasar de lado sendos baches profundos e intentar volver al camino demasiado pronto; la rueda derecha de atrás ha quedado en el aire. Hemos solucionado el problema relativamente de prisa: Luego Denis ha tenido un problema parecido pero en su caso ha sido la rueda delantera la que ha quedado en el aire, pero al manipular las velocidades y la diferencial la transmisión no agarraba. He tenido que remolcarle un pedazo pero por este camino espantoso resulta imposible: los dos coches han quedado atrapados descansando en tierra sobre la panza; hemos trabajado duro pero no hemos conseguido salir. Así que nos quedamos aquí a pasar la noche y mañana será otro día. El chofer no se ha quedado tranquilo y ha conseguido que agarren las velocidades. Esperemos que mañana, con la ayuda de la gente podamos salir de ésta y continuar nuestro viaje. Bendito sea Dios. Amén.

26.02.97 Miércoles. Estoy en Nduye. Ayer tuvimos que pasar de nuevo la noche en el camino. Dejamos el coche viejo a sesenta kilómetros pensando que podíamos hacer el viaje de ida y vuelta en el mismo día, pero ¡ya, ya! tuvimos un problema detrás de otro y el coche ha quedado mal parado. El último problema fue a solo 17 kilómetros de aquí, donde hay una prisión regional; de nuevo casi volcamos, pero no. El diablo está al acecho pero San Rafael y el P. Longo nos tuvieron de sus manos. Esperemos que mañana nos sigan brindando su protección pues tenemos que ir a rescatar el coche y todas las cosas que hay dentro.

28.02.97. Viernes. Estoy de nuevo en Nduye, gracias a Dios. Hemos traído el coche viejo. Ayer hicimos el viaje sin excesivos problemas. Tardamos siete horas para hacer sesenta kilómetros. Los muchachos se portaron bien y antes de anochecer estaba cambiado el disco de embrague, pero el problema no estaba en eso sino probablemente en el eje delantero. Desmontamos la transmisión de delante y el coche ha podido circular por sus propios medios; pero sin tracción delantera y con los neumáticos completamente desgastados, no hubiera llegado nunca a Nduye sin la ayuda del otro coche. Pero éste también nos ha creado problemas pues hemos tenido que empujarle esta mañana para arrancar y en el camino hemos tenido que cambiarle la batería pues estaba completamente descargada: se confirma que el alternador no funciona. A pesar de todo hemos llegado a casa a las siete y cuarto de la tarde. Denis tiene el pie inflamado pues le cayó el gato del coche antes de ayer; a pesar de todo ha trabajado sin parar y con inteligencia: ¡Buen muchacho! Ahora acabamos de tener el primer "consejo parroquial"; se ve que tienen prisa por organizar las cosas, o también será para darme "buena impresión". Me dicen que el fichero parroquial ha desaparecido pero se conservan los libros de registro; menos mal. Pero ahora tenemos el trabajo de rehacer el fichero. Todo se andará.

Con todos estos ajetreos he perdido la noción del curso de la guerra. El otro día alguien me habló de la caída de Bunia... Ya me pondré al corriente.

01.03.97 Sábado. De prisa y corriendo hemos instalado la antena de la fonía de las monjas y todo ha funcionado a la perfección: la antena, el aparato y la batería. He podido hablar con Angelo, con Felisa y con Casa Grande. También he podido oír las noticias después de dos semanas desconectado del mundo exterior, como los habitantes de esta inmensa selva, con el suelo abajo y las estrellas arriba, sin enterarse de cómo rueda el mundo. Bueno, la radio comunica que Kindu ha caído en manos de la Alianza y que los organismos internacionales desalojan Tingitingi y la ciudad de Kisangani. Entre tanto siguen hablando de negociaciones en Africa del Sur y en París. Los B. siguen avanzando y presionan sobre Kisangani.

A nivel local, hoy primeras confesiones, y después rosario con un grupillo de gente. Me ha visitado el jefe de Colectividad: visita de cortesía y de primer contacto. Me dice que en Nduye hay unos tres mil habitantes (muchos me parecen), y que pronto empezarán a arreglar el camino... Esperemos que sea cierto.

02.03.97 Domingo. Hoy he celebrado por primera vez la eucaristía con los cristianos de Nduye. A la hora de empezar la misa había muy poca gente pero pronto se han llenado los bancos. Gente sencilla, Bambuti (pigmeos) y Walese. Les he explicado los mandamientos, como corresponde a la primera lectura. Adorar a nuestro Padre-Dios, no a personas humanas (aunque sean grandes y poderosas), objetos, deseos; confiar solo en Dios y en Jesucristo, único Salvador, cumplir sus "palabras", no confiar en objetos, fetiches o ritos mágicos. No honrar en exceso a los jefes para que no corran el peligro de creerse dioses... Honrar a todos los hombres como a hijos de Dios, etc. El templo del Nuevo Testamento es el Cuerpo de Cristo, hoy la Iglesia, y en ella todos los cristianos somos piedras vivas que, unidas, formamos el templo del Señor.

A nivel nacional, la radio anuncia la caída de Lubutu y el campo de Tingitingi en manos de la Alianza; el Gobierno de Kin desmiente, como de costumbre, pero no engaña a nadie.

Mañana intentaré un nuevo viaje a Mungbere...

04.03.97 Martes. Ayer hice el viaje a Mungbere y hoy he vuelto. Gracias a Dios, ayer tuve solo un par de problemas y hoy ninguno. He traído las cosas más necesarias y el resto se ha quedado allí.

A nivel nacional se confirma la toma de Lubutu por los soldados de la Alianza y el cerco de Kisangani: los B. ya solo están a 40 km.

A nivel local, ayer vinieron los B. a Nduye a recuperar un coche abandonado a unos diez kilómetros de aquí. Vinieron a la misión preguntando por mí pero no estaba; querían una batería. Afortunadamente el coche estaba cerrado y no encontraron las llaves. Hoy ha ardido todo el terreno en torno a la casa de las religiosas y también de los curas; dicen que un loco ha encendido el fuego.

Las lluvias se anuncian: ayer lloviznó un poco y hoy ha tronado seriamente pero no ha llovido.

08.03.97 Sábado. San Juan de Dios. La visita de los Banyamulenge a Nduye no fue casual; alguien les señaló mi presencia y el uso de la radiofonía y esto en 24 horas. El miércoles 5 fui a Mambasa. El camino, espantoso. Al llegar a la ciudad, antes de ir a la misión, ya me identificaron y quisieron entrevistarme. Argüí que estaba muy cansado y me dejaron en paz. El 6, a las ocho de la mañana me presenté al comandante de Mambasa, pero el secretario no estaba presente. Tuve que esperar varias horas. Durante la espera quisieron utilizar mi coche y en principio accedí y puse en marcha el motor pero al ver la forma en que pretendían hacerlo reaccioné apagando el motor, saliendo del coche y pidiéndoles que me dijeran a dónde querían que les llevara. Les sentó fatal. Pensaron que mi reacción era por miedo y comenzaron a burlarse de mí y pretender hacerme la moral diciéndome que todos hemos de morir alguna vez y que no hay que tener miedo a la muerte. No quise sacarles de su error pero les dije que si hubiese tenido miedo me hubiera marchado hacía tiempo. Mi reacción fue contra la arbitrariedad y el abuso. El comandante me dijo que si quería podía incautarse de mi coche: le contesté que hiciera lo que creyera conveniente. Cuando el comandante se ausentó otro militar empezó a atacarme:

"Yo estoy orgulloso de se negro y no me hubiera importado nada nacer de madre pigmea". (Probablemente era un tutsi).

"Ni tú ni yo pudimos escoger nuestra madre; no entres en cuestiones raciales; pigmeos, negros y blancos, todos somos hijos de Dios" le contesté.

"El país, Congo o Zaire, es asunto nuestro; no comprendo por qué has venido aquí, sin duda que tienes intereses nada claros".

"Si no tienes fe no puedes entender lo qué es la vocación".

"Si quiero puedo matarte".

"Ciertamente que puedes hacerlo, pero no lo harás. Los Cristianos y todos los hombres tenemos un mandamiento de Dios: No matarás".

"¡Ah tunante! te conozco; yo soy buen psicólogo". Dirigiéndose a los otros: "¡Ah, mirad! éste dice que Dios prohibe matar. Vosotros, los curas habéis matado a mucha gente; habéis colaborado con Mobutu".

Me callé y termino la conversación. Vino por fin el secretario y fuimos al edificio que había sido de correos. Le presenté mi pasaporte y me hizo algunas preguntas de rutina; la cuestión principal era si disponía de algún sistema de telecomunicaciones (radiofonía). No quise negarlo y le dije que sí, que ellos ya se habían incautado de un aparato de la misión (él pretendía ignorarlo) y que quedaba otro viejo. Me exigió que se lo entregara. Le dije que se lo enviaría a la primera ocasión. Con esto terminó la entrevista y me dijo que volviera a presentarme al comandante. Volví al primer edificio pero el comandante estaba demasiado ocupado para prestarme atención y al poco se fue en un coche con un grupo de militares. Allí estuve durante varias horas. En un momento dado dije que me marchaba, pero el mismo con quien había tenido la conversación transcrita me obligó a quedarme allí (otra muestra de arbitrariedad, simplemente para mostrar la superioridad del negro sobre el blanco); también él se marchó en otro coche con militares. Allí quedé con un periodista inglés (de la Asociated Press) que tenía problemas pues la redacción de su salvoconducto era un tanto confusa: Uno de los militares se quedó con el documento y se fue con él hacia el frente, con lo cual el periodista se quedó sin papeles. Luego vino el P. Gianni, preocupado por mi tardanza; le propuse que nos marcháramos pero también él estaba algo intranquilo. Por fin apareció el secretario; se extrañó de verme allí: me dijo que me podía marchar y así lo hicimos.

El 7, viernes, me dediqué ha hacer algunas compras. Los precios, carísimos en dólares y el cambio muy bajo, a 75000. Hay que ir a Butembo pero está a 200 km. Decido no ir y conformarme con lo que encuentre en Mambasa y al precio que sea; cuatrocientos kilómetros de coche supone también mucho gasto y fatigas añadidas. Por la tarde apareció en la misión el "secretario"; me preguntó si había traído ya el aparato de radiofonía. Le dije que era imposible, que ya se lo mandaría a la primera ocasión. No se quedó conforme y me dijo si pretendía obligarle a él a venir hasta Nduye para buscarlo. Me encogí de hombros y le dije que hiciera lo que mejor le pareciera. Luego apareció también el periodista inglés, un tanto decepcionado: había pasado la noche en el calabozo y tiene que volverse a Goma sin poder llegar al frente.

Hoy sábado, 8 de marzo, he decidido volver a Nduye pues por la tarde hay confesiones y mañana tenemos la eucaristía y el primer grado del bautismo de un grupo de catecúmenos. He presidido la Eucaristía en Mambasa y al ir a desayunar me he dado cuenta de que un neumático del coche estaba pinchado. Esto me complica un poco pues pretendía salir de viaje inmediatamente. Ha habido que reparar el neumático. Sobre las diez y media me he puesto en camino. El viaje, lento y fatigante debido a las dificultades del camino pero sin ningún problema. Al salir de Mambasa he cogido a un catequista protestante que ha hecho conmigo la mitad del camino: Luego he cogido a un niño hasta Nduye y la carga de dos ciclistas... Ya tenemos en casa las maderas para reparar las puertas de la casa de los curas.

09.03.97 Domingo. Día tranquilo. Por la mañana, el primer grado del bautismo y la Eucaristía. He hablado del amor de Dios que se manifestó al enviarnos a su Hijo unigénito.

Por la tarde he recibido la visita de Agbayeme originario de Legu. Hemos hablado de todo un poco comunicándonos las noticias mutuamente. Me comenta que hay mucha holgazanería en Nduye, que muchos no hacen campos – y no solo los pigmeos - y que por eso se roba mucho. Aquí, desde luego, en la parcela de la casa de las monjas, todo el mundo entra y sale como Pedro por su casa y se llevan toda la fruta. En la parcela de los curas no hay frutales pues Ukoko los cortó todos, enfadado de que allí hacían lo mismo.

Tenemos la problemática de los pigmeos que habrá que profundizar. Las noches de sábados y domingos se las pasan danzando; son propiedad de los negros y carecen de campos y casas adecuadas... Las escuelas de ellos no se han reabierto. Queda una larga tarea por hacer.

10.03.97 Lunes. Los soldados de la Alianza rodean ya Kisangani. La toma de esta ciudad marcará probablemente el fin de esta "drole de guerre" que dura ya demasiado. Mobutu anuncia su vuelta al Zaire; esperemos que sea para dimitir y marcharse definitivamente.

Aquí, en Nduye, calma, calor sofocante y sequía terrible; pero que dure unos días más. Los cristianos han empezado a limpiar la parcela de la casa de los curas. Jerónimo me anuncia que mañana intentará llegar hasta Mungbere. Yo lo haré pasado mañana. Me comentan que el jefe tenía costumbre de obligar a la gente a trabajar en sus campos, los campos del jefe; esperemos que con la nueva situación abandone estas prácticas abusivas.

11.03.97 Martes. Los cristianos siguen haciendo "salongo" en la parcela de los curas. Hay mucho trabajo por hacer. Hemos despejado un poco la maleza que rodeaba y cubría la cisterna; algunas raíces han hecho estragos en los muros pero son reparables. Hoy ha caído la primera lluvia de la nueva estación.

12.03.97 Miércoles. Antiguamente hoy era san Gregorio. Aniversario de nacimiento de mamá y de Gregorio. Mamá cumpliría 98 años. Hoy viaje a Mungbere a buscar a Jerónimo. Sin graves problemas: Hemos tenido que cortar un arbolito; después un árbol y al final hemos tenido que abrirnos un camino dando un rodeo pues un "gigante" de la selva, caído, nos impedía el paso. A pesar de todo, a las dos y media de la tarde estábamos en Mungbere. Bendito sea Dios.

13.03.97 Jueves. Ha caído un chaparrón a las cinco de la mañana pero afortunadamente ha sido muy localizado. Viaje de vuelta a Nduye, también sin novedades ni incidentes. Estoy cansado pero contento.

14.03.97 Viernes. Hemos empezado a reparar las puertas de la casa de los curas. Hemos acabado dos. También hemos empezado a dar una mano de gasoil a puertas y ventanas pues la madera está muy reseca. La casa parece una pocilga. El hermano de Prosper no está; nos dicen que se fue a Mambasa.

15.03.97 Sábado. Hoy hemos reparado otra puerta. Las restantes necesitan un arreglo más a fondo. Ha venido el coche de Mambasa pero no el abbé Prosper; está sacando excusas y dilatando su vuelta a Nduye pero nosotros nos estamos impacientando.

Por la tarde alguien nos dice que ha oído en la radio que Kisangani ha caído en manos de la Alianza. Por la noche nos lo confirma Mathias. El mismo escenario de siempre: huida de los jefes, saqueo por parte de la tropa y fuga; entrada de los B. casi sin disparar un tiro. Han capturado incluso algunos helicópteros. Han saqueado la maison Sacré Coeur, San José y santa Marta, la procura se ha librado afortunadamente. Huida con los coches robados hacia Opala y hacia Yangambi... Otros por el río hacia Kinshasa con todas las embarcaciones posibles. "Kisangani no caerá", dijo Kengo wa Dondo. Kisangani ha caído. Esperemos que esto precipite los acontecimientos y esta guerra termine cuanto antes.

16.03.97 Domingo. A las cinco de la mañana ha caído un buen chaparrón; poco a poco empieza a instalarse la estación de lluvias. Esperemos que pueda hacer otro viaje a Mungbere sin excesivos problemas. Hoy Jerónimo ha presidido por primera vea la Eucaristía en Nduye.

17.03.97 Lunes. Hoy viaje a Mungbere. El camino empieza a estar mojado pero todavía se puede pasar. Hemos llegado a Mungbere a las dos menos cuarto. Hemos tenido un pinchazo en el camino y luego he notado que otra rueda también estaba pinchada. Tarcise que me acompañaba ha trabajado duro pero no es detallista y eso aumenta inútilmente el trabajo. Hemos tenido que desmontar dos veces cada neumático y cargar las cosas; trabajo hasta las ocho de la tarde.

Hoy, aniversario de la beatificación de Comboni, los PP. de Mungbere nos han obsequiado con un poco de tarta y whisky que me ha sabido a gloria.

18.03.97. Martes. Viaje de vuelta a Nduye. El coche bastante cargado. He tenido que conducir con prudencia. Hemos encontrado un grueso árbol caído que nos impedía el paso; cortarlo y dejar el camino libre ha supuesto hora y media. En el camino hemos encontrado a un griego que circulaba en dirección contraria con muchos problemas debido al estado de la ruta y del coche. Ha pasado la noche en Nzaro y el pobre estaba hambriento pues no ha podido conseguir comida; le he dado unos platanitos que yo mismo había recibido en el camino. Hemos llegado a Nduye a las cinco menos cuarto, cansado pero contento. Ya solo queda un cajón y dos barriles vacíos.

Hemos oído en la radio que el Consejo Supremo de la República ha depuesto a Kengo, que los familiares de Mobutu han huido a Brazaville y que Kabila ha prometido llegar a Kinshasa el próximo mes de junio... Bien podría hacerlo. Ahora Kisangani se transformará en centro de la ofensiva de la Alianza.

19.03.97 Miércoles. San José. Hoy ha sido un día tranquilo. Jerónimo ha estado destemplado y yo estaba muy cansado; así que hemos estado entretenidos en casa haciendo pequeñas cosas. Mañana será otro día... Mobutu está hospitalizado en Mónaco y dicen que volverá a Kin a finales de esta semana. Kabila se pone exigente: destitución de Mobutu, destitución del gobierno Kengo y negociar con el nuevo gobierno. Mientras tanto, siguen mandando las armas.

El abbé Prosper ha llegado a Nduye pero no ha venido a saludarnos.

20.03.97 Jueves. Hemos saludado a Prosper cuando hemos ido a hacer algunos trabajillos a la casa de los curas. La cisterna necesita reparaciones en el enlucido interior, así que de momento, no ‘podemos contar con tener agua en abundancia. La cocina está en estado desastroso. Queda mucho trabajo por hacer...

21.03.97 Jueves. Hoy nos hemos puesto a arreglar una puerta pero no hemos conseguido terminarla.

Mobutu ha vuelto al Zaire pero nadie le ha visto... ¿Será una comedia? El que ha llegado a Kisangani ha sido Laurent Desiré Kabila y ha sido recibido en triunfo por toda la población.

He recibido carta de Atanea; por fin comenzaron en serio los cursos aunque están pasando muchas dificultades. A ver si arreglan los caminos y se puede viajar hasta allí.

30.03.97 Domingo, Pascua de Resurrección. ¡Kristu amefufuka; amefufuka kweli, aleluya! Reemprendo esta crónica después de nueve días sin escribir nada pues la vida empieza a ser rutinaria, el trabajo, mucho, y la batería del ordenador estaba descargada.

El domingo pasado 23.03 recibí una carta del comandante de Mambasa reclamándome la entrega de la fonía. Le contesté diciendo que ya se la había enviado. Veremos a ver si por fin nos dejan en paz con esta historia.

Durante la semana ha tenido lugar en Lomé la conferencia de la OUA sobre la crisis del Zaire o Congo-Zaire. Parece que se ponen de acuerdo en la necesidad de entablar negociaciones. ¿Lo harán o no lo harán? ¿Y dónde? ¿Y quiénes? ¿Y sobre qué? Entre tanto los políticos de Kinshasa siguen peleándose por las migajas del poder que todos anhelan y los de Kabila siguen avanzando sin prisas pero sin pausas. Nuestra futura casa está en peor estado de lo que parecía. Con la lluvia, el agua rezuma en la segunda habitación. Además de sucia, que parece una pocilga, todo está hecho un desastre. No hay agua. Los sistemas de evacuación están todos averiados, la instalación eléctrica es un laberinto inextricable: cables que entran, que salen, sin ir a ninguna parte; cables cortados, cables empalmados a la buena de Dios, interruptores sin conexión... Lo más urgente es sanear la casa y conseguir agua; las puertas ya están arregladas, pero Prosper no da señales de querer pasarnos los trastos. Todavía un poco de paciencia...

El 28.03 Viernes Santo, cayó una gran tormenta; no pudimos celebrar los oficios como estaba previsto pero hicimos el viacrucis, la adoración de la cruz y la comunión. También el sábado por la mañana llovió abundantemente, con lo cual podemos decir que se ha instalado ya la estación de lluvias en serio con todos los problemas que esto representa para podernos desplazar. El camino, impracticable par los vehículos a motor.

He pasado un día fatal, con dolor de cabeza, seguramente por el cambio del tiempo. Espero que se pasará.

31.03.97 Lunes. La noticia principal hoy a nivel nacional es la toma de Kamina por las fuerzas de la Alianza; están ya a las puertas de Lubumbashi y quieren entrar antes del jueves, cosa que lograrán sin duda. Entre tanto, los políticos de Kinshasa siguen sin ponerse de acuerdo sobre quien detenta el poder y la representación para enviar una delegación a negociar con las fuerzas de la Alianza; pero éstas solo están dispuestas a negociar la marcha de Mobutu... Se le pone la cosa fea al dictador.

Con esfuerzo y trabajo vamos solucionando los problemas que nos presenta la casa de los curas. También hemos empezado la revisión de los coches, que buena falta les está haciendo.

01.04.97 Martes. Abril, aguas mil. El refrán castellano tiene perfecta aplicación en este caso a Nduye pues hemos comenzado el mes con una fuerte lluvia que está cayendo en este momento, las nueve de la noche.

Ya hemos resuelto provisionalmente el problema de los desagües de nuestras habitaciones y del comedor. Ahora tenemos que atacar el problema de conseguir agua de modo permanente en casa.

En España han descarrilado dos trenes; uno en Huarte Araquil y otro en Guadalajara: diez muertos en total. En Israel y Palestina, muchos desórdenes a causa de la política israelí de no respetar los acuerdos y pretender imponer la de los hechos consumados; cuatro palestinos muertos hoy. ¡Señor, danos la paz!

Basoko, donde está Salvador, fue liberado el domingo de Pascua, antes de ayer. ¡Loado sea Dios!.

02.04.97 Miércoles. Habemus Pontificem! El nuncio Faustino nos ha comunicado que mañana se publicará el nombre del nuevo obispo de Wamba. ¡Loado sea Dios! La cosa ya estaba hecha desde hace cuatro meses pero han esperado sin duda a que toda esta zona quedara unida en una sola parte.

La oposición se ha puesto de acuerdo en escoger a Txisekedi como primer ministro, en espera del nombramiento oficial por Mobutu; la Alianza no se inmuta y dice que si Txisekedi acepta el timón de un barco que se está hundiendo, pues que aprenda a nadar... Para ella el objetivo es desalojar a Mobutu y su dictadura.

03.04.97 Jueves. Ya se conoce el nombre del nuevo obispo de Wamba: Janvier Kataka Lubete, rector del seminario teológico de Butembo. Ahora a esperar los preparativos para su ordenación y toma de posesión de la diócesis que durarán sin duda unos meses.

En Kinshasa, Txisekedi anuncia la vuelta a la legalidad establecida por la Conferencia Nacional Soberana y declara nulos el Parlamento y todas las decisiones tomadas por el HCR-Parlement de Transition. Está en su derecho, pero supone ignorar la nueva situación del País, con un tercio en manos de la Alianza para la Liberación del Congo-Zaire. Kabila se ríe de Txisekedi y los mobutistas a pesar de que le han ofrecido entrar a formar parte del nuevo Gobierno. Sus fuerzas están unos 100 km de Lubumbashi, la segunda ciudad del país y capital de Shaba-Katanga.

06.04.97 Domingo in albis o de "quasi modo". Hoy he presidido la Eucaristía pues Jeronimo lleva unos dias fastidiado con algo de ciática y con catarro. Creer que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios vivo y creyendo tener vida eterna; creer ayudados por la gracia, porque otros nos lo han trasmitido y atestiguado con sus vidas que Jesús resucitado sigue vivo entre nosotros; anunciarlo con palabras y con nuestro testimonio de vida coherente con Jesús y su Evangelio: Comunión en la fe y en la vida con los hermanos, compartir, poner en común y distribuir es el testimonio que el mundo espera de los cristianos. Que no haya pobres entre nosotros: trabajo para subvenir a las necesidades propias y ayudar en las ajenas... Apostolado del granero como dice Ela. Prosper nos ha invitado a comer con él y nos ha prometido hacer la "remise et reprise" esta semana. Ha estado bien el detalle. Pero yo estaba ya con inicios de jaqueca y luego se ha desencadenado la crisis con toda la sintomatologia habitual en mí: Dolor de cabeza, vómitos, diarrea... ¡Qué miseria! Me he quedado hecho polvo pero es algo pasajero.

En Goma hoy Kabila se ha permitido el lujo y placer de un gran desfile militar; sin duda para impresionar a los delegados del presidente Mobutu en las conversaciones que empezaron ayer en África del Sur: sus tropas tomaron antes de ayer Mbuji-Maji, capital del Kasay Oriental y del diamante y han copado la carretera que une Katanga con Kinshasa y van a entrar en Lubumbashi cuando les de la gana. Con esto, tiene ya la mitad del país en sus manos. Quince mil soldados de Mobutu están ya en las filas del ejercito de Kabila, el futuro amo del Congo-Zaire.

07.04.97 Lunes. Ayer, a las diez de la noche cayo Kolwezi y hoy a estas horas, nueve de la noche habrá ya caído Lubumbashi. Hay enfrentamientos en esta ciudad. Así, todo Katanga está ya en manos de la Alianza. La marcha sobre Kinshasa va a ser rápida y triunfal. En la capital los políticos siguen peleándose como si la guerra no fuera con ellos: hoy ha habido una manifestación popular en favor de Txisekedi que ha sido desautorizado por los políticos que le ofrecieron su confianza la semana pasada... Así ha ido el país. Kolwezi ha caído; la historia se repite 20 años después, pero esta vez sin vuelta; los franceses no mandaran de nuevo su Legión sobre Kolwezi.

08.04.97 Martes. Hoy, por fin, hemos efectuado la "remise et reprise" en la parroquia; sin problemas. Hay mucha gente que habita dentro de la concesión de la parroquia. ¿Cómo desalojarlos? Gran problema.

A nivel nacional, sigue el cerco de Lubumbashi, donde la guardia presidencial está ofreciendo resistencia. Kabila insiste sobre su objetivo muy claro: Desalojar a Mobutu del poder. Dice que tiene sus tropas a menos de trescientos kilómetros de Kinshasa, pero esta vez creo que exagera. Las delegaciones de ambos se han separado después de cuatro dias de conversaciones en África del Sur sin llegar a un acuerdo de alto el fuego. Están de acuerdo sobre la integridad y unidad territorial del país y sobre el proceso de democratización; esperemos que Kabila mantenga y realice esta idea cuando llegue a tener todo el país en sus manos. (Aquí se estropeó el ordenador).

01.06.97 Domingo. Hoy, fiesta del Corpus Christi. Homilía sobre la Eucaristía, presencia real de Jesús, sacramento del amor, la unión y la fraternidad. El director Akyemane pregunta por qué no vivimos juntos nosotros, con el Abbé Prosper. Le contesto que seria mejor de hecho que viviéramos juntos pero que la convivencia entre abbés nativos y Europeos es muy difícil: tenemos pensamientos, ideas e intenciones muy diferentes, difíciles de compaginar. Replica Tito que el Abbé Mutighini vivía aquí con los PP. del Sagrado Corazón; le contesto que la situación no era la misma que el Abbé Mutighini vivía sin problemas ni preocupaciones económicas. Que tendría que haber sido el Abbé Prosper el que nos acogiera, cosa que no hizo. Replica Tito que en aquellos momentos Prosper estaba enfermo y que nosotros recibimos ayudas de Europa y los nativos no. Pierdo un poco los estribos y digo que los abbés reciben ayuda: sustentación, intenciones de misa; además se dedican al comercio, hacen campos en provecho propio, de sus propias familias y no en favor de la comunidad. Cito el caso del Roger que tiene un campo en Ekwe y emplea a los pigmeos con salarios de miseria... He metido la pata y me doy cuenta inmediatamente, pero ya no tiene remedio y habrá que afrontar las consecuencias.

 

(Lo que sigue, hasta el 29 de agosto, lo escribí recordando, no a las inmediatas).

13,07.97 Domingo. La homilía del día de hoy sobre el ministerio del obispo en su triple dimensión: profética, sacerdotal y real. Nos unimos a nuestro nuevo obispo que será ordenado mañana en Roma. Celebramos también hoy la jornada del laicado. El prefecto del Instituto ha hecho una exposición sobre el ministerio de los laicos en la Iglesia y en el mundo.

14.07.97 Lunes. Hoy, en Roma, ordenación episcopal de Mons. Janvier KATAKA, en el Colegio de Propaganda Fide, por el cardenal Tomko. Pero la cosa no estaba clara pues muchos creíamos que seria ordenado ayer por el propio Papa.

18.07.97 Viernes. Jerónimo emprende viaje a Butembo para buscar al nuevo obispo y traerlo hasta Nduye.

22.07.97 Martes. Llegada del nuevo obispo Mons. KATAKA a Nduye. La espera ha sido un poco larga pero al fin ha llegado. Le hemos recibido en el cruce de caminos junto a la imagen de la Virgen. Con cantos le hemos acompañado hasta la Iglesia y después hasta nuestra casa. El hombre parece contento y emocionado. Tengo un encuentro personal con el obispo. Le pido que nombre párroco a Jero.

23.07.97 Miércoles. Encuentro por la mañana del Consejo Parroquial con el nuevo obispo. Buenos propósitos por parte de los consejeros. Por la tarde, encuentro con los maestros.

24.07.97 Jueves. Ceremonia de confirmaciones del nuevo obispo por primera vez en nuestra parroquia y en nuestra diócesis. Cuarenta y dos confirmandos. La preparación ha sido un poco apresurada pues la venida del obispo ha sido imprevista. Después de la misa fiesta y danzas.

25.07.97 Viernes. Viaje a Mambasa para llevar al obispo. El camino, muy malo; tenemos un pinchazo. Yo me encuentro agotado. Ayudo en las confesiones.

26.07.97 Sábado. Tardan seis horas para reparar el pinchazo de ayer... Es increíble. Tengo que retrasar mi vuelta a Nduye. Sigo agotado y voy al dispensario a que me tomen la tensión: 10/6 indica el tensiometro. Por la tarde aprovecho para descansar. Ceremonia de confirmaciones en Mambasa que dura más de cuatro horas.

27.07.97 Domingo. Viaje de vuelta a Nduye, sin novedad.

03.08.97 Domingo. Hoy toma de posesión canónica del nuevo obispo de la diócesis de Wamba Mons. Janvier KATAKA. No hemos ido ninguno de los dos debido a la distancia y al mal estado de los caminos.

16.08.97 Sábado. Hoy emprendo el viaje de Nduye a Mungbere, de "paquete" en la moto. Llego cansado pero sin mayores problemas. Los Combonianos me acogen con su amabilidad habitual.

17.08.97 Domingo. Continúo el viaje de Mungbere, Lingondo, Wamba y de nuevo Lingondo. Me paro unos minutos en Maboma pero están en plena misa y no me puedo esperar. Saludo un momento al hermano Niño del Portillo. En Wamba hay movida pues el Comandante se ha incautado la moto del BDD cuando la pilotaba Prosper; éste le adelantó cuando él iba en otra moto y tomó pretexto para acusarle de que intentó hacerle caer al adelantarle. En Lingondo iniciamos los ejercicios espirituales dirigidos por el propio obispo.

18.08.97 Lunes. Empezamos los ejercicios espirituales.

22.08.97 Viernes. Después de la comida Charles pronuncia un discursito agradeciendo al obispo su solicitud y regalándole, en nombre de todos, una casulla.

A las tres y media de la tarde emprendemos viaje hacia Wamba.

En Wamba me encuentro con Pedro y Doecita que vuelven de vacaciones. Ha sido una agradable sorpresa. Tienen el problema de la continuidad de su trabajo con los pigmeos. Me proponen que me instale en Bayenga para colaborar con ellos. Evidentemente, no depende de mí. Pero tampoco me encuentro yo con la serenidad para poder aceptar esa tarea. Luego vamos juntos a visitar a las Petites Soeurs de l’Evagelisation.

En la misión de Wamba no hay sabanas ni mantas. Dos meses de ausencia de los Religiosos de la Consolata han sido suficientes para "limpiar" la casa. ¿Cuándo cambiará este ritornelo?

23.08.97 Sábado.He pasado hoy el día en Wamba. He hablado con el obispo. Por la tarde he visitado a las religiosas Oblatas de la Asunción.

24.08.97 Domingo. Emprendo viaje hacia Pawa a las siete menos cuarto de la mañana. Cruzamos el Nepoko en Tungbu. Me paro un momento en Bagyamoni y en Badambusa. La gente me saluda con la simpatía habitual y se interesan por nosotros. ¿Cuándo vais a volver a Legu? Es la frase que repiten todos los feligreses de nuestra antigua parroquia cada vez que nos encuentran. Al llegar a Legu, ocho y cuarto, la gente esta en misa; no me lo esperaba; algunos que están fuera de la iglesia se acercan a saludarme. No quiero molestar y sigo viaje. Nueva parada junto a la parcela de Beka y Gunama; se repiten las manifestaciones de alegría y simpatía. Nueva parada, esta vez larga de más de una hora en casa de los gemelos; están crecidos y muy majos; me enseñan ufanos sus notas: aprobaron bien el curso con media de notable.
Doy un salto hasta Bakana. La gente se prepara para la celebración del domingo; apenados me enseñan los desperfectos ocasionados por el viento en la capilla y la casita del dispensario; les animo a trabajar para restaurarla. Si hubiéramos seguido en Legu, ya lo estaría... Me despido de ellos para que tengan la celebración en paz. Continúo viaje y llego a Baliki; están en la homilía; entro en la capilla y me acogen con aplausos y clamores de alegría; estoy solamente dos o tres minutos. Cruzo la Ngada en Bagbay y ya sin más paradas llego a Pawa a las doce y media. Ivano me recibe con alegría. Visita a las Combonianas para tomar un café después de comer; al atardecer damos una vuelta por el hospital, la leprosería, las religiosas de la Yamaa Takatifu. Ivano se lamenta del abandono en que se encuentran los leprosos a pesar do todos los millones que envía Foperda y de los médicos que teóricamente están a su servicio. Ya lo había constatado cuando estuve allí. Luego llega Kakeane.

25.08.97 Lunes. Concelebramos la misa Ivano, Kakeane y yo. Al salir saludo a la gente y en particular a Philippe y Eli, los seminaristas con quienes convivimos en Pawa. Después de desayunar continuo viaje a Isiro. En Magambe los militares pretenden quedarse con mi gorra que es de color kaki; les digo que el color es militar pero que la gorra es mía y no tengo otra para protegerme del sol. Entro en las Dominicas de Granada que están en capitulo; al cabo de unos minutos hacen una pausa en su reunión y puedo saludar a todas: ¡sorpresa! Está María Jesús. En la casa se notan los efectos del pillaje: casi no hay muebles ni vajilla; incluso el techo del salón de entrada lo habían hundido para buscar posibles tesoros ocultos. En los Combonianos recupero el dinero de una factura que nos habían debitado por duplicado. Por fin llego a la Maison Allamano sobre las once y cuarto. Encuentro a Ariel, al Hermano Angelo, a Alonso y algunos visitantes. Doy un salto a la Procura sin resultado.

Por la tarde, vuelvo a la Procura, saludo al P. Edouard. Charlamos un rato. El hombre esta todavía bajo los efectos del choque de ver la procura saqueada. Dice que no volverá a reabrir la farmacia. Planteo el tema de la cuenta de Legu; el acaba de llegar y no me puede resolver nada; me indica que vuelva mañana cuando esté el responsable de la contabilidad.

Recorro los comercios de Isiro. Es impresionante ver Madamu y todo el bloque donde estaba Raza destruídos por el fuego. Beltexco a reabierto y también Raza en un local en frente de donde estaba antes.

26.08.97 Martes. Este día lo he pasado en Isiro. En la Procura, al final, Edouard me dio 80.000 F.B. después de hacer varios viajes. Me dicen que Senén está en el noviciado de los Combonianos. Voy a hacerle una visita pero está ausente. Luego me encuentro con él en la calle; nos saludamos y charlamos un momento. La tarde la paso en la Consolata. Angelo me corta el pelo. Ayer ya se dio cuenta de mi abatimiento y lo atribuyó a cansancio; no le saqué de dudas. Me dijo que me quedara algún día a descansar. Hoy ya me encuentra mejor. Mañana reemprenderé viaje de vuelta.

27.08.97 Miércoles. Viaje Isiro-Mungbere. Es la primera vez que recorro este camino. Encontramos dos barreras de militares en Engosamu; de nuevo se encaprichan de mi gorra pero no cedo; me piden cigarrillos. En el camino solo hay un par de pasajes malos para los coches pero para la moto es horrible debido a la infinidad de baches llenos de agua. Hay que bajarse y volverse a montar una y otra vez. Al final llegamos a Mungbere sobre las dos de la tarde. Javier no está en casa esta vez tampoco.

28.08.97 Jueves. Día de descanso en Mungbere. Aprovecho para hacerme un electrocardiograma: sin problemas. El P. Jean Marie me dice que si no le hubiera señalado lo del infarto, le hubiera pasado desapercibido; casi no quedan señales. El hospital está muy bien cuidado y atendido; da alegría verlo. Es Hospital de Referencia de la Zona de Salud de Mungbere dirigida por los Combonianos. Llega Javier y podemos hablar. Mañana última etapa hasta Nduye.

29.08.97 Viernes. Reemprendo este diario después de más de cuatro meses de ausencia, debido a que este cacharro se estropeó. Intentaré recomponer el vacío con los recuerdos, a medida que me vengan a la memoria.

Hoy he hecho el viaje de Mungbere a Nduye sobre una moto, de "paquete", conducida por Jean Pierre, un munande que vive aquí en Nduye. Hemos salido de Mungbere a las seis y cuarto de la mañana y hemos llegado a las cuatro menos cuarto de la tarde. Hemos tenido que parar para reparar el embrague que no funcionaba bien debido al barro y la arena que se habían colado por las rendijas. Una paliza soberana debido al mal estado del camino, que en muchos sitios no es más que un mal sendero, además todo embarrado, con hiervas que te azotan los brazos y la cara y con obstáculos de árboles caídos a causa de las tormentas. La moto solo tiene asiento para el chofer y el "paquete" tiene que ir de malas maneras sobre la parrilla. Gracias a Dios, hemos llegado sin graves incidentes: solamente una caída para evitar un choque frontal con un ciclista encontrado de repente en una curva.

30.08.97 Sábado. Día sin incidencias. He puesto en orden las cuentas del viaje y las de la casa. Jeronimo se ha ido a Mbolokube para celebrar mañana la misa con los cristianos de ese poblado. A las seis de la tarde ha empezado a llover y son las nueve de la noche y todavía sigue lloviendo; menos mal que ya estoy en casa.

31.08.97 Domingo. Tres pensamientos en la homilía de hoy: Saber distinguir entre la voluntad de Dios y las costumbres y tradiciones humanas; lo que entra del exterior no mancha al hombre sino lo que sale de su corazón, si no es limpio, eso es lo que le mancha; no basta oír la Palabra, acogerla y celebrarla con alegría, es necesario ponerla en práctica en nuestras vidas.

Los tres seminaristas de Nduye han venido a saludarme y preguntarme cuantos zaires son mil francos belgas. Mañana emprenden el viaje de vuelta al seminario.

Estoy un poco aturdido. Entre la cloroquina, el oído derecho que me zumba debido a un tapón de cerumen y las bajas presiones que siempre repercuten en mi cerebro... Paciencia.

01.09.97 Lunes. Hoy hemos tenido el Consejo Parroquial. Damos vueltas siempre a lo mismo. Lo difícil es que se comprometan en la acción. Marcar los lindes de la parcela de la parroquia es un asunto viejo de más de cinco años y nunca se ha realizado. También estamos en lo de hacer una plantación de palmeras... La animación de grupos es asunto importante. La pastoral de pigmeos debe ser prioritaria, pero ¿cómo?

02.09.97 Martes. Hemos empezado a preparar el soporte para el grupo electrógeno aprovechando un viejo chasis que ya debió servir para algún menester parecido. Estoy cansado. Mangala Martin nos comunica que ayer hubo tiros en Mambasa en signo de despedida de algunos soldados rwandeses que volvían a su país... Pero muchos ciudadanos, atemorizados, pusieron pies en polvorosa refugiándose en la selva. Bien está que se vayan los extranjeros pues el país continua siendo un avispero.

03.09.97 Miércoles. Continuamos el trabajo de ayer. Ha llegado Denis, el mecánico para revisar los coches. A las cuatro y media de la tarde ha empezado a llover; parece que va a durar pues está muy cubierto. Han venido dos muchachos, Kopi y otro para hablarme de piscicultura y alfabetización. Les he dicho que presenten sus planes al Comité Parroquial de Desarrollo.

04.09.97 Jueves. Día de trabajo. Parece ser que va en serio el retorno de los rwandeses a su país. Pero a su paso por poblados y ciudades emplean el mismo método aprendido de las FAZ: extorsión, robos y saqueos. En Brazaville han saqueado la nunciatura.

La enfermera, mujer del jefe, le ha pasado a su marido la lista de morosos del dispensario. El jefe está imponiendo fuertes multas que sobrepasan, con mucho, el valor de la deuda. Ayer hubo reunión del comité de gestión y no me avisaron. Hoy me han enviado la copia de una carta dirigida al jefe protestando por el abuso. No estoy de acuerdo con el contenido. La enfermera tomó la decisión sin consultar con el comité de gestión; por aquí había que haber empezado.

05.09.97 Viernes. Los PP de Mambasa han tenido que proporcionar su camión para el transporte de tropa, ahora hacia el Este. Esperemos que puedan recuperarlo. Denis quiere volver mañana a Mambasa; viaje demasiado rápido me parece... Ha reparado el coche de la misión pero nos falta alguna pieza indispensable.

Tenemos que inscribirnos en Mambasa en el registro de extranjeros. Cuatro fotos y cinco dólares cada uno.

Esta tarde ha caído una buena tormenta.

06.09.07 Sábado. Denis ha trabajado sin descanso hasta las seis dela tarde. Ha dejado a punto mi coche. El otro queda en el dique seco hasta que encontremos la pieza que falta.

El jefe ha venido ésta tarde ha hablarme de sus problemas. Está intentando recuperar el dinero del dispensario de los morosos. Pero les cobra a cada uno dos dólares por gastos de funcionamiento de la oficina de la Colectividad. Me ha pedido que le consiga un sombrero de jefe de los Babudu... Le he regalado el mío.

07.09.97 Domingo. Hoy ha presidido la Misa Jeronimo. Yo he participado como un autómata. Estoy como ausente de todo. Esperemos que se me pase esta crisis.

Denis, el mecánico se ha marchado esta mañana a las ocho. Esta tarde ha caído un chaparrón.

Este cacharro empieza de nuevo a crear problemas, pero sin duda es por mi ignorancia en el manejo. ¡Paciencia!

He repasado las cuentas y Angelo me ha hecho una mala jugada.

08.09.97 Lunes. La Natividad de María. Esta mañana la radio nos ha sorprendido con la noticia de la muerte de Mobutu; fallecía ayer en Rabat. ¡Que Dios se apiade de él! El año pasado por estas fechas se veían las blusas con su imagen y la inscripción lingala "ya mokolo", algo así como "el formidable"; yo no podía contenerme y cada vez que veía su foto lanzaba una jaculatoria: "que Dios te quebrante". En doce meses ha perdido la salud, el poder y la vida. Esperemos que no haya perdido también su alma. AMEN.

10.09.97 Miércoles. Ayer fui a Mambasa para inscribirnos en el Territorio en el registro de extranjeros. Nada más llegar a la ciudad ya fui localizado por los funcionarios que a toda costa querían que fuera inmediatamente a sus oficinas; les dije que no, que iría al día siguiente. Estaba haciendo algunas compras y uno de ellos me acompañó a varios comercios; al fin me liberé de ellos. ¡Tienen tan poco trabajo!... De momento solo figuramos cuatro extranjeros en el territorio de Mambasa. Me he presentado esta mañana y me han atendido rápida y amablemente. Era yo el único en sus oficinas. He tenido que pagarles 20 dólares y, a pesar de habérselo pedido, no me han dado recibo. Tenemos los mismos perros con distintos collares. Una de las preguntas inevitables en estos asuntos es siempre: "fecha de la primera entrada en el país". El funcionario se ha sorprendido cuando le he dicho que el 20 de enero del 71; ha exclamado: "vous êtes un ancien...". Si, efectivamente, ya soy viejo en el país. Cuando llegué en el 71 y de nuevo en el 75, con simpatía, pero también con tintes de superioridad, me llamaban "mtoto". Ahora con respeto y simpatía me llaman "mzee". Antes de volver a Nduye he vuelto a tener una bajada de tensión.

¿Qué pasa de nuevo en el Kivu? Las emisoras internacionales vuelven ha hablar de guerra: Los mai-mai contra los militares de la Alianza. Este movimiento de soldados rwandeses hacia el Este, ¿es para volver a su país o es para enfrentarse y eliminar a los mai-mai? ¡Qué fatalidad tienen estos países africanos que nada más acabada una guerra ya empiezan otra...! En el Congo vecino ya se ve con claridad que los conflictos de la capital están degenerando en guerra civil que se extiende a todo el país. Regina Pacis, ora pro nobis.

En la India se preparan los funerales de estado por la Madre Teresa de Calcuta. Asistirá la reina de España y también quiere asistir el Papa. ¿Será proclamada santa por aclamación popular o la declarara tal el Papa saltándose el proceso...?

12.09.97 Viernes. Hoy ha pasado un grupo de muchachos de Bakese. Nos han contado las últimas noticias de "radio macuto", a saber: Jerónimo vuelve a Legu, Martin a Wamba; en enero le seguiría yo a Jeronimo. Verdaderamente historias para dormir de pie. Las radios siguen hablando de los funerales de la Madre Teresa que tendrán lugar mañana en Calcuta. Dios exalta a los humildes.

El vicario ha venido a decirme que el martes se va definitivamente de Nduye. Me dice que entregó las cuentas a Prosper, pero éste no me las entregó a mí. Le he liquidado su paga.

Mañana salgo yo de visita pastoral por los poblados del camino Norte: Ocho poblados en ocho dias; que el Señor me acompañe y el Espíritu me ilumine y de fuerzas.

19.09.97 Viernes. Estoy de vuelta en Nduye. El sábado, 13, llegué a Dingbo después de más de ocho horas de un viaje espantoso pues la lluvia nos acompañó o precedió durante todo el trayecto; sólo hacía unas horas que habían recibido la noticia de mi llegada. Los Consejeros estaban reunidos y me uní a ellos: dos son paganos (?), otros dos están unidos a mujeres paganas; otros dos tienen como compañera a protestantes, y otros dos a católicas pero sin matrimonio religioso... No se entienden entre ellos; no se lo toman como un servicio sino como una dignidad. Pasamos la noche en la sacristía bajo un techo todo con agujeros que más parecía el de un planetario. Pasamos frío. El domingo, 14, visito los locales de la escuela, que están desafectados y se están hundiendo; la misa con solo diez comuniones. Primer grado del bautismo a siete catecumenos. La fe sin obras es fe muerta (segunda lectura); "vosotros, ¿quién decís que soy yo"? evangelio. ¿A qué nivel de fe nos encontramos con respecto a Jesucristo? ¿Cómo se manifiesta nuestra fe? Si vivimos y actuamos al igual que los paganos, es que todavía no hemos encontrado a Jesús, no hemos creído en él ni le seguimos... A las 13 nueva misa en Kenetata con cuatro comuniones y viaje -corto- hasta Malembi donde cenamos y pasamos la noche. Nos acoge el catequista, que es también maestro; tiene bien cuidada la casa y parcela y un gran campo con arroz, yuca, boniatos, alubias etc. El 15, lunes, misa en Malembi con cinco comuniones y viaje hasta Bongupanda. Aquí pasamos la tarde, visitamos los viejos edificios del dispensario y la "gite" de la que han empezado a desaparecer las planchas del tejado con destino a la fabricación de cacerolas. Cenamos en torno al fuego y pasamos la noche, junto con toda la familia, en la única cabaña que poseen. No dormí mal a pesar de las incomodidades y la promiscuidad. El 16, martes, misa en el porche del dispensario abandonado por falta de enfermero, de enfermos y de recursos de la población. Ninguna comunión entre los asistentes pues todos están en situación irregular. Nuevo viaje corto hasta Nzaro ; nos alojamos en casa del catequista; cenamos a oscuras pues ni siquiera disponía de un candil para alumbrarnos. El 17, miércoles, misa en Nzaro, con solo tres comuniones: el catequista, su mujer y otra persona. No tienen capilla aunque han montado ya el esqueleto de un cobertizo. Les aconsejé que recuperen los edificios de una plantación abandonada y que los utilicen como capilla y escuela para los pigmeos... Se lamentan de los destrozos que les ocasionan en los campos los animales salvajes: jabalíes, babuinos y macacos; me piden un fusil. Viaje hasta Biasa pasando por Alambi que es donde el camino está en peor estado. Estaba más seco que a la ida pero aun así tuve que bajarme varias veces de la moto y empujarla para ayudar al chofer a salir o evitar los atolladeros. En Biasa-prisión nos detuvimos para hacer una visita al alcaide y a los heridos: un árbol derribado por una tormenta aplastó una cabaña; resultado, un muerto y tres heridos. Nos ofreció fruta: papaya y guayabas. Antes de llegar a la capilla encontramos al catequista que, junto con un pigmeo, transportaban un antílope negro descuartizado; unos cien kilos entre los dos. Luego, en su casa, vi un cuenco con cangrejos vivos. Caza y pesca con trampas. Tuvimos suerte, esa noche cenamos carne fresca y tierna en abundancia. El 18, jueves, misa en Biasa, diecisiete comuniones, o sea, el poblado con mayor participación eucarística... Pero no han cumplido ninguno de los trabajos que les encomendó Jeronimo cuando les visitó hace tres meses y medio. Un viaje cortito hasta Makelele, la ultima etapa de la visita pastoral. Me proporcionan alojamiento inmediato y aprovecho para hacer una pequeña siesta. Larga charla con los catequistas y tormenta. Visito algunas cabañas; en una de ellas, gente de Legu, de Badambusa más en concreto. En otra encuentro al catequista protestante de Biasa que se lamenta de haberse quedado solo con su capilla; toda la población vecina ha emigrado. El mismo problema que tenemos los católicos... El catequista católico me expone los problemas: enfrentamiento con los cristianos que le acusan de ser un dictador y él les acusa a su vez de ser vagos.

La inhibición de la gente es problema general en las dos jeferías, Walese-Karo y Walese-Dese; viven en situación "paradisiaca", casi no necesitan trabajar para sobrevivir, la selva les proporciona los medios de subsistencia sin excesivas preocupaciones y no se toman en serio ningún compromiso incluidos los del bautismo. Vivir, comer, engendrar, morir; no tienen más horizontes. No hay progreso ninguno: cultural, habitacional, sanitario, económico... Hay, más bien, regreso. No hay escuelas ni dispensarios; la carretera no es más que un sendero embarrado, zigzagueante, entre la maleza; las capillas se caen; las plantaciones han desaparecido; los edificios del tiempo de la colonia se hunden; los jefes les explotan; los negros explotan a los pigmeos; mucha gente emigra. La selva, flora y fauna, vuelven por sus fueros e imponen su ley. ¿Qué porvenir para esta gente, negros y pigmeos?

El 19, viernes, misa en Makelele. Nueve comuniones. El catequista me dice que las ratas se han comido el dinero de las ofrendas de los fieles: Ochenta mil zaires (¡0,66 dólares!). Nos presentan comida con carne de antílope. Vuelvo a casa.

20.09.97 Sábado. Hoy nos ha visitado un muchacho nacido en Nduye, cuyos padres viven aquí pero que estudia en Bunia en el I.S.P. Prepara su trabajo de licenciatura. Le he preguntado si era Mlese y como me imaginaba, la respuesta ha sido negativa. El Abbé Roger ha debido pasar sin entrar a saludarnos. He preparado ya el programa para visitar Andili y Mokonza la semana que viene. Andili está a dieciocho kilómetros y no hay más remedio que ir a pie, e incluso hay que meterse en el barro; a mitad de camino está Mokonza. La semana siguiente visitaré Aluta, Bukulani y Ekwe.

21.09.97 Domingo. Presido la eucaristía. La organización de la Iglesia no se puede conformar al modelo político en la búsqueda de poder para dominar. "De qué discutíais en el camino?" A pesar de haberles Jesús anunciado por segunda vez su pasión, los discípulos, erre que erre, a ver quién de ellos será el más importante. La eclesiologia es subsidiaria de la cristologia. Si concebimos al Mesías modelo "Kabila" buscaremos el poder y los honores y el dominio sobre los demás. Esto engendrará discordias entre los miembros de la Iglesia (segunda lectura) y seremos incapaces de ponernos en contacto con Dios a quien pretendemos remplazar.

22.09.97 Lunes. El P. Romano me anuncia que tiene el sobre que me trajo el P. Paco Ostos. Algún día llegará a mis manos. El P. Franco se olvidó de traer los neumáticos hasta Dingbo; otra vez será. Hoy, procedentes de Mungbere, han llegado los dos profesores para el Instituto; pero, ¿habrá Instituto? Han pasado unos muchachos de Bagyamoni; dos de ellos han subido a saludarnos.

Hemos desatascado las tuberías del agua; sin duda que entró arena cuando enlucieron las paredes de la cisterna. El albañil se ha vuelto a casa por falta de trabajo. Jeronimo pretende que me haga cargo de las obras del garaje para transformar una parte en cocina; creo que no vale la pena hacer una chapuza; y para hacer algo en serio hay que meterse en obras de envergadura; y creo que tampoco vale la pena.

23.09.97. Martes. Mañana de lluvia. Hemos empleado a los obreros en tareas caseras. Me ha empezado a dolor la región lumbar y casi no me puedo enderezar. Esperemos que se me pase y pueda mañana emprender viajes a Andili y Mokonza.

26.09.97 Viernes. He vuelto de la turné a Andili y Mokonza. El miércoles 24 empezó a diluviar a las seis y media de la mañana y continuó hasta las once, lo que retrasó la salida hasta las once y media. Me acompañó Leonard Amema, un muchacho del otro lado del río. El camino todo embarrado, los ríos y regatos desbordados: tuve que descalzarme un montón de veces y meterme con el agua hasta más arriba de la rodilla. Veintiún ríos y regatos en total en 19 kilómetros. Aguanté bien el paseo a pesar de la carga. Empleamos cuatro horas y veinte minutos. Por la mañana tuvimos un disgusto con el aparato de radiofonia. Debió recibir una descarga de electricidad estática y el dial se volvió loco, no respondía a los mandos. Esto, el viaje, y la cama dura e inclinada hicieron que no pegara ojo en toda la noche.

El jueves, 25, misa en Andili. Amaneció lloviendo pero duró muy poco tiempo la lluvia. Cuatro comuniones, sin coral, yo mismo entoné algunos cantos para que no pareciera un funeral. Visita a la familia de Leonard Amema donde nos ofrecieron un poco de aguardiente. El alambique estaba funcionando. Emprendimos el viaje de regreso hacia Mokonza; el camino estaba más seco que a la ida y lo hicimos en una hora y tres cuartos. Nos aburrimos hasta las cinco y media de la tarde en que nos dieron de cenar. Luego organizaron danzas: primero cánticos religiosos y a continuación una danza obscena que duró hasta las once de la noche... Pero fue interrumpida varias veces pues llegaron dos mujeres borrachas, alborotando e intentando alumbrarse con tizones encendidos que luego utilizaban para atizar con ellos a algunos hombres; el suelo se llenaba de brasas en cada acometida y el alboroto era colosal. Por lo visto estaban buscando a otra mujer que había desaparecido de su poblado y que pensaban se habría ocultado en la casa de alguno de los bailarines. Algunos de éstos quedaron chamuscados pero al final se fueron las mujeres borrachas y continuó la danza. Yo me retiré a dormir a las nueve de la noche y conseguí dormirme a pesar del jolgorio a la puerta de la choza.

Hoy por la mañana ha amanecido lloviendo de nuevo y ha durado hasta medio día. Dos pequeños intervalos sin lluvia han permitido que se reuniera un grupillo de cristianos. Hemos celebrado la Eucaristía: dos comuniones: el catequista y un hombre de Andili que ayer llegó con retraso y ha venido hasta Mokonza para confesarse y comulgar. Verdaderamente, ésto es la búsqueda de lo oveja extraviada. Los pigmeos están en la selva desde junio pues es el periodo de la miel, y muchos negros van detrás de ellos para comprársela o intercambiarla por otras mercancías. Y eso no es todo; ha empezado también el periodo de las termitas y la situación continúa; los poblados están casi despoblados. Nacer, crecer, comer y engendrar... Así hasta el final de la vida sin más perspectivas ni preocupaciones. Esta es la vida de los pigmeos y la de muchos negros de esta tribu Walese. Vivir al día sin pensar en el mañana... Evangélica en el fondo pero sin perspectivas en un mundo como el actual en el umbral del siglo XXI. ¿Evangélica digo, o simplemente biológica?

Cuando ha cesado de llover, hemos emprendido el viaje de vuelta: dos horas y media, once kilómetros. El camino, a pesar de la lluvia de hoy, estaba mejor que antes de ayer y los regatos estaban bajos: no he tenido que descalzarme. Al llegar a casa Jeronimo me dice que la fonia funciona... Menos mal. Solo he tenido que volver a memorizar las frecuencias que utilizamos habitualmente. El P. Angelo le pregunta a Jero si acepta ser el párroco de Nduye. Rechaza en el caso en que yo no tenga otro destino... Ya veremos.

27.09.97 Sábado. Hoy he hablado por radio con Julia y Fermina. El sobrino Julián está enamorado de una divorciada. Por otra parte Elisita tiene novio ¿pero irá la cosa en serio? "Donde hay envidia y ambición, allí reina el desorden y toda clase de maldad... Los que promueven la paz van sembrando en paz el fruto que conduce a la salvación. ¿De dónde proceden los conflictos y las discordias entre vosotros? No es precisamente de esas pasiones que os han convertido en un campo de batalla? Ambicionáis y no tenéis; asesináis y envidiáis, pero no podéis conseguir nada; os enzarzáis en guerras y contiendas, pero no obtenéis porque no pedís; pedís y no recibís porque pedís mal, con la intención de satisfacer vuestras pasiones". (Sant 3,16-4,3). Que sea yo ese sembrador de paz entre mis hermanos y hermanas, sobrinos y sobrinas.

Mañana visitaré los poblados de Aluta y Bukulani; esperemos que en este último encuentre algunos cristianos...

28.09.97 Domingo. Salimos de casa sobre las ocho de la mañana. Misa en Aluta. Doy el primer grado del bautismo a tres catecúmenas y la unción de enfermos, durante la misa, a dos ancianas: era la primera vez que los cristianos participaban en comunidad en este sacramento. Quince comuniones. Misa con cantos acompañados por dos instrumentos de cuerda de sonido agradable. Dios es soberanamente libre y reparte sus dones como quiere: no nos corresponde a nosotros trazarle programas a Dios, bien al contrario, es él quien nos marca las pautas a seguir; no somos dueños de Dios, sino que Dios es dueño nuestro. Practicar la misericordia: "un vaso de agua dado a un sediento, no quedará sin recompensa". Evitar el escándalo de los débiles en la fe. Practicar la justicia con los obreros; no enriquecerse a su costa. Esta son las cuatro ideas principales que se desprenden de las lecturas del día de hoy. Tienen su aplicación en esta cultura: la magia es el intento de dominar a Dios y someterle a nuestros caprichos. Los negros se aprovechan del trabajo de los pigmeos. Practicar el bien, evitar el mal, tienen aplicación en todas las sociedades y culturas. Después de comer nos dirigimos a Bukulani, un puesto prácticamente abandonado desde hace años. Llegamos a las dos de la tarde. Se reúne un grupillo y celebramos la eucaristía: dos comuniones. Los cristianos atacan al catequista; el más agresivo resulta ser un protestante que está unido a una mujer católica y dice querer celebrar el matrimonio religioso... El catequista vive en Aluta, a quince kilómetros y no puede animar a la comunidad. Veremos si se puede hacer algo.

Salimos de Bukulani ya casi a las cinco de la tarde e inmediatamente se desencadena la tormenta. Tenemos que refugiarnos en una cabaña hasta que amaina la lluvia. Seguimos viaje y llegamos a Mambasa calados de las pantorrillas para abajo.

29.09.97 Lunes. Santos arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael. Día de descanso en Mambasa. Hacemos algunas compras y la madre de Jean Pierre, una anciana venerable, madre de doce hijos, un montón de nietos y biznietos, nos invita a comer; imposible rehusar la invitación: el menú, bananas, pasta de mandioca, makayabu y vino de palma. Esta mujer es toda una institución: viuda, dirige la casa con mano firme; prepara la comida, lava la ropa, aloja a una docena de nietos para que puedan seguir estudios en Mambasa. Siento cariño por ella; me recuerda a mi madre...

30.09.97 Martes. San Jeronimo. Salimos de Mambasa a las siete y cuarenta minutos; nos presentamos en Ekwe a las ocho y veinte. Nos estaban esperando. Bastantes confesiones. Eucaristía con dieciocho comuniones. Acompañan los cantos con instrumentos semejantes a los de Aluta. Pero el aspecto general es de abandono. Después de la misa, encuentro con los responsables: Atacan a los curas que nos precedieron en la parroquia... Les devuelvo la pelota. Veremos si se animan y hacen algo.

En el Km. 21 nos paramos en el campo de la hermana y cuñado de Jean Pierre. Nos preparan comida y esto hace que nos entretengamos casi dos horas. En el Km. 40 nueva parada, esta vez en el campo de un hermano de Jean Pierre; aquí estamos unos veinte minutos pues las nubes amenazan tormenta: salimos pitando pero en Akokora estalla la tormenta y tenemos que refugiarnos en una cabaña durante casi una hora. Llegamos a Nduye en las mismas condiciones que lo hicimos en Mambasa. Estoy cansado.

01.10.97 Miércoles. Santa Teresa de Lisieux. Dia tranquilo en casa. Sementera en la huerta y pago de obreros.

02.10.97 Jueves. Santos Ángeles custodios. El papa en ruta para Brasil: a sus años y con sus achaques, todavía sigue en la brecha. Se prepara una boda principesca en España: solo para la despedida de solteros, ochocientos invitados. Unos tanto y otros nada... Aquí no se pueden casar porque les faltan unos dólares para pagar la dote. He acabado de leer en portugués el libro "Bichos" de Miguel Torga. Interesante pero pesimista. Se me escapan muchas palabras de la lengua de Camoens.

03.10.97 Viernes. Hemos puesto en marcha el motor de la luz pero el cuadro de control no funciona; hay todavía otros pequeños problemas. La comadrona y "mujer" del jefe se marchó ya hace un mes llevándose los hijos y la caja del dispensario; todo parece una fuga, pero habrá que esperar todavía un poco.

Hoy hemos sembrado plantas aromáticas delante de la casa; esperemos que broten nos perfumen y nos alegren el ambiente...

04.10.97 Sábado. Hemos logrado hablar con Pepiño a medio día. Hacia muchisimo tiempo que no lo hacíamos. Está bastante al corriente de los acontecimientos del Congo. Ha cambiado de domicilio y tiene teléfono en casa. Parece ya completamente integrado en su vida y su trabajo.

05.10.97 Domingo. Hoy Jeronimo ha salido de viaje para Wamba. Las nubes amenazaban lluvia pero afortunadamente se han disuelto antes de que emprendiera el viaje.

"Este es un gran misterio" el sacramento del matrimonio. Alianza de amor y entrega mutua, de unidad en la igualdad y complementariedad. No es un contrato de trabajo ni de compraventa. Unidad frente a la poligamia; fidelidad frente a la promiscuidad; indisolubilidad frente al divorcio; igualdad frente al dominio y sumisión; amor y no generación primordialmente. Signo de la unión de Cristo y su Iglesia Estas son las ideas principales que he desarrollado en la homilía de hoy.

Por la tarde se ha reunido el Comité de Gestión del Centro de Salud de Nduye en presencia de un inspector llegado de Mambasa. Problema de la Enfermera-comadrona jefe que se ausentó ya hace más de un mes y se llevó los dineros de la caja. Problemas de higiene y salubridad, de educación sanitaria; problema de la tuberculosis... Problema con el Jefe de Colectividad.

06.10.97 Lunes. Hoy han venido a visitarme el Jefe y el recién llegado "chef de poste". Me han encontrado en mono, lleno de polvo y telarañas pues estaba reparando la instalación eléctrica en el techo de la casa. Por la mañana ha amanecido lloviendo y no ha venido nadie a misa. Teníamos Consejo Parroquial y han llegado unos poquitos con retraso: no se ha celebrado.

07.10.97 Martes. Nuestra Señora del Rosario. Hoy he logrado poner en marcha el generador de electricidad y funciona... He cenado ya con luz eléctrica a 220 voltios. El cuadro de control no funciona y la rosca del filtro está estropeada, pero ya es funcional. Demos gracias a Dios.

08.10.97 Miércoles. Un grupo de Bafidei ha pasado la noche aquí y reemprendieron el camino esta mañana. Otro grupo de Badambusa ha llegado a las tres de la tarde y querían continuar el viaje pero les ha pillado la tormenta. No sé qué habrán hecho.

Se recalienta la situación entre Brazaville y Kinshasa. Intercambio de tiros de mortero y pánico en Kinshasa. Estos políticos son unos cínicos y merecen la condena radical.

He hablado con Pedro Mari y con Marga. Están bien. Piluca sin trabajo.

Jeronimo salió esta mañana de Wamba.

09.10.97 Jueves. Jeronimo ha llegado a las seis de la tarde lamentándose del mal estado del camino... Angelo me ha devuelto la carta que le escribí, sin abrir el sobre por que no le he puesto sus títulos de grandeza: Vicaire General et Coordinateur du diocèse. Yo creo que además es también un perfecto... En fin, que Dios nos perdone nuestras miserias.

Esta noche, el motor de la luz ha arrancado y funcionado bien, sin ningún problema.

10.10.97 Viernes. Hoy tengo la impresión de no haber hecho nada. Cada vez que busco alguna cosa y no la encuentro me entra una depresión. Tenía que reunirse la Comisión Justicia y Paz y la lluvia lo ha impedido; solo han venido tres personas... No hacen nada. Con la lluvia, me he resbalado sobre el cemento del chalet y me he caído redondo: un buen golpe en la cadera y un retorcijón en la muñeca derecha; afortunadamente no ha sido nada grave.

Han llegado dos muchachos de Bakese; van a Mambasa. Las autoridades de la Alianza han vuelto a Legu, dicen que para restablecer en su puesto a Bodoma... Habrá que esperar noticias.

11.10.97 Sábado. Hoy ha pasado otro grupo de muchachos de Legu, esta vez, de vuelta hacia casa. Me traen una carta de Atanea: sigue insistiendo en pedir dinero.

Jean Pierre nos ha pedido la moto para llevar su mujer a Mambasa. Tuvo ayer un aborto y parece que quedaron restos de placenta. Necesita un legrado. Pero la comadrona (hermana de Jean Pierre y "mujer" del jefe) está ausente del servicio desde hace más de un mes.

12.10.97 Domingo. La Virgen del Pilar. Día de la Hispanidad. Fiesta nacional de España. Hoy he visitado el poblado de Mbolokube y celebrado la Eucaristía con la comunidad cristiana: trece comuniones. No tienen instrumentos de música y deforman los cantos como en casi todos los poblados. Son seis kilómetros desde Nduye que los he hecho a pie en una hora y he llegado todo empapado en sudor; me he tenido que quitar la camiseta empapada pero a la vuelta he tenido que hacer lo mismo con la camisa. Riqueza y pobreza: "Bienaventurados vosotros los pobres"; "cuan difícil es que un rico entre en el Reino de Dios". Pero Dios no quiere la pobreza para sus hijos sino una vida digna de su condición. Jesús no fue un "pobre mendigo", vivió dignamente de su trabajo; y la comunidad de discípulos tampoco estaba formada de pordioseros. La riqueza es buena pues Dios es infinitamente rico y El ha creado todos los bienes para el servicio del hombre. Hay valores superiores a la riqueza: la paz, la justicia, la sabiduria. Un mínimo de bienes son necesarios para vivir: Vestido, alimento, vivienda, estudios, salud... Pero el rico de la tierra lo es a menudo como fruto de la injusticia y corre el peligro de creerse autónomo, olvidarse de Dios y despreciar a los hombres. "Quién podrá salvarse"?... Para los hombres es imposible, pero no para Dios. El pobre es "bienaventurado"; pero si su pobreza es fruto de la holgazanería, del alcoholismo, de la mala vida... No se puede vivir del parasitismo ni de los hurtos sistemáticos en los huertos ajenos; hay que conseguir la independencia alimentaria. San Pablo dijo que el que no trabaje que no coma. La holgazanería es madre de todos los vicios. La pobreza no asumida por el Reino, amarga la vida y corre peligro de maldecir a Dios. La pobreza también es a menudo consecuencia de la injusticia, y el llanto del pobre llega hasta el corazón de Dios. Jesús llama a algunos, como al joven rico, a abandonarlo todo por el Reino: "Ukitaka kuwa mkamilifu...", "si vis perfectus ese...".

13.10.97 Lunes. Una noticia esperanzadora: Sor Ana y Sor Remedios están en camino de Nduye. Querían venir en coche pero lo han tenido que dejar en el puente del Epulu y han continuado a pie. Veremos a ver que noticias nos traen y que decisiones con respecto a su misión en Nduye. Esperemos que sean positivas.

Hoy han llegado dos grupos de viajeros de Legu que están de vuelta. Uno de ellos duerme aquí y en otro en casa de Agbayeme.

14.10.97 Martes. Esta mañana salí en busca de las religiosas y después de muchas peripecias y fatigas con el coche a causa del estado del camino y la lluvia, las encontré a veinte kilómetros de Nduye. Ana aparecía tan fresca pero Remedios estaba muy cansada y me ha dicho; "¡Menos mal que has venido"! Nuevas peripecias para volver y a la una de la tarde estabamos en casa. Nos confirman que las religiosas combonianas volverán a Nduye, probablemente el mes que viene. Se preparan en Centroafrica para su dedicación especial a los pigmeos. Demos gracias a Dios. Han comido y cenado con nosotros. Ana habla por los codos y a menudo lo hace en italiano, con lo cual se me escapan algunas palabras en esa lengua. Remedios seguía cansada y con ganas de retirarse. Se van a quedar unos cuantos dias.

15.10.97 Miércoles. Santa Tersa de Jesús. Hoy he hablado con Félix Lizaso. Se ha alegrado mucho. Me ha informado de la creación de dos Provincias de la Orden Hospitalaria en África: Una anglófona y otra francófona. Avanza también el proceso de canonización del P. Menni. Sor Remedios ha hablado con su madre y estaba emocionada y contenta.

Teresa de Cepeda y Ahumada nació en Ávila, el miércoles, 28 de marzo de 1515. Su padre, Alonso Sánchez de Cepeda era un comerciante de origen judío. Su madre Beatriz de Ahumada pertenecía a la nobleza de Castilla.

La lectura de la vida de los mártires despertaron, desde su más tierna infancia, el deseo de imitarles. Un día, con su hermano Rodrigo, se escaparon de casa para "ir a tierra de moros para allí ser martirizados". Pero tomaron el camino de Salamanca....

En 1536 entró en la vida religiosa, en el carmelo de la Encarnación. Inmediatamente comenzó a resentirse su salud con el rigor de la vida religiosa. Estuvo a punto de ser enterrada viva a causa de una malaria cerebral. Permaneció tres años paralizada en la enfermería.

Comienza una intensa vida de oración sobre todo a partir de 1553. Los fenómenos místicos extraordinarios empiezan inmediatamente: El sentimiento de la presencia de Dios; la visión de Jesus; el éxtasis, la transververacion... Los problemas y dificultades empiezan al mismo tiempo: Los confesores y directores espirituales no la comprenden.

Después de algunos años de ascesis, oración y contemplación, ella está lista para la acción. En primer lugar con su propia familia, después con las religiosas. Más de cuarenta de éstas comienzan a seguirle en la vida de oración. Y comienza la Reforma del Carmelo y las fundaciones.

En 1562 funda San José en Ávila. Empieza a escribir su autobiografía. Las fundaciones continúan: en 1567, Medina del Campo, después Malagón, Valladolid, etc..., hasta 16 conventos en veinte años. Miles de kilómetros en carreta, sin amortiguadores y por caminos sin asfaltar.

En 1572 empieza a escribir los "Conceptos del Amor de Dios". En 1573 termina el "Camino de Perfección" y comienza "Las Fundaciones". En 1576 escribe "Como visitar los Conventos" y dos años más tarde, su obra principal "Las Moradas", o Castillo Interior, un tratado sobre la vida de oración.

Agotada por tantos trabajos, contradicciones y dificultades llega a Alba de Tormes. Durante su agonía repite a menudo: "Señor, yo soy hija de la Iglesia". En el momento de recibir el viático dice: "Es ya tiempo de vernos, Amado mío y Señor mío". La última noche la pasó repitiendo un versículo del salmo 50: "El sacrificio para Dios es un espíritu quebrantado; un corazón contrito y humillado, oh Dios, tu no lo desprecias". Siempre en oración, llena de alegría y felicidad, el rostro sonriente, entregó su alma a Dios. Era el 4 de octubre de 1582. (Después de la reforma del calendario la fecha coincide con el 15 de octubre).

La sonrisa, la austeridad castellana, el aguante en medio de sufrimientos físicos que la torturaron a lo largo de su vida, la serenidad en su misión difícil de fundadora de monasterios y de Reformadora del Carmelo, marcaron para siempre el rostro de esta mujer que ardió del más alto amor y cuya alma habitó "sola con el Solo" en la moradas secretas del castillo interior. Pero jamás el humilde realismo del ama de casa no cedió el paso a los vuelos del éxtasis; y, para Teresa, la contemplación desemboca en la acción, una y otra nutriéndose de la sed del Dios vivo: "¡Ah! cuánto importa en la vida espiritual animarse de una muy determinada determinación". Esto es lo que constituye el encanto único de Teresa de Jesús, Madre de los espirituales y doctora de la Iglesia.

Hoy estaban convocados los animadores entrantes y salientes de las cuatro comunidades de Nduye; solo han venido los de la shirika Comboni. Hemos tenido un encuentro agradable e instructivo; ¡lástima que no han venido los otros! El evangelio del domingo próximo trata, justamente de cómo deben comportarse los dirigentes en la Iglesia.

16.10.97 Jueves. Sigo intentando poner en orden la instalación eléctrica. ¡Qué desastres hicieron con los cables!: todos los trozos accesibles fueron cortados a machetazos y robados. Sor Ana dice que fue Martin quien lo hizo... ¡Pobre diócesis con este personal!

Un muchacho, de los que transportan aceite en bicicleta, ha venido muy enfermo y agotado. Ya lo encontró Jeronimo hace unos dias en el camino con una fuerte crisis de malaria. Está en el dispensario pero no tiene dinero, ni comida, ni ropa. Le he prestado algo de dinero y le he dado una camiseta y una pantaloneta. Esperemos que se recupere.

17/10/97 Viernes. Toda la mañana ha estado lloviendo. Hemos hecho limpieza en mi habitación. Una cabaña vieja se ha hundido mientras dos mujeres estaban dentro intentando recuperar palos para el fuego: Una de ellas tiene un brazo roto y la segunda se queja de dolores en la columna vertebral. Ambas están hospitalizadas pero en este dispensario difícilmente les pueden asistir de modo adecuado. La mujer de Pierot necesita una transfusión; primero dicen que tiene que pagar cuarenta dólares para poder abandonar el hospital y luego que necesita una transfusión...

A pesar de la lluvia no ha cesado de desfilar gente durante toda la mañana.

18.10.97 Sábado. San Lucas, Evangelista. Además de Los Doce el Señor escogió otros setenta (infinidad) de discípulos y los envió de dos en dos a predicar el Evangelio: a Lucas y otros muchos, también a mí (con Robben, con Pepiño, con Heliodoro, con Jeronimo). ¡Gracias, Señor!

Hoy he entregado la casa al Prefecto del Instituto; una pena lo mal cuidada que está esa casa.

Sor Ana nos decía que llegó a haber más de trescientos alumnos internos en los diversos centros de secundaria, aquí, en Nduye, pero ningún mlese: Venían de Butembo, de Bunia, de Kisangani... Y yo me pregunto: ¿la Misión de Nduye se creó para quién? Ni los Walese ni los Bambuti sacaron provecho apreciable. Hoy no llegan a trescientos los habitantes del poblado. ¡Ay, Padre Longo... !

19.10.97 Domingo. Domingo mundial de las Misiones. San Pedro del Alcántara. Mi hermano Pedro Mari ha cumplido hoy 54 años. Fe cristiana es unión vital y cordial con Jesucristo. Debe crecer en espesor y profundidad en nuestros corazones: asiduidad a la oración, a las reuniones y celebraciones de la Asamblea. Debe crecer en longitud y anchura por todo el universo: Que todos crean, invoquen el nombre del Señor y se salven. La fe es un don de Dios pero se insinúa por el oído; y el oído se activa por la predicación; por eso "cuan hermosos sobre los montes los pies del mensajero que anuncia la salvación!" "Id por todo el mundo y anunciad el Evangelio a toda criatura". Envía, Señor, operarios a tu mies.

20.10.97 Lunes. R. Las Hermanas Ana y Remedios emprenden el viaje de vuelta. Decido llevarlas con el coche "hasta donde lleguemos". Emprendemos la ruta y evitamos los escollos del día que fui a buscarlas. Entre el km. 18 y el 10 tenemos tres pequeños atascos pero llegamos a Mambasa a las 13 y 10. Nadie se lo podía imaginar pero así ha sido. He pensado seguir viaje a Butembo inmediatamente pero en Mambasa me han disuadido. Así que paso la tarde en Mambasa.

21.10.97 Martes. R. Emprendo viaje a Butembo a las siete menos veinte; llueve. Me acompañan Denis Muhindo, un sobrino de Jean Pierre, nuestro chofer de la moto. Llego sin incidentes hasta Beni a las once y veinte. En la barrera me piden la documentación del coche, seguro, permiso de conducir y viñeta. Estos dos últimos estaban caducados así que ha habido que negociar. Los policías se han portado con corrección: Me dan un permiso provisional para un año (quince dólares), pago un seguro para tres meses (ochenta y pico dólares) y me ponen una multa de 50 que logro reducir a cuarenta. De la viñeta les digo que estamos exentos: Uno no lo entiende, pero el otro si, y se los explica a su compañero; menos mal. Sigo camino tranquilo pensando que todos los problemas de papeles estaban resueltos. A la salida de Beni, nueva barrera: pretenden registrar nuestros bolsos. Ofrezco alguna resistencia y afortunadamente llega otro militar que nos dice de continuar sin efectuar el registro. Antes de llegar a Butembo vuelve a llover. Me presento en la barrera y los militares me piden cigarrillos. Paso, pero a menos de quince metros los policías me paran: nuevo control de papeles: Falta uno: El del control técnico del coche. Cada vez se inventan una. Pregunto que a ver dónde se puede conseguir ese papel; me dicen que en tráfico. Les digo que lo pediré. Me dejan pasar. Pero ya no se puede hacer nada aquí pues las tres horas perdidas en Beni han causado que lleguemos cuando los comercios ya están cerrando. Mañana será otro día. Pido alojamiento en el colegio Kambali de los Asuncionistas.

22.10.97 Miércoles. R. Día de compras en Butembo. A las doce y media se ha puesto a llover y nos ha fastidiado bastante; pero al fin hemos hecho casi todo lo previsto. Butembo con lluvia es una ciudad que parece una cloaca: no hay un solo metro de calles asfaltado; tierra negra y sucia. Comparada con Beni, Butembo es proletaria y Beni aristocrática. Intentamos conseguir el papel dichoso del control técnico del coche y no lo conseguimos; veremos mañana antes de emprender el viaje.

23.10.97 Jueves. R. Me decido a emprender el viaje sin el papel. Por suerte no nos lo piden en la barrera al salir de Butembo. Día espléndido de sol, creo que tendremos un buen viaje. Al llegar a Beni, nos dejan entrar sin registro. Algunas pequeñas compras y visita a Mons. Mbogha que está en las Oblatas esperando encontrar un avion que le lleve a Isiro. A la salida de Beni, de nuevo el control de papeles: faltan la viñeta y el control técnico. Le digo al policía que de viñeta están exentos los vehículos de la Iglesia y que de control técnico es imposible pues la policía no dispone ni de garaje ni de técnicos para realizarlo. Le hablo en lenguaje africano y se ablanda; me responde en el mismo lenguaje y me deja continuar. En Mangina me detengo para pedir agua: los curas están comiendo y me invitan a unirme a ellos. También a Denis le dan algo de comer. Intento avanzar lo más posible pues el camino está seco pero es de esperar que llueva; en efecto, dieciocho kilómetros antes de Mambasa se desencadena una tormenta formidable; no es grave: con lluvia o sin ella, el camino es tan malo que hay que avanzar lentamente. Llegamos a Mambasa a las cinco y media de la tarde con el cielo ya sereno. Demos gracias a Dios.

24.10.97 Viernes. R. Día prácticamente de descanso en Mambasa. Confesiones a dos grupos de alumnos que, entre cuatro sacerdotes, han durado poco tiempo: una hora por la mañana y otra por la tarde. Cena en casa de la Religiosas para celebrar al neosacerdote Jean Marie Vianney. Abundante y sabrosa, incluso con cerveza a discreción. Ya había olvidado el sabor de la cerveza fresca.

25.10.97 Sábado. R. Otro día tranquilo en Mambasa: algunas confesiones aisladas en mi propia habitación. Amenaza lluvia que no cae en Mambasa, pero sí en el camino de Nduye. Algunas compras de última hora en Mambasa. Les hablo a los obreros de la posibilidad, si amanece despejado, de volver mañana a Nduye. Por la tarde, fútbol en la tele y cine para la gente por la noche.

26.10.97 Domingo. Amanece despejado. Dudo en abandonar Mambasa siendo la fiesta de la parroquia, pero los obreros desean volver a casa: una semana en Mambasa, únicamente esperando el retorno, les ha saturado. El viaje lo hacemos sin excesivos problemas. En el camino, me hacen señaas de pararme y lo hago: se trata de un enfermo grave, anciano, inconsciente pero muy agitado: Dos hombres tienen dificultad para mantenerlo en el lecho. Creo que está en agonía. Pregunto si es cristiano y me dicen que es protestante. Les indico la conveniencia de llamar al Pastor o al catequista de su Iglesia para que recen por él. También nosotros lo hacemos y le impongo las manos: el enfermo se calma y quedan tranquilos. Al llegar a casa bebemos una copa de aguardiente local con los obreros. Jero, con su frialdad habitual. Luego cae una gran tormenta. Menos mal que estoy en casa...

27.10.97 Lunes. Por la mañana he instalado las lamparas de neón a 220 V en el comedor y en mi habitación. Con el nuevo texter regulo el voltaje del generador que no pasaba de 200 y logro ponerlo a 215; suficiente. Tarcise limpia el coche y en el huerto preparamos algunos caballones para la siembra. Por la tarde, reunión del Comité Parroquial Justicia y Paz. Lo hacen para dar contestación a una carta del Jefe dirigida al Comité de Salud en la que incluye graves acusaciones contra el primero. Les oriento para que no se limiten a responder a situaciones como ésta, sino que reflexionen sobre la naturaleza, los fines y los medios a emplear de dicho comité: Que redacten un estatuto, hagan un calendario de reuniones y un programa de actividades... y que se comprometan en la acción pacifica de promover la Justicia, la Paz, la Liberación y los Derechos humanos. Veremos. A las siete de la tarde se ha puesto a llover; son casi las diez y todavía sigue.

28.10.97 Martes. Reunión de la Asamblea de Padres para tratar de conseguir un acuerdo para la reapertura de las escuelas. El Gobierno no paga los salarios de los maestros, y los padres son muy remisos en ayudarles. La Coordinación acepta que los padres ayuden ocasionalmente a los maestros: han acordado que contribuyan con 9 botellas de aceite, en el Instituto y con seis en la Escuela Primaria. Jeronimo que provocó la crisis no ha querido asistir a la reunión.

30.10.97 Jueves. Sigo revisando la instalación eléctrica a ver si consigo hacer llegar la corriente hasta la iglesia para tener luz las noches de Navidad y Pascua.

Por la tarde a venido un baba para hablarme de su hija que "tienes visiones de grandes y pequeños" (?). Intuyo que se trata de una enferma mental. Me dice que son cristianos y deduzco que quiere que vaya rezar por ella. Le acompaño a su casa: Es una chica de unos quince años y por la forma de hablarme veo que, en efecto, se trata de una enferma mental. Pregunto si es epiléptica y me responden afirmativamente. Esta obsesionada de posesión diabólica y de que los ve grandes y pequeños. Pregunto si es cristiana y me responden que si, protestante. Les digo que llamen al Pastor para que recen por ella y me dicen que ya ha venido por la mañana. También me han llamado a mí. Me acuerdo del Evangelio, de las curaciones de posesos y del niño epiléptico curado por Jesús; le invocamos y rezamos por ella; le impongo las manos, e invoco la intercesión y protección de San Rafael Arcángel. Se quedan tranquilos. Hay algunos casos de epilepsia en este poblado.

31.10.97 Viernes. He trabajado toda la mañana en la iglesia, en la instalación eléctrica. Está hecha por aprendices. He eliminado algunas cosas y corregido otras. No me satisface del todo, pero así se quedará. Ya solo falta tirar un cable desde nuestra casa hasta el antiguo taller. Desde éste hasta la Iglesia ya hay línea. Después de comer, pago de obreros mientras caía una fuerte tormenta. Por la tarde, rosario en la iglesia como ultimo día del mes de octubre. Ha venido un grupillo numeroso.

Hoy hace 33 años el P. Bernardo Longo estaba prisionero en Mambasa: Había sido detenido, junto con las religiosas combonianas, y trasladado a Mambasa el 29 de octubre al anochecer. Me uno a su pasión y martirio y ofrezco como él mi vida "per la salveza di questa gente e dei pigmei".

01.11.97 Sábado. Esta mañana he hablado con Marga y Chema. Marga se ha dado cuenta de que algo me pasaba. "¿Qué te pasa, tío? No tienes la voz como otras veces"... No era cuestión de dar explicaciones. Parece que Borja se ha serenado y va mejor en los estudios.

02.11.97 Domingo. Fiesta de todos los Santos aquí, en el Congo. Creemos en la comunión de los santos: los del cielo, los del purgatorio y los de la tierra. Solo Dios es Santo y bienaventurado pero quiere que todos sus hijos seamos como Él, santos y bienaventurados. Así nos engendró en el bautismo y quiere que lleguemos a la plenitud cuando le veamos "cara a cara". Para alcanzar este objetivo Jesús nos muestra el programa en las Bienaventuranzas. Bienaventurados en la tierra, bienaventurados en el cielo. Hay que pasar primero "por la gran tribulación". Dios es santo, Dios es amor, el amor es la santidad. Comunión, comunidad de los santos, no solo en el cielo sino también en la tierra: vivir la fe, la esperanza y el amor en comunidad.

Por la tarde hemos celebrado una vigilia de preparación al aniversario de la pasión y muerte del P. Bernardo Longo: "El que quiera ser mi secuaz que se niegue a si mismo, que cargue con su cruz y me siga. Quien busca salvar su vida la perderá; pero quien la pierde por mi, la salvará" Mt; 16, 24-25.

03.11.97 Lunes. Conmemoración de los fieles difuntos y aniversario de la muerte del P. Longo. Nuestra esperanza es la resurrección y la vida eterna; esta esperanza no es vana pues se basa en nuestra fe: Cristo resucitó de entre los muertos, vencedor de la muerte, camino y puente para la vida. Todos estamos condenados a caer en la fosa de la muerte y hacia esa fosa vamos; Cristo se puso a la cabeza de los condenados pero al llegar al borde construyó el puente sobre la muerte; los que creen en El pasaran por la muerte pero no se hundirán en ella. El es el "pontífice" y el puente para la Vida.

04.11.97 Martes. Ha venido a verme Leonard Amema para pedirme una plaza en el coche cuando vaya a Bunia. Hemos trabajado en el tendido eléctrico hasta la Iglesia pero hay algún problema, tal vez haya un cortocircuito o el motor no soporta una línea tan larga, y el voltaje cae a cero. Veremos mañana donde puede estar el problema.

05.11.97 Miércoles. Día monótono. Amaneció lloviendo. Los obreros pudieron trabajar pues dejó de llover a tiempo. Lloviznó unos minutos por la mañana y a las tres de la tarde cayó un aguacero. Tarsice no ha venido pues su mujer padece una conjuntivitis aguda y ha tenido que remplazarla en el trabajo de ahuyentar los pájaros del sembrado. Estoy poniendo orden en los papeles. He empezado a escribir una carta circular que me temo que será larga. Veremos.

06.11.97 Jueves. De nuevo hoy han caído dos tormentas, una por la mañana y otra por la tarde. Me ha visitado Angoba Romain, enviado de Aleku Kitika, animador de ACIAR. Le he dado doscientos dólares para Atanea.

07/11/97 Viernes. Reunión del Comité de Salud esta mañana: Carta al jefe de Colectividad sobre el dinero que él recaudó del perteneciente al dispensario y que no ha entregado; carta al médico jefe de Zona de salud de Mambasa sobre los medicamentos de la UNICEF; asunto de la enfermera que se fue hace ya dos meses y medio con los dineros y no ha vuelto ni enviado los medicamentos que tenia que haber comprado; asunto de la compra de una bicicleta para el desplazamiento del personal sanitario. Por la tarde tenía que haberse reunido el comité Justicia y Paz pero solo se han presentado dos miembros. De nuevo hoy ha llovido dos veces: a la una y a las cuatro de la tarde. Ha pasado un grupo de seis muchachos de Bakana; justo los he saludado pues me he encontrado con ellos cuando iba al dispensario.

08.11.97 Sábado. Día sin novedades; no recuerdo si ha llovido, me parece que sí, un poco por la mañana. Ha pasado un grupo de muchachos de Legu; solo ha subido uno; yo casi no he hablado con él.

09.11.97 Domingo. He ido a Makelele con intención de celebrar la Eucaristía, pero nos hemos contentado con la celebración de la Palabra. Es una pena: no hay comunidad cristiana; la capilla se está hundiendo y no hacen nada por repararla. Me costó llegar cincuenta minutos. Por la tarde hemos tenido lluvia.

10.11.97 Lunes. Esta mañana se ha reunido el Consejo Parroquial: Preparación de la reunión de Catequistas, la semana y fiesta de la Juventud, la colecta pro Diócesis y otros asuntos menores. La presencia de consejeros, muy reducida y con retraso. El compromiso personal es casi nulo.

Atanea ha enviado un mensajero pidiendo más dinero; ya le he dado 900 US D. y ya no se puede continuar. Le he escrito que se busque otras ayudas o que deje los estudios.

Continuamos con lluvia: son las siete y media de la tarde y está lloviendo con perspectivas de durar; a las dos también ha llovido.

11.11.97 Martes. San Martín de Tours. He hablado esta mañana con Juli y Felisa. Hoy ha sido día de sol. Al atardecer ha empezado a llover y todavía continúa.

12.11.97 Miércoles. Hoy ha fallecido el padre del sacristán y catequista Katshuba. Que el Señor lo acoja en su gloria. Son las ocho y media de la tarde y todavía no ha llovido....

13.11.97 Jueves. Esta mañana hemos enterrado al padre de Katshuba. Ahora acaban de llegar dos muchachos de Bakese: Mulokumo Mungito y Mungbomboo Abanayo, junto con tres más que todavía no han subido. Hoy ha vuelto a llover por la tarde.

14.11.97 Viernes. He hablado esta mañana con Fermina. A ella le operaron de varices. La mujer de uno de sus sobrinos tiene cáncer. Las hijas de Mirian quisieran verme para Navidad. Está lloviendo.

15.11.97 Sábado. Hemos conseguido hacer llegar la electricidad a la iglesia. Así podremos tener luz la noche de Navidad. Pero nos ha costado trabajo. Jeronimo se ha ido a Biasa. Un grupo de Legu acaba de pasar para Bunia. Luego he logrado imprimir dos documentos: La carta circular y la plantilla de las estadísticas. Tengo que probar a ver si funciona la fotocopiadora...

16.11.97 Domingo. Hoy, cumpleaños de mi hermana Elisa. "Muchos que duermen en el polvo resucitarán". Daniel, el apocalíptico, se presenta aquí como verdadero profeta. Nosotros creemos en la resurrección de los muertos porque Jesús resucitó. Que cuando venga en su gloria nos encuentre con las lamparas encendidas, prestos para seguirle como lo hicimos en este mundo. Ha llovido al anochecer.

17.11.97 Lunes. Hemos conectado el chalet a la red eléctrica pero todas las bombillas, excepto una, estaban fundidas. He probado la fotocopiadora pero el generador es insuficiente para hacerla funcionar. Esta mañana ha llovido suavemente.

18.11.97 Martes. Día espléndido de sol, sin lluvia. Se agradece un día así después de tanto día gris. Sigo completando el trabajo de la instalación eléctrica.

19.11.97 Miércoles. Hoy de nuevo día sin lluvia aunque ha amenazado. He instalado la electricidad en la sala parroquial. Ahora hay que empezar a revisar el generador viejo; hay nidos de ratas dentro... He recibido carta de sor Rafaela Gritti que ya está en Butembo, pero que se queda allí. La provincial de las Combonianas no da señales de vida. Confiemos en el buen Padre Dios.

20.11.97 Jueves. El Abbé André Masinganda está ya en Bunia. El Obispo emprende hoy viaje de regreso al Congo. Por Wamba pasan infinidad de soldados en dirección a Isiro; los que estaban en Mambasa han desaparecido para dirigirse allí. Esta noche pasada ha llovido en abundancia hasta las diez de la mañana. Ahora, ya de noche, también llueve. La fotocopiadora funciona pero no está del todo a punto: media página sale más marcada que la otra media.

21.11.97 Viernes. Hemos limpiado el generador viejo GEC y el motor Lombardini. El generador estaba lleno de paja introducida por las ratas. Al motor le han arrancado el filtro del gasoil y han estropeado el depósito. ¡Qué desastre de hombres...! ¿Dónde encontrar ahora los repuestos?

He ido a ver el río. Está muy crecido. Hoy ha lloviznado a ratos y casi no hemos visto el sol.

22.11.97 Sábado. Hoy ha hecho un día espléndido de sol aunque a las cuatro de la tarde ha lloviznado un poco. He hablado con Gregorio Díaz, radioaficionado de Daimiel, primero a través de Madrid Radio y luego directamente de radio a radio. No hay novedades. Son las ocho de la noche y en el poblado están de danza como casi todos los sábados.

23.11.97 Domingo. Cristo Rey. He ido a Mbolokube a pie; no ha llovido. Un grupillo de cristianos: 13 comuniones. Están construyendo la escuela para los pigmeos. Esperemos que no se cansen antes de acabar. "Luego ¿tú eres rey?... "Soy rey, como tú dices. Y mi misión consiste en dar testimonio de la verdad. Precisamente para eso nací y para eso vine al mundo. Todo el que pertenece a la verdad escucha mi voz". ¡Que venga tu reino! Reino de verdad y de vida, reino de santidad y de gracia, reino de justicia de amor y de paz.

24.11.97 Lunes. Acaban de caer unas gotitas pero se puede decir que éste es ya el tercer día que no llueve. ¿Se anuncia ya la estación seca? No se puede asegurar hasta bien entrado diciembre. Kapitangani, el catequista y secretario se largó a Butembo sin avisar y justo cuando se prepara la reunión de catequistas. Veremos que excusa saca pero es claro que se ha escapado para evitar ser puesto en evidencia: se quedó con 60 litros de aceite de los catequistas ya en febrero y nunca dijo nada a pesar de los problemas que tuvimos para dar de comer a los catequistas en la primera reunión... Habrá que buscar otro catequista en su lugar, pero ¿dónde y cómo?

25.11.97 Martes. De nuevo hoy sin llover, ya son cuatro dias. De los catequistas de la pori (selva) sólo ha llegado el ayudante de Ekwe. Esperemos que algunos otros estén en casas particulares y que mañana estén casi todos. Veremos...

26/11/97 Miércoles. Hoy, reunión de catequistas y animadores de comunidades: 21 en total; no está nada mal aunque han faltado de tres poblados: Mokonza, Andili y Bongupanda; también de algún otro poblado que pretendemos relanzar: Dingbo I, Andimao, Alambi y Daini. Despertarlos y reanimarlos es un trabajo que solo el Espíritu Santo y su Gracia pueden hacerlo. Uje Roho Mtakatifu! (¡Ven, Espiritu Santo !).

27.11.97 Jueves. Estoy algo cansado después de dos dias intensos de reunión con los catequistas. La reunión ha terminado con bien. Veremos luego los frutos. Hemos seguido el método de ver, juzgar, decidir y actuar. Este último paso es el que falta por dar y sin él todos los demás son inútiles. La gracia de Dios con nosotros.

28.11.97 Viernes. Hoy han venido dos muchachos de Badambusa; les he encargado que nos traigan un queso. Ha empezado aquí la escuela para los pigmeos; éstos dicen que las religiosas les daban cuadernos gratuitamente; nosotros pretendemos que los padres de los alumnos se responsabilicen un poco...

En Kinshasa esta noche pasada ha habido tiroteo; por lo menos ocho muertos. Hay enfrentamientos entre los soldados de Kabila. El director me dice que hace unos dias también los hubo en Bunia. En Butembo, atracos a mano armada por los militares. Regina pacis, ora pro nobis.

29.11.97 Sábado. Comienza el Adviento. Hemos tenido retiro con los jóvenes: ¡El Señor viene! hay que llenar los baches, eliminar los obstáculos; convertirse y confesarse, abrirle la puerta cuando llame. Se nos acerca por diferentes caminos: La Eucaristía, la Palabra, la Comunidad, los pobres... El Director les ha hablado de ANOALITE; bien. Se ha confesado un grupo.

Jeronimo se ha marchado a Aluta: 15 km a pie. Buen comienzo del Adviento. Empieza a llover.

30.11.97 Domingo 1° de Adviento. Jesús viene; se hace presente en la reunión de los cristianos como hermano mayor de la familia para ofrecer nuestras plegarias al Padre; para nutrirnos de su Palabra, de su Cuerpo y de su Sangre. No se puede encontrar a Jesús si se deserta la Comunidad creyente y orante. Jesús se nos acerca también en el necesitado y el pobre. "Estoy a tu puerta y llamo". Teme a Jesús si pasa sin entrar.

01.12.97 Lunes. Fiesta de la Beata Anoalite. Hemos hecho procesión y Eucaristía: homilía contando la vida de la Beata, encuadrada en tres frases del "magnificat": El Señor vio la pequeñez de su sierva; pero hizo en mí maravillas; y por esto desde ahora todas las generaciones me llamaran bienaventurada; haciendo hincapié en los aspectos que pueden ser más ejemplares para los cristianos en estas circunstancias concretas. Luego danzas, pero los pigmeos han faltado de nuevo a la cita. Comida en la sala parroquial y bailes con música de cassette. Luego tendremos cine. La lluvia ha deslucido un poco la fiesta.

02.12.97 Martes. Hoy hemos tenido reunión del comité de salud. La enfermera jefe y comadrona se marchó hace ya tres meses llevándose los dineros de la caja con la excusa de comprar medicamentos; pero ni ha vuelto ella, ni los medicamentos ni el dinero. Un dato importante y sorpresivo para mí es que hace ya cinco años que no se practican en Nduye vacunaciones de niños; con lo cual éstos están expuestos a todas las enfermedades propias de la infancia y de los adultos. Me extraña bastante que las religiosas hubieran descuidado tanto tiempo este aspecto. La excusa es que no hay frigorífico. Las religiosas proporcionaron una placa solar a la maternidad pero durante la guerra la enfermera se la llevó a su casa y no la devolvió; hay que reclamarla. Veremos como respira el jefe su "marido". Sigue lloviendo en abundancia; así no hay forma de tener el camino un poco en orden.

03.12.97 Miércoles. San Francisco Javier, el Divino Impaciente. ¡Que ardamos todos los misioneros en el mismo celo ardiente de caridad en favor de los que todavía no conocen a Cristo, que inflamaba el corazón de Francisco Javier! Hoy ha amanecido con niebla y luego levantó el sol pero han caído tres lloviznas que han impedido que se secara la ropa que he lavado por la mañana. Por la tarde han venido tres animadores de las comunidades: dos de Comboni y una mujer de Mapendo. A ver si se animan y empiezan avenir todos.

04.12.97 Jueves. He encontrado el juego de llaves del coche y un reloj que creía perdidos. ¡Qué alegría! Esta tarde he ido a la reunión de la Comunidad Comboni. Carecen de estímulos para las cosas de la tierra; Dios tendrá que hacer milagros para que los tengan para las del cielo. Llegaron con mucho retraso pero, en fin, estoy satisfecho. Saben dar gracias a Dios por todos sus beneficios, espontáneamente y en primer lugar, antes de pedir nada.

05.12.97 Viernes. Día de mucha lluvia. Si continúa así, no vamos a tener estación seca este año.

06.12.97 Sábado. Ayer lluvia, por la noche lluvia, y hoy seguimos con lluvia; ni ha habido misa, ni confesiones, ni rosario ni ensayo de la coral. Esperemos que mañana esté despejado pues tengo que ir a Ekwe y luego a Mambasa.

07.12.07 Domingo. Hemos salido de Nduye a la siete y media pero hemos llegado a Ekwe a las once: tres horas y media para hacer 48 km. Justo empezaban la celebración los cristianos. Once adultos; luego llegaron dos más. La capilla en muy mal estado, se ha hundido un gran pedazo de pared; toda la parte izquierda y parte del fondo. Si no ponen remedio rápidamente, se quedaran sin capilla. Llegamos a Mambasa a las dos menos cuarto, afortunadamente sin lluvia.

08.12.97 Lunes. Día en Mambasa, aburrido. Quería imprimir la carta circular pero no ha sido posible. Han llegado unos belgas: estudian la posibilidad de instalar un servicio de avionetas. Mañana van a Bunia y me han invitado a ir en su coche. Veremos.

09.12.97 Martes. Estoy en Bunia. Jean Pierre salió a las siete menos cuarto, solo, con la moto y yo salí en el coche de unos belgas casi a las nueve. Le había dado orden a Jean Pierre de continuar hasta Bunia sin esperarme en el camino pero se ha parado antes de llegar a Komanda. Creo que estaba algo bebido. Hemos estado media hora en Komanda esperándole pero no ha llegado. Así que no sé qué habrá hecho. Nosotros hemos llegado a Bunia a las siete y media. El camino está muy malo. No ha llovido sobre nosotros pero al principio el camino estaba muy mojado y también los últimos kilometro antes de llegar a Bunia.

10.12.7 Miércoles. Esta mañana temprano ha aparecido Jean Pierre. Dice que llegó a las diez de la noche sin tener ningún encuentro desagradable. Esta mañana he visitado a Atanea y Mr. Lou. Por la tarde he visitado a Santi (un Padre Blanco), Madukanaya y Akumukali. Este último está con su hijo; ha estado muy enfermo y ha adelgazado mucho, herpes y llagas (sida); a pesar de todo lo he encontrado animado. Interesante la conversación con Santi. « Hemos predicado el Evangelio no desde la debilidad y el temor sino desde la fuerza, el poder y el dinero... y seguimos. A pesar de la guerra y los saqueos nadie se plantea un cambio, al contrario, se recompone y se repone con creces y ¡todo paz, y después gloria!" Habla de comunidades para sanar, comunidades samaritanas. Tuvo una experiencia en Kinshasa viviendo en una casita con otro padre italiano y un grupo de gente: enfermos, locos e inválidos. El italiano se puso enfermo y él quedó solo: tuvo que abandonar.

11.12.97 Jueves. Llueve todos los dias; hoy, dos veces. Hemos estado dos horas en Emigración para conseguir el visado de salida y vuelta: desesperante. Lo mismo que los servicios de la Procura. Esta tarde he tomado la iniciativa yo mismo de ir a arreglar lo del billete de avión: el día siete de enero salida de Bunia, tránsito en Entebbe y el ocho, Bruselas y Madrid. Esperemos que todo salga bien.

12.12.97 Viernes. Hoy ha llovido por la mañana y por la tarde. He entregado a Mr. Lou doscientos dólares para el próximo curso de Atanea. He pagado el alojamiento del chofer, nueve dólares, pero no he podido liquidar mi cuenta en la Procura pues el Procurador no ha aparecido en todo el día. Esperemos poder hacerlo mañana temprano y salir para Mambasa con el permiso de las nubes.

13.12.97 Sábado. Ha llovido durante toda la noche hasta las siete de la mañana. A pesar de ello emprendemos viaje de regreso a las ocho. El camino está espantoso. Pronto encontramos los primeros vehículos hundidos en el barro; hay que bajarse de la moto y pasar por donde se pude. Viaje sin incidentes hasta llegar a Komanda. Aquí nos hemos parado para tomar una cerveza. Al entrar en el restaurante, dos individuos estaban sentados en una mesa; con tono despectivo me han dicho: "Ee Muzungu!" (¡Eh blanco!); no les he hecho caso y les he vuelto la espalda pues el camarero me invitaba a ir hacia otra parte. Se han enfadado conmigo y me han vuelto a llamar pidiéndome que me identificara. Les respondo que aquel no era lugar para abordar a nadie y pedirle la documentación, que fueran educados y que si querían comprobar mi identidad fuéramos al despacho. Así lo han hecho ; les he presentado mi pasaporte y no han sido capaces de encontrar el lugar donde figuran mis datos personales; no me lo han pedido y no les he ayudado a encontrarlos. Para humillarme me han obligado a vaciar todos mis bolsos y también el del chofer. Me han creado problemas con la gorra, empeñados en que se trata de una gorra militar por el hecho de ser color kaki. "¿Eres militar?" me preguntan. "Sí, soy militar de Dios", contesto. Sabían muy bien desde el principio que se trataba de un sacerdote, pero estos nuevos amos del país se empeñan en humillarnos por blancos y por curas. "Todos los blancos sois sospechosos", me dicen, "hace poco detuvimos a uno que llevaba una pistola"; mentira sin duda, pero algo tienen que decir; empezaban a justificarse y a pedir excusas por su conducta: "tú eres uno de los nuestros pero te has comportado con soberbia". Les digo que son ellos los que se han comportado sin educación. He vuelto a meter las cosas en los bolsos y me han dejado en paz. Están acostumbrados a intimidar a la gente y que todo el mundo tiemble ante ellos y no comprenden que alguien reaccione de otra manera. Hemos vuelto al restaurante y después de tomar una cerveza hemos continuado el viaje. Llegamos a Mambasa a las seis menos cuarto, justo un minuto antes de que empezara una tormenta. Demos gracias a Dios. En Mambasa están los dos italianos, amigos del P. Silvano que llegaron hace tres días. En la cena, un poco de salchichón y queso parmesano que me saben a gloria. Luego un poco de grapa italiana para completar la fiesta. Estoy cansado y me va a costar conciliar el sueño.

14.12.97 Domingo. Día de descanso en Mambasa. No tengo prisa por volver a Nduye.

15.12.97 Lunes. Hemos salido de Mambasa a las ocho y media y hemos llegado a Nduye a la una. Todos los obreros salen a recibirme y darme la bienvenida; Jeronimo no se deja ver. ¡Paciencia! Por la tarde ha llegado un grupo de muchachos de Legu, tres en total. Hemos charlado animadamente sobre la situación y acontecimientos en nuestra antigua parroquia. Mientras estaban con nosotros ha caído una buena tormenta. Veremos a ver como podré ir a Bunia. El obispo parece que está dispuesto a venir a Nduye. Pero no podré estar yo presente. Han venido el Director y el baba Soter a saludarme. Jeronimo presidió el Consejo Parroquial pero no se comprometió con las decisiones: tenía que haber habido hoy retiro para un grupo pero no lo ha habido.

16.12.97 Martes. De nuevo ha llovido esta tarde. El Director y el Prefecto han venido ha retirar el dinero de los salarios; luego han venido los dos profesores nuevos del Instituto, Aunututu y Midjidji, a lamentarse que a ellos no les ha tocado nada. Claro, el salario es del mes de mayo, cuando ellos no eran todavía profesores. Les he dado un paquete de sal a cada uno. Pero me río yo de la cultura que poseen: son incapaces de localizar en un mapa mundi los países de España e Italia; incluso han dudado para localizar Europa. ¡Pobres alumnos! El Director me comunica que Zaki prepara su boda para el 18 de enero. Le he prestado un par de folletos sobre el Matrimonio para que ayude a la pareja a prepararse.

17.12.97 Miércoles. Empiezan las antifonas "oh!". Navidad está a la vuelta de la esquina. ¡Ven pronto, Señor, ven Salvador! Rorate caeli desuper et nubes pluant justum, aperiatur terra et germinet Salvatorem. Hoy ha habido retiro para la gente: ha venido un grupillo; les he hablado del misterio de la encarnación del Verbo: Dios salva la distancia que nos separaba de Él, infranqueable para nosotros, y se hace uno de nosotros; la salvación del hombre está ya en ruta. Dios, Emmanuel, está con nosotros, es uno de nosotros. La Virgen, encinta, espera con inmenso amor el día en que nos lo mostrará a la vista: ¡Navidad!

18.12.97 Jueves. Recibo noticias de los sucesos de estos dias en Isiro. Parece ser que comenzaron el 15: un profesor iba a clase en bicicleta; los militares le pararon y se quedaron con la bici. Al terminar las clases el profesor volvió donde los soldados para reclamar su bicicleta y uno de los soldados les asestó un golpe en la cabeza con la culata del fusil. El profesor quedó conmocionado y falleció dos días más tarde, es decir, ayer. Hubo una manifestación de estudiantes para protestar contra los soldados y éstos dispararon sin miramiento hiriendo a varios de ellos, algunos de gravedad. La tensión era fuerte ayer en Isiro. Otra cosa: El Nepoko se ha desbordado y no se puede atravesar ni en Legu ni en Obongoni. En Vube hay dificultades para llegar hasta el puente pues el agua ha inundado todos los accesos y sigue creciendo... Felizmente hoy no ha llovido. Hoy he asistido a la reunión de la shirika Ninive. Interesante; empiezan a iluminar sus vidas con la Palabra de Dios. Pero había un grupo reducido.

19.12.97 Viernes. Segundo día sin lluvia aunque se han oído truenos. A ver si se afianza la estación seca y podemos circular un poco con el coche. Hoy hemos tenido retiro con los chavales de la Escuela y del Instituto. Les he hablado también de la encarnación del Verbo. Se han confesado unos cuantos. Las nueces de palmera empiezan a brotar.

20.12.97 Sábado. Antes de ayer tuve una congestión nasal muy fuerte; pensé que seria un enfriamiento pero ayer me di cuenta que era alergia, seguramente al queso y/o salchichón que me dio Nerio. Esta mañana he aparecido con ronchas e incluso ampollas en algunos sitios de mi cuerpo. Hoy ha llegado un grupo de muchachos de Bayadi; se murió el hermano de André. Ha vuelto a llover un buen chaparrón.

21.12.97 Domingo. Seguimos con lluvia y no hay prácticamente ninguna novedad. He presidido la Eucaristía y después de los avisos Jero ha intervenido para dar su opinión sobre la fiesta de la parroquia y la venida del Obispo; quiere que se hagan al mismo tiempo, en contra de lo que había previsto el Consejo parroquial. Hoy hace un año que abandonamos Legu.

22.12.97 Lunes. Después de haber estado toda la noche lloviendo, ha vuelto a llover por la tarde. Si seguimos así vamos a quedar completamente sepultados en este rincón de la selva. Los ríos se desbordan por todas partes incluidos Somalia y Kenya que son países en los que suele llover poco. Hoy he entrado en contacto por radio con la MAF para intentar reservar una plaza Akokora-Bunia. A ver que me dicen mañana.

23.12.97 Martes. Pues me han vuelto a decir que mañana. En fin, lo encomiendo a san Rafael Arcangel para que me acompañe y me asista en este viaje; necesito marcharme de aquí cuanto antes. Hoy ha vuelto a llover....

24.12.97 Miércoles. Noche buena. Dos mil años del nacimiento de Jesús: "El pueblo que caminaba en tinieblas ha visto una gran luz". Hoy cien años de la llegada de los Padres Reparadores al Alto Congo, a Kisangani en concreto; una gran luz brilló también para estos pueblos. País de los Bambuti, país de los Walese, Mambasa de los paganos en medio de la selva del Ituri: ¡el pueblo que caminaba en tinieblas ha visto una gran luz; pero pocos la han acogido! Sólo una docena de pigmeos están bautizados. Queda un largo trabajo a realizar para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombras del paganismo, de la marginalizacion y de la esclavitud. Jeronimo se ha ido a Aluta, lo cual es de agradecer. Lloviznó un poco. Durante la misa del gallo la gente ha hecho bastante ruido. Después me he "emborrachado" con música de Navidad. Un poco de whisky y unas galletas han constituido todo lo extraordinario de esta noche buena.

25.12.97 Jueves. Es Navidad. "Un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado": Dios se hace hombre y el hombre se hace Dios. Dios y hombre unidos eternamente: tenemos un hermano en el seno de Dios. Empezó a llover al punto de la mañana y esto ha retardado la celebración del día. Seis niños han nacido como hijos de Dios por el bautismo para acompañar a Jesús en su nacimiento (tenían que haber sido siete, pero el catequista de Biasa no llego con su hijo). De los seis, cuatro negros y dos pigmeos para mostrar que Dios ama y acoge a todos y que es Padre de todos. Jero ha vuelto por la tarde.

26.12.97 Viernes. San Esteban Protomartir. Ha llovido toda la noche y no ha habido misa esta mañana. La lluvia ha cesado a las ocho. Después ha salido el sol.

27.12.97 Sábado. San Juan Evangelista. Hoy amaneció un día espléndido pero por la tarde ha caído un buen chaparrón. Todos añoramos la estación seca pero ésta no llega. Mr. Lou vendrá el 30 por avión a Akokora. Han llegado dos muchachos de Legu: Bekoo y Adobane. Después de comer he ido al otro lado del río a llevar un mensaje y me han invitado a vino de rafia; ya hacia bastante tiempo que no lo probaba.

28.12.97 Domingo. La sagrada Familia: José, María y Jesús. Para que no olvidemos que Jesús es un hombre como nosotros, que nació y vivió en una familia humana, que amó y obedeció a sus padres aunque les causó algún disgustillo por causa del Padre. Hoy ha presidido la Eucaristía Jerónimo. No ha llovido. En Kisangni el río está desbordado y ha dejado sin hogar a unos cientos de familias; parece que hay peligro de epidemia, sobre todo de tifus.

29.12.97 Lunes. Los santos Inocentes, excepcionalmente, por ser ayer domingo. Ha amanecido un día espléndido. A las dos de la tarde ha caído una pequeña lluvia pero luego a resplandecido de nuevo el sol. Esperemos que sea el principio de la estación seca.

30.12.97 Martes. Hoy no ha llovido, menos mal. El obispo ya está en Mambasa. Ha venido Mbula de Bagyamoni. Uno de los compañeros de viaje está enfermo en Mambasa y él ha venido en busca de vituallas para alimentar al grupo: son cuatro en total. Pero no ha encontrado a quienes buscaba. Se ha quedado a pasar la noche aquí.

31.12.97 Miércoles. San Silvestre. Último día del año. Hemos hecho una velada de oración y acción de gracias por todas las bendiciones que hemos recibido del Señor a lo largo de este año. También hemos pedido perdón por nuestros pecados. Jeronimo no ha intervenido en ningún momento. Ha amenazado lluvia pero no ha caído. La estación seca se afianza con titubeos. Aksanti kwa Mungu kwa mema yake yote. Atubarikie na atupe amani. (¡Gracias a Dios por todos sus beneficios. Que él nos bendiga y nos de la paz!).

01.01.98 Jueves. María, madre de Dios, titular de nuestra parroquia de Nduye. Uno de enero, dos de febrero... Empezamos el año nuevo celebrando la maternidad divina de María y la condición humana de Jesús. Jesús, el salvador que necesitábamos y convenía: hombre, nacido de mujer, sometido al yugo de la Ley y de nuestra condición humana, solidario de sus hermanos los hombres, con la fuerza de su condición de hijo de Dios pudo sacarnos y nos sacó de nuestra servidumbre del pecado y de la Ley y nos constituyó hijos de Dios y coherederos de su gloria. Realizó el significado de su nombre: Dios salva. Por María hemos recibido esta bendición al ser madre de Jesús, madre de Dios y madre nuestra.

He tenido que ir a buscar al chofer para que emprendiera viaje a Mambasa para traer mañana al obispo; eran casi las tres de la tarde cuando ha salido de aquí. El jefe ha aparecido hoy en misa después de más de tres meses de ausencia. Sin duda ha venido por que estaba anunciada la llegada del obispo. Unos jovenzanos me pidieron utilizar la sala parroquial para hacer un poco de fiesta y música; les he dejado la llave pero han cobrado 15.000 Z. por la entrada; algunos que no han podido entrar han tirado piedras a los tejados y han arrancado una tabla de la puerta: al acabar les he cogido la radio hasta que me entregaran 200.000 Z. para reparar los desperfectos y para que aprendan a obrar con rectitud. Han remoloneado pero al segundo rechazo han claudicado.

02.01.98 Viernes. El obispo ha llegado a las tres menos cuarto.

.

03.01.98 Sábado. Entrevistas del obispo con la gente y también con nosotros. Arreglado el asunto con Jero, le he hecho entrega de los libros y cuadernos de trabajo y de caja. Ha sido destinado a Bafwasende. Ha venido el jefe con el representante de la AFDL; le he preguntado que qué era eso de la AFDL y no ha sabido responderme.

04.01.98 Domingo. Fiesta de la Epifanía. Misa muy solemne presidida por el obispo. Me acuerdo de mis tiempos jóvenes en que íbamos a celebrar esta fiesta, el seis de enero, a Montserrat, hace ya 38 años. Casi no me he enterado de nada de lo que ha predicado el obispo: La salvación es para todos los pueblos. Si les pasa lo mismo a los cristianos con mis homilías... Después danzas interminables y soberanamente aburridas: Única novedad, tres pigmeas han interpretado una danza ayudándose de tres gruesos palos. Luego la comida comunitaria, pero nosotros no hemos asistido. El chofer ha llevado mi maleta hasta Akokora. Mañana si Dios quiere es la partida. Sorpresa, a las siete menos cuarto de la noche ha llegado Bachulu con una moto sin faro; yo le creía ya en Wamba, pero viene para cojer mañanana el avion en Akokora. La moto està averiada: las dos ruedas dentadas de la trasmision tienen los dientes completamente desgastados. Doriano, uno de los italianos que están en Mambas se ha quedado a siete u ocho kilometros. Bachulu ha cogido nuestra moto para ir a buscarlo. Apresuradamente hemos tenido que prepararles un alojamiento.

05.01.98 Hoy es noche de Reyes... en España. Estoy en Bunia después de un viaje laborioso. Me he levantado a las cinco y cuarto para preparar el desayuno a los viajeros. A las seis ha llegado Pierrot y ha tenido que ir a pedir ayuda a Baba Lou para que con su moto lleve a Bachulu hasta Akokora. El obispo y Bachulu han salido en sendas motos a la siete menos cuarto. A las nueve ha llegado la avioneta de la Maf a recogerles y llevarles a Wamba. Sobre las nueve y media ha llegado Pierrot para llevarme a mí. A las diez y media estábamos en Akokora pero la avioneta que debía llegar a las once, lo ha hecho a las 13. Hemos aterrizado en Nyankunde sobre las catorce y, veinte minutos más tarde, en otra avioneta, hemos remprendido el vuelo. Ha hecho dos escalas: en Itendee y en Mungwalo, antes de aterrizar en Bunia a las quince; trámites lentos con mi pasaporte pero correctos y yo era el único extranjero. No me han abierto las maletas ni el bolso. No había ningún vehículo, así que después de algunos minutos de espera me he decidido a ponerme en marcha a pie. Un joven me ha ayudado al principio con la maleta y luego un baba con su bicicleta hasta la casa regional de los PP. Blancos. He llamado y esperado pero nadie salía a abrirme. Una madre Canosiana ha venido a decirme que estaban de retiro y que podía esperar en su casa. Al fin llegaron los PP. Blancos pero no tenían habitaciones. Me han traído en coche hasta la Procura. Doy gracias a Dios por su providencia. Esperemos que el viaje continue sin dificultades.

06.01.98 Martes. Día de descanso en Bunia. Atanea me ha acompañando. Por la tarde hemos ido hasta el seminario pero no hemos visto a André pues estaba ocupado con los seminaristas.

07.01.97 Miércoles. Estoy en Entebbe, en el aeropuerto, y son las tres menos veinticinco, hora local. No he tenido demasiados problemas en Bunia: me han acompañado, el hermano, André y Atanea. Como estábamos todos, el avión ha salido con treinta minutos de adelanto. El vuelo ha durado poco más de una hora. Entebbe es otro continente diferente con respecto al Congo: Todos muy amables con el viajero. He sacado billete en Sabena, y esta noche continúo el vuelo hasta Madrid con tránsito en Bruselas. Gracias a Dios y a San Rafael. El vuelo de Sabena se ha retrasado dos horas, así que mañana perderé la correspondencia de vuelo para Madrid.

 

08.01.98 Jueves. He llegado a Barajas a las tres de la tarde en vez de a las diez de la mañana. Pero todo ha ido bien a pesar de las cuatro horas que tuve que hacer en Bruselas. Cogí el vuelo de Iberia en vez de el de Sabena.

09.01.98 Viernes. Mi cumpleaños y aniversario de la muerte de papá. Mis sobrinos se han esmerado en hacérmelo pasar bien. He ido al Consejo de Misiones. Me van a imprimir las copias de la carta circular. Me he cortado el pelo y hecho las fotos para el carnet de identidad. He comprado la pila para el texter. Hemos también mirado los precios de los vuelos a Australia.

10.01.98 Sábado. Mis sobrinos me han comprado una camisa y luego he comprado una cortina para la ducha. Hemos mirado cerraduras pero no hemos encontrado a mi gusto y necesidad.

11.01.98 Domingo. Hoy, todo el día en casa excepto la salida a misa.

15.02.98 Domingo. Estoy en Melbourne desde el jueves, 12 de febrero. El viaje ha sido un poco pesado: salida de Madrid el miércoles, 11 de febrero a las siete de la mañana; unas dos horas hasta la llegada a Amsterdan. A las diez y cuarenta y cinco despegue en Amsterdam; el vuelo hasta Singapur duró 11 h y 35’: una hora de escala en Singapur en plena noche, desembarcamos para estirar las piernas y desentumecernos. El aeropuerto de esta ciudad es una maravilla, con jardines y fuentes dentro el edificio. Reemprendemos el viaje una hora y pico mas tarde, a las cinco y 20 hora local, ya empezaba a clarear la aurora; hasta Sidney 6296 km, vuelo de 6 h y 35’. Me parece que ya eran casi las cuatro de la tarde, hora local cuando llegamos a Sidney. El aeropuerto de esta ciudad es bastante complicado. Tenía facturada la maleta hasta Melbourne pero tuve que recogerla en Sidney después de unas cuantas vueltas por la zona internacional del aeropuerto; paso de controles de emigración y de aduanas sólo con el bolso de mano y luego, ya en zona nacional recupero la maleta con lo cual no me controlaron su contenido.

 

(Aquí termina la « tercera parte » de mi diario. Por problemas con el ordenador he perdido la crónica de mi viaje a Australia y la continuación de mi diario).

 

 

Cuarta parte. Del 12 de marzo al 4 de abril de 1999. En España.

12.03.99 Viernes. Entrevista con el Sr. cardenal Antonio María Rouco Varela, arzobispo de Madrid. Me ha preguntado por la misión, por mi salud y mi situación actual. Le he entregado mis circulares desde el 95. Espero que las lea.

26.03.99 Viernes. Hemos ido al monasterio de San Lorenzo del Escorial a escuchar la Escolanía. Han interpretado cantos de Semana Santa empezando por el Ubi Caritas en gregoriano, la Pasión según San Juan, de Villanueva, y terminando por el Aleluya de Händel. La pasión según San Juan en Latín. He creído rejuvenecer 42 años.

Me preparo para ir a Australia. Ya tengo todo el viaje arreglado: Billete y PEV (permiso electrónico de viaje). Esto es algo nuevo para mí. Tengo que llamar a Elisa para comunicarle mi llegada. Se va a llevar una sorpresa.

27.03.99 Sábado. Asisto a la misa del Domingo de Ramos en la Parroquia de Santa Catalina de Majadahonda.

28.03.99 Domingo de Ramos. Viajamos de Madrid a Pamplona. Somosierra está nevado. Llegamos a comer a Pamplona.

29.03.99 Lunes. He estado en casa de Fermina. Me da una estatua grande para llevar a Australia. No sé cómo podré hacerlo.

30.03.99 Martes. He intentado ver a Pedro María y Begoña pero no hemos coincidido en la Clínica Universitaria. Por la tarde liturgia penitencial en la parroquia de Barañain.

31.03.99 Miércoles. He estado en el Hospital San Juan de Dios. Vinieron Gregorio y Jesús. Le tenían que quitar un quiste a Gregorio pero ya le había desaparecido espontáneamente. Así que no le hicieron nada. Hemos estado paseando por el perdón Txema, Marga, Raisa y yo; me he cansado bastante. Por la tarde, entrevista en la emisora Net 21 Radio. Vino también Telmo a quien tenía muchas ganas de conocer. Le creía periodista pero es abogado y aventurero. Intento ver a Pedro María y familia pero no están en casa. Tampoco están María y Luis. Hemos ido al cine a ver Shakespeare Enamorado, en el Carlos III.

01.04.99 Jueves Santo. Marga y familia se han ido al valle del Baztán y puerto de Otxondo, a pasear. Quería cortarme el pelo y comprar tabaco pero los establecimientos están cerrados. Me acerco a casa de Mirian y me sorprendo pues están empaquetando todas las cosas. Se mudan a San Jorge. Manolo me corta el pelo. Después de comer vienen Juli y Pedro. Celebración de la Cena del Señor en Barañain. Me ha entrado morriña acordándome de la misión.

02.04.99 Viernes Santo. Viaje de Pamplona a Boecillo. Llegamos a comer. Están los padres y tíos de Txema. Oficios en Boecillo, me ofrezco al párroco para ayudarle y me invita a predicar. La iglesia no es grande y no está llena; menos de una docena de menos de 50 años. Me da la colecta: 5780 pts. Luego vamos a ver la procesión: Lugar muy estratégico en casa de unos primos de Txema. Maravillosas esculturas de Gregorio Fernández y otros: 31 pasos, 19 cofradías. Se alarga enormemente, casi cuatro horas. Me parece que conté 12 Cristos en cruz... Excesivo. El tiempo es espléndido, primaveral, sin lluvia. Al final canto popular de la salve. Con los parientes de Txema nos vamos a picotear.

03.04.99 Sábado Santo. Por la mañana he paseado sólo por Boecillo. Luego hemos dado una vuelta por Valladolid y visitado algunas Iglesias. Por la tarde salimos para Madrid. Nos encontramos uno de los automáticos saltados, la alarma desconectada y el frigo descongelado: Toda la comida estropeada. Cenamos ligeramente en un Mc Donals y luego vamos a los oficios de la Vigilia Pascual a la parroquia de Santa María. Bautismo de una niña de un mes... ¿Cuándo podré volver al Congo? El año pasado me encontraba en camino pasando la noche cerca del Ruwenzori.

04.04.99 Domingo de Pascua. "Este es el día en que actuó el Señor, gocémonos y alegrémonos en él". Me encuentro cansado desde hace unos días y el cansancio se va acentuando. Puede ser el tratamiento contra la filariasis que dura ya dos semanas o puede ser que se anuncia una crisis de malaria. Espero que no me dé durante el viaje. No puedo pensar en nada.

 

Quinta parte: Mi segundo viaje a Australia. Del 5 de abril al 7 de mayo de 1999.

05.04.99 Lunes. Hoy emprendo el vuelo Madrid-Amsterdan-Singapur-Sydney-Melbourne. Llegamos con tiempo a Barajas, aunque yo me desperté con retraso. No me sellan en Barajas el cheque libre de impuestos. Lo hacen en Amsterdam pero pierdo el sobre, así que no podré enviarlo.

06.04.99 Martes. Escala en Singapur sin novedad. Llegamos a las 10 h. y 15´ de lo noche, hora de Madrid, pero que son seis horas más en Singapur, o sea la cuatro y cuarto de la mañana del martes. Encuentro el aeropuerto menos florido que el año pasado, será por la estación o porque ya no me causa novedad. Salimos a las seis de la mañana, ya amanecido en el ecuador. Llegamos a Sydney a las 15 y 20´ también sin novedad. Control de pasaportes y recuperación de la maleta sin novedad, pero en la aduana vinieron a por mí, literalmente, pues no esperaron a que me tocara el turno sino que un policía se dirigió hacia mí y me hizo un registro sistemático. No encontró nada, evidentemente, de lo que no llevaba; pero ni siquiera encontraron la figurita de marfil a pesar del registro. Lo único que hizo fue revolver todo, pasar la estatuilla por un control electrónico y volverla a colocar en la maleta pero al revés de como yo la había colocado. Menos mal que en el último trayecto no se rompió; pero sí se rompió la maleta. En Melbourne me estaban esperando las dos sobrinas. Reencuentro con Elisa y Fidel antes de lo esperado. Les había prometido volver pero no tan pronto. Voy sacando todos los regalos que he traído. No falta nada, menos mal.

08.04.99 Jueves. Hemos ido a ver al cura que les va a casar a Bernard y María. Hemos quedado en que yo concelebre en silencio pero haga una pequeña homilía en castellano a continuación de la que haga él en inglés.

09.04.99 Viernes. Se van ultimando los preparativos de la boda. Hemos ido a buscar la tarta a la pastelería y la han llevado al hotel donde tendrá lugar la cena. He tenido que dejar de fumar debido a una tosecilla seca que me ataca sobre todo al acostarme y a ciertas dificultades respiratorias.

10.04.99 Sábado. Boda de María José Vélez y Bernard Scott. Él, es descendiente de escoceses e irlandeses, incluso de chinos: uno de los bisabuelos maternos; ella, de navarros. La ceremonia en la catedral a las dos de la tarde. El fotógrafo ha venido por la mañana a casa para iniciar las tandas de fotos con la novia y sus familiares. Llega Juan Luis pero sin Katia. Luego Lou y Tere. Ha venido un coche Rols Roice para llevar a la novia y a sus padres hasta la catedral. Otro Rols ha hecho lo mismo con el novio y sus padres. Llego diez minutos antes de la hora para revestirme en la sacristía. La ceremonia empieza con un ligero retraso. Todo se desarrolla normalmente según el rito romano, así no tengo problemas en seguir la liturgia de la palabra, el matrimonio y la eucaristía. Un grupo de turistas japoneses se unen a los aplausos que dedicamos a los contrayentes al terminar el ritual del sacramento. Terminamos a las tres y se prolonga un rato al exterior debido a las fotos. No somos muchos. De la familia del novio han venido sus padres, un hermano y una hermana y un par de amigos. De la parte de la novia: Su familia, familia de Juan, un matrimonio catalano-aragonés y alguna amiga de Mari. Después de la misa vinieron los padres de Lou.

El banquete en el hotel Hilton, previsto para las cinco y media de la tarde. Para las cuatro ya estamos algunos en el hotel para tomar un aperitivo y hacer tiempo. Allí nos alargamos en el bar de la planta baja. A las cinco y media subimos al primer piso y de pie nos van sirviendo algunas bebidas y algunos pinchos... Esto se hace eterno. Sobre las siete y media nos hacen pasar al salón del banquete y a las ocho menos cuarto nos sirven los entremeses... Yo estoy desesperado. Solo hay un plato cocinado en el acto pero todo se alarga en exceso. Seis horas en el hotel para comer unos entremeses, una rodaja de salmón, el postre y un poco de tarta. Estoy también nervioso pues no tengo tabaco. Pero me conviene no fumar pues llevo un par de noches tosiendo mucho. Qué alivio llegar a casa...

11.04.99 Domingo. Han venido los familiares de Bernard a visitarnos.

12.04.99 Lunes. Mis sobrinos me han preparado un viaje a Tasmania para que les acompañe en su viaje de bodas. Por la tarde se embarcan ellos en el Spirit of Tasmania, pasarán la noche en el barco y mañana desembarcarán en Devonport. Llevan el coche.

13.04.99 Martes. Hoy, trece y martes, me embarco en el DevilCat para Tasmania. Lou y Tere me llevan temprano al puerto pues sale a las siete y media de la mañana. Viaje tranquilo, sin novedad, en menos de seis horas hasta George Town. María José y Bernard me están esperando aunque hemos llegado con más de veinte minutos de adelanto. El mar estaba en calma.

Visitamos el museo marítimo y los alrededores de Low Head antes de dirigirnos a Launceston donde me alojo en el Innkeepers Colonial, un hotel de cuatro estrellas. Ellos se alojan en Longford, unos veinte kilómetros al sur. Luego vienen para cenar juntos en el restaurante del hotel.

14.04.99 Miércoles. Primer día de estancia en Launceston. Visitamos el Penny Royal World con los anexos del Peny Royal Windmill y el Peny Royal Cornmill y el tram. En el recinto principal se hace un recorrido en barca pero luego se puede hacer a pie y visitar las instalaciones de antiguas fábricas de pólvora y cañones. También dimos un paseo por el río con la Lady Stelfox. Comemos en el recinto. Después de comer visitamos las cataratas George y todas las instalaciones adyacentes. Montamos en las sillas colgantes. Y el puente colgante "Alexandra". Ya de noche, fuimos a ver los pingüinos de Low Head.

15.04.99 Jueves. Por la mañana hemos ido a ver la presa de las cataratas George; luego hemos ido al alojamiento de ellos en Evandale, comer algo y visitar la granja en la que se alojan: carneros, terneros, poneys etc. Todo muy romántico. Por la tarde pasamos por Poatina camino del Great Lake. Hace mucho viento con gotas de agua. Queríamos rodear todo el lago pero el mal tiempo nos hace desistir y volvemos por el mismo camino. Me dejan en Launceston y ellos se vuelven a su hotel.

16.04.99 Viernes. Bernard tenía que llevar el coche al garaje así que yo he aprovechado para dar un paseo por mi cuenta por la ciudad, los jardines con el foso de los monos japoneses, el conservatorio de flores y una de las numerosas iglesias que hay en la ciudad. Nos despedimos del hotel y emprendemos viaje hacia Sheffield: Me alojo en el Kentish Hills Retrent Motel pero, de nuevo, el alojamiento de ellos está a más de veinte kilómetros, cerca de Moina, perdido en la selva en Cethana Dam Lodge. Comemos en Sheffield en el restaurante del Lyons Club. En todas las mesas hay unas papeletas como las de las quinielas de España para jugar a una con el Casino que transmite el juego en directo por la tele. Todo el país convertido así en casino... Por la tarde visitamos el Cradle Mountain National Park y llegamos hasta el Lake Dove; tomamos un café en las instalaciones del parque. Todo muy bonito pero sería mejor visitar todo esto con más calma. Yo me encuentro fatigado y sin fuerzas para hacer senderismo; hace fresco pero yo lo siento en exceso, quizá porque mi salud no es óptima. Me depositan en el motel que es donde mejor me encuentro. Hemos visto un erizo en estado natural al borde de la carretera. Es muy bonito.

17.04.99 Sábado. Hoy hemos visitado la cuevas de Marakoopa en Mole Creek. Muy bonitas, comparables a las de las Maravillas en Aracena o las del Águila en Arenas de San Pedro. Comemos un poco en Mole Creek y luego vamos a visitar el Trowunna Wildlife Park, un "zoo" un tanto especial que hay en los alrededores. Es un pequeño zoo familiar. Hay kanguros a los que se puede dar de comer en la mano, koalas y wombets a los que se puede acariciar y coger en brazos, demonios de Tasmania, casi al alcance de las manos y pocos más animales cuidados por una pareja que pueden ser marido y mujer.

18.04.99 Domingo. Nos levantamos muy temprano pues queremos llegar hasta Strahan en la costa oeste para embarcar y hacer un crucero por el Macquarie Harbour y el Gordon River. María y Bernard tienen que madrugar más que yo pues necesitan una hora para venir a recogerme. Circulamos de noche, y en una curva atropellamos a un walabie. Pasamos por Tulah, Rosebery y Zeehan antes de llegar a Strahan con tiempo suficiente. El crucero dura cuatro horas y hemos tenido un tiempo espléndido. Se podía ir en la proa del barco aunque cuando llevaba mucha velocidad era molesto por el viento. Bordeamos la isla de los convictos e hicimos escala en el río para dar una vuelta por la selva, luego visitamos las puertas del infierno y vimos los criaderos de truchas y salmones. Comimos en un restaurante antes de iniciar el viaje de vuelta por Queenstown. Cenamos en el hotel del alojamiento de la pareja y luego vemos los animales salvajes que venían a comer detrás del hotel: walabies y posoms, uno de estos se acerca a nosotros y se deja acariciar: es muy bonito.

19.04.99 Lunes. Hoy iniciamos mi última etapa de estancia en Tasmania. Desde Sheffield hasta Hobart, pasando por Deloraine, Westbury, Perth, Campbell Town, Ross y "Tierra Santa": El río Jordán, Jericó y los alrededores del lago Tiberíades. Vaya por Dios, lo que menos me podía imaginar que había una "Palestina" en Tasmania. Nos dirigimos hacia Hobart por la orilla izquierda de la ría del Derwent. Llegamos a Lindisfarne que es la barriada de la orilla izquierda de Hobart. Nos alojamos esta vez los tres en el mismo motel de Lindisfarne de la cadena Budget Motel Chain International; la calidad es inferior si se compara con los otros dos alojamientos. Vamos a ver a los padres de Bernard que viven en el mismo barrio. La madre nos ha preparado una comida. Antes de acostarnos hemos subido a una colina para contemplar el puente y la ciudad de Hobart.

20.04.99 Martes. Hoy hemos ido a visitar Port Arthur y otras curiosidades de la Península de Tasmania. Pasamos por Midway y Sorell, una carretera construida en medio de las aguas de un golfo. Visitamos el "pavimento enlosado" Tesselated Pavement, donde encontramos un león marino, El arco de Tasmania, la cocina del diablo etc. Impresionante ver las instalaciones del Penal de Port Arthur a donde deportaban a los convictos de Inglaterra: Nos lo explica gráficamente la tarjeta que nos entregan con los billetes para visitar el lugar: Unos policías en Londres persiguen a los delincuentes que caen por los brazos de la cruz de la bandera inglesa, a modo de tuberías, que desembocan en Port Arthur. Visitamos la Isla de los muertos, una islita cementerio en la que hay que permanecer obligatoriamente una hora pues es lo que tarda el barco en volver. La guía tiene que entretenernos durante una hora cuando el lugar no da para más de quince minutos: Va contando las historias de algunos de los enterrados, convictos o no, en la isla; yo no entiendo el Inglés y lo que me traduce María es aún menos inteligible; así que me conformo con seguir las inflexiones de voz de la guía que son muy curiosas. Hace un viento frío y desapacible y yo no tengo más que la chaquetilla de punto, así que no queda más remedio que aguantar. Llega por fin el barco que nos devuelve a Port Arthur.

A la entrada de las instalaciones hay un edificio sin tejado y un pequeño monolito en recuerdo de las víctimas de un loco que mató a treinta y seis personas hace dos años. Ruinas de la cárcel, ruinas del hospital, el asilo, los cuarteles, la iglesia... Comemos algo dentro del recinto y en la capilla del penal nos hacemos unas fotos, yo en el púlpito y los asientos individualizados y aislados de los convictos. Fue penal durante unos cincuenta años, a partir de 1830. Todos los edificios de cierto interés y de más de cien años fueron construidos por los presos. Utilizaban generalmente el ladrillo. Los incendios y el abandono hicieron que algunos edificios cayeran en ruinas que ahora son conservadas con mucho esmero como parte fundamental de la historia de Tasmania; nadie recuerda a los aborígenes que desaparecieron por completo. Por la noche vamos a cenar invitados por un amigo de Bernard. Han escogido un restaurante en la orilla de la ría. Comemos unos pinchos morunos con arroz y luego yo he pedido gambas al ajillo; no he podido terminar. Lo más curioso es que para beber piden "gaseosa"; yo pido vino pero al final termino por pedir también gaseosa.

21.04.99 Miércoles. Amanece nublado y desapacible. Intentamos subir al monte Wellington y sólo llegamos hasta poco más de media montaña. Está nevando y han cortado la carretera; así que después de juguetear con la nieve y hacernos alguna foto nos tenemos que volver. Visitamos la ciudad, principalmente el puerto y la plaza de Salamanca, que así se llama, y me gustaría saber por qué. Comemos en el bar del Parlamento invitados por los padres de Bernard. Louis, un hermano de Bernard, trabaja en el edificio. Nos viene a visitar uno de los parlamentarios. Luego visitamos el edificio. Por la tarde visitamos al otro hermano de Bernard, Glen, a quien yo no conocía y que tiene algunos problemas con la familia. Damos algunas vueltas por los alrededores de la ciudad y luego con toda la familia de Bernard vamos a la bolera: desde las seis de la tarde hasta las nueve y media. María y yo a mirar... Es curioso.

22.04.99 Jueves. Vuelta a Melbourne. Por la mañana visitamos los jardines y tomamos algo en el puerto, antes de dirigirnos al aeropuerto de Hobart que está muy cerca, por la carretera de Port Arthur. Embarque sin novedad y vuelo de hora y media hasta Melbourne. Aquí me esperaban Fidel y Lou.

24.04.99 Sábado. Hoy vamos a visitar a Amparo y Juan en su casa. Juan está contento pues acaba de comprar otra casa junto a la que ya había comprado antes y en la que vive Mercedes. Amparo está triste pues se siente un tanto postergada por su marido. Pero ellos se tienen que entender, aunque tengo la impresión de que Juan no da muchas opciones a Amparo para opinar. De vuelta para casa hemos pasado por la nueva de Juan y ha salido un momento Mercedes. Luego hemos ido a misa: Domingo del buen Pastor. Me entra morriña del Congo, de Legu y Nduye.

26.04.99 Lunes. Vamos a visitar a Joaquín y Manoli. Él, navarro, de Pamplona; y ella de Tolosa pero pamplonica también. Su padre estuvo muchos años en la cárcel de Pamplona después de la guerra y se quedaron a vivir allí hasta que salieron hacia Francia Manoli y Joaquín, sin documentación. Les llevamos una botella de cava Codorniu. Los dos sufren de diabetes.

28.04.99 Miércoles. Visitamos a Juan Luis y a Katia en las montañas de Dandenong; luego vinieron Devie y su hijo Lee de nueve años. Como el año pasado, aquello está lleno de cacatúas, loros y otros pájaros como las kokaburras. Fidel era la primera vez que visitaba a su hijo Juan Luis. Luego Fidel no puede conciliar el sueño, pues le parece que su hijo no tiene porvenir en esa situación en la que está.

29.04.99 Jueves. Nos devuelven la visita el matrimonio Joaquín y Manoli. Traen un regalito para María José. Muy amables los dos, les enseñamos las fotos de la boda y del viaje a Tasmania.

01.05.99 Sábado. San José Obrero. Fiesta del trabajo. Han venido Juan y Amparo para despedirme. Hemos ido a misa por la tarde. Había un grupo de jóvenes que se preparan para la confirmación. La lengua es una barrera difícil de franquear. Estoy haciendo la experiencia de la marginación. Lo mejor será volver cuanto antes al Congo. Después de misa hemos ido a cenar a un restaurante indio de la vecindad y que se llama "Milan". Hemos cenado muy bien aunque un tanto excesivamente especiado para mi paladar. Estábamos Elisa, Tere, María, Lou y yo. A Fidel no le gustan estas cosas.

02.05.99 Domingo. Hoy se prepara en casa la comida de mi despedida. Tere ha venido para las nueve de la mañana. Luego vendrán los demás. Ha venido Juan Luis y luego Devie con su hijo Lee. Durante toda la comida la lengua empleada ha sido el inglés así que yo no he hecho más que comer y reflexionar. La comida, muy buena pero me hubiera gustado más si hubiera podido participar en la conversación. Lou y Bernard estuvieron trabajando durante el día. Lou tuvo algún problema con el coche. Sobre las siete de la tarde aparecieron en casa. Encargo a Tere que confirme por teléfono los vuelos de mi regreso a España.

03.05.99 Lunes. Todo el día en casa. Solo he salido a dar un pequeño paseo con Elisa hasta la farmacia y hacer alguna pequeña compra. El fotógrafo trajo las fotos que le habíamos encargado.

04/05/99 Martes. Después de comer hemos ido a ver a Adela y Ramón.

06.05.99 Jueves. Hoy emprendo el vuelo de regreso a España. Me avisan que el vuelo en Sydney se retrasará y me ofrecen retrasar también el vuelo en Melbourne, pero ya estabamos preparados para salir de casa así que prefiero esperar en Sydney. Nos lleva al aeropuerto Bernard y me acompañan Elisa y Fidel. El vuelo sin ninguna dificultad de las tres a las cuatro y veinte de la tarde. Cambio de terminal en Sydney y control de emigración. Pero no despegamos a las cinco y veinte sino tres horas mas tarde. Durante las espera se sienta a mi lado un muchacho belga que habla algo de francés. Estudiante en último curso de medicina en Amberes, me dice que se va a especializar en medicina tropical. Me toca ventanilla en la parte delantera del avión. A mi lado una mujer vietnamita que habla también algo de francés y que me dice que vuela a Toulouse en Francia. Perderá su correspondencia de vuelo debido al retraso en la salida.

07.05.99 Viernes. Llegamos a Singapur sobre las 0,30 hora local y hacemos escala de hora y media aproximadamente. Me dedico a ver competición de patinaje artístico sobre hielo en una de las pantallas del aeropuerto. Llegamos a Amsterdam a las nueve y cuarto de la mañana. Mi vuelo para Madrid es a las diez y media. Así que no tengo tiempo que perder si quiero llegar puntual al embarque. Estos aeropuertos son verdaderos laberintos. Consigo llegar con tiempo pero no me dan de inmediato la carta de embarque; lo hacen cuando ya va avanzado el proceso del mismo. Menos mal. Salimos casi con media hora de retraso, a las once en vez de las diez y treinta y cinco. En el aeropuerto de Madrid el avión se para lejos del edificio. Nos llevan con autobuses. Se aprecia el desbarajuste que reina en el aeropuerto: excesivos aviones aparcados en un aparente desorden. Llamo por teléfono a Marga. Luego, sorpresa desagradable, mi maleta no aparece y no soy el único. Hago la reclamación correspondiente. Cuando salgo me encuentro con Txema que ya había llegado a recogerme. Por la tarde he llamado a Pedro para tener noticias del Congo: Todo sigue más o menos como cuando yo me vine. Jerónimo ha tenido una crisis de malaria. Los médicos maños parece que llegan mañana a Madrid.

 

(Aquí termina la crónica de mi segundo viaje a Australia)

 

 

Sexta parte. Del 8 de mayo al 24 de junio de 1999. De Madrid a Isiro pasando por Kampala.

08.05.99 Sábado. Por la tarde hemos ido a pasear a un pinar. Me ha empezado a doler la cabeza. Algunas compras en el hipercort pero yo deseando volver a casa para tomarme una aspirina antes de que mi jaqueca vaya en aumento. Así lo hago y me acuesto sin desnudarme pensando en que se me pasará para la cena. Me despierto y oigo voces abajo pero yo me desnudo esta vez y me acuesto definitivamente. Marga me diría luego que vino a llamarme pero que no contesté. He llamado a los de la Consolata pero no saben nada de los médicos maños. Me dicen que Carlos, el Provincial ha estado en Isiro con un avión y medicamentos para Neisu. Y no me avisó nadie... Luego tienen en Nairobi Capítulo General. También he llamado a los Combonianos, al hermano Rafael, pero no está en casa. Le dejo mi teléfono para que me llame.

09.05.99 Domingo. Llamo a Elisa. Hemos estado en misa en Santa María. Luego hemos tomado unas cervezas con Paco y Mari. Por la tarde me quedo en casa pues de nuevo tengo la cabeza pesada.

10.05.99 Lunes. He ido al Ramón y Cajal para pedir hora para los análisis. Me dan para mañana. Saludo un momento al Dr. Rogelio. Por la tarde me vuelve a doler la cabeza y Marga me dice que puede ser la malaria. Tal vez sí, veremos a ver.

11.05.99 Martes. Me toman las muestras para los análisis en el Ramón y Cajal. Luego voy a ver a Jesús Pérez. Hablamos de la posibilidad de hacer ejercicios espirituales. Quería comer en casa de Isidoro pero tiene visita y se han ido a ver a Pura. Así que tampoco habrá reunión de la Comunidad. Me vuelvo a casa. Esta tarde no me ha dolido la cabeza; tal vez no sea malaria lo que tengo sino fatiga, problemillas de readaptación al clima y a la hora.

12.05.99 Miércoles. Me he comprado albumes y estoy poniendo las fotos. Me acordaba de Wamba. Esta mañana han anunciado en France Inter el bombardeo de Goma por los kabilistas y la toma de Manono por los rebeldes. Esta tarde me ha llamado Angelo. Me dice que vuelva con un visado de turista. Están ya algo preocupados por mi tardanza. Parece que ya no hay militares pero la situación sigue más o menos. Me avisa que mañana me llamará el obispo.

13.05.99 Jueves. Efectivamente, esta mañana me ha llamado el obispo. Me ha propuesto la parroquia de Maboma. Yo le he dicho que preferiría volver a Nduye. Pero que por teléfono no se puede hablar de estas cosas. Lo mejor será que vuelva cuanto antes. Me anuncia que el P. Jean Maríe prepara un nuevo cargamento de medicamentos para Isiro. Lo mejor será que me prepare para volver rápidamente al Congo. Hace calor. No aparece la malaria de momento.

14.05.99 Viernes. France Inter ha dicho esta mañana que los rebeldes han tomado la ciudad de Kabinda. Desmentido de las fuerzas gubernamentales y amenaza de las de Zimbawe de seguir bombardeando los cuarteles de las fuerzas rebeldes. Del jardín de la casa han robado uno de los reguladores automáticos de riego.

15.05.99 Sábado. San Isidro Labrador. Por la noche hemos dado una vuelta por Madrid. Hemos visto los fuegos artificiales desde las Vistillas y hemos tomado un refresco en el Iruña, aunque, fuera del nombre, nada recuerda a Pamplona.

16.05.99 Domingo. Día de los misioneros diocesanos, imposición de cruces y despedida de misioneros. Nos levantamos pronto para prepararnos a la misa en la catedral de la Almudena. Me he encontrado a Sor Carmen Mondéjar, claretiana. Nos conocíamos por radiofonía. El cardenal me saluda y me ignora. Ya no se acuerda de nuestra entrevista; deduzco que no leyó mis circulares. No me he podido concentrar mucho en la ceremonia pues no hacía otra cosa que acordarme de la misión. Hay un matrimonio con diez hijos, de las comunidades neocatecumenales, que vuelve al Japón. Maravilloso.

Por la tarde hemos ido a Pinto. Vemos cómo van las obras del restaurante y visitamos el parque Juan Carlos I. Es algo magnífico aunque podría serlo más. En la plaza del pueblo hay un tablado y un grupo que narra y escenifica someramente cuentos. Hay tenderetes con toda clase de baratijas y comidas que pretenden crear un ambiente "medieval".

19.05.99 Miércoles. Recibo la triste noticia del fallecimiento del P. Oscar, de los Consolatos.... El Patrón se empeña en hacer las cosas a su manera pero nos deja a todos desconcertados.

20.09.99 Jueves. Me visita el médico en el Ramón y Cajal. Me insiste en que padezco de oncocercosis. Yo no puedo creérmelo pero hay algunos indicios. Tendré que tomar tratamiento.

24.05.99 Lunes. Hoy hace 24 años que recibí el sacramento del presbiterado. Ya he sacado el billete de avión para el 18 de junio hasta Entebbe. Me he enterado que Manolo, el médico Comboniano, falleció en Uganda. Ya me lo habían insinuado pero hoy he tenido la confirmación. He visitado al Hermano Rafael, luego a Troitiño y finalmente a Pedro Aguilera. Me ha prometido 400.000 pts.

18.06.99 Viernes. Estoy en Kampala en casa de los PP. Combonianos. El viaje sin excesivas contrariedades: Salimos de Madrid con unos diez minutos de retraso. En el aeropuerto de Bruselas he tenido que hacer cola dos veces: para la emigración y para la seguridad. Era momento de máxima afluencia y los cuatro funcionarios no daban a basto a controlar los pasaportes. En seguridad me han registrado el bolso pues llevaba algunos objetos metálicos: Unas brocas y unos destornilladores; también han controlado este ordenador. Como el tiempo era escaso he llegado cuando ya se había iniciado el embarque, sin poder ni siquiera ir al retrete. Luego nos han retenido más de media hora suplementaria sin despegar en el avión "por saturación de tráfico". Siempre pasan historias en este vuelo. Llegamos a Entebbe pasadas las ocho de la noche - hora local -. En el aeropuerto nos desvían a algunos hacia una habitación: Mala señal, esto me recuerda el Congo y la corrupción de sus funcionarios; exigen el pago de quince dólares para obtener el visado de tránsito y no te dan más que una semana. Antes te daban gratuitamente dos o tres semanas si necesitabas. Un funcionario me ha ayudado con el equipaje y la aduana (nos la hemos saltado) pues el taxista enviado por los Combonianos le había pedido este favor. Por el camino, el taxista me cuenta un poco la situación económica: los precios suben a gran velocidad. Sin duda que la guerra del Congo está desangrando a Uganda. Llegado a casa, el Procurador me indica que hay esperanzas de vuelo o para el domingo 20 o para el martes 22.

19.06.99 Sábado. Estoy alojado en la habitación 53, la misma que tuve en noviembre, a mi paso para España, en frente de la perrera. Durante la noche los perros aúllan unas veces y otras ladran; en las cercanías se oye un gramófono y, cuando éste calla, innumerables ruidos de fondo le reemplazan provenientes de los alrededores; incluso ya avanzada la madrugada continua el gramófono; añoro el silencio de Nduye e incluso el de Majadahonda. Me despierto con retraso a las ocho de la mañana. Después de comer se oye un aprendiz flautista interpretando sin tregua una y otra vez el "Para Elisa" : mi-re-mi-re-mi-si-re-do-la. Después doy una vuelta por los alrededores. Me encuentro con una mujer joven que me aborda y me empieza a contar historias; creo que lo que pide es ropa: dice ser viuda. Su marido murió de AISD y le dejó con varios hijos, cosa bien verosímil. La religiosa que le proporcionaba ayuda está ausente. Le digo que estoy de paso y que voy al Congo. Entonces me propone hacer una visita en el hospital militar a algunos soldados congoleños. Acepto. Cumplidas las formalidades, entramos. En un gran barracón dividido en salas están los soldados enfermos o heridos. En una de las salas encontramos a los Congoleños. Son siete en total. Uno tiene la pierna escayolada; otro el dedo gordo del pie izquierdo vendado; otros dos tienen parches en sendos ojos; otro dice haber sufrido fractura en los huesos del hombro; los dos restantes parecen estar enfermos... Uno me dice ser de Mbuji-Maji, otro de Butembo, otro de Kisangani, otros dos de Kinshasa... No tienen contacto con sus familiares. Están relativamente bien cuidados y no se quejan de la comida. Están tristones y se alegran de mi visita. Aludo a lo que hicieron sus compañeros en Nduye y ponen cara de circunstancias. Alternamos el Francés y el Kiswahili. La guerra es un desastre para todos. Son jóvenes. Empiezan a repartir la cena y me tengo que despedir. Me piden que vuelva a verles. A la salida, la mujer me repite de nuevo todas sus historias y lamentos. En la oración de la tarde pido al Señor por la paz en el Congo y ahora que estoy a punto de volver a ese país que me haga instrumento de su paz y perdón.

Mañana no habrá vuelo a Isiro, así que tendré que esperar hasta el martes y ¡que haya suerte!

20.06.99 Domingo 12º del tiempo ordinario. Misa de comunidad en inglés que sigo bastante bien con un misal en inglés y otro en italiano. Luego descubro que hay otra misa en italiano a las once pero ya era tarde. El tiempo es caluroso y pesado y empiezo a transpirar como de costumbre en África. He llamado por teléfono a Marga. Esta tarde va a ir a Pamplona. Su madre se queja del brazo. De nuevo escucho al flautista de ayer y con la misma melodía; pero la sesión ha sido más corta.

21.06.99 Lunes. Día de espera en Kampala. Aparece el vicario general de Isiro Madrapile. Dice que el vuelo es para mañana, martes, y que me avisará por teléfono.

22.06.99 Martes. No llega el aviso de Madrapile pero parece ser que ha telefoneado Ariel, el Provincial de la Consolata. Así que me empujan a tomar un taxi que me lleva a Entebbe. Merodeamos por el aeropuerto militar sin dar con la entrada. Luego aparecen Ariel, Luis (el médico maño) y otro Padre de la Consolata. También viene un funcionario de aduanas. Hacemos cambio: Yo me uno a los viajeros y el funcionario coge el taxi para volver a Kampala. Al final nos dicen que el vuelo será para mañana. Así que vuelta a la ciudad. Pregunto al P. de la Consolata si me puede alojar en su casa pero, por lo visto la vivienda es muy pequeña, así que me llevan de nuevo a los Combonianos.

23.06.99 Miércoles. Sobre las nueve de la mañana aparecen Ariel y Luis para llevarme al aeropuerto. Entramos en la zona militar y allí hay un gran avión cargo. Sol de fuego; nos cobijamos a la sombra del único arbolito que hay en las instalaciones militares. Edificios viejos, medio en ruinas, aparentemente desafectados, pero que sirven de deposito de vituallas y municiones para los soldados que luchan en el Congo. Me acuerdo de la película "Raid sobre Entebbe" en la que los decorados reproducían estos edificios. En cualquier momento, por alguna de esas puertas puede aparecer el dictador Idi Amín... Empiezan a cargar el avión: Son niños soldados... Tan pequeños, que la camisa del uniforme les llega a media pierna por debajo de las rodillas. Uno de ellos, de unos doce años, se sube al arbolito bajo el que estamos para poder observarnos de cerca. Soy el único de los viajeros que habla Swahili así que entablo conversación con él. Jambo! Jambo! Habari gani? Mzuri. "Pero ¿tú eres soldado?"... "Si, claro". "Y, ¿ya has luchado en la guerra?" "Todavía no, pero iré pronto...". ¡Qué pena! Y ¡Qué barbarie! ¿No hay nadie que denuncie e impida esto? Llega algún camión con más mercancías. Siguen cargando, pero esto va para largo. Un militar controla nuestros pasaportes: ¿Volaremos hoy? Aparece un blanco de paisano. Dice ser libanés y que tienen negocios de tráfico de diamantes en el Congo... ¡Esta es otra!... otra de las causas de esta guerra. Dice que si solo fuéramos uno o dos los viajeros conseguiría exonerarnos del pago del impuesto sobre uso del aeropuerto. En una camioneta nos llevan a la terminal civil para pagar dicho impuesto: 20 $ por persona y sellar nuestros pasaportes. Ya estamos en regla para volar. Recogen nuestras maletas... pero es demasiado tarde para que el avión haga el vuelo de ida y vuelta de día hasta Isiro. Será para mañana a las seis... Tenemos que pasar la noche en Entebbe para poder estar puntuales al despegue. Madrapile nos lleva a un hotel. Solo hay una habitación disponible de dos camas y somos tres. Luis dice que si ponen un colchón en el suelo nos podemos arreglar. Consultas en el hotel, y aceptan. Estamos hambrientos y sedientos. Tomamos unas cervezas frescas en el patio recoleto antes de pasar a cenar. Por fin podemos sentarnos y relajar los nervios. Ha sido una agradable "soirée".

24.06.99 Jueves. ¡Por fin! Viaje a Isiro. Nos levantamos temprano para poder estar puntuales en el aeropuerto. En el hotel compramos algunos botellines de un aguardiente "made in Uganda". Antes de las siete estamos al pie del avión pero no despega hasta pasadas las ocho.

 

(Aquí termina la «  sexta parte » de mi diario. Lo interrumpí por problemas con el ordenador).

 

 

Séptima parte. Del 5 de junio del 2000 al 22 de marzo de 2001. Tercera etapa en Nduye, hasta la salida precipitada hacia Kampala. Enfrentamiento con el jefe Apuobo y con las autoridades de la rebelión.

05.06.00 Lunes. No me gusta escribir de esta manera y no sé por qué motivo sale todo subrayado. Por esto he dejado de escribir el diario durante casi un año. Ahora tengo nuevos medios: batería nueva y dos placas solares, así que podré entretenerme un rato antes de acostarme cada noche.

 

Hoy he vuelto del viaje a Bunia. El nuevo chofer, Omari, es mejor que Katembo. Por comparación, su salario lo ahorro en gasolina.

En Bunia he vuelto a caer en manos del mismo bandido de la vez anterior que me ha sacado 550 $. Que sumados a los 800 de diciembre y 200 de Junio, en Madrid, son ya 1550. No se puede seguir así.

Allí encontré también a Atanea: sigue estudiando inglés en la Universidad. No me pidió nada. Hemos comentado sobre Apaya. Parece que éste colabora con el jefe de Legu, de chivato.

En Kisangani, de nuevo, folklore. Nicholas sin duda exageraba esta mañana; o, tal vez, no. Caían obuses - tal vez uno sólo- cerca de la casa Provincial de los Reparadores. Martin estaba refugiado allí. Veremos qué nos cuentan las emisoras de radio.

06.06.00 Martes.- Calor sofocante durante todo el día. Truena en los alrededores pero no llueve. Hemos empezado a medir e hincar los piquetes para agrandar la plantación de palmeras. Desde las doce hasta las dos de la tarde que he dejado solos a los obreros, no han hecho nada.

Los hijos gemelos de Katembo han venido esta tarde quejosos, con razón, de que ‘Mbou, el cocinero, les ha dicho que su padre (de ellos) es un bandido’. Solo tienen cinco años pero no son tontos. Son algo egoístas, sobre todo Ndovia, el segundo. Les viene de familia.

07.06.00, Miércoles. - Esta tarde han llegado el Abbé Gabriel con su chofer y el P. Franko con el suyo. Gabriel, de viaje para Bunia y Franko para continuar su trabajo con los pigmeos.

08.06.00, Jueves. - La guerra se recrudece en Kisangani. Las armas y soldados son rwandeses y ugandeses. La destrucción y los muertos son congoleños. ¿Cuándo se va a acabar todo esto?

Discusión entre el enfermero, Franko y Sala. El enfermero presenta una factura por el tratamiento de pigmeos que Franko no contrató pero sí de alguna manera el director Sala. Al final habrá que pagar.

Gabriel se ha ido esta mañana y Franko después de comer. Ha lloviznado durante media mañana.

09.06.00, Viernes. - Después de una noche de relativa calma en Kisangani, los disparos de artillería pesada y de metralletas han recomenzado esta mañana. La destrucción de edificios es notable y afecta también a la Iglesia: La catedral en llamas, la iglesia de Cristo Rey de Mangobo, la Procura, el convento de los Combonianos... También los saqueos: Los Dominicos, las religiosas de la Sagrada Familia. Las víctimas son numerosas, entre muertos y heridos. El hambre y la sed van a provocar otra serie de enfermedades y muertes...

El hijo de Policarpo ha venido con una fuerte crisis de malaria; lo he mandado al dispensario y el enfermero ha rechazado tratarlo. He ido a hablar con él. Está muy enfadado por los "insultos de Franko". Tiene algo de razón. Al final ha aceptado al enfermo.

A última hora he oído por la fonía que el obispo Mons. Gustavo Olombe falleció en Kisangani el pasado lunes día 5. No tenemos otras noticias sobre su fallecimiento ni sobre su entierro, en plenos bombardeos de la ciudad.

10.06.00, Sábado. - Día de mucho calor. Han venido dos de los obreros para terminar de medir y clavar los piquetes para las hoyas de las palmeras. He estado con ellos todo el tiempo y el sol me ha quemado los brazos que tenía al descubierto.

Los combates continúan en Kisangani.

He celebrado misa de Réquiem esta mañana por el eterno descanso del alma de Mons. Olombe. (Cinco días más tarde nos anunciaron que no habia fallecido).

11.06.00, Domingo de Pentecostés. Esta Iglesia de Nduye necesita una efusión del Espíritu. ¡Ven, pues Espíritu del Señor, renueva la faz de esta parroquia! "O lux beatísima, reple cordis íntima tuórum fidélium. Lava quod est sórdidum, riga quod est áridum, sana quod est sáucium. Flecte quod est rígidum, fove quod est frígidum, rege quod est dévium".

Parece ser que los combates en Kisangani han cesado o disminuido notablemente. Los rwandeses llevaban las de ganar; hablan de retirarse... Pero es una cantinela que se repite y no se cumple.

Ha venido un enfermero de Mambasa con una carta del Territorio pidiendo ayuda para la campaña de vacunación contra la poliomielitis. Tal vez conteste. Pero los ingresos de esta parroquia no sobrepasan el valor de un dólar por semana.

12.06.00 Lunes. - En Rwanda fue asesinado ayer el P. Isidro Uzkudun. Tres hombres armados entraron en su casa para robar y no contentos con el dinero que encontraron, le pegaron un tiro en la cabeza. ¡Señor! ¿Ésa es la suerte que reservas a tus servidores? Treinta y cuatro años de misionero. "Ésta es la muerte más hermosa para un misionero", dijo el P. Longo un día antes de ser asesinado. "Si el grano de trigo no cae en tierra y muere queda infecundo...", dijo Jesús. Acoge, Señor, a tu fiel servidor, Isidro, en tu seno. Dale la alegría de contemplar desde el cielo el país de las mil colinas, floreciente de reconciliación y de paz.

13.06.00 Martes. - Coincidencia, trece y martes. Undécimo aniversario del fallecimiento de mamá. El 7 fue el duodécimo de Félix. He celebrado la eucaristía por ellos y por el P. Isidro.

He bautizado un niño en peligro de muerte. Su padre es musulmán y reside en Mambasa. Su madre es católica.

Ha hecho un día fresquito y ha lloviznado un poco por la mañana y otro poco por la tarde. En la eurocopa España ha jugado con Noruega y ha perdido 1 a 0. En estos torneos raramente España ha hecho buen papel.

14.06.00 Miércoles. - Nos preparamos para el "kilio" (el duelo) por Mons. Olombe. Llevo un rato grande esperando pero aquí no aparece nadie. He atizado varias veces el fuego para que no se apague. Se lo toman con calma pues tienen que pasar toda la noche en vela. O en duerme-vela...

15.06.00 Jueves. - La misa por Mons. Olombe ha estado concurrida. Pero luego me he enterado de que sigue vivo. Menos mal que la oración sobrepasa el tiempo. Así hemos anticipado su funeral.

La situación en Kisangani sigue tensa. Los dos ejércitos invasores quieren controlar el aeropuerto. Uganda anuncia que esta dispuesta a retirar sus ejércitos si los demás hacen los mismo y Rwanda afirma que esta dispuesta a retirarse si le garantizan la seguridad de su frontera occidental. Buena forma de decir que van a seguir lo mismo.

He ido a visitar el sector "Mavuno". No ha habido reunión de la comunidad. El candidato catequista carece de interés.

16.06.00 Viernes. - Día soleado, sin nada que señalar. La eurocopa continua. Francia acaba de ganar a Chekia por dos a cero.

17.06.00 Sábado. Esta tarde han venido tres colaboradores de Medair. Les he dado alojamiento pero para comer se tienen que arreglar solos.

18.06.00 Domingo. La Trinidad, Dios relación, Dios amor. Amor intratrinitario que se desborda en la creación y en el Hombre. El nivel humano se alcanza sobrepasando su propio nivel, alcanzando el nivel sobrenatural de hijos de Dios por el Espíritu de Cristo. Vida vegetativa: las funciones más elementales del organismo. Vida animal: Comer, engendrar. Mantenerse en el estadio de recolectores no sobrepasa el nivel de los pájaros y animales herbívoros que ni siembran ni siegan... Incluso algunas habitaciones de humanos no sobrepasan el nivel de nidos de pájaros. Cazar para alimentarse: predadores como ciertas aves o fieras, nivel infrahumano todavía. Sembrar, cultivar, criar animales, es ya fruto de la inteligencia humana. El estudio, la ciencia, el arte, la amistad, la religión son los niveles superiores del hombre. En Cristo alcanzamos el nivel sobrenatural de hijos de Dios, el "hombre perfecto". Servir a Dios en gratuidad es ejercitar el sumum del nivel humano. Don de la Gracia y respuesta del hombre.

Hoy emprendo viaje a Butembo después de la misa. No había mucha gente en la iglesia. Primera etapa hasta Mamabasa, menos de tres horas, el camino seco, el chofer, Omari.

Nerio vuelve de la selva y nos cuenta que militares desertores han saqueado la casa y el pequeño comercio del catequista del poblado.

19.06.00. Lunes. - Etapa Mambasa-Butembo. Salimos de Mambasa a las siete de la mañana. En Bela, barrera de control: toman nota de la documentación de la moto y seguimos sin incidentes. Llegamos a Mangina a medio día. Los sacerdotes nos invitan a comer. Encontramos a Antonio Mazucato que se prepara para volver a Teturi con los pigmeos. En Beni compramos gasolina, cinco litros, a 24 francos; a Omari le parece cara. Pero el dólar se cambia ya a 40 f. o sea 4 millones de zaires. Entre Beni y Butembo hemos sufrido del polvo, de las piedras y de dos pinchazos, con los cual nos hemos retrasado más de dos horas. Llegamos a Butembo a las seis y cuarto de la tarde, ya de noche. Omari no consigue localizar la casa del hijo de Deo con quien tenemos que contratar el transporte de alguna mercancía. Vamos al colegio Kambali, de los Asuncionistas que nos acogen con amabilidad.

20.06.00. Martes. - Hemos comprado la antena parabólica en la procura por 200 $. Luego hemos visto en un comercio la misma antena algo más barata. El televisor nos ha costado 260 $. Por la tarde hemos ido a visitar a las religiosas combonianas. La Provincial estaba en la ciudad y le hemos esperado para saludarla. Nos han invitado a comer mañana, así que vamos a retrasar un día el viaje de vuelta.

Butembo debe tener más de trescientos mil habitantes de los que unos cuantos miles rondan en torno al mercado central y a los comercios vecinos sin un trabajo definido. Resulta impresionante ser el único blanco rodeado de tantos morenos.

21.06.00. Miércoles. Hemos hecho algunas pequeñas compras. Hemos subido al obispado, a la farmacia diocesana. Han construido todo un complejo. Hemos comido con las combonianas pero solo estaba una, pues la Provincial y sor Hakima se habían ido a Beni a intentar coger el avión para Kisangani y Rafaela tenía ocupaciones en la ciudad. Después hemos ido a nuestra residencia para descansar y preparar las cosas para el viaje de mañana.

22.06.00. Jueves. Salimos de Butembo a las seis de la mañana pero tenemos un pinchazo de nuevo a menos de cuatro kilómetros. Hemos reparado y no hemos tenido más incidentes. En Beni hemos comprado gasolina, más cara que hace tres días. En Mangina nos han acogido los curas con amabilidad. Antonio nos comunica que los soldados desertores han saqueado su pequeña misión en Teturi. Ya cerca de Mambasa hemos encontrado un grupo de militares de Mambasa que se dirigían hacia Teturi para intentar detener a los desertores saqueadores.

23.06.00. Viernes. - Vuelta del viaje a Butembo. Cansado, pero en casa. Me he traído el ordenador nuevo que estaba en Mambasa junto con las otras cosas que me mandó Margarita.

24.06.00. Sábado. San Juan Bautista. Jornada tranquila. He colocado en un cuadro la foto de Gwamboa cuando tenía tres años. Será mi regalo de ordenación. Ha llovido un poco esta tarde. Portugal ha eliminado a Turquía por dos goles a cero.

25.06.00. Domingo, Corpus Christi. - Ha amanecido lloviendo. Hemos empezado la misa con más de media hora de retraso pero la asistencia ha sido más o menos como la de cualquier domingo. Hemos hecho una pequeña procesión con la eucaristía dentro de la iglesia.

Cristo, mediador de la Nueva Alianza, sacerdote, ofrenda y comida de comunión con el Padre, nos entrega el memorial de su pasión y se queda con nosotros en la Eucaristía. En la Antigua Alianza Dios hizo de Israel su pueblo; en la nueva, se hace Padre nuestro y de nosotros hace sus hijos en el Hijo. No solo la generación crea familia, también el pacto de sangre la crea. En y por la sangre de Cristo nos convertimos en la nueva familia de Dios.

España ha perdido con Francia 2 a 1 y queda eliminada de la Eurocopa.

26.06.00. Lunes.- Ha llovido durante toda la noche. He intentado meter en el ordenador el programa para la radio pero no lo he conseguido. Me dice que el disquete está averiado. El nuevo ordenador, muy bien. Tendré problemas con la alimentación pues tengo que utilizar dos pequeños transformadores y se calientan, con lo cual la batería se gastará rápidamente. El inversor que me han mandado parece embrujado: unas veces funciona y otras no.

Los cantores de la coral han empezado a trabajar, excavar hoyas para plantar palmeras.

27.06.00. Martes. - Omari y su hermano han ido a Mambasa para intentar traer el coche y las cosas que se quedaron allí. Me han visitado unos "kumbakumba" de Bayadi. Uno de ellos enfermo de diarrea. Le he dado unas pastillas y buenos consejos.

28.06.00. Miércoles. Por la mañana llovía copiosamente y he ocupado a dos de los obreros en empezar a pintar el techo de mi despacho. Por la tarde los cantores han excavado cuatro hoyas.

Portugal ha perdido con Francia dos a uno, el segundo de Francia en el último minuto de la prolongación y de penalti.

29.06.00. Jueves. Han terminado de pintar el techo de mi despacho; de paso hemos limpiado las paredes. Se nota la limpieza.

Holanda e Italia están jugando la segunda semifinal.

He hablado con Julia. Tiene vértigos. Hoy cumple 64 años.

30.06.00. Viernes. Aniversario de la Independencia. Cuarenta años ¿de qué y para qué? Han venido a misa las autoridades locales: les he leído la cartilla.

A las seis y cuarto han llegado el abbé José de Butembo pero que trabaja en Babonde y el seminarista Valentín de la comunidad de Wamba, los esperaba mañana pero han llegado hoy.

He terminado de copiar en el ordenador el segundo libro de bautismos. Estoy ya por los tres mil y me quedan dos mil quinientos. Todo se andará.

01.07.00. Sábado. Esta tarde ha llegado Omari con el coche. No ha necesitado ayuda del tractor y no se ha quedado hundido en el barro. Ha traído la antena y el televisor. Pero no he conseguido poner en marcha el vídeo.

02.07.00. Domingo. El Sagrado Corazón. La ternura de Dios es como la de una madre con respecto a su hijo pequeño. Jesús nos amó hasta verter la última gota de su sangre que había quedado en su corazón. En el bautismo nos regenera y en la Eucaristía nos reconforta. Este es el misterio escondido, que fue revelado a todos los hombres para que correspondamos al Padre con la misma entrega de su Hijo y la ternura de su corazón.

Hemos montado la antena pero no hemos conseguido poner a punto los aparatos y sintonizar. Así que no podemos ver el partido que se está jugando en estos momentos: la final de la eurocopa, Francia Italia.

03.07.00. Lunes. Toda la mañana ha estado lloviendo. Hemos pintado la pared que faltaba en la habitación 3 y limpiado el techo con gasoil y las paredes con agua.

04.07.00. Martes. Día sin novedad.

05.07.00. Miércoles. Un kumbakumba de Monzambe me ha traído dos cartas: una de Abebe insistiendo en que le dé algún dinero. Le he contactado por radio. Todos necesitamos dinero. Le voy a dar 50 $ pues se va a ordenar de diácono. La segunda carta es de Apaya. No hace nada con la excusa de sus enfermedades; se está convirtiendo en un inútil integral.

06.07.00. Jueves. He llamado a Fermina justo un minuto después del chupinazo en Pamplona. Estaba sola en casa viendo el acontecimiento por la tele. Fernando en el campo y las nietas en la plaza del Ayuntamiento. Me ha llamado la atención la voz débil de mi hermana.

Ha aparecido Bachulu después de más de dos meses que había pasado hacia Bunia. Me ha traído el tabaco encargado.

Por la tarde he ido al otro lado del río, a la reunión de la CEV Comboni. Había algunos hombre y una sola mujer. Nada más empezar la reunión, la lluvia nos ha obligado a refugiarnos en la baraza de otra casa y allí había unas cuantas mamás.

El director de la escuela de los pigmeos ha vuelto después de una ausencia de dos semanas. No sé qué asuntos tiene en Mambasa.

08.07.00. Sábado. He ido a visitar a un pigmeo que ha sido golpeado y torturado en Alambi. Fue uno de los que escaparon cuando, después de la pelea con dos heridos por machete, llegaron los militares para arrestarlos. Tiene la mano derecha muy hinchada debido a que ha estado toda la noche con las manos atadas a la espalda. Tiene heridas superficiales por las cuerdas pero lo peor es que ha estado varias horas sin circulación sanguínea en la mano. Esperemos que no tenga peores consecuencias.

09.07.00. Domingo. Durante la misa ha llegado una moto; se trataba de la moto del Abbé Raymond pero con su chofer solamente. Ha traído una joven para llevarla a Nyankunde. La moto ha vuelto hacia el Nepoko para recoger al cura. Le he esperado hasta muy tarde pero no ha llegado. Habrá pasado la noche en alguna parte por el camino.

10.07.00. Lunes. He recibido primero una carta de Raymond diciéndome que estaban en Alambi, con avería en la moto; que enviaba al chofer para buscar la pieza. Pero luego, al atardecer, no ha llegado el chofer sino el cura, él mismo, con otra moto prestada. Tiene que ir hasta Mambasa a intentar encontrar la pieza averiada.

11.07.00. Martes. Raymond se ha ido a Mambasa después de desayunar. Ha vuelto a las cinco de la tarde. Debe estar con alguien en el poblado pues no se ha presentado a la hora de cenar.

12.07.00. Miércoles. Después de misa Raymond se ha ido a Malembi para reparar su moto. Llovía de par de mañana. Ha vuelto a las seis de la tarde. Estaba hecho una sopa. Esperemos que no se coja algún enfriamiento.

13.07.00. Jueves. Raymond ha visitado las escuelas. En Tchamunyonge no ha encontrado más que 80 alumnos. Los pigmeos le han cantado y bailado.

Me comenta Raymond que en Bafwasende el único objetivo de la gente es la actividad sexual, la fornicación, en términos morales. ¡Si solo fuera en Bafwasende...! Así nos luce el pelo con el SIDA y otras enfermedades. Por la tarde se ha marchado a Mambasa.

14.07.00. Viernes. El jefe no tiene un real. Espera que la cooperativa le proporcione aceite para pagar la escuela de los hijos. Agbayeme remplazaba a Bakodís en la clase de sexto (éste fue enviado a su casa por el Director pues estaba borracho como una cuba) y despachó a los hijos del jefe por no haber pagado. Éste se puso furioso e intentó dar un puñetazo al maestro, al primer encuentro, junto a la casa de Tito. El maestro, que no se lo esperaba, se libró por reflejos y por pies. El Director me pide que intervenga ante el jefe. Ya no es la primera vez que pierde el control de sí mismo en asuntos parecidos. Habrá que hacer algo.

El cocinero se ha puesto enfermo nada más llegar por la mañana. He comido las sobras de ayer.

15.07.00. Sábado. He hablado con Asun y Marcelo. Su hija mayor les ha proporcionado el primer nieto. Nació el 1º de julio y se llama Xabier. Demos gracias a Dios. Están en el paro, en prejubilación.

16.07.00. Domingo, la Virgen del Carmen. Hoy, día extraordinario: Tres bodas, aunque dos ya de viejos. Una de ellas "mixta religionis". Nada más acabar la misa alguien me viene a decir que la mujer protestante había sido bautizada primero en la Iglesia Católica. Pero no, solo había sido catecúmena allá por el año setenta y dos. ¡Menos mal!

17.07.00. Lunes. Han venido a misa los nuevos casados y el oratorio se ha quedado pequeño. Mañana celebraré en la iglesia, pero la afluencia no durará mucho.

18.07.00. Martes. Esta mañana ha pasado un kumbakumba de Monzambe. A las seis y media de la tarde han llegado Bachulu y Angambi (éste de Bagyamoni pero residente en Wamba), y cuando aún estaban charlando conmigo ha llegado una postulante PSE de Mambasa en ruta para Wamba con su transportista. Podían haber avisado por fonía pero no lo han hecho.

Hoy se han ordenado en Maboma Ufinimonga Gabriel, de presbítero, y Mose Boniface de diácono.

19.07.00. Miércoles. Esta tarde ha sido un tanto movida. A las dos y media han llegado el Abbé Joseph y el seminarista Valentin. Venían con sendas motos cargadísimas, con señales de haber caído en el barro. Decían que iban a seguir viaje pero no se daban prisa. Al final han decidido quedarse. Han venido los cantores a pedir algo del dinero que les debía por los trabajos realizados en la parcela. Otro motorista ha venido a pedir gasolina. No he tenido tiempo de seguir mi rutina. No me han traído las conexiones para la antena de la tele que les encargué... ni se molestaron en buscar. Joseph me ayudó luego a corregir del registro la grafía de los nombre Nande. Menos mal.

20.07.00. Jueves. Hoy han llegado unos kumbakumba de Legu, entre ellos Mbulabo, el hijo de Théophil. Van para hacer compras de cara a la ordenación de Gwamboa. He hablado con Gregorio y con el periodista Pepe Saldaña.

21.07.00. Viernes. Ha amanecido nublado y ha empezado a llover a las seis de la mañana. La lluvia ha durado hasta las dos de la tarde. Frío y desagradable.

He hablado con Marga y de nuevo con Pepe Saldaña. En Madrid-Radio han puesto un tanto de disciplina y no conviene abusar...

Hoy he escrito doscientos nombres del registro de bautismos en el ordenador.

22.07.00. Sábado. Hoy ha llegado Franko con su chofer Gustave. Tenía que llegar el director Sala pero no lo ha hecho.

23.07.00. Domingo. "¡Ay de los pastores que extravían y dispersan el rebaño de mi pasto!". Pastores de la familia, pastores de la Comunidad, pastores del Pueblo. A todos nos toca algo el oráculo de Jeremías.

Franko se ha ido esta mañana, a las siete y media.

24.07.00. Lunes. Hoy a medio día habrán empezado las fiestas de mi pueblo.

25.07.00. Martes. Santiago. Fiesta patronal en mi pueblo. Pero aquí ha transcurrido el día sin nada que señalar. Día fresquito, sobre todo ya al atardecer. El Director de los pigmeos ha ido a Mambasa para cambiar el dinero de pago a los maestros.

Ordenación sacerdotal en Wamba de Justin Amboko.

26.07.00. Miércoles. Santos Joaquín y Ana, padres de María, abuelos de Jesús. Día de los ancianos. Hemos intentado levantar el techo del presbiterio de la iglesia que amenaza hundirse, pero no es tan sencillo.

 

27.07.00. Jueves. San Pantaleón. "Matata !"... Esta mañana han pasado tres militares fugitivos sobre una moto. Inmediatamente la gente ha empezado a desalojar el lugar. Los rumores han empezado a circular. Yo no he hecho mucho caso pues estaba muy ocupado en reclavar el techo del presbiterio en la iglesia. Sobre las cinco de la tarde ha llegado una moto con chofer y un militar. Éste me ha dicho que era el comandante de Mambasa y que quería mi moto. Le he dicho que no, que después de todo lo que robaron los militares ya no quedaba nada y que no contara conmigo... Se ha marchado. Pero al poco rato ha venido el jefe con otros dos civiles y dos policías, de los que se instalaron el domingo; venían de paisano y sin armas. De nuevo a pedirme la moto para los militares. "Que los fugitivos estaban molestando a los kumbakumba y que necesitaban mi moto para perseguirles". Lo que no me ha dicho es que ya disponían de otras dos motos. Por si acaso, ya de noche, hemos llevado la moto a la antigua casa de las religiosas. Los rumores hablan de un ataque de los may-may y una gran batalla entre Komanda y Nyankunde. Habría habido bastantes militares muertos y kumbakumba cogidos entre dos fuegos. Veremos a ver mañana si se confirman las noticias. También el aparato de radiofonía lo he metido en un rincón.

28.07.00 Viernes. Se precisan algunas noticias: En la escaramuza de que hablaba ayer no intervinieron los may-may sino los Wahema contra los soldados de Wamba-dya-Wamba.

Los militares encontraron a los fugitivos en Koufao. Les dejaron festejar y dormir y solamente esta mañana les han atacado. Resultado: un fugitivo muerto, otro herido y otro en fuga con sus armas. No le han dado la caza. Recuperaron el botín: La moto y una notable cantidad de oro, fruto del desvalijo a los kumbakumba. ¿Es qué se lo habrán devuelto?

Hemos terminado de clavar el techo del presbiterio. Ahora queda el trabajo de albañilería. Otras partes del techo se están también desclavando... Las cosas mal hechas desde un principio no dan más que complicaciones.

29.07.00 Sábado. Santa Marta. El Director ha vuelto esta tarde y me cuenta los avatares de su viaje a Mambasa. La ciudad está poblada de militares y hay agitación. Siguen despojando a la pobre gente, sobre todo a los kumbakumba. Los ex-FAZ siguen activos en la carretera de Mambasa-Beni: Han enviado un aviso de que piensan instalarse en Mambasa. Los militares de la plaza pidieron el coche a la Misión para ir hacia esa parte pero tomaron la carretera de Bunia. Al enterarse del folklore de Nyankunde dieron media vuelta y llegaron con el coche destrozado reclamando la moto. Silvano se negó; ¡menos mal! Los Padres de Mambasa se preocuparon por mí al enterarse de que los militares habían tomado este camino. Los fugitivos del otro día llevaban el oro en el depósito de la gasolina. En fin, que Dios se apiade de este país y de todos nosotros.

30.07.00 Domingo. "Un Señor, una fe, un bautismo, un solo Dios y Padre". Los servidores, ministros, en la Iglesia, no somos señores; el único Señor es Cristo. Si pretendemos convertirnos en señores, rompemos la unidad del Espíritu y la paz, engendramos las divisiones y nos convertimos en dictadores o en señoritos. La unidad inicial la recibimos al ser injertados por el bautismo en el Cuerpo de Cristo y ser abrevados en el mismo Espíritu. Esta unidad se refuerza al participar todos del mismo pan que Jesús multiplica para que podamos saciarnos. El pan de la Palabra y el pan de su Cuerpo y Sangre. La Iglesia, como los Apóstoles, debe distribuir este pan, el pan espiritual y el pan material. El desarrollo forma parte de la evangelización.

Hoy, fin de curso para los alumnos de las dos escuelas Tchamunyonge y Bernardo Longo. Después de la misa, la proclamación de resultados y luego un pequeño "banquete" con los directores, maestros de pigmeos y el catequista. Bien.

 

31.07.00 Lunes. San Ignacio de Loyola. Ha vuelto a pasar, esta vez para Wamba el Coordinador de las Escuelas, Raymond. Tenía que llegar a medio día pero lo ha hecho a las tres de la tarde. No se ha quedado pues mañana tiene el retiro con los bilenge ya mwinda en Bafwabaka. Esta mañana han pasado dos kumbakumba de Bandopa. Los policías detuvieron el sábado a Motemabongaa. Hoy no ha venido al trabajo; se lo han llevado a Andili. ¡Qué buscarán allí! Seguro que han ido a la caza de elefantes...

01.08.00 Martes. San Alfonso. Motemabongaa me ha contado sus historias con los policías. Le detuvieron sin una razón clara, envidias del "Groupement" y del jefe de Colectividad. Lo del salongo fue una excusa. Le intimidaron y ordenaron que se echara al suelo para recibir la paliza, pero se negó. Le tuvieron retenido todo el sábado. El domingo le obligaron a ir hasta Andili. Cada jefecillo de localidad les tenía que proporcionar alimentos: Gallinas, bananas, mandioca y demás. Pero antes de llegar a Nduye depositaron una parte en May-tatu para que su superior no viera todo... Al volver el lunes le dejaron ir a casa a lavarse, comer y dormir. Hoy tenía que acompañarles a Butembo-poblado, pues allí ha habido saqueos a algunos kumbakumba, pero se ha negado. Al final le han dejado en libertad.

02.08.00 Miércoles. Ha llegado el técnico y hoy por primera vez en la historia se ha visto la televisión en Nduye. La curiosidad ha atraído a muchos chavales y alguno no tan chaval pero maleducado (el policía de la seguridad) que se ha metido en casa sin permiso y sin saludar.

03.08.00. Jueves. El tiempo pasa inexorable. Me he dado cuenta al hablar hoy por radio con José María, de Lérida, que le operaron de cataratas el 18 de julio y ya lo tenía yo del todo olvidado.

El técnico no ha logrado sintonizar el satélite del Oeste, así que nos tenemos que conformar con el satélite vertical. Aparecen sobre todo las emisoras de países Árabes.

04.08.00 Viernes. He estado muy ocupado con el registro de bautismos. Ya va bueno.

05.08.00 Sábado. He terminado de escribir el dichoso registro, pero no por eso el trabajo está terminado. Ahora hay que corregir la grafía de los nombre franceses y luego los apellidos de las lenguas tribales y los posibles errores de mecanografía.

Tito ha venido por la cuestión del aceite para los cantores. Le he dicho que no tengo pues la necesito para la sesión de formación de maestros de los pigmeos, y luego el encuentro de catequistas en septiembre. No se ha quedado contento. Le he insinuado que intenten recuperar el aceite que nos debe Kapitangani, 60 litros desde hace tres años y medio... Dice que no, que imposible.

06.08.00. Domingo. La Transfiguración del Señor. Después de misa ha venido de nuevo un grupo de cantores a insistir sobre el aceite. La misma respuesta de ayer a Tito. Se han ido muy enfadados. Dicen que no vendrán los cantores... ¡Pues que no vengan!...

Por la tarde he impreso todo el registro por orden alfabético de apellidos. Al oír el generador en marcha los chavales han empezado a venir pensando que se trataba de la televisión. Luego ha venido más gente y al final Omari. Le he dicho que encendiera la tele mientras yo seguía con mi trabajo... Al final había tanto jaleo que he tenido que hacer apagar la tele.

07.08.00. Lunes. San Cayetano. Hoy hemos tenido consejo parroquial muy poco numeroso. Los miembros pertenecientes a la Coral lo han boicoteado... Paciencia. Luego he recibido una carta del secretario del jefe de puesto y jefe de puesto adjunto... Se ve que tienen mucho papel y que lo tienen que emplear. Fechada el dos de agosto, ha tardado cuatro días en recorrer trescientos metros. Me he enfadado, no por lo que dice sino por lo que se lee entre líneas; pero no vale la pena. Se refiere a la colaboración para la transmisión de mensajes de la administración por la radiofonía de la parroquia.

08.08.00. Martes. Santo Domingo. Ha venido el chofer de Franko con el arroz y un poco de makayabu.

09.08.00. Miércoles. Ha llovido mucho de noche y esta mañana ha vuelto a llover. Tres de los obreros no han venido. Pierot ha venido a misa y hemos quedado que sea él quien me lleve a Legu.

10.08.00. Jueves. San Lorenzo. He ido a la "shirika" Mavuno. Ya creía que no iba a venir nadie, como la vez anterior, y me he puesto a dar un paseo. He encontrado un grupito de chicas "que iban a la coral", justo en el tiempo de la reunión de las CEV. En la reunión no sabían qué lectura escoger y, como el domingo será la Asunción les he propuesto la lectura del Apocalipsis cap. 12, 1-6. Estaban dispersos, cada uno por su lado y les he invitado a aproximarnos todos en círculo reducido. Pero no sé si participan o no. Después de explicarles el texto me he ausentado para que no se sintieran cohibidos con mi presencia. Al volver a casa he encontrado a los cantores ensayando con Tito y Tabo al frente. Les he reprendido por ensayar justo en el tiempo de la reunión de las CEV. Tabo se sentía culpable, con la cabeza baja no ha abierto la boca. Pero Tito pretendía justificar el hecho.

26.08.00. Sábado. Santa Mónica. Et bien, voilà, je suis de nouveau chez moi à Nduye. En estos días han sucedido tantas cosas que parece que hubiera pasado un siglo. Veamos:

El sábado 12, llegaron Franko y su chofer a Nduye para la sesión de formación de maestros para los pigmeos. No recuerdo por qué, el viernes no escribí nada. Creo que estaba muy cansado. El sábado se prolongó la cháchara y tampoco escribí nada. El domingo 13 celebramos la fiesta de la Asunción de la Virgen. Presidí yo mismo la Eucaristía. Después de misa Franko quería ver en la tele si daban algo sobre el encuentro de jóvenes en Roma, pero no era ese el día. Colocamos la antena y encendimos el generador. Vimos retazos de una película de intriga que se desarrollaba en un tren muy sofisticado, en Rusia; luego las noticias. Después de comer, los cantores me invitaron a su reunión para dar explicaciones de por qué no les había proporcionado aceite para su encuentro; no quedaron satisfechos. El lunes, 14, Franko me pidió que les hiciera un vídeo a los maestros de la sesión; tuve que arreglármelas para hacer funcionar todos esos cacharros por primera vez yo solo. Tanto el domingo como el lunes subió mucha gente y pusimos el televisor al exterior; es muy pequeño y hacía frío por la noche, así que estuvimos incómodos.

El 15, martes, empezó a llover intensamente a las siete de la mañana. A las ocho paró de llover; a las ocho y media emprendía el viaje pero a la media hora empezó de nuevo a llover intensamente y tuvimos que refugiarnos en un cobertizo a seis km de Nduye. La lluvia cesó a las 13 y reemprendimos el viaje. Nos detuvimos en Alambi y celebramos la Palabra con las lecturas de la Asunción. A las cinco de la tarde llegamos a Koufao donde teníamos que pernoctar. Media hora más tarde apareció el "catechète" Gala con Sor Germaine encargada del BDOM. Tenían que haber llegado a Nduye a las 14 pero la lluvia y el mal estado de la pista les retrasaron. Pasarían la noche en Alambi. Luego apareció el catequista de Nzaro y nos dio la noticia de que Mateleka, el enfermero de Nduye, estaba muy enfermo en Kosamba, un poblado a tres km más allá de Bongupanda.

El 16, miércoles, celebré la Eucaristía en Nzaro a la sombra de unos bambúes. Solo tres comuniones. Tenían la estructura de la capilla sin terminar. Les dejé los clavos, el martillo y las tenazas para que clavaran las planchas del tejado y que si no lo hacían me pararía a la vuelta para hacerlo con ellos. Seguimos viaje y al llegar a Bongupanda nos encontramos con dos muchachos que venían en mi búsqueda para que fuera urgentemente a ayudar a Mateleka: "Hali haiko", dijeron. Llegamos al poblado, Kosamba, y encontramos al enfermero acostado al exterior. Presentaba un aspecto muy malo pero estaba consciente y hablaba: Durante la noche había tenido siete deposiciones pero habían pasado ya cinco horas sin hacer de vientre. (Al día siguiente me enteré que también había tenido vómitos). Intenté tomarle el pulso sin conseguirlo. Se quejaba de dolores intensos en el estómago. Ordené que le prepararan agua con azúcar y sal y unas gotas de limón para rehidratarlo. Había tomado cotrimoxazol. En mi bolsa de aseo encontré una pastilla de codeína; no era gran cosa pero pensé que le podría ayudar. Empezó a lloviznar e introdujeron al enfermo en la cabaña. La moto que tenían estaba averiada (esa fue la causa de que se detuvieran en aquel poblado). Nos pidieron aceite de motor y se la proporcionamos. Les dije que, de todas maneras, el enfermo no estaba en condiciones de ser transportado en moto, que se caería inmediatamente. Lo mejor era esperar a que se recuperase lo suficiente para poder hacerlo. Pensé que la causa de la diarrea sería haber comido algo en mal estado. Nos pidieron avisar al enfermero de Malembi para que trajera medicamentos. Seguimos viaje hasta Pumzika, ya en Malembi, y allí encontramos al enfermero. Le comunicamos el mensaje pero dijo que era ya tarde y que tenía la bicicleta averiada, que lo haría al día siguiente. Visité el campamento de los pigmeos que nos acogieron con gran alegría. Me presentaron lo que abunda en esta época: Un gran plato de miel en su panal. Riquísima. Comí con un cierto reparo pensando en los ardores de estómago, pero no aparecieron. Tienen unos campos magníficos; las viviendas las han hecho inicialmente a su estilo tradicional, cabañas en forma de cúpula, pero ya han iniciado la construcción de casitas al estilo de los negros, rectangulares y con el tejado a dos aguas.

El 17, jueves, celebramos la Palabra en el campamento de los pigmeos. No quise hacerlo en la escuela por solidaridad con Franko. En la sadaka, los pigmeos presentaron algunos cacahuetes, fruto de su trabajo en los campos. En el dispensario visitamos al catequista de Malembi que estaba hospitalizado con un fuerte golpe en la cabeza: Estaba cortando una rama de un árbol y otra rama seca se desprendió golpeándole en la cabeza. Tenía varios puntos de sutura. En Kenetata-Dingbo celebramos la Eucaristía en una de las clases pues no había otro lugar más adecuado. Por la tarde llegamos a Dingbo II. Visité la antigua plantación de la que están extrayendo bloques y ladrillos para rehacer las aulas de la escuela. No hay más que ruinas y desolación. Les propuse que recuperaran más bloques y ladrillos para construir una casita junto a la capilla. Veremos. Hay una casa al otro lado del camino pero las condiciones para adquirirla son inabordables: Construir a los dueños otra casa en Mungbere. Me entretuve con los catecúmenos, cinco, más dos que estaban ausentes.

El viernes 18, celebramos por la mañana la Eucaristía en Dingbo II. Veintidós comuniones, que tratándose de un día de labor no está mal. Después de misa, encuentro con los consejeros de la Comunidad: Sigue habiendo un consejero sin bautizar. Le insté a que se inscribiera en el catecumenado. Por lo visto ya hizo el catecumenado hace muchos años pero a causa de la mujer no llegó a bautizarse. Seguimos viaje: El camino estaba bien pero tuvimos un pinchazo cerca de Mungbere adonde llegamos sobre las tres de la tarde. Después de saludar a los Padres, tomamos un té y continuamos viaje hasta Maboma para pernoctar. Aquí encontramos a un grupo de maestros y candidatos para la escuela de los pigmeos que tenían, como en Nduye, una semana de formación.

Sábado 19. Por primera vez celebré la Eucaristía en la gran iglesia "catedral" de Maboma. Participantes solo los maestros y tres habitantes del poblado. Un poco triste. Por radiofonía Franko me habla de la llegada del inspector de sanidad de Mambasa a Nduye y de las historias que ha organizado. Lo de menos es la salud pública, lo importante es sacar tajada. Después de desayunar continuamos nuestro viaje. Hasta Chagbo el camino está bien, y solo empleamos sesenta y cinco minutos para hacer 28 km. A partir del puente de Chagbo el camino está muy mal. Nos caímos una vez sin consecuencias. Empleamos hora y media para hacer 18 km. Llegamos a Bomana sobre las diez y media de la mañana. Encuentro con Jerónimo, que nos dio hospitalidad. Me regaló unas botas de goma pues las mías ya estaban inservibles.

Domingo 20. Jerónimo me invitó a presidir la Eucaristía parroquial. Amaneció lloviendo y eran ya más de las diez cuando iniciamos la misa con muy poca gente. Evangelio de Juan sobre el Pan de Vida. La mesa está servida, nos morimos de hambre, y no nos acercamos a comer. Dormimos hambrientos cuando la comida la tenemos a nuestra disposición. La Palabra, la Eucaristía, la oración. Despreciamos el alimento espiritual y así nos luce el pelo en nuestra vida de cristianos. Jean Louis, el cocinero, quiere a toda costa volver a Nduye. Jerónimo le mima demasiado y se le han subido los humos. Pretende hacerle alquilar un coche para venir hasta el Nepoko o hasta Dingbo. Y pretende que yo le contrate de nuevo cuando vuelva.

Lunes 21. Las aguas del Nepoko están muy altas y la piragua en Bamunyake es un poco pequeña para pasar con la moto, así que decido dar la vuelta por Vube. Recorremos el camino en el que construí ocho puentes... Es una satisfacción. Me detengo en Bakapele con los gemelos y su familia. Los gemelos quieren que me quede a dormir pero he pensado hacerlo más cerca de Legu. Hacemos alto en casa de Beka. Estando allí apareció Jerónimo: Había tardado cuatro horas a pie atravesando el Nepoko en la piragua por Bamunyaque. Saludos y abrazos con los amigos. Beka nos ofrece aguardiente y Pierrot, mi chofer, bebe más de la cuenta. Aparece también Roland y acordamos pasar la noche en su casa, en Bandopa. También aparece Bafwambaka, el jefe de "groupement" de Mangboo. Llegamos a Legu. La misión es un maremagnum. Saludamos a las mamás que preparan la comida, a los seminaristas, a los Abbés. Como un poco y, a mis espaldas, Pierrot vuelve a beber. Vamos a casa de Théophil y Rosa, los padres de Gwamboa. También visito al antiguo director y a su mujer, mamá Idey. Pretendo ir a Badambusa pero el chofer no está en condiciones de conducir la moto. Un muchacho scout se ofrece a hacerlo y me lleva gentilmente. Visito a Mboli que está de luto por la muerte de una tía suya, enterrada la víspera a la puerta de su casa. Luego nos paramos en casa de Katukunani, el suegro de Pepiño. Volvemos a casa de Théophil. Pierrot dice estar en condiciones de conducir la moto y con dificultades llegamos de nuevo a casa de Beka. No queda más remedio que seguir y tomamos el sendero que lleva a Bandopa. Recorrido poco más de un kilómetro le ordeno parar y es incapaz de hacerlo, me bajo de la moto todavía en marcha y, cuando para, le doy un bofetón; la primera vez que hago tal cosa con un negro en casi treinta años de Congo. Continuo a pie y le digo que me siga empujando la moto. Una mamá con una niña venían en dirección contraria y al verme dieron media vuelta acelerando el paso: Me debieron tomar por un "mlozi". A duras penas, hablándoles en swahili y kibudu conseguí que se detuvieran. Me reconocieron, saludaron y volvieron a su trayecto inicial. En el cruce de Baboa encontramos alguien que dijo sabía conducir la moto y se ofreció a llevarme hasta Bandopa; me di cuenta en seguida que no era muy experto, pero no estaba borracho y no había otra opción. Ni siquiera fue capaz de encender las luces de la moto y con el alma en vilo, casi a oscuras llegamos al poblado, ¡Bendito sea Dios! Grandes muestras de alegría de la gente, música, danzas... Hacía lo menos cuatro años que no entraba en este poblado.

Martes 22. Ordenación sacerdotal de Gwamboa en la explanada de la escuela. Habían construido una gran plataforma cubierta para los concelebrantes y, para el pueblo, un enramado de palmas. Le llevan al candidato en tipoy, agitando una escobilla a modo de cetro y con el sombrero típico de los grandes jefes. "Inculturación"… me sopla un cura a la oreja. Mucha inculturación y poco Evangelio, pienso yo. La ceremonia se hace eterna, empezando por la procesión inicial. Lucía el sol esplendoroso y no había prisa. Pero pronto el cielo empezó a cubrirse de nubes y a pesar de eso nadie quiso aligerar la ceremonia: Cantos, moniciones, comentarios sin fin. Al ofertorio la lluvia amenazaba y al llegar a la comunión se desencadenó la tormenta. Estampida de la gente hacia las aulas de la escuela; algunos aguantan un poco más pero al fin invaden también el estrado en el que estábamos los curas y el obispo. El viento es caprichoso y unas veces levanta y otras aplana las hojas que deberían protejernos. El estrado aguanta a pesar de las toneladas de peso adicionales que no estaban previstas, ¡menos mal! Cesó la lluvia y con ella la ceremonia. Nos dispersamos para reencontrarnos poco después en el comedor. Comida como de costumbre en estos casos. Le entrego a Gwamboa, como regalo, su foto de cuando tenía tres o cuatro años adosado a las piernas de su padre. Creo que le gustó. Discursos de rigor. Y despedida. Emprendemos viaje a Wamba para pernoctar. En Wamba encuentro a Franko que ha venido por cuestiones de sus proyectos con Misereor: Ha venido un visitador de ese organismo y parece un poco puntilloso. Me habla de la huelga de los cantores en Nduye. El domingo no cantaron en la misa. Un feo a Franko... Este no quiso hacer mucho caso a Mangala cuando le vino con las historias de Sala y Kombozi.

Miércoles, 23. Visito al obispo. Le digo que estoy un poco cansado, sobre todo a causa de la gente de Nduye. "Población amorfa", me dice el obispo. Un calificativo que nunca se me había ocurrido pero que les retrata bastante bien. "No tienes más que decir una palabra y te vienes por aquí", añade el obispo. Gracias, monseñor, pero de momento voy a intentar seguir. No soy muy partidario de andar de un lado para otro. Emprendemos el viaje hacia Lingondo, amenaza la lluvia y caen algunas gotas. El Abbé Justin nos acoge con amabilidad. No nos entretenemos mucho. Pasamos con dificultades el Obe y a los tres o cuatro kilómetros empieza a llover. Nos refugiamos en una casa. En la de enfrente había un difunto de cuerpo presente. Era católico y los cristianos hacían oración rodeando al muerto. Me uno a ellos y bendigo el cadáver. Cuando cesa la lluvia seguimos viaje hasta Maboma, adonde llegamos sobre las dos de la tarde. Encontramos a los curas de Maboma; también estaba Javier con un animador en sesión Iglesia-Mundo. Les propongo que vengan también a Nduye a animar una sesión... Sergio me corta el pelo, comemos, y seguimos viaje hasta Mungbere después de una parada en Bakiri donde Apaya nos invita a vino de palma. Llegamos a las seis de la tarde, a punto de oscurecer. Mañana será otro día.

Jueves 24. Salimos de Mungbere a las siete y cuarto de la mañana y llegamos a Dingbo a la nueve y tres cuartos. Nos entretenemos hasta las diez y media y seguimos viaje. Pretendemos llegar a Nzaro pero tenemos un pinchazo cerca de Pumzika. Reparado el pinchazo constatamos que la bomba no funciona. Ninguno de los kumbakumba nos presta la suya. Al final consigo reparar la bomba y seguimos viaje hasta Koufao a donde llegamos ya sobre las seis de la tarde.

Viernes 25. Tenemos que clavar las planchas en el tejado de la capilla de Nzaro pero empieza a llover. Nos refugiamos en el campamento de los pigmeos y cuando amaina comenzamos el trabajo hasta mediodía. Solo queda la divisoria de aguas; nos prometen que lo harán ellos mismos, así que seguimos viaje hasta Nduye a donde llegamos felizmente sobre las tres y media de la tarde. Bendito sea Dios.

Después de relatar los incidentes del viaje a Legu, vuelvo al día de hoy, sábado 26 de agosto. Hay líos con el director Sala. Ya Franko me había hablado de ciertas acusaciones contra él (Sala) proferidas por alguien en Mambasa. En el Consejo parroquial se habló de los líos de Zaki pero no salió para nada el nombre del director. No me supo decir el nombre del acusador y yo no caí en la cuenta de quién se trataba. Es Mangala quien acusa a Sala de rondar y acostarse con su "mujer", Marie Kombozi, la gorda, que tiene el restaurante Makiso de los kumbakumba. La cuestión es que el lunes 21, Sala se preparaba para emprender viaje a Wamba y fue arrestado por los policías junto con la mamá Benedicta. Estuvieron tres días en el calabozo. Como siempre, no se trata de aclarar las cosas y de hacer justicia sino de sacar cuartos a la gente. No he sacado en claro si el acusador fue Mangala o bien su adjunta Kombozi. Sala se me ha presentado esta mañana y ha negado toda relación con ella, ya lo había hecho antes ante Franko. También ha aparecido el director Akyemane. Le he contado que encontramos a sus kumbakumba detenidos cerca de Betongwe: habían perdido en Wamba la documentación de la bicicleta. También le aviso de que un grupo de su familia política está en camino para visitarle.

Katsuva me cuenta las historias de la coral que no cantó el domingo pasado en la misa presidida por Franko: Ante su sorpresa, Franko preguntó qué pasaba, y Tito le contestó que los cantores estaban "enfermos". También me da cuenta de las historias con el inspector de sanidad y cómo fue convocado en mi lugar. Como ha habido algunos casos de diarrea, el inspector le echa las culpas a la única fuente bien captada y saneada: la fuente de los misioneros. Menos mal que estaba yo ausente... Le quiso sacar dinero que afortunadamente no entregó. Al final, el propio jefe ha tenido que despacharlo pues no hacía más que multar a la gente por cuestiones de letrinas, o de ducha. Del "asunto Sala" dice Katsuva no saber nada. Le informo que mañana no celebraré la misa en Nduye sino en Biasa y que no distribuya la comunión.

27.08.00 Domingo. He ido a celebrar la Eucaristía a Biasa. Aquí en Nduye han tenido la celebración de la Palabra sin comunión. Tal vez les haga reflexionar a algunos. Pero no he tenido ecos de si ha sido así. Al volver a Nduye me informan que Matete Léon, el padre de Okaenda, uno de los obreros, está gravemente enfermo. Voy inmediatamente y lo encuentro con conocimiento pero incapaz de hablar. Debe hacer muchos años que no pisa la iglesia y no ha contraído matrimonio. De todos modos le administro los auxilios de que la Santa Madre Iglesia dispone para los moribundos. Reconciliación, unción, viático. El pobre hombre está en los huesos; creo que se va a morir de inanición. La casa y la parcela son una miseria... Veo rostros desconocidos y bastante primitivos. Parece que a pesar de estar bautizados, hace mucho tiempo que han abandonado toda práctica religiosa.

28.08.00 Lunes. Ha venido Mangala a quejarse del director y de su "mujer". Acusa al director Sala de frecuentar a su mujer y de que incluso ésta subía algunas noches, a pesar de sus gorduras, hasta la casa de las religiosas donde se aloja Sala. Su mujer abandonó la casa de Mangala, se ha instalado en otra, y sigue con su negocio de restauración de los kumbakumba. Le leo la cartilla a Mangala: María Kombozi no es su mujer, está casada por la Iglesia con otro marido. Él se la quitó y deshizo un matrimonio cristiano. Su propia mujer, la madre de sus hijos, reside en Ibambi; y tiene otra tercera en Mambasa... "¿De qué te lamentas...? Además llevas varios meses, casi todo el año ausente de Nduye. ¿Piensas que una concubina, infiel a su marido, te puede guardar a ti fidelidad en esas condiciones? Acampan alrededor de su casa todas las noches un montón de jóvenes y ¿ piensas que ella se va a estar sola en su cama? Inútil que te lamentes y denuncies a nadie. No tienes ningún derecho ni jurídico ni moral sobre María Kombozi. No es tu mujer, es legalmente la mujer de otro pues no se han divorciado y tú tampoco (con la tuya). El adúltero eres tú. Además económicamente es autónoma... Con el director Sala tomaremos nosotros medidas si procede. Lo que tendrías que hacer es traer a tu mujer, instalarla en tu casa y casaros por la Iglesia". Mangala ha tenido el valor y la humildad de reconocer que es verdad lo que le he dicho y de agradecerme los consejos. ¿Qué es lo que hará? Ese es otro cantar. Luego fui a hablar con papá Olako y le pregunté si había visto alguna vez a María Kombozi por los alrededores de la casa de las religiosas. "Ni siquiera una vez", fue la respuesta. Me quedé algo más tranquilo. No es garantía de que Sala no tenga sus correrías, pero parece que lo de Mangala es un embrollo y celos.

29.08.00 Martes. Kasereka, el seminarista propedeuta se ha instalado en casa para vivir conmigo un par de meses y ayudarme en los trabajos. Trabaja cuatro horas con la azada. Quiero que me ayude en el registro y en los trabajos sobre la misión de Nduye. Ha venido el mecánico Omari y hemos ensamblado los hierros para la torreta de soporte de la antena parabólica.

30.08.00 Miércoles. Hoy hemos subido la antena a su torre y la hemos probado: funciona. Ha pasado un kumbakumba de Legu, Beakaka. Me ha comunicado los comentarios de alguna gente de aquí: Prefieren que yo me vaya y que venga Martin. Éste les visitaba y bebía con ellos; yo estoy muy encerrado en la misión. Algo de razón tienen. El director Sala ha emprendido la ruta de Wamba.

Hoy ha fallecido Léon Matete, el papá de Okaenda. RIP.

31/08/00 Jueves. La mamá Benedicta ha venido esta mañana a hablar conmigo. Me pide que le proporcione un alojamiento pues si se reabre el Instituto tendrá que abandonar la casa del prefecto. Le pido que me explique su rol en el asunto Sala. Ella escribió a Mangala pidiéndole que le permitiera alojarse en su casa que había sido abandonada por Kombozi. Mangala le contestó que vigilara en secreto las relaciones entre Kombozi y Sala y por meterse en líos ella también fue implicada en el asunto y la policía le ha sacado diez dólares y le pide otros veinte. También a ella le acusan de líos con Sala. Este, al principio comía en casa de Zaki pero luego pasó a hacerlo en casa de Benedicta (por afinidad tribal, pienso yo, o por no complicarle más la vida a Zaki). No comprendo cómo la mamá Benedicta continua en Nduye. Estuvo dos años en Pawa sin el marido pues éste había venido a Nduye. Cuando llegó aquí se encontró a su marido con una concubina y que no le hacía puñetero caso a ella. A los pocos meses su marido desapareció sin dar aviso a nadie. Y ella sigue aquí. Dice que, como le han dado trabajo en la escuela de los pigmeos, quiere continuar para terminar de pagar los estudios de una de las hijas. Le expongo mis ideas y le pido que reflexione y se decida. Si quiere volver a Ibambi con su familia que lo haga inmediatamente. Y si quiere continuar en Nduye tiene que buscarse una vivienda. Pienso que el Instituto no se abrirá pero de todos modos estará siempre en situación incómoda. Y los Walese son muy envidiosos.

Otra visita que he recibido hoy ha sido la de Zaki. Ante mi sorpresa se ha presentado en misa pero no ha comulgado. Al salir le he dicho que viniera a hablar conmigo. Después de la reunión de los carismáticos se me ha presentado. Reconoce haber tenido algún tiempo una concubina pero que ya se han separado. Esperemos que la fuerza del Espíritu renueve algunos espíritus y la faz de la parroquia.

Por la tarde he ido a la reunión de la CEV Ninive que ha tenido lugar en la parcela del papá Leon Matete, padre de Okaenda, que falleció ayer y ha sido enterrado a medio día. Se ha leído el pasaje de Marcos en el que los fariseos reprochan a Jesús de comer sin lavarse las manos. Jesús les acusa a ellos de hipócritas: "Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mi. No mancha lo que entra en el hombre sino lo que sale del interior: Robos, adulterios, fornicaciones, mentiras, envidias, soberbia; eso mancha al hombre". Han hecho buenas aplicaciones. Luego hemos ido rezando hasta la tumba y la he bendecido.

01/09/00 Viernes. Día tranquilo, sin grandes cosas que reseñar. Han venido de Mambasa los encargados de la vacunación contra la polio. Ya casi no queda sitio en el congelador con tantos acumuladores.

02/09/00 Sábado. Como mañana es domingo, esta mañana he celebrado la memoria de San Gregorio Magno, recordando también a mamá y a Gregorio. Seguimos trabajando en el registro. Kasereka me ayuda a corregir la grafía de los nombres Nande. Necesito también corregir los nombre Lese pero no hay forma de que alguien me eche una mano. Los carismáticos han cogido la cosa con mucho entusiasmo. Están celebrando una novena de iniciación. Cantar..., cantan.

03/09/00 Domingo. San Gregorio Magno. Hoy he ido a Aluta. A pesar de haberles enviado dos mensajes, no habían recibido la noticia de mi visita. Me han dicho que los kumbakumba emplean los papeles para liar cigarrillos. ¡Majora vidévitis! Un maestro de Akokora, pero católico, me ha hecho varias preguntas sutiles siempre en torno al problema de la coral de Nduye. Conflicto entre padre e hijo. En las familias, cuando un hijo se hace adulto abandona la casa paterna y funda un nuevo hogar; pero en la Iglesia, la familia de los hijos de Dios no se debe dar ese caso. Los que lo han hecho no han conseguido mejores familias de hijos de Dios. Además la Iglesia, Cuerpo de Cristo, no puede ser más que una: Una sola cabeza, Cristo, y un solo cuerpo de Cristo, la Iglesia. Ha empezado poniendo cuestiones sobre si en la Iglesia unos miembros tienen más derechos que otros: Por el bautismo todos somos hijos de Dios, miembros del Cuerpo de Cristo, iguales en derechos, deberes y dignidad, todos tenemos necesidad de todos; pero hay diversos servicios, ministerios, y el de la presidencia cumple uno fundamental, representar a Cristo-cabeza, pero la sola cabeza es Cristo mismo. Nadie es indispensable y nadie debe creerse indispensable. Y uno de los mejores servicios que se debe a la Iglesia es preocuparse de que pueda seguir existiendo y funcionando sin mí.

04/09/00 Lunes. Okaenda ha vuelto al trabajo después del fallecimiento y del duelo por su padre. A pesar de estar bautizado (el padre) no encuentro su registro de bautismo ni tampoco de un cobaptizatus que me han dado. Cada vez encuentro más errores en los libros y fichero. Paciencia. Esta tarde ha empezado a llover y ha caído un rayo en los alrededores. Esperemos que no haya hecho algún desastre. Esta mañana ha tenido lugar el Consejo Parroquial. Poco numeroso como de costumbre. Tito ha llegado con retraso. De nuevo hemos vuelto a tratar sobre la liturgia y el buen orden en la iglesia. Luego, la preparación de la llegada de los catequistas la semana que viene. Kapitangani ha hablado un poco de los carismáticos. Y finalmente se ha tratado de la coral. Ya desde el principio yo había dicho que no tenía nada que decir al respecto. Tito a contado la historia insistiendo en mis rechazos (que no fueron tantos), repitiendo como dicha por mi la expresión "m’an fous". No he abierto la boca y se ha liado la discusión entre Tito y la mama Filomena. A notar: Dicen los consejeros que la gente pasa hambre y que será difícil que proporcionen comida para los catequistas. Por eso voy a intentar comprar algo, si se encuentra.

05/09/00 Martes. La tormenta de ayer estropeó el aparato descodificador de la televisión. Así que estamos de nuevo sin tele. Paciencia. Ha venido Pimuobo Kitika y no le he hecho mucho caso. Hace dos años me pidió prestado un libro y no me lo ha devuelto; así que no le pongo muy buena cara. Quiere que le deje entrar y disponer del despacho del instituto, pero no sabemos si habrá o no colegio ni quien será el responsable. Los Walese no mandan sus hijos al cole. No tienen porvenir.

06/09/00 Miércoles. He dado un paseo por el poblado y la gente habla y no acaba de las injusticias que cometen los policías y los de la Collectivité. Ante quienes tienen algún poder o autoridad se dejan machacar y explotar como corderos llevados al matadero. Pero luego entre ellos se devoran como lobos. Y a mí no me perdonan una. ¿Cuando se despertarán y se unirán? Me han contado que un tipo de Mambasa, enviado por el Administrador, pero sin documentos, vino a llevarse los aperos de trabajo que la organización ACIAR había proporcionado para la reparación de la ruta. Tito intentó resistirse y a causa de ello le encerraron en el calabozo y le multaron cinco dólares. Lo peor es que pagó y además se llevaron los aperos. Los policías no hacen más que abusar y robar. Este es un caso; hay otros muchos. Se quejan del secretario del jefe, también del secretario del comandante de policía. El secretario del jefe cobra por triplicado y sin dar recibo, lo mismo los policías nunca dan recibo por las multas...

07/09/00 Jueves. He estado todo el día en casa sin salir y no ha habido visitas a reseñar. Estoy copiando del libre del P. Savino Palermo todo lo que concierne a Nduye. Junto con Kasereka estamos corrigiendo los errores del registro de bautismos. Pero no encuentro un Mlese que me ayude. Ahora ha empezado a llover.

08/09/00 Viernes. La Natividad de la Virgen. Un kumba-kumba motorizado ha subido hasta la casa. Necesitaba aceite para la moto. Le he sacado del apuro y le he aconsejado que sea más previsor. Por la tarde ha caído una tormenta con granizo. El semeki de Sala no hace más que rondar. Quiere que le proporcione una casa. Me parece que es bastante vago. Su mujer está en camino; a ver dónde se meten.

He acabado de copiar todo lo referente a Nduye y pigmeos del libro de Savino Palermo.

09/09/00 Sábado. Hoy los obreros han venido al "salongo ya serkali" para evitar complicaciones con los policías. Han trabajado en el trozo de camino que bordea la parcela de la misión. He recibido malas noticias de la familia. El jueves pasado Jesús tuvo un accidente en la carretera de Mendigorría; conducía él, y su acompañante, Raimundo Moliné, falleció en el acto. Él resultó con heridas menos graves; ya está en casa. Elisa se accidentó en casa, en el jardín: una herida en la rodilla que le suturaron y luego se infectó. Parece que ya está bien. Juli tiene mareos pero en ella es crónico tener algún achaque. ¡Señor, en tus manos estamos, guárdanos como a la pupila de tus ojos! Dale el descanso eterno a Raimundo y la serenidad y paz a su familia.

10/09/00 Domingo. He ido a Mbolokube y ha estado la cosa bastante bien. Solo nueve comuniones. Han empezado a construir la capilla. Veremos cuando la acaban.

12/09/00 Martes. Ayer me encontraba bastante fastidiado con dolor en la espalda y me acosté inmediatamente sin escribir nada. Pero quería dejar constancia de una reflexión a raíz de la charla con un kumbakumba. Se lamentaba de los abusos y extorsiones de que son víctimas en todo el recorrido que hacen. Le propuse que fueran armados con arcos y flechas envenenadas. Creo que le provocó un shock. No entra de ninguna manera en sus pensamientos la posibilidad de matar a alguien. "No, eso no", le salió espontáneamente. Tiene razón, pero el dejarse devorar, eso, soy yo quien no lo entiende. Hace unos días acabé de leer en italiano la obra de La Pierre y Collings "Esta noche la libertad". La resistencia no violenta activa dio resultados en la India. Aunque hubo también mucha violencia, y el mismo Gandi fue asesinado. Pero, sobre todo para nosotros, la violencia es contraria al Evangelio. Tendré más cuidado cuando hablo medio en broma medio en serio de utilizar las flechas envenenadas. En los africanos no sé si es resignación impotente, fatalismo, o ideal cristiano.

Hoy ha venido Zaki a lamentarse de los abusos de la policía. He reaccionado inmediatamente y le he propuesto ir a hablar con el comandante. Así lo hemos hecho. Le he dicho que el clamor del pueblo llega hasta la colina en la que habito: Malos tratos, palizas, multas arbitrarias... Pero quien ha hablado ha sido el secretario que es quien generalmente comete los abusos. El comandante no ha abierto la boca. Ha expuesto su punto de vista y me ha agradecido y pedido que siempre que tenga algo que le llame y vendrá a hablar. Ya han echado al policía que maltrataba a la gente... Claro, los que se lamentan solo me cuentan la mitad de la realidad, pero abusos, haberlos, haylos. Le he expuesto también los lamentos de los kumbakumba. El secretario comprende la situación... Los abusos vienen desde arriba.

14/09/00 Jueves. Exaltación de la Santa Cruz. Ayer y hoy hemos tenido el encuentro con los catequistas. Solo han faltado los de Dingbo y Malembi. David no suele venir pero sí suele venir Baouduoin, así que algo le pasará. El de Malembi está con una herida en la cabeza. Así que bien, dentro de lo que cabe. Le pedí a Kasereka que nos hablara de la liturgia. Nos expuso el ordo misae y yo lo comenté. Para ser la primera vez no está mal. Ayer les puse un vídeo, una película sobre rescate de prisioneros en Vietnam, un tanto violenta. Querían hoy que les pusiera de nuevo pero no conviene abusar y además estoy bastante cansado. Las CEV no han traído mucha comida: Mapendo y Comboni, nada. Mavuno bien y Ninive un poco. Me temo que detrás de esto están Tito y Tabo. Ya se les pasará. He tenido que proporcionar yo mismo alubias, arroz y soja además de la sal y el aceite. Tampoco ha venido ninguna mamá de esos dos grupos para preparar la comida.

Les he explicado la divinidad y humanidad de Jesucristo. Lo de la divinidad lo aceptan; lo de la humanidad con mayor dificultad: "Jesús sabía todo porque era Dios...". "Jesús tuvo que aprender todo porque era hombre...". "Entonces, ¿sintió atracción por las mozas...?" "Pues claro, era hombre y varón". "lakini, hakuoa mwanamke!". "Pues no, prefirió quedarse célibe". Porque era Dios pudo salvarnos; porque era hombre sufrió, murió y resucitó. Su vida, pasión y muerte no fueron una representación, fueron bien reales. Les he hablado de Arrio y Nestorio, de los concilios de Calcedonia, Nicea, Constantinopla y Efeso. Algo quedará. Solo la Iglesia interpreta sin error las Escrituras y nos enseña la verdad. Les he recitado el credo Niceno-Constantinopolitano : « Mungu kutoka kwa Mungu, Mwanga kwa Mwanga, Mungu kweli kwa Mungu kweli... kwa ajili ya sisi watu na kwa ajili ya wokovu wetu alishuka toka mbinguni, akatwaa mwili kwa tendo la Roho Mtakatifu katika Bikira Maria, akawa mtu ».

15/09/00 Viernes. Nuestra Señora de los Dolores. Hemos terminado la reunión de catequistas. Cada día les he hecho una meditación tomando las tres lecturas del domingo próximo. El miércoles la lectura de Santiago: La fe sin obras es una fe muerta. Compromiso. Obras de fe y obras de caridad. Ayer meditamos sobre el siervo sufriente de Isaías, símbolo y figura de todos los machacados a lo largo de la historia, de Cristo eminentemente, pero que sigue hoy sufriendo entre nosotros por todos los abusos e injusticias que se cometen y que cometemos. Hoy, en Marcos, la pregunta de Jesús: "Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?" y de la que no vale escabullirse dando la respuesta del catecismo. Han salido casi todos los títulos cristológicos de Jesús y otros más íntimos; he echado de menos dos: Siervo y Rey. Profeta, Salvador-Mesías, Sacerdote, Maestro, Guía, Camino, Puente, Verdad, Vida, Hermano, Amigo, Alimento, Luz... Un viejo papá ha dicho también que Jesús es Padre... "‘Pero ¡hombre! no, Jesús no es Padre, Jesús es Hijo...". Es una respuesta que a veces suelen dar los catécumenos cuando les pregunto quién es Jesús: "Yesu ni baba yetu". Refleja falta de asimilación del cristianismo y un deismo difuso, precristiano, propio de esta cultura; (a todo superior o mayor le llaman "padre"), pero que impide tomar conciencia de la fraternidad universal derivada de la única paternidad de nuestro Padre del Cielo. Es una respuesta de rutina cultural, bastante alejada del cristianismo.

16/09/00 Sábado. Santos Cornelio y Cipriano. En misa he leído a los cristianos las actas del martirio de San Cipriano. ¡Qué fe, qué serenidad y qué valor! Y todo el pueblo con él...

El policía-secretario ha venido para pedirme que enviara un mensaje a Mambasa pero ya pasaban de las doce y ya no podía ser. Me he ofrecido a llevarlo en mano mañana, pero no ha vuelto a traérmelo. Parece que hay un par de militares desertores un poco más allá de Makelele y están saqueando a los kumbakumba. Los policías no tienen más que un fusil y el que lo maneja estaba ausente... Ya le dicho: En tiempos había carretera, había telégrafo y en las ciudades había teléfono. Solo queda la rediofonía y aquí nos han robado el aparato ya tres veces. Nos tenemos que adaptar a las circunstancias.

20/09/00 Miércoles. Hoy han pasado por aquí Aibeka Jean de Dieu y Angalikiana, este último animador del BDD. Ambos están estudiando en Butembo. Aibeka ha perdido a su padre y Angalikiana a su último hijo nacido y fallecido en su ausencia. Aprovechan un pequeño descanso en los cursos para visitar a sus familias respectivas.

El domingo 17 celebré la Eucaristía en Bukulani. Aunque ya eran casi las diez cuando empezamos no había más que cinco personas presentes... Luego fueron llegando algunas más. Me dieron ganas de plegar y marcharme. Eso ya es menos que la mecha que humea todavía. Seguimos viaje a Mambasa he hicimos esa misma tarde casi todas las compras previstas.

El lunes 18 fue un día de descanso en Mambasa. Nerio está delicado, con problemas de estómago. Fabio ya se marchó y ahora prepara su marcha Tabiaki, que va a Kisangani para iniciar su preparación a la vida religiosa. Silvano me dio el "relevé de compte". Mejor no quejarse. La faena fue que no me trajeron lo que encargué y sí lo que no encargué y además, caro... No especifica los precios al detalle. Pero Testa falleció y creo que Silvano se quedó con cuatro de las seis placas solares que yo había encargado. Así que no puedo hacer lo que pretendía.

Martes 19. Misa en Ekwe. Bastante gente pues vinieron los cristianos del otro lado del río. 28 comuniones. Después de misa encuentro con los consejeros. Se quejan de que no les visito a menudo y por esta vez tienen razón. Me dieron el programa de que les visite una vez al mes y además en domingo... No sabéis lo que pedís. Si todos los poblados pretendieran lo mismo harían falta varios sacerdotes. « Un Padre celebraba tres misas cada domingo... ». Tal vez sea cierto pero sin duda eran otros tiempos. En casi 100 años de evangelización ¿cuantos sacerdotes habéis proporcionado a la Iglesia? ¿Ninguno? Entonces no seáis demasiado exigentes. De todos modos, mejor es que reaccionen así que no con la apatía que es el denominador común de toda esta gente.

21/09/00 Jueves. San Mateo. Jesús vino a salvar lo que estaba perdido. Los sanos no necesitan médico, son los enfermos quienes lo necesitan. Valiente y generoso Mateo, tuviste la suerte de encontrarte con Jesús, oír su llamada y seguirle sin titubeos. Te tengo envidia.

He ido a la CEV Mapendo, triste espectáculo. Casi nadie, ningún responsable. Hemos hecho una oración y punto. Algo parecido ha sucedido en Mavuno. ¿Qué habrá pasado en las otras dos?

22/09/00 Viernes. El día ha transcurrido normal sin nada que señalar. Solamente a las seis de la tarde ha venido el maestro que enseña en Makelele a pedirme que abriera la habitación del director en la casa de las monjas. Ya lo había intentado antes de ayer y se lo negué. Hoy le he vuelto a negar y se ha enfadado: Que no puede trabajar por falta del ábaco y de lapiceros, que su presencia no me agrada etc. Como ha insistido tanto al final le he dicho que, en efecto, su presencia no me agrada por vago. Lleva más de seis meses rondando por aquí esperando a ser contratado en la escuela de los pigmeos y ni se ha preparado una casita ni ha hecho un campo. Pretende que le aloje en la casa de las monjas en la que ya se metió sin permiso y de la que voy a tener que echarle.

23/09/00 Sábado. Esta mañana he recibido una agradable sorpresa: Mbongopasi nos ha regalado un racimo de vitika. El jueves le encontré en el poblado y llevaba tres racimos en la bicicleta; medio en broma medio en serio le pedí uno. Mbongopasi es el tío materno de Kasereka, el seminarista que vive conmigo.

Estoy solo en casa pues Kasereka se ha ido a Mambasa; he vuelto a mis antiguas rutinas de solitario. Me ha dicho que volverá el martes próximo.

24/09/00 Domingo. "El que quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos". Estructura piramidal la del grupo de seguidores de Jesús, sí, pero pirámide invertida. Alguien me ha controlado el tiempo de la homilía: 70 minutos, no está mal, y no se han cansado. No había más de cien personas hoy en la iglesia, 120 contando a los niños en uso de razón.

25/09/00 Lunes. Anoche cené un poco de pescado ahumado que me envió Okaenda y me sentó mal, no pude digerirlo. Como siempre en casos así, se me desencadenó una crisis de jaqueca, con diarrea y vómitos. Así que he pasado una noche y una mañana de tormento. No he podido celebrar la Eucaristía esta mañana pues vomité al levantarme y de nuevo cuando faltaba un cuarto de hora para empezar la misa.

El director Akyemane ha venido ha decirme que los policías han secuestrado su bicicleta y como ha ido a reclamarla han encerrado en el calabozo al muchacho que la conducía. He bajado la colina a ver qué pasaba. No ha habido nada que hacer. El comandante de Mambasa que es quien ha secuestrado la bici nos ha recibido con amenazas. Se ve que es un bruto. Después me he enterado que formaba parte del séquito de Idambituo en tiempos de Mobutu, así que no es de extrañar. Me ha dicho que me ocupara de los asuntos de la Iglesia. Luego, que me fuera a Italia (no he querido sacarle de su error sobre mi nacionalidad), que ya me conoce y que ya ha oído muchas cosas de mí, que va a enviar un informe al gobierno, que nos quejemos si queremos a Wamba dia Wamba, que yo no soy como el P. Silvano (esta es una cantinela que reviene cada vez que entro en contacto con estos bandidos) y eso que casi no he abierto la boca. ¡Con que si llego a hablar! Pero es inútil, estamos bajo el dominio de la arbitrariedad de todos estos militares, rebeldes, desertores, policías y jefezuelos. Han arrestado a un militar desertor y quieren la bicicleta para llevarlo a Mambasa. ¡Pobrecito, buena le espera...! La vez anterior casi mataron a uno de ellos de la paliza que le dieron.

26/09/00 Martes. Akyemane ha venido de nuevo esta mañana a comunicarme que ayer soltaron al muchacho y le devolvieron la bicicleta inmediatamente después de nuestra separación con el comandante. Demos gracias a Dios.

Kasereka ha vuelto de Mambasa y en Akokora se ha encontrado con los policías que volvían a Mambasa. Han querido obligarle a transportarles unos kilómetros pero, como traía un cartón de medicamentos para el dispensario, le han dejado continuar.

27/09/00 Miércoles. San Vicente de Paul, formador de sacerdotes y protector de pobres, huérfanos y viudas. ¡Qué buena labor podrías hacer en el Congo de hoy!... Intercede por nosotros al Señor.

Hemos empezado a reparar la techumbre de los viejos edificios que amenazan caerse. Construir aquí a lo pobre es tirar el dinero y complicar la vida de los que vengan detrás.

28/09/00 Jueves. He descubierto que han cortado un hierro de la escalera que sube del internado antiguo a los talleres. Lo han cortado con una sierra metálica. Un hierro de 12 mm. que servía de baranda o pasamanos para evitar las caídas al vacío. ¿Quién será el bandido?

Esta tarde Kasereka ha ido de nuevo a la CEV Mavuno y no ha habido reunión por causa de la lluvia. Yo no he bajado la colina y no he podido trabajar en el ordenador por la oscuridad en la habitación.

29/09/00 Viernes. Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael. Alguien tripota en las puertas de la casa de las religiosas. Abrieron una cerradura con una llave falsa y la han vuelto a cerrar pero ha quedado la cerradura bloqueada. Abría que comprar cerraduras nuevas. Pero ¿para qué? Los santos Ángeles nos guarden y guíen en esta vida y nos conduzcan hasta la vida eterna.

30/09/00 Sábado. San Jerónimo. Hemos ofrecido la misa por los dos párrocos que en la diócesis se llaman "Jerónimo", el de Nia-Nia y el de Mangbele. A las siete de la tarde han llegado Jean de Dieu y Jean Valère de vuelta para Butembo.

01/10/00 Domingo. Octubre, mes del rosario, que la Virgen nos acompañe a lo largo de todo este mes y que estimule la fe un tanto apagada en nuestra, "su" parroquia. Despedimos de par de mañana a los dos viajeros. En la misa hemos leído el mensaje de los obispos del Congo a todos los católicos y gente de buena voluntad. Lenguaje incomprensible para esta gente aunque esté escrito en francés y lo hayamos traducido al Kiswahili.

02/10/00 Lunes. Los Santos Ángeles Custodios. Que nos acompañen, nos guíen y nos protejan siempre. Esta mañana hemos tenido Consejo Parroquial. Como siempre con retraso y muy restringido hasta el punto que les he dicho que era mejor llamarlo Consejo de Capilla. Las CEV no funcionan: Falta de formación, se quejan; falta de compromiso y de voluntad, me quejo. Intentaremos el domingo hacerles reflexionar.

03/10/00 Martes. Hemos celebrado hoy Santa Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz, patrona de las Misiones. Su fiesta es el 1º pero ha coincidido en domingo y no he querido que quedase olvidada este año. Además, antiguamente se celebraba en este día. Le he pedido que cumpla su promesa de pasar su cielo haciendo bien en la tierra, que ésta, nuestra parroquia, está muy necesitada, que nos envíe una lluvia de rosas.

04/10/00 Miércoles. San Francisco de Asís. Mons. Emmanuel Kataliko ha fallecido en Rocca di Papa esta mañana a la una y nueve. Ayer fueron asesinados dos misioneros: Un Comboniano en Uganda y otro (¿Jesuita?) en Burundi. Grandes apóstoles los tres y los tres testigos del Reino de Dios. Que el Señor les de la paz y la recompensa merecida por su entrega. Mañana celebraremos la misa y el oficio por el eterno descanso de sus almas.

05/10/00 Jueves Como previsto, hemos celebrado la Eucaristía por Mons. Kataliko y los dos misioneros asesinados: pocas personas en misa. Hemos desmontado las planchas del tejado del antiguo corral. La mamá Benedicta ha emprendido el viaje para reunirse con su marido, Syauswa, ¡que tenga suerte!

06/10/00 Viernes. San Bruno. Hemos terminado de clavar las planchas en el tejado del garaje pero tienen tantos agujeros que es igual que si no las hubiera.

07/10/00 Sábado. La Virgen del Rosario. Hemos honrado a la Virgen, Auxilio de los Cristianos y Refugio de Pecadores. La bienamada del P. Longo, fundador de la misión.

Hoy ha pasado un hijo de Bernard, el de la Coordinación, y hermano de Anzalite Faustin, el nuevo cura. Estaba escaso de fondos. Le he dado 50 F.C.

 

08/10/00 Domingo. Los planes de Dios sobre la unión del hombre y la mujer, unión de amor y de donación, no de dominio que no humaniza. Hemos estado hoy cuatro horas en la iglesia, desde las ocho y media hasta las doce y media. La lluvia no ha cesado. Cada CEV ha hecho una revisión sobre su situación, carencias y proyectos. Había 140 personas entre adultos y niños mayorcitos. Un viajero me ha pedido "dawa ya maumivu". Le he dado unas aspirinas.

09/10/09 Lunes. La ETA ha vuelto a matar, esta vez en Granada. Señor, ¿Cuando terminará esta violencia absurda? Apiádate de los verdugos y de las víctimas.

Un kumbakumba me ha vendido dos quesos de Goma. Un poco caros, pero no hay más remedio si se quiere salir de la monotonía en la comida.

 

10/10/00 Martes. Ayer ofrecimos la Eucaristía por las vocaciones sacerdotales y hoy lo hemos hecho por las vocaciones a la vida religiosa. Mañana lo haremos por los laicos. A ver si el Señor escucha nuestras plegarias y se renueva la faz de esta parroquia.

Hoy hemos empezado a reparar los pupitres del instituto. Faltan muchas de las planchas principales. Se las llevan para hacer puertas o mesas... Tampoco quedan vidrios en las ventanas del instituto...

11/10/00 Miércoles. Antiguamente hoy era la fiesta de la Virgen Madre de Dios y un día como hoy comenzó la primera sesión del Concilio Vaticano II. Hemos terminado de reparar los pupitres que hemos podido. Y hemos sacado la cocinilla fuera para empezar mañana con la reparación de la cocina. Ha venido esa tarde, ya de noche el secretario de la Colectividad, un pequeño asunto.

12/10/00 Jueves. Han llegado los cuadernos, un cartón, pero sin conocer el precio. He tenido una pequeña discusión con Soter por el precio de los cuadernos pero se ha enfadado porque le he recordado que tiene una deuda conmigo. He bajado al Instituto y allí estaba de nuevo Soter. Erre que erre quiere que eche a los Pigmeos de las clases del Instituto. Luego se ha puesto a llover y todos los obreros han trabajado en la limpieza de la cocina: Rascar paredes y techo para eliminar parte del hollín.

13/10/00 Viernes. Hemos rezado el rosario junto a la capillita de Lourdes que hay junto al camino. Estabamos solo hombres al principio pero luego se han unido las mamás que estaban en el "foyer" y algunos jóvenes. Más numerosos que en misa: aquí solo hemos estado seis.

14/10/00 Sábado. Hemos celebrado el oficio y la misa de Santa Teresa de Jesús pues mañana es domingo y no quiero que se quede nuestra Grande Teresa sin su día. Ha pasado por aquí Angambi. Cuando llegué a Legu tenía 18 años y ahora tiene 43. Ha envejecido notablemente. El ordenador me ha creado problemas. Ha sido al intentar poner en orden el Inventario del Instituto. Ya veremos a ver qué es lo que pasa.

15/10/00 Domingo. ¿Cómo hablar a los pobres de renunciar a la riqueza? Aquí son ricos de libertad caprichosa que no se compromete a nada. La riqueza es un bien con sus ventajas y sus peligros. La pobreza es un mal, pero escogida o aceptada por el Reino es una bendición. Para seguir a Jesús todos tenemos que convertirnos y renunciar a nosotros mismos y, si nos lo pide, también a las riquezas materiales.

16/10/00 Lunes. Santa Margarita María de Alacoque, la confidente de las infinitas misericordias del Corazón de Cristo.

El ordenador se ha puesto en "orden" y de paso he aprendido algunos más de sus intríngulis.

17/10/00 Martes. San Ignacio de Antioquía. "Trigo soy para ser molido por los dientes de las fieras y convertirme en pan puro de Cristo". Hace días que se viene hablando del virus de Ebola que ha reaparecido, esta vez en Uganda. Lejos queda el 76 cuando apareció, por primera vez, en el Zaire. Los países vecinos de Uganda han reforzado el control en sus fronteras para evitar la propagación de la epidemia. Todos menos el Congo, claro. ¿No tienen bastantes problemas los ugandeses en su país, para que encima ocupen un territorio del Congo varias veces superior a la extensión de su tierra? ¿Qué buscan aquí? Cuando tuvieron la guerra con Tanzania en tiempos de Idi Amin y Nyerere recibieron como regalo la extensión del SIDA que luego han venido a expandirla en el Congo en las dos guerras sucesiva. Ahora les aparece el Ebola...

Reunión del Consejo Pedagógico esta mañana. Hemos hablado del proyecto educativo, de las finanzas, de los problemas, del trabajo manual de los niños... Les he prometido una pequeña ayuda mensual con dos condiciones: Trabajo bien hecho y no explotación de los alumnos. Veremos. Me piden que me encargue del curso de religión en el Instituto.

Hoy se ha puesto a llover sobre las tres de la tarde y, tras un pequeño receso, sigue lloviendo.

18/10/00 Miércoles. San Lucas, el Evangelista de la misericordia de Dios y el primer historiador de la Iglesia.

Seguimos trabajando en la cocina pero se nos ha acabado el caolín para blanquearla.

19.10.00 Jueves. San Pablo de la Cruz, fundador de los Pasionistas.

Han empezado a pasar militares hacia Mambasa procedente del 47, vía Mungbere. De momento no han subido a la misión. Pero detrás viene algún otro grupo y siempre es de temer. ¡Que San Miguel nos proteja y nos guarde!

Un muchacho me ha traído un poco de caolín.

20.10.00 Viernes. Un grupo de militares llegaron ayer por la tarde. Están saqueando a la gente y sobre todo a los kumbakumba. Un policía, Gabi el comandante, ha venido a avisarme que pusiera la moto en recaudo. Esperemos que no suban hasta aquí. Algunos jóvenes del poblado se les han unido para saquear.

Esta mañana he dado la unción a un moribundo. Como siempre me han avisado cuando ya no tenia conocimiento. Bautizado católico, dicen que si seguía la secta Nzambe Malamu. Poco menos de una hora después se han oído los lamentos por su muerte.

21.10.00 Sábado. Los militares han continuado su ruta sin subir a visitarme. ¡Demos gracias a Dios! Abusan sobre todo de los kumbakumba. Jornada tranquila. El director ha subido esta mañana a visitarme. Por la tarde los pigmeos me han vendido un antílope pequeño. He terminado con los apuntes de Sor Rosa Lamonaca y los he impreso.

22.10.00 Domingo mundial de la propagación de la fe. El "Domund". Hemos celebrado la Eucaristía con las lecturas y la homilía sobre la fe. La colecta, poco más de un dólar. ¿Qué es Fe?... Amor. ¿Que es Fe?... Creer lo que no vimos. ¿Que es Fe?... Dejarse embrujar, hipnotizar por Jesús. La fe sin obras... Por los frutos se conoce el árbol... La FE en esta parroquia no se propaga sino que retrocede. Haría falta un Cura de Ars, pero ya lo tuvieron: P. Longo, Baba Yosefu, Sor Luisa, P. Carlo... ¡Oh Señor, auméntanos la fe!

A las cinco de la tarde ha empezado a llover; son las ocho y sigue lloviendo.

23.10.00 Lunes. De nuevo hay tres militares en el poblado. Los policías han detenido a un motorista y retenido su moto; no han cesado de pasearse todo el día arriba y abajo, hasta que se acabe la gasolina. A las siete menos cuarto ha empezado a llover. Veremos cuanto dura. He intentado corregir la gotera de la cocina... Mañana se verán las señales, si continua.

Esta mañana se ha celebrado la Asamblea de Padres. Proyecto educativo, dificultades sobre todo por falta de efectivos que disminuyen cada año y como consecuencia también dificultades financieras. Para la escuela Tchamunyonge han sido elegidos: Presidente, Kofimanza; Secretario, Soter. Para el Instituto: Mbongopasi Kakule presidente, Kapitangani secretario. Había un par de pigmeos pero uno de ellos estaba borracho. Habrá que celebrar una asamblea de padres de la escuela Bernardo Longo.

24.10.00 Martes. San Antonio M. Claret. Antiguamente San Rafael. A la una de la tarde ha empezado a llover y todavía no ha parado (son ya las ocho de la tarde). Fuera de eso no ha sucedido nada remarcable. Seguimos trabajando reparando el garaje y la cocina, intentando hacer desaparecer las goteras. Al garaje le hemos puesto hoy seis planchas nuevas.

30.10.00 Lunes. El miércoles 25, viajé a Mambasa. Estaban celebrando en esa parroquia la semana jubilar y se preparaban a la fiesta del Rosario que celebrarían el domingo. Por la mañana, antes del viaje, empecé a sentir síntomas de malaria así que empecé a tomar cloroquina. Sorpresa en Mambasa con el cambio del dólar: Creíamos que seguía a 55 F.C. pero nos cambiaron ese mimo día a 65 y al día siguiente a 70. El viernes estaba ya a 75 pero no logramos que nos cambiaran. Parece ser que en Butembo está ya a 100. Por los rumores, han debido imprimir nuevos billetes en Kinshasa y por eso ha dado un salto la inflación.

El jueves no hice nada: el piñón de ataque de la moto estaba roto (los dientes) y estuvo la moto en el taller toda la mañana. Por la tarde no me apeteció salir. El viernes hubo confesiones, por la mañana inmediatamente después de misa, y por la tarde a partir de las tres y media. Salimos a las dos a hacer las compras. El sábado vuelta a Nduye, con misa en Ekwe. Poca gente pues casi no vinieron los de Epulu. Estaba cansado y sin ganas de escribir. Ayer domingo, Evangelio de Marcos, curación de Bartimeo, el ciego. Aprovechó la ocasión y obtuvo la salud. Creyó en Jesús, le invocó a grandes voces, oyó la llamada y fue al encuentro de Jesús, respondió y quedó curado. Y, en vez de volverse a su casa, se puso a seguir a Jesús. Ejemplo magnifico a seguir por todos los cristianos. Pero a menudo nos quedamos a medias o solo al principio. En muchos casos falta el encuentro con Jesús, falta la conversión o falta el seguimiento.

Por la tarde Matamambou me hizo una escena pero estaba algo bebido. Esta mañana me ha pedido perdón.

Hoy he sentido pródromos de malaria, lo mismo que empecé a sentir el miércoles pasado. Veremos si no va a más.

Creo que el jueves llegaron Sala y los dos maestros enviados por Franko para la escuela de Pigmeos. El Director no da la cara. Le he dicho que me presente las cuentas del mes pasado pero no lo ha hecho. Le di 350 $ pero me he enterado que solo cambió 200. No les ha pagado el salario integro a los maestros. Hoy me ha pedido que le diera el dinero para este mes pues mañana dice que va visitar las escuelas del camino de Mambasa; le he dicho que primero me presente las cuentas del mes pasado. No se ha vuelto a presentar.

31.10.00 Martes. Hoy he tenido las dos primeras clases de Religión en el Instituto. Utilizo un librito "Tu es mon Fils bien-aimé" que lleva como subtítulo "Jésus, le Christ Sauver" y que trata de la vida y las enseñanzas de Jesús de Nazaret. Pensé primero darles "Sacramentos" pero al final me decidí por algo más fundamental. Hice bien pues su formación religiosa es muy elemental. Además no saben seguir una clase y no prestan atención.

Por la tarde he tenido síntomas de malaria y me he venido a la habitación inmediatamente después de cenar. Han venido el Director y el Prefecto para que les diera la ayuda prometida. Bastante bien en la Escuela, menos bien en el Instituto. Me he enterado que Sala ha emprendido viaje sin el dinero. Seguro que va a intentar arreglar las cuentas con los maestros para poder presentarlas en orden, pero sé que aun pagando todo no debía llegar a los 300 $.

01.11.00 Miércoles. Como aquí la fiesta de todos los Santos se celebrará el domingo que viene, litúrgicamente es un día vacío. Así que hemos celebrado la Eucaristía por el P. Longo y los difuntos de la parroquia durante este año. Lo avisamos con tiempo, pero solo una persona vino a traerme el nombre de su abuelo fallecido. Hoy no he tenido síntomas de malaria. Menos mal. Por la mañana se anuncia la llegada del Coordinador Abbé Raymond Kakeane y su chofer. Han llegado a las siete y diez de la tarde (noche ya aquí). La lluvia les ha retrasado en el camino. Me ha traído algo de "correo": Papeles de la Diócesis, una carta de Franko y unas fotos que me manda el Padre Roberto de Maboma, de cuando estuvo aquí en diciembre-enero pasados.

El maestro Bambanota ha venido a lamentarse pues es uno de los que acaban de llegar y tiene problemas para alimentarse. Me ha pedido un avance, pero solamente un dólar. Le he preguntado si había recibido otros avance y me ha dicho que no; pero luego, en la carta de Franko, veo que tiene ya 17,5 $. No dicen la verdad ni por equivocación. Ha sido por lo menos prudente en la suma pedida.

02.11.00 Jueves. Hoy Los Fieles Difuntos. La misa la ha presidido Kakeane, la primera en Nduye después de la que celebró cuando se ordenó de Sacerdote en 1996. Ha visitado la Escuela y el Instituto. Por la mañana he estado reparando el desagüe de la pila del fregadero. Kakeane y su chofer se han marchado inmediatamente después de comer.

Por la tarde he vuelto a tener síntomas de malaria a pesar de que estoy tomando la cloroquina. Me he acostado un rato. Esperemos que la supere sin una crisis.

03.11.00 Viernes. San Martín de Porres. Algunos han subido dispuestos a tener una tercera misa de difuntos pero hemos celebrado a Fr. Escoba.

Angambi ha pasado de vuelta esta mañana. Los militares les han asaltado a doce kilómetros de aquí y les han despojado de casi todo incluidos los dos quesos que traía para mi. Se los he pagado. ¡Pobres kumbakumba!

En Uganda un nuevo caso de virus de Ebola pero lejos del primer foco. Esta vez cerca de la frontera con Rwanda. En el pecado van a tener la penitencia.

04.11.00 Sábado. San Carlos Borromeo, Pastor celoso, entregado a la evangelización de su grey y a la formación de los sacerdotes y reforma del clero.

Por fin ha venido el director Sala con las cuentas del mes pasado. Las ha arreglado como ha podido... Me ha pedido un avance que le he negado. Le he hecho las cuentas estrictas y claro, le va a faltar dinero para poder pagar a los maestros pues se gastó el sobrante del mes de septiembre, 54 $ solamente... Mas un avance que tenía de 15. ¿Aprenderá?

Kasereka se ha ido a Mambasa. Hemos encendido el fuego, para probar en la nueva cocinilla y va bien.

05.11.00 Domingo. Fiesta aquí de Todos los Santos. Solo Dios es Santo. Estamos llamados a la santidad pues está incluida en la filiación divina. El camino es acercarse a Dios y dejarse penetrar por Él. Como el hierro introducido en la fragua adquiere las características del fuego así nosotros en Dios y Dios en nosotros seremos santos. El programa son las bienaventuranzas y el destino, la patria celestial.

Hoy he ido a celebrar la Eucaristía a Aluta. Es la única comunidad de la Parroquia con cierta vitalidad. 17 comuniones. Hemos administrado, durante la misa, la unción de los enfermos a una mamá muy anciana. Ya es la segunda vez que se la administro.

06.11.00 Lunes. Hoy hemos celebrado la Eucaristía por los hermanos, amigos y familiares difuntos.

Nueva faena del director Sala: ha cortado cuatro racimos de "vitika" del campo que hay junto al Instituto. No solo actúa como "coordinador", cosa de la que le reprocha Franko, sino como propietario y dueño de todo lo que se pone a su alcance. Ya le he tirado de las orejas.

07.11.00 Martes. Esta mañana han subido a visitarme cuatro guardas de la Reserva. Visten uniforme militar y por eso me puse un poco en guardia cuando vi que se acercaban; afortunadamente eran ellos y no los militares. Les ofrecí unas "vitika".

El enfermo a quien administre la Unción el otro día pidió también casarse por la Iglesia. Así que hoy hemos celebrado su boda en el dispensario.

Segunda semana de clase de religión. Sorpresa agradable: han asimilado más de lo que yo me imaginaba.

08.11.00 Miércoles. Hoy hemos celebrado la Eucaristía por la Justicia y la Paz. Sala ha venido de nuevo a pedirme cuadernos para las escuelas de los Pigmeos. Ya le dije que me tenía que dar cuenta de como ha empleado el material proporcionado el curso pasado, pero está remiso...

Kasereka ha vuelto esta tarde de Mambasa.

09.11.00 Jueves. Dedicación de la Basílica de Letrán, la catedral de Roma. La Iglesia es el templo de Dios y el corazón del creyente su morada.

Seguimos con pequeños trabajos de mantenimiento de la casa: La habitación 2, el salón. No se acaba nunca. Hoy ha llovido dos o tres veces... Como casi todos los días.

10.11.00 Viernes. San León Magno. Valiente que fue para afrontar sin armas al mismo Atila; pero sobre todo buen pastor de su grey.

Ha venido Raymond el coordinador. Los maestros nos han invitado pero han excluido a los maestros de la escuela de Pigmeos. De nuevo Soter insiste en echar a los alumnos pigmeos del edificio del Instituto. Hábil, el coordinador le ha dicho que se solucione la cuestión en el Consejo Pedagógico del que yo soy el presidente. Soter le ha dicho que ya lo habían hecho pero que mi respuesta no les satisfizo. Más claridad... imposible.

11.11.00 Sábado. San Martín de Tours. Hemos celebrado la fiesta patronal de mi compañero seminarista Martin. Creo que estaba contento. Antílope al horno. Así hemos estrenado también el horno de la nueva cocinilla.

Raymond, el Coordinador, y su chofer se han marchado esta mañana. Me ha dicho que mañana celebrará la misa en Dingbo. Por la tarde, ya oscuro, Jean Louis me ha traído a vender una pata de lendu y una pata y el brazuelo de un jabalí. No nos falta carne en el congelador.

12.11.00 Domingo. La generosidad no consiste en dar más o menos sino en dar todo o darse totalmente. Como las dos viudas, la de Sarepta con Elías, la del Evangelio que echó en el cepillo del templo todo lo que tenía. Hoy he celebrado la Eucaristía en Biasa.

13.11.00 Lunes. Hoy hemos hecho el enlucido del techo del presbiterio que estaba estropeado. Bastante bien, pero el obrero es muy lento... Paciencia. Hemos tenido consejo parroquial. Hemos decidido celebrar la semana jubilar, la ultima semana del año litúrgico. He ido a ver un chasis que hay cerca de Makelele con el proyecto de hacer un campanario... Lo veo difícil pero...

14.11.00 Martes. Hemos empezado a limpiar los chasis que hay debajo de las campanas pera ver que es lo que se puede hace en orden a instalar un campanario un poco definitivo.

15.11.00 Miércoles. San Alberto Magno. Hemos estado toda la mañana ocupados en preparar los chasis para el campanario. El jefe ha venido a saludarme y a depositar una pequeña cantidad de dinero para su hijo que estudia en Mambasa. Ha estado ausente casi tres meses vagando por la selva: dice que llegó hasta Gombari. Quiere que abramos escuelas para los pigmeos (es decir, para todos) en Angata...

16.11.00 Jueves. Esta tarde han llegado Laurent y el seminarista Albert para visitar los campamentos de pigmeos y controlar el trabajo de los maestros.

17.11.00 Viernes. Santa Isabel de Hungría. Hemos desmontado unos motores para recuperar los rodamientos por si pudieran servir para las campanas. Los obreros, por falta de prudencia han roto uno de los rodamientos... Claro los ejes no coinciden: El eje de la campana grande mide 3 cm. y el de la pequeña 1,9.

18.11.00 Sábado. Jornada sin incidentes. Tengo de nuevo síntomas de malaria.

19.11.00 Domingo. Después de misa el jefe acompañado del director Akyemane ha venido con mucho misterio ha hablarme en secreto: Que le han informado que yo dije en una homilía que él era "mpumbavu", cobarde. Creo que no dije que era cobarde pero creo que si dije que hacer venir a los gendarmes e instalarlos en Nduye (que no hacen más que abusar de la gente), era una idiotez. Le he contestado que no tengo costumbre de escribir mis homilías y que lo mejor sería preguntar a quienes me oyeron. El director ha negado rotundamente que yo insultara o atacara al jefe, que lo que si hice fue denunciar los abusos de los gendarmes. El jefe no se ha dado por satisfecho y después de insistirme que no se volviera a repetir se ha ido con cara de pocos amigos.

20.11.00 Lunes. Laurent me ha dicho que uno de los profesores del Instituto ha presentado una querella contra él, primero ante el jefe, que la ha rechazado, y luego ante el policía de "la seguridad" (no hay más que uno) y que éste le ha dicho que le enviaría una citación para comparecer ante él. Por los indicios se trata del profesor Pimuobo, de la familia del jefe. He ido a buscar al Prefecto del Instituto para hablar del asunto pero no le he encontrado.

21.11.00 Martes. A las 8 he bajado al Instituto para la clase de Religión. No encuentro a Pimuobo pero si al prefecto. Le cuento lo que ha pasado y le encargo de comunicar a Pimuobo que retire la denuncia pues de lo contrario será suspendido como profesor del Instituto. A la salida de clase veo a Pimuobo y al prefecto. Le pregunto a éste si le ha comunicado ya mi mensaje; me responde que sí. Entonces le digo a Pimuobo: "Ya sabes lo que tienes que hacer", y me he marchado sin más palabras. Éste, en vez de ir a retirar la denuncia, ha ido al jefe, "su papá". Luego el jefe ha venido al Instituto. Al cabo de un rato me ha mandado un mensajero para que bajara al Instituto pues quería hablar conmigo. Por el mismo mensajero le he contestado que si quería hablar conmigo no tenía más que venir a la Misión, que las puertas estaban abiertas. Ha pasado bastante rato. El director Akyemane a venido a avisarme que el jefe iba a subir al la Misión, que me tranquilizara antes de recibirlo. En efecto, a las dos de la tarde el jefe se ha presentado, pero no solo, sino acompañado de los tres profesores del Instituto, los dos directores de las escuelas, un gendarme, un secretario con cuaderno y bolígrafo y el jefe de puesto en funciones. (Hay tantos jefes en esta Colectividad que ya me pierdo). Decido recibirlos en la sala de juntas pero antes de entrar cambio de idea y le digo: "pero, jefe, si quieres hablar conmigo ¿a qué viene tanta gente?". El jefe ha estallado y me ha empezado a chillar: que ya estaba bien, que dejara de insultar a los Walese. Entre que es tartamudo y la cólera, no podía articular palabra. Parecía que le iban a estallar las venas de la frente y el cuello. Creo que ha sido Albert el que ha dicho: "Será mejor que entremos en la sala". Éramos un buen grupo pues además de los ya citados estabamos Laurent, Albert y yo. El acusado era Laurent pero, por lo visto, el culpable era yo. Antes de comenzar, el Secretario estaba con su cuaderno y bolígrafo dispuesto a tomar nota. Así que me he levantado y he dicho: "Antes de comenzar quiero saber quién es quién". Me dirijo a uno y le pregunto. ¿quien es Vd.? me contesta: el Jefe de Puesto. A otro: ¿y Vd.?: un gendarme (vestía de paisano). Al tercero: ¿y Vd.?: el Secretario. Exclamo: "Pero, bueno, ¿se trata de un juicio, de un proceso verbal o de qué se trata?". "No, no, simplemente venimos a hablar". "¡Ah, bueno!". (El Secretario ha recogido discretamente su cuaderno y su bolígrafo).

En la discusión han salido algunas cosas. Pimuobo acusa a Laurent de haber insultado a los Walese llamándolos "pigmeos". (Por lo oído, debieron tener una discusión entre Laurent, Albert y Pimuobo, a la que yo no asistí). Laurent niega rotundamente haber pronunciado tal cosa. El jefe insiste que ya está bien de insultar y de llamarles "pigmeos", que retire esa palabra. Laurent responde que no puede retirar lo que no ha dicho; "me podéis encerrar, me podéis azotar pero nunca aceptaré haber dicho lo que no he dicho". "Si os duele que os llamen "pigmeos" es porque vosotros los despreciáis" -le digo -. "Nosotros somos bantúes, no pigmeos", dice el jefe. "No, jefe, - le respondo -, los Walese no sois bantúes, sois sudaneses". (Pimuobo confirma mis palabras diciendo que sus antepasados vinieron "del Sahara"). "Lo que pasa es que después de varios siglos de convivencia con los pigmeos, las dos razas están mezcladas, genética y culturalmente. Vuestros antepasados eran altos, median casi dos metros, ahora sois de talla mediana, alguna vez aparece alguno alto por razón del juego genético, pero también los hay muy bajitos por el mismo motivo, algunos tienen la piel clara... Por su parte los pigmeos han adoptado el Kilese como lengua propia (y su talla media ha aumentado de 20 cm. - esto no lo dije, pero es así- y de vez en cuando aparece algún pigmeo de talla alta como los Walese). Además es un hecho que los Walese se casan con mujeres pigmeas, porque las pigmeas son más fecundas...". "¡Los verdaderos Walese no se casan con pigmeas!" me responde el jefe. "¿Ah, no? y los que lo hacen ¿Qué son?", replico yo. "¡Los verdaderos Walese no se casan con pigmeas, al menos en los alrededores de Nduye!", insiste el jefe. "Los europeos sois también bajos, ¿es que os habéis mezclado con pigmeos?" La discusión continua un buen rato sobre la cuestión del edificio del Instituto que deben compartir con los niños pigmeos. Pimuobo quiere a toda costa echar a los pigmeos de allí. Yo me opongo. Alguien pregunta por el motivo del encuentro para no perderse en disquisiciones. Me levanto. "Todo este asunto tiene su origen en que Pimuobo ha presentado una denuncia contra Laurent; yo le he dicho que retire la denuncia so pena de quedar suspendido de sus funciones de profesor y él ha ido a contárselo al jefe". "El jefe es mi papá, le tengo que defender" - dice Pimuobo -. El jefe de puesto interviene: "Pero ¿pusiste la denuncia o no?". "Yo no he puesto ninguna denuncia", responde Pimuobo. "¿Cómo qué no? ¡si me lo comunicó el jefe de antena!" dice Laurent. "¡Además habías alertado a todo el poblado para que fueran testigos de mi detención!". Pimuobo insiste en que él no ha puesto ninguna denuncia. Me levanto de nuevo: "El jefe de antena ha dicho que un profesor del Instituto ha presentado una denuncia contra Laurent: no ha sido Pimuobo, ¿has sido tú?", le pregunto al prefecto: "No", responde. "Has sido tú", pregunto al tercero. "Yo no", contesta. "Entonces, ¿Hay un cuarto profesor?...".

El jefe de puesto pregunta si el jefe de antena se encuentra en Nduye para preguntarle si existe tal denuncia o no; "Se ha ido a Mambasa", le responden. Se dirige a mí y me pregunta si voy a suspender al profesor. "Si existe la denuncia y no es retirada, quedará suspendido; no tengo autoridad para expulsarlo pero sí para suspenderlo y lo haré. He leído y tengo experiencia de dos cosas: que los Walese se enfadan fácilmente y soportan de mal grado la presencia de los no-Walese. Los dictadores no soportan las críticas... Esta mañana, en el encerado de la clase he leído esta frase: ‘el hombre valioso será criticado’. Jefe, si te critican, alégrate; están pregonando que vales" -concluyo -. Queremos levantar la sesión pero el jefe vuelve a la carga: Que los blancos somos los tribalistas, la prueba es que las religiosas se fueron de Nduye porque no querían convivir conmigo "mexicano" (?!), que no quiere oír que llamemos "pigmeos" a los Walese y que deje de insultarle en las homilías... Que fueron los blancos quienes colonizaron y explotaron a los negros. "Sí, tienes razón, - le digo -, y por desgracia continúan haciéndolo con la complicidad de los dirigentes negros, como está sucediendo ahora con los ugandeses y rwandeses que explotan el Congo con la complicidad de vuestros dirigentes. Pero vosotros, los Walese colonizasteis y seguís explotando a los pigmeos..." (Los no-Walese se sonríen...). Bueno, pues a esperar que vuelva el jefe de antena. Levantamos la sesión.

22.11.00 Miércoles. Santa Cecilia. Hemos estado toda la mañana soldando los chasis para las campanas. Por la tarde ha llegado una docena de militares, tres de ellos en bicicleta. Los ciclistas han continuado inmediatamente la ruta hacia Mambasa y los de a pie han tomado la pista de Andili para dirigirse hacia Mongwalu. No sea que el Padre (yo) avise por radiofonía a los militares de Mambasa y vengan a por ellos... ¡País! que diría Forges.

23.11.00 Jueves. Viaje a Mambasa. En Mbolokube no nos esperaba nadie a pesar del mensaje que envié. Así que hemos continuado viaje, pensando en los militares que nos precedieron ayer tarde. Estaban en la primera parcela al pasar el puente del Epulu, pero estaban dormidos. Habían caminado toda la noche. Antes de salir de Nduye he enviado un mensaje radiofónico a Mambasa para avisar de los fugitivos. A los dos kilómetros del Epulu nos hemos encontrado con una patrulla de militares venidos de Mambasa para detener a los fugitivos. También hemos encontrado al director Akyemane al que habían saqueado los fugitivos. Llegados a Mambasa, hemos advertido al Administrador del Territorio. Por la tarde hemos hecho casi todas las compras.

24.11.00 Viernes. En Mambasa. Día casi de descanso.

25.11.00 Sábado. Vuelta a Nduye. Los militares, en vez de detener a los fugitivos que estaban dormidos, los dejaron escapar y ellos mismos abusaron de los kumbakumba. Misa en Bukulani. No hemos visto a los militares, ni fugitivos ni perseguidores...

26.11.00 Domingo. Cristo Rey. Rey con rostro humano, "Hijo del hombre", rey de los corazones y de las conciencias, para dar testimonio de la verdad. Rey del universo: por él y para el fueron creadas todas las cosas. Reino de Verdad y de Vida, reino de Santidad y de Gracia, reino de Justicia, de Amor y de Paz. Compromiso con el Reino. El « Padre nuestro" es una oración dialéctica: cuando lo rezamos nos comprometemos en la lucha por conseguir lo que pedimos. "Venga tu reino". Luchar por la verdad y la vida, por la santidad, por la justicia, el amor y la paz a sabiendas de que lo recibiremos gratuitamente.

27.11.00 Lunes. He estado limpiando unos rodamientos completamente oxidados y bloqueados que traje de Mambasa: lo he conseguido. Luego he ido a limpiar las cerraduras de las puertas de la casa de las religiosas. También he intentado arreglar la fuga de gasóleo del generador. Por la tarde he escrito al obispo y he preparado el correo para enviarlo con Kasereka.

28.11.00 Martes. Hoy, preparativos inmediatos para la reunión de catequistas y del jubileo parroquial. Tenían que venir el seminarista de Mambasa y una postulante; son las ocho de la noche y todavía no han llegado... Esperemos que lo hagan pronto...

29.11.00 Miércoles. Hemos celebrado por anticipado San Andrés. En efecto, los viajeros llegaron a las ocho y media. Tenían que marcharse esta mañana pero un momento antes hemos recibido la noticia de que la reapertura del curso propedéutico se retrasa una semana. Kasereka ha dicho que él se queda y los demás le han imitado. Por la tarde el hermano de la postulante Angelique a sufrido una fuerte crisis de malaria 40º de temperatura. Así que mañana no estará en condiciones de partir, menos llevando a su hermana en la bicicleta.

La reunión de catequistas un tanto deslucida: pocos presente, con retraso... Hemos empezado pasadas las nueve y solo éramos nueve. Luego han llegado cuatro más. Trece en total, conmigo catorce. De nuevo tengo ligeros síntomas de malaria...

30.11.00 Jueves. Esta mañana ha amanecido lloviendo intensamente. Primer día del jubileo parroquial, me temía que iba ha quedar todo pasado por agua... No ha sido así afortunadamente. Hemos comenzado con la celebración de la penitencia, sacramento de la reconciliación. Muchas confesiones después de la lectura de la Palabra de Dios, Joel que nos invitaba a la conversión y a la penitencia y Lucas que nos mostraba el corazón amoroso y paciente del Padre con entrambos hijos... Luego la Eucaristía con el sacramento de la Unción de enfermos: Santiago y Mateo nos han puesto en clima. Una docena de ancianos acompañados por toda la Comunidad. Sacramento de enfermos, no de moribundos. Creo que lo han entendido. Por la tarde reunión conjunta de las cuatro CEV. Dos unciones más, una en el hospital y otra a domicilio. Ya de noche, sesión de vídeo... imposible: demasiada gente, mucho ruido, y rotura de mesas... ¡Primera y última vez!

01.12.00 Viernes. Beata Anoalite. Jubileo de los jóvenes. Por la mañana bendición de la Cruz y de las cruces. Via-crucis hasta la montaña de Mbolokube muy concurrido. A las 13,30 la misa; han faltado las mujeres, sin duda era mala hora para ellas. Habría que haber celebrado la misa antes del vía crucis... Otra vez será. Luego partido de fútbol; y hemos terminado con la Hora Santa, adoración y bendición con la Eucaristía.

02.12.00 Sábado. Jubileo de las familias cristianas y de las parejas con deseos de casarse por la Iglesia. Les he hablado de la dignidad del matrimonio querido por Dios desde el principio, asociados los padres a El en la obra de la creación; elevado por Cristo a la dignidad de sacramento, fuente de gracia y signo de su amor y unión con la Iglesia; célula primera de ésta misma Iglesia en la que los padres son sacerdotes, maestros y apóstoles. Creo que han entendido. He hecho alusión al problema del SIDA pues se celebró ayer el día mundial de lucha contra el SIDA. Hemos bautizado siete niños, hijos de matrimonios cristianos. Por la tarde han tenido un encuentro en el que han concretado sus obligaciones en familia, en las CEV, en la parroquia y con respecto a la sociedad. Por la noche nuevo encuentro festivo para contar historias...

03.12.00 Domingo. Primer domingo de Adviento. Jubileo de la comunidad parroquial. La iglesia a rebosar. Les he explicado en qué consiste el jubileo y las condiciones para celebrarlo y obtener la gracia del jubileo. Después de la misa, fiesta con danzas y teatrillo por grupos. Comida en amistad y partido de fútbol. No hemos hecho vídeo...

04.12.00 Lunes. Hemos celebrado la fiesta de San Francisco Javier que ayer no se pudo celebrar. Algunos asistentes a la misa se han sorprendido del estado del Cristianismo en Asia: India, China, Japón...

Reunión del Consejo Parroquial en el que hemos hecho la evaluación del Jubileo parroquial y la programación para diciembre y las fiestas de Navidad. Esperamos la visita de la estatua de la Virgen.

05.12.00 Martes. He hablado con Angelo y con Alonso sobre la venida de la estatua de la Virgen. Las condiciones son casi imposibles. Hay que ir a buscarla con la moto a Mungbere. Celebrar con la estatua un día en Nduye y al día siguiente volverla a llevar con la moto. Les he dicho que no, que imposible. Tenemos aquí una magnífica estatua en talla de la Virgen y con ella haremos la procesión, las preces por la paz y la fiesta.

Esta mañana han llegado Laurent y Albert.

06.12.00 Miércoles. Por fin esta mañana se han ido todos: Laurent, Albert, Apobo y Kasereka. Me he quedado solo. En el oratorio he puesto una lámpara más potente pues con la que había se leía con dificultad.

El director Sala echa la culpa de sus problemas a Blaise y a Ethienne. Cada día aparece algún nuevo trapo sucio. Ayer se emborrachó y una mamá de Nzaro vino a reclamarle el pago de la carne que le debe... El maestro de Nzaro, Aluma, se ha presentado esta mañana completamente borracho y ha depositado un dinero para la compra de un balón. Ha vuelto de nuevo por la tarde en las mismas o peores condiciones de la mañana. Ha aumentado el dinero depositado y quería a toda costa que le diese un balón, que no podía volver a Nzaro sin él.

07.12.00 Jueves. San Ambrosio, arzobispo de Milán. Pastor inteligente, celoso y valiente; que muchos pastores de la Iglesia imiten tus ejemplos.

Hoy ha venido el "jefe de antena" (policía de seguridad) a comunicarme que el asunto de Laurent estaba concluido. Pero me ha confirmado que, efectivamente, Pimuobo había presentado una denuncia contra Laurent. De paso me ha pedido si le puedo hacer un trabajillo en el ordenador. También el jefe ha venido con la misma historia. Se creen que el ordenador es una fotocopiadora.

Pimuobo ha venido a reclamar su prima de diez dólares; pero sabe muy bien que más de tres ausencias de clase durante el mes significa la pérdida de dicha prima... y él tiene cuatro. Se había ya lamentado ante el director Akyemane acusando al prefecto de ser él la causa de su desgracia. "C’est un impoli", me dice Akyemane. Parece que se instala la estación seca a pesar de que esta tarde ha llovido un poco.

08.12.00 Viernes. Fiesta de la Inmaculada. "Eres más pura que el sol, más hermosa / que las perlas que ocultan los mares. / Solo a ti, entre tantos mortales, / del pecado de Adán te libró".

Aquí hemos trabajado toda la mañana en arreglar un local en los antiguos talleres para vivienda de dos maestros de los pigmeos.

Por la tarde ha venido Anzai, el padre del seminarista de Lingondo para que le diera una "feuille de route" para ir a Lingondo. Trabajar, no da golpe, pero para viajar a pie varios días sí está dispuesto.

09.12.00 Sábado. El jefe de Antena, Ramazani Amisi, ha venido a que le escriba una carta en el ordenador. Pide ayuda ("Colaboración") a la organización de la Reserva del Epulu...

Los dos maestros de los pigmeos ya se han instalado en los antiguos talleres. No tienen camas ni sillas. Les he prestado una mesa, la que fabriqué con una plancha de la carpintería y el chasis de una vieja prensa de ladrillos.

10.12.00 Domingo. Preparad el camino al Señor; Él allanó los caminos a su pueblo, nosotros tenemos que allanarle los caminos a Él que viene. Victoria de España en la final de la copa Davis. A la tercera a sido la vencida, y contra Australia como en las dos anteriores.

Ayer llegaron a las nueve de la noche dos viajeros: El hermano de la postulante, que volvía de Wamba, y una chica de su familia que viene desde Buta. Me trajeron los calendarios de la Consolata y las revistas de los Combonianos.

11.12.00 Lunes. Tito viene a lamentarse de que su hija pasa las noches con Pimuobo en la prefectura. Pimuobo ha ocupado esta casa sin pedirme permiso. Así que he bajado a ver qué es lo que pasa. La casa esta ocupada pero no he encontrado a Pimuobo. He cerrado puertas y ventanas y he puesto un nuevo candado en la puerta principal. Lo que estaba dentro se ha quedado dentro y lo que estaba fuera se ha quedado fuera. He estado esperando que se presentase pero todavía no lo ha hecho. Veremos a ver qué pasa mañana.

He hablado por radio con José María. Me dice que ha puesto una pagina en Internet con mis escritos... ¿será una tontería?

12.12.00. Martes. Pimuobo no vino ayer sino que forzó una ventana y por allí se colaron dentro. Le he ordenado que coja sus cosas y se marche. Me ha seguido a casa diciendo que él no quiere por mujer a la hija de Tito sino que es ella la que le persigue. Le he dicho que no entro en asuntos de pareja pero que tiene que desalojar la casa. A las dos de la tarde no había desalojado así que he sacado todas sus cosas al exterior en su presencia; él no ha movido un dedo. He cerrado de nuevo puertas y ventanas. A las cinco de la tarde seguían las cosas allí...

13.12.00 Miércoles. Santa Lucía. Hemos instalado en el chasis el eje de la campana grande. Falta que venga Omari para soldar las últimas piezas antes de empezar a llenar la fosa con cemento. Por la tarde han venido los otros dos profesores del Instituto para hablar del caso Pimuobo. El catequista de Aluta me escribe una carta con "historias" del catequista de Mandombe, que se quiere casar con su mujer pero que parece que no está bautizada... Veremos.

14.12.00 Jueves. San Juan de la Cruz. "Mil gracias derramando / pasó por estos sotos con presura. / Y, yéndolos mirando, / con sola su figura / prendidos los dejó de su hermosura."

Ha venido Omari y hemos terminado de instalar los ejes de las campanas en el chasis. Ya solo falta echar el cemento.

El jefe estuvo ayer en casa de Tito un buen rato por el asunto de Pimuobo. Buscaba motivos para acusarme de "violación de domicilio". Tito ha venido esta mañana ha mostrarme la convocatoria del jefe "por motivos que le serán comunicados cuando se presente". Le he dicho que no fuera si no le especificaban las razones de la convocatoria. Pero, claro, ha ido "para informarse". Ha terminado en el calabozo como era de temer. Su mujer ha enviado un mensajero para advertirme de lo que pasaba. He dudado si ir yo mismo, pero cuando estaba con las dudas el jefe me ha enviado un mensajero... pero no por el asunto de Pimuobo y Tito, sino para pedirme que aloje a tres militares. Por el mismo mensajero le he contestado que si el calabozo es buen alojamiento para Tito también lo puede ser para los militares... Que un convento no es lugar idóneo para alojar a militares.

15.12.00 Viernes. Hemos intentado poner en marcha el coche para acarrear la arena pero ha sido imposible. Suciedad y agua en el circuito del carburante... Bueno, por lo menos hemos empezado a llenar con cemento y piedras el foso donde irá el bloque que sostenga el chasis de las campanas.

He recibido una "invitación" del jefe de Antena (policía política) muy respetuosa ella. Pero sé que me tiene ojeriza y que me busca las cosquillas. Pimuobo ha venido a pedirme perdón... Y ha aludido claramente a la acusación de "violación de domicilio". Le he dicho que, si violación ha habido, no he sido yo el violador sino él. Así lo ha reconocido.

Luego he bajado al poblado a interesarme por el coche y me he encontrado con Tito que iba a pasar la noche en el calabozo. "¿Cómo es eso, no te habían liberado...?". Siempre hay historias, medias verdades, etc. Me dice que ha sido Soter quien le ha acusado... Pues vamos a ver a Soter. Éste no es gente de buena ley. Pero hemos hablado. Mientras estabamos allí se ha presentado el jefe con el prefecto. Le digo al jefe que si hay que encerrar a alguien por la asunto de la expulsión de la casa, ése debo ser yo y no Tito. Pero para ellos el asunto principal, por lo menos aparentemente, no era ése sino la cuestión de Pimuobo y la hija de Tito. Parece que son parientes "wayomba" y no puede haber matrimonio legal, según el derecho tradicional. El jefe dice que Tito le ha faltado al respeto. Que hay que preguntar a Pimuobo si quiere o no a la hija de Tito como esposa... Ha aparecido también Pimuobo y el jefe le ha puesto la cuestión oficialmente y poniéndonos a los presentes por testigos: "¿Quieres o no a esa muchacha por esposa?". La respuesta ha sido negativa. "Entonces ¿Por que la guardas en casa de tu madre?". La respuesta no ha sido clara. Parece ser que Tito la había despachado de casa. " Si la quieres de verdad, dice el jefe, le damos a Tito una cabra y podéis empezar a vivir juntos". Pimuobo insiste en que no. "Bueno, pues mañana traes a la muchacha y la entregas a sus padres..." Querían que viniese el jefe de Antena para liquidar el asunto y que dejaran libre a Tito. Soter ha dicho que irían a comunicárselo. Me he vuelto a casa ya de noche.

16.12.00 Sábado. El jefe de Antena, Ramazani Amizi, se me ha presentado, sin esperar a que yo fuera a su despacho. Asunto de Pimuobo. Hay que distinguir tres cosas en este asunto, le he dicho: 1º, relaciones Pimuobo, hija de Tito; es un asunto de familia, regulado por el derecho ancestral y yo ahí no entro. 2º, ocupación ilegal de un edificio de la parroquia: Descendí a ver que pasaba, no lo encontré pero la casa estaba con las puertas y ventanas de par en par. Cerré todo y puse un candado en la puerta. En vez de presentarse y aclarar el asunto, forzó una ventana, abrió de nuevo las puertas y siguió allí. Al día siguiente le dije que al acabar las clases tenía que desalojar la casa. No solo no lo hizo sino que se pusieron a preparar la comida. Le invité de nuevo a sacar sus cosas de la casa; como tampoco lo hizo, me vi obligado a hacerlo yo mismo, y cerré de nuevo puertas y ventanas. Si hubo "violación de domicilio fue de la parte de Pimuobo; él fue quien se metió en mi casa y no yo en la suya. 3º Utilización de un local de la parroquia para cometer inmoralidades... Eso tampoco lo puedo tolerar. Ha reconocido mis razones. Luego me ha pedido una carpeta. Le he dicho que no tenía pero que aunque la tuviese no se la daría. Y ¿por qué? Me ha preguntado. Por principio. No he venido aquí a hacer funcionar las instituciones del "Estado". Además tu departamento me cobra precios abusivos por el visado. Dirígete a tus superiores y pídeles lo que necesitas. ¿Cuándo vais a dejar de mendigar? Cuando los funcionarios de este "estado" me saquearon la casa nadie hizo nada por impedírselo, ni los detuvieron, ni les obligaron a devolver lo robado... "No, esto no es mendigar, me dice; se trata de la colaboración..." Yo no puedo colaborar a este desorden, le contesto. "En la Biblia se dice: ‘pedid y se os dará’". Aparento extrañeza pues él es musulmán; pero todos conocen algo la Biblia y la utilizan cuando y como les interesa. "También está escrito que el que no trabaje que no coma", - le contesto -. Al final le he tenido que "empujar" para que se marchara; se ha ido descontento.

Un pigmeo ha venido a decirme que Pierrot le ha quitado el machete.

17.12.00 Domingo tercero de Adviento. Juan Bautista nos invita a la conversión en obras concretas de justicia y de solidaridad, indispensables para poder acoger y ser acogidos en el Reino. Pero el Reino no es todavía eso, el Reino es fuego y espíritu, fuego para destruir y purificar, espíritu para construir y plantar. "Yo os bautizo con agua, detrás de mi viene el que es más fuerte que yo, él os bautizará en el Espíritu y en fuego".

Después de misa he inscrito los catecúmenos. Luego he tenido varias visitas. El maestro de Mbolokube ha venido a contarme una historia concerniente los pigmeos: Cortaron una palmera para el vino, las autoridades fueron a detener a los culpables y solo detuvieron a uno (los otros dos se escaparon) al que maltrataron seriamente. Al maestro le acusan de falta de respeto. Esta es una canción que se repite: "Falta de respeto", y con eso pueden castigar a cualquiera que osa levantar un poco la voz contra las injusticias y la arbitrariedad. Por la tarde he tenido nuevas visitas. Y así se ha pasado el domingo.

18.12.00 Lunes. Hoy hemos puesto los chasis de pie y hemos comenzado a hacer el bloque de la base. No hemos podido terminar por falta de cemento. ¡Una lástima! El jefe ha subido ya tarde ha traerme un par de calendarios que había depositado un kumbakumba. Luego han venido el prefecto y Pimuobo pero yo estaba ya en la capilla para rezar vísperas y les he dicho que vuelvan mañana.

 

19.12.00 Martes. Dos muchachos han ido con sendas bicicletas a buscar cemento a Mambasa. Esperemos que vuelvan mañana. Pimuobo ha vuelto, con uno de los profesores, para pedirme un alojamiento. Le he dicho que es un hombre muy problemático y que lo mejor para todos (el jefe, el cura y él mismo) es que se mantenga alejado de los terrenos de la parroquia.

20.12.00 Miércoles. Por la noche han caído cuatro gotas y esta tarde ha llovido un pequeño chaparrón. ¿Que será de los ciclistas con el cemento? Tendría que haber llegado ya pero todavía no lo han hecho. Esperemos...

21.12.00 Jueves. Los transportistas del cemento han llegado por fin ésta tarde, antes de que cayera una gran tormenta. Estoy completando las estadísticas del año, pero es poco menos que imposible sin censo fiable de ningún género.

22.12.00 Viernes. Hemos empleado los dos sacos de cemento llegados ayer pero no nos ha bastado. Luego ha caído una gran tormenta encima del cemento y ha estropeado un poco el trabajo. Juan Luis ha venido a lamentarse de que su bicicleta tuvo un pinchazo y por tanto no está igual que cuando la alquiló para traer el cemento; exige que le compremos otra cámara. Es un tipo fino este Juan Luis... No se puede ser bueno con ellos.

23.12.00 Sábado. Día de pago para los maestros de los pigmeos. El pobre Sala está con deudas hasta las cejas pero es su propia culpa.

24.12.00 Domingo cuarto de Adviento y vigilia de Navidad. La misa de la mañana, no muy concurrida. A las ocho de la tarde-noche hemos celebrado la misa del gallo (muy madrugador este gallo me parece) como todos los años. Bastante ruido y la gente distraída, pero por lo visto, aquí no pude ser de otra manera. Muchos cantos en Lingala. En la oración de los fieles alguien ha hecho tres peticiones seguidas en Linganla; a la tercera le he echado el alto: La lengua de la celebración es el Kiswahili. Ligera sorpresa, pero los cantores han seguido cantando en Lingala. Al final se lo he vuelto a recordar. Claro, los cantos en Lingala te "cogen" más que los cantos en Kiswahili. Son más "danzantes" pero son menos "orantes". Mi cena de Navidad ha consistido en un poco de "turrón" y una copita de licor, ambos fabricados por mí.

25.12.00 Lunes. Navidad. A la una de la mañana he seguido por Radio Exterior de España la misa del gallo (éste si) desde la parroquia de San José de Manoteras. Luego en la Deutsche Wele he comenzado a oír otra misa del gallo en alemán. Me gustaban los cantos pero tuve que apagar pues se hacía muy tarde.

La misa de Navidad en la parroquia, a las nueve de la mañana. Poca gente al principio pero luego se ha llenado la iglesia, sobre todo de mujeres.

26.12.00 Martes. Hemos colocado las campanas en la "torre". Funcionan bien. Luis, el maestro de Makelele ha venido con la bicicleta rota. Al final ha buscado a Omari y le ha hecho la soldadura. Ha empleado cinco varillas. Luis pensaba que todo era gratis. Le he dicho que me tiene que traer o pagar las cinco varillas y un litro de gasoil. No le ha gustado.

27.12.00 Miércoles. Viaje a Mambasa. Las dos primeras semanas del mes no ha llovido pero luego hemos tenido cinco días de lluvia. El camino a trozos seco y a trozos muy mojado. Hemos hecho el viaje en tres horas. Cerca de Mambasa hemos encontrado bastantes musulmanes de paseo: iban a celebrar el fin del Ramadán. Por la tarde hemos hecho todas las compras. Cebollas y ajos no hemos encontrado más que una miseria y a precios exorbitados: Navidad, Ramadán, fin de año... la demanda ha aumentado. No hemos comprado. Por la noche los musulmanes que son muy numerosos en Mambasa han celebrado con cantos y danzas y banquete me imagino.

28.12.00 Jueves. Día tranquilo en Mambasa. Hemos desmontado algunas piezas del Land Rover para traerlas a Nduye. Por la tarde misa con los grupos de acción católica: Carismáticos, Bilenge etc. Se me ha hecho muy larga pero es que por la mañana he tomado cloroquina y como siempre me ha dejado groggy. En la tele he visto imágenes de la nieve en España.

29.12.00 Viernes. Viaje de vuelta con parada en Ekwe para celebrar la Navidad con los cristianos de ese poblado. He llegado a Nduye bastante cansado. Luego se me han presentado los catecúmenos de Andili junto con el catequista. Tenían que haber sido bautizados y casados en Pascua pero lo han ido retrasando: ahora se deciden...Ahora acabo de hablar con Pedro Jesús, el párroco de Las Nieves en la isla de la Palma.

30.12.00 Sábado. Hoy hemos terminado el bloque de cemento de la base del campanario. Los obreros han trabajado gratuitamente durante hora y media para concluir el trabajo como contribución personal a la obra. Muchas gracias. Por la tarde, encuentro de familias cristianas como preparación a la fiesta de mañana.

31.12.00 Domingo, San Silvestre. Fiesta de la Sagrada Familia. ¡Magnifico! Lo seis catecúmenos de Andili se han bautizado y cuatro de ellos (dos parejas) se han casado. Un poco larga la ceremonia. Después de la boda, los matrimonios cristianos han renovado su compromiso matrimonial. Y a la salida de misa hemos bendecido el campanario. Comida familiar en la sala parroquial y, para terminar la jornada, adoración y acción de gracias por el año, el siglo y el milenio que acaban. Ahora llueve ligeramente y la cabeza me duele un poco; esperemos que no vaya a más.

01.01.01 Lunes. Año nuevo, siglo nuevo, milenio nuevo. Que Dios, Señor de los tiempos nos conceda vivir en su gracia lo que nos quede de tiempo presente; que cambien algunas cosas: los odios, las rencillas, las envidias, las guerras; que mejoren otras: la concordia y la paz entre las naciones y entre los pueblos, el progreso y bienestar de las gentes; que avance el Reino de Dios en la tierra y que nos dé a todos buena voluntad.

Hoy he celebrado la Eucaristía en Aluta. Me olvidé de llevar las hostias así que he tenido que enviar rápidamente al chofer para buscarlas. Felizmente llegó a tiempo. Hemos administrado el sacramento de los enfermos a media docena de ancianos. Con toda naturalidad, en la asamblea cristiana. Ellos mismos me lo han pedido.

02.01.01 Martes. Día tranquilo hoy en casa. Algunas visitas. Cada día descubro nuevos casos de bautizados que no fueron inscritos. Del catequista de Biasa no existe ni registro de bautismo ni de boda, ni el bautismo de tres o cuatro de sus hijos. De Aluta me comunican el nombre de un difunto y tampoco figura en el registro. Lo mismo un hijo de Budhe. Lo malo es que a los interesados tampoco les importa gran cosa... Les tengo que insistir veinte veces para conseguir los datos y poder inscribirlos.

03.01.01 Miércoles. Como ayer, hoy día tranquilo. Hemos reparado una de las perchas que sujetan la tranca que sirve de cerradura a la gran puerta central de la iglesia. Ha venido a verme Omari. Quiere seguir reparando el coche. Pero no me gusta mucho como mecánico.

04.01.01 Jueves. Esta mañana ha venido el maestro de Ngbolokube a lamentarse de las actuaciones de los agentes de la Colectividad en el poblado. Dos pigmeos cortaron una palmera para obtener el vino de palma. Ante la amenaza de los agentes de la Colectividad, se han dispersado. Mañana empiezan las clases y hay peligro de que los niños pigmeos no se presenten. Luego ha venido Mbongo Pasi y me ha dicho que sí, que fueron a Ngbolokube pero que no se metieron en absoluto con los pigmeos... He estado toda la tarde escribiendo los certificados que necesita Kasereka y que tendrá que firmarlos el jefe.

05.01.01 Viernes. Hoy es noche de Reyes en España. Nostalgia. Cuando era pequeño los Reyes nos echaban una naranja. Una vez me echaron un caballito de cartón, regalo de mi prima y madrina María. Espero que me llegue pronto el paquete que trajo de España el P. Salvador; ya debe estar en Butembo. Miguel, de Almería, me ha deseado que los Reyes nos echen "un año más" y algunas "hojas de lechuga", (dólares).

Esta mañana he hablado por radio con Jerónimo. Las clases de los pigmeos tenían que haber recomenzado hoy pero no he oído nada del barullo habitual. Tampoco estaba uno de los maestros.

06.01.01 Sábado. El maestro de los pigmeos, ausente ayer, llegó ya de noche. Dice que los soldados le obligaron a transportarles en la bicicleta. Las emisoras comentan la epidemia de "fiebre hemorrágica" en Bunia, que se parece a la del virus de Ebola. Ya ha habido varios muertos. En misa he puesto en guardia a los pocos que han asistido del peligro del contagio pues pasan muchos kumbakumba procedentes de esa ciudad: Higiene de las manos, higiene fecal, no compartir el cigarrillo... Inútil. A la media hora uno de los maestros presente en misa estaba compartiendo su pitillo con el cocinero.

He empezado a traducir al Español el artículo sobre los Walese.

07.01.01 Domingo. Epifanía del Señor. "Surge, iluminare Ierusalem". Alégrate y goza Jerusalén porque viene tu Luz. Varios años celebré en Montserrat la Epifanía. "Omnes de Saba venient, aurum et tus deferentes et gaudium Domini anuntiantes". Necesitamos profetas como Isaías que nos anuncien la llegada de la Luz, la Salvación y el Gozo del Señor. En Bunia de nuevo enfrentamientos entre Walendu y Wahema y miles de refugiados que cruzan hacia Uganda. Al mismo tiempo la epidemia de fiebre hemorrágica. ¡Ven, Señor Jesús!

08.01.01 Lunes. Hoy, fiesta litúrgica del Bautismo de Jesús. Por la mañana hemos tenido el Consejo Parroquial, para preparar la fiesta de la Virgen, Madre de Dios, patrona de la Parroquia, que celebraremos el domingo que viene. Los policías han venido a detener a Motemabongaa cuando estábamos en el Consejo. No sé las causas. Le he pedido a Matamambou que viniera a informarme si se enteraba de algo pero no lo ha hecho.

Por la Tarde ha venido Louis, el maestro de los Pigmeos de Makelele a decirme que abandona el trabajo. Todo por el asunto de las cinco varillas de soldadura que tiene que reembolsar (excusa, pero no es la causa real). No me gustó nada desde el principio.

09.01.01 Martes. San Julián y Santa Basilisa. Hoy he cumplido 60 años y solo se cumplen una vez. Dios sea loado. También 31 años de la muerte de mi padre. Ayer y hoy he celebrado la misa en la iglesia con asistencia satisfactoria para un día de labor. Mañana volveremos al grupito de diez o doce personas habituales. Me han regalado unos litros de libondo y yo he comprado más. Así que después del trabajo he bebido con los obreros. Luego comida fraternal con los miembros del Consejo Parroquial. Para mañana anuncian eclipse total de luna y será visible aquí. Veremos si la gente se asusta.

El cardenal de Kinshasa denuncia varias detenciones arbitrarias de miembros de la Iglesia, entre otros un obispo... Kabila es un granuja sinvergüenza llegado a presidente, un pájaro de cuenta.

10.01.01. Miércoles. El eclipse no será hoy sino que fue ayer y yo me lo perdí tontamente. Debió de ser un espectáculo impresionante... Buena coincidencia mi sexagésimo aniversario con la conjunción del sol, la tierra y la luna. Si fuéramos astrólogos...

11.01.01. Jueves. He bajado a ver a Motemabongaa. Es un asunto viejo de tres años. Recibió dinero de un papá para que le proporcionara 150 estacas para construir la casa. Pero no cumplió con su compromiso. Ahora tiene que hacerlo y pagar 15 $ de multa. En Kinshasa, misas por la paz y manifestaciones de católicos por las detenciones arbitraria de miembros de la Iglesia, incluido algún obispo: Campanas, bocinazos y caceroladas... No está mal, pero habría que hacerlo sin esperar a que sean detenidos miembros del clero.

12.01.01. Viernes. He preparado las andas para la procesión del domingo. Utilizaremos la estatuilla que estaba en los porches de la casa de las religiosas. Debe tratarse de la estatuilla que erigió el P. Longo durante la rebelión de los Simba, por haberse librado él y las religiosas del fusilamiento sumarísimo en aquel mismo sitio. El jefe ha mandado dinero con el director Akyemane para "pagar" los servicios de ordenador y radiofonía. No he aceptado pero me alegro que haya captado que debe haber reciprocidad en la gratuidad o el pago de los servicios. Un niño pigmeo ha venido con 41,1º de temperatura. Lo he tenido acostado más de dos horas y le he dejado marchar con su madre cuando ya sólo tenía 39º.

13.01.01. Sábado. San Hilario. Antiguamente se celebraba el 14 y de ahí recibió su nombre mi hermano Hilario que cumplirá los años mañana. Pero por desgracia está como un vegetal desde hace tres años. He rezado por él en misa. Mañana tranquila. Sólo los niños pigmeos han subido a que les curara las llagas. Uno de ellos con 39º de fiebre. Por la tarde, el rosario y charla con los dos maestros de los pigmeos que se alojan en los antiguos talleres.

14.01.01. Domingo. Hemos celebrado la fiesta de la Madre de Dios, Patrona de la parroquia. Por la mañana temprano he oído noticias del terremoto de Centro-América, sobre todo en el Salvador. Se prepara también la semana de oración por la unidad de los cristianos. Procesión con la estatua de la Virgen desde la casa de Dominique. Ha transcurrido muy ordenada, numerosa y piadosa. También la Iglesia estaba más llena que los domingos ordinarios. La Trinidad que quiso asociar a una mujer en la obra de la redención del hombre y ella que aceptó y colaboró con fe y docilidad aunque a veces no comprendiera del todo. Cristo que se hizo nuestro hermano naciendo de una mujer, sometido a todas las limitaciones y leyes de nuestra condición de hombres, para levantarnos hasta la condición de hijos de Dios. O felix culpa...!

Después de los avisos he comentado la situación del país en la zona de Kabila, en la de los rebeldes, en Nyankunde, en Nduye... Ayer la radio Candip de Bunia denunciaba los abusos de la Colectividad y la policía de Nduye. Dos barreras para los kumbakumba en 40 metros. "Hojas de ruta", permisos de viaje, documentos todos innecesarios que les obligan a adquirirlos previo pago... "Escroquerie". Es un robo con dolo descarado. Arrestos arbitrarios, malos tratos, multas desproporcionadas... Impuesto de bicicleta con recibo del año pasado y por tanto nulo... Todo ha salido en pocos minutos. Alguien me ha hecho seña para que me controlara. A la salida de la misa el jefe se ha largado sin esperarme a saludarnos. Habrá reacciones. Veremos.

15.01.01 Lunes. La primera reacción ha sido una convocación, a las ocho de la mañana, por el jefe de antena de la policía de seguridad (Dirección General de Información = policía política), "tres urgent" como todo en este país en el que nadie hace nada. El motivo: "le será comunicado al presentarse". Con lo cual no me he presentado, y así hemos pasado todo el día en paz. Veremos mañana.

16.01.01 Martes. Ayer el jefe se encontró con el director Akyemane y entraron en casa de Tito. Se lamentó de que hablara en el iglesia contra los abusos sin haber ido antes a hablar con él. También de que no acudiera a la convocatoria. Por de pronto ya han suprimido las barreras y los kumbakumba pueden pasar sin ser molestados. Ya veremos cuanto dura.

17.01.01 Miércoles. San Antón. La actualidad del día de hoy está centrada en la noticia del asesinato de Kabila. Algunos se empeñan en decir que sigue vivo pero yo sé desde ayer a las cuatro de la tarde, hora de Kin, que está muerto. Vi por "telepatía" al Ángel Exterminador entrar en la mansión de Kabila.

18.01.01 Jueves. Esta mañana el director Akyemane me comunica que el jefe está furioso y que ha dicho que va a enviar informes a las autoridades superiores acusándome de incitar a la población a atacarse a los militares. Veremos. Por la tarde, por fin, el gobierno de Kinshasa anuncia la muerte de Kabila y su entierro el próximo domingo en Lubumbashi. Descanse en paz.

19.01.01 Viernes. Ayer y hoy hemos celebrado la misa por la unidad de los cristianos. Vuelve a funcionar el vídeo. Esta tarde ha llovido bastante por la otra colina; por esta solo un poco. Pero ha estado muy nublado así que me he puesto a ver una película pues no se podía leer sin luz eléctrica. En Bunia de nuevo la guerra con armas pesadas: 59 muertos y siete heridos. Montones de refugiados que huyen a Uganda. ¡Señor, apiádate de este país y de esta gente y danos la paz! Tú sabes cómo hacerlo y lo puedes hacer.

20.01.01 Sábado. Santos Fabián y Sebastián. Cambio de presidente en los Estados Unidos. ¡Que todo sea para mejor! El comité restringido de las escuelas se ha reunido sin consultarme e incluso sin avisarme. Es un órgano que no figura en los Estatutos de las Escuelas pero Soter pretende marcar el ritmo a la danza. Hoy tenía que haber ido a Andili pero me avisan que la gente se ha dispersado a causa de los militares. ¿Cuando acabaremos con estas historias?

21.01.01. Domingo tercero del tiempo ordinario. Santa Inés. Los textos de las lecturas han sido los del domingo pero hemos celebrado la misa por la unidad de los cristianos. La segunda lectura venía a cuento: Todos miembros de un solo cuerpo, el de Cristo; cada uno con sus propios dones y carismas, todos con la misma dignidad, y al servicio del conjunto, el cuerpo de Cristo, la Iglesia. "El Espíritu del Señor está en mí porque me ha ungido. Me ha enviado a anunciar la buena noticia a los pobres, la libertad a los cautivos, la vista a los ciegos, la liberación a los oprimidos, a proclamar un año de gracia del Señor". Las esperanzas del Antiguo Israel, las profecías de los profetas, las promesas de Dios, empiezan a realizarse en Cristo: "Hoy se cumple esta palabra que acabáis de oír". Ya no es futuro esperado, es realidad presente y actuante que se inicia en Cristo y debe continuar en nosotros. ¡La tarea es inmensa y urgente hoy, aquí mismo! No se respeta ninguno de los derechos ni dignidad de la persona humana. Los militares, junto con los guardas de la reserva han arrestado a los otros militares furtivos y al jefe de los Walese-Dese. Palizas, malos tratos... todo está permitido. Robos a los pobres viajeros ciclistas indefensos... Por la tarde ha habido partido de Boley-bol. He bajado y he visto al jefe junto con un militar y un guarda de la reserva que presenciaban el partido. El militar era un ugandés. Al cabo de un rato el militar y el guarda se han ido. Entonces me he acercado a saludar al jefe que me ha dado la mano con cierta reserva. Luego ha aparecido Ramazani Amisi, el policía de la seguridad, completamente borracho (y es musulmán...); quería entablar conversación conmigo. Le he dado una palmadita y le he aconsejado que se fuera a dormir.

22.01.01 Lunes. Las emisoras de radio anuncian unos 250 muertos en Bunia en la guerra entre Balendu y Bahema. Un grupúsculo de militares reivindica el asesinato de Kabila. Me convocan a Mambasa sin duda como consecuencia de las acusaciones del jefe... ¡Vaya día!

23.01.01 Martes. Safari a Andili. He hecho el viaje prácticamente solo. En el camino se me han cruzado dos monos babuinos, raudos como centellas. He distanciado al acompañante de media hora. 16 km por una pista en la selva, en tres horas, a los sesenta años no está mal. He llegado cansado. He esperado a mi acompañante para hacer los dos últimos km juntos. Sorpresa: han hecho una capillita larga y estrecha, bastante bien.

24.01.01 Miércoles. Vuelta de Andili. Bautizo de cinco niños pequeños, los hijos de las dos parejas que se casaron en Nduye el día da la Sagrada Familia. Gran fiesta. Si no tuviera que ir mañana a Mambasa me quedaría un día más. Pero hay que volver. Vuelta en cuatro horas con los pies doloridos por el calzado y bastante cansado.

25.01.01 Jueves. Viaje a Mambasa. En el camino hemos encontrado unos militares que saquean a los kumbakumba. En Bukulani hemos tenido un pinchazo. Llegados a Mambasa se presenta en seguida uno de los policías de la seguridad (?); me dice que me presente a las tres de la tarde en sus "oficinas". Así lo hago. Me rodean cuatro policías de paisano. Se trata de un proceso verbal. El secretario no domina el francés, escribe lentamente y se hace repetir las preguntas. Intentan hacerme la moral y predicarme un sermón pero me opongo inmediatamente diciéndoles que el predicador soy yo. Algunas preguntas son de trámite: Nombre, identidad etc. ¿Por qué se ha presentado en muestras oficinas? Por que he oído por radio que me llamabais. ¿Recibió en Nduye una convocación? Sí, la recibí. ¿De quien? De Ramazani, de la seguridad. ¿Se presentó?: no. ¿Por qué? Por que en la convocatoria no figuraba la causa de la convocación. ¿Por qué pues se ha presentado aquí sin recibir convocación escrita? He dudado en presentarme efectivamente esperando a recibirla. ¿Quién celebró la misa el 14 de enero? (a punto estuve de responderles que todos los curas y obispos de la Iglesia católica) pero al final alguien añadió "en Nduye", así que la respuesta era lógica. ¿De qué trató la predicación? de la Virgen, Madre de Dios. ¿Entre los asistentes notó la presencia de alguna autoridad de la plaza? Les respondo inicialmente que, en la iglesia, todos somos hermanos. No aceptan la respuesta e insisten: no quiero encabezonarme y les respondo que sí, que había visto al jefe Apuobo. Otra pregunta: ¿a qué ha venido al Congo? A predicar el Evangelio. Otra concerniente a la religión y predicación, si no había leído en la Biblia que toda autoridad viene de Dios. La respuesta: "sin respuesta", (pues no eran ellos jueces en este asunto). Otra pregunta es tan enrevesada que les respondo que no entendía la pregunta. ¿Por qué, en vez de predicar el Evangelio te dedicaste en dicha homilía a hacer política? Solo prediqué el Evangelio. Otra pregunta enrevesada: "que dado que estamos en guerra y nos contempla toda la opinión internacional, basta con Amnistía Internacional para ocuparse de estos asuntos" (o algo así): No soy miembro de Amnistía Internacional pero para defender la dignidad del hombre y los derechos humanos basta con ser HOMBRE y además CRISTIANO. Quieren enrevesar también mi respuesta y darle otro sentido. ¿Por qué, en vez de predicar el Evangelio te dedicas a inflamar y sublevar a la población? Solo predico el Evangelio y no soy un agitador. Añado: Los Walese no se sublevarán jamás, pero, si rebelión hubiese, no sería caso de sorprenderse: estamos en una rebelión; sería la rebelión en la rebelión. ¿Nos permites leerte las acusaciones contra ti llegadas de Nduye? No necesitáis mi permiso. Una de las acusaciones era de haber dicho que los Walese son Pigmeos. Respondo: Nunca he dicho tal cosa pues es evidente que un mlese no es un pigmeo. "Con vuestras escuelas de pigmeos intentáis revolucionarlos... Os quitaremos esas escuelas y nos ocuparemos nosotros de los Pigmeos". Ya nos quitasteis las que teníamos y ¿qué hicisteis con ellas? Abandonarlas. No pagáis a los maestros actuales y ¿vais a pagar a los maestros de los Pigmeos? "¿Cuanto les pagáis vosotros?", me preguntan. No respondo. Me dan espacio para añadir algo y les digo que declaro que todas las acusaciones contra mí son falsas; que dado el tenor de sus preguntas y el tono empleado me habían ya condenado antes de juzgarme. Que cuando hay una acusación se presume al acusado inocente y no culpable. Que me extrañaba que ninguno de ellos me hubiera preguntado por lo sucedido ni de que diera mi versión de los hechos. Me preguntan entonces si lo que quería era una confrontación con el jefe: les digo que no tenía inconveniente pero que no se trataba en principio de eso. Entre pregunta y pregunta hablan entre ellos en Lingala, aludiendo a lo sucedido a Favio y me amenazan con llevarme a Bunia, de hacer una encuesta en Nduye: Les digo: Hacedla, cumplid con vuestro deber, pero hacedla con completa imparcialidad y honestidad. Me dan a leer el texto, hago alguna pequeña corrección y lo firmo. Me dicen al final: Recibiste una convocatoria y eso significa que tienes que pagar cinco dólares. Les digo que no los llevo conmigo, que como tengo que volver mañana, se los traeré. No aceptan. Tengo que mandar al chofer con la moto a buscarlos. Les pido que me den un recibo y se niegan. Les digo que eso era una infracción pues todo funcionario que recibe un dinero debe proporcionar un recibo oficial. Les pido que me devuelvan mi pasaporte: se niegan. Les digo que eso era un abuso pues el pasaporte es un documento personal de identidad y además propiedad del Estado Español. Me dicen que tenían derecho a conservarlo hasta el final de la encuesta. Así termina el proceso verbal. Me convocan para mañana a las nueve. Me vuelvo a la misión. Casi no he dormido por la noche. (Transcripción el 29.01.01).

26.01.01. Viernes. Me presento a las nueve de la mañana en las oficinas. Me hacen esperar más de una hora. Llaman primero a mi chofer y lo interrogan. Veo que consulta el calendario... sale al fin. Me recibe el primero de a bordo, que ayer estaba ausente. Me dice haber releído mis declaraciones y que si lo que pretendo es una confrontación con el jefe. Le vuelvo a decir lo mismo que ayer, que me extraño de que nadie se ha interesado en verificar los hechos ni en conocer mi versión de los mismos. "Dame pues tu versión" me dice. Le digo que celebré la misa de la Virgen y que en la homilía me limité a predicar sobre la Madre de Dios. Que solamente al final, en los comunicados, pregunté si alguien había oído la radio Candip; alguien respondió que si, y le pedí que nos repitiera lo que había oído. Entonces dije que Nduye había tenido el "honor" de estar en las ondas de la radio a causa de las dos barreras: una de la policía y otra de la Colectividad y de los abusos que ello originaba. Les dije que para viajar no tenían necesidad de otro documento que el carnet de identidad y los que tenían bicicleta, el impuesto al día. Que no pagaran más papeles, ni permiso de viaje, ni hoja de ruta, que eso era una estafa, un robo. (En las acusaciones que me leyeron ayer figuraba justamente lo contrario: Que no pagaran el carnet de identidad ni los impuestos de las bicicletas, que no consintieran en ir al calabozo...). (Dije también que nadie debía estar en el calabozo más de tres días sin que su caso sea visto - pequeño error de mi parte pues el plazo legal son solo dos días -. Que es obligación del Estado alimentar a los prisioneros pero que en esto el Estado es incapaz y que tienen el derecho de ir a visitar a sus familiares prisioneros y llevarles de comer, pero sin tener que pagar por ello a los carceleros). Me pregunta si recuerdo quien fue el que respondió a mi pregunta sobre la radio. Le digo que no pero que me puedo informar. Me dice que él estaba en Bunia esos días y que la radio no funcionó debido a la guerra. Le digo que lo mejor sería hacer la encuesta en la propia emisora para asegurarse. Hablamos de los Walese. Le digo que enfadar, se enfadan, pero sublevarse no lo harán jamás. También hablamos del mestizaje entre Walese y Bambuti. Sería absurdo por mi parte decir que un mlese es un pigmeo y por tanto acusarme de haberlo hecho es otro absurdo. Pero mestizaje lo hay. "Sí, - me dice- yo también vi a un mbira en la ruta de Epulu casado con una pigmea y, por cierto, tenían hijos muy guapos..." Pues eso.

Me manda al segundo de a bordo, que sí estaba ayer. (Fue militar del ejercito de Mobutu). Éste me comunica que el asunto está concluido pero que tengo que pagar 300 $. Me niego ha hacerlo. "Lo siento, tendré que hablar con mi obispo. Yo no puedo disponer de tal cantidad. La parroquia no proporciona ni 100 $ al año...". Se queda un tanto perplejo. Me manda esperar fuera. Luego me llama de nuevo el primero en presencia del segundo: El primero quiere cerrar el asunto rápidamente. Insisto en que yo sin hablar con el obispo no les puedo dar esa cantidad. Me pregunta que cuanto puedo darles. Sabiendo que no me escaparía sin pagar les propuse 100 $. El segundo calla y el primero acepta. Luego buscan mi ficha y no la encuentran. Me sacan otros 15 $ para hacer mi ficha. Seguro que la retiraron a propósito con este fin. Al final me devuelven el pasaporte y me marcho.

Por la tarde hemos hecho rápidamente las compras. (Transcripción el 30 y 31.01)

27.01.01. Sábado. Vuelta a Nduye. De nuevo un pinchazo en el camino. A los cinco minutos de llegar a Nduye llegan también Laurent y el maestro de los pigmeos de Malembi.

28.01.01. Domingo cuarto del tiempo ordinario. Jornada por la paz y la justicia. Celebramos la misa con las oraciones por esa intención pero mantengo las lecturas propias del domingo: Vocación de Jeremías, himno de Pablo a la Caridad, rechazo a Jesús por sus paisanos. "Mira, pongo mis palabras en tu boca, en este día te doy autoridad sobre naciones y reinos, para arrancar y arrasar, para destruir y derribar, para edificar y plantar". Jeremías temblaba ante el programa. Y ¿Quién no? Los poderes de este mundo toleran y quieren limitarte a edificar y plantar: "Limítate a predicar el Evangelio; no entres en política ni en lo que es competencia de las autoridades". "Quédate en la sacristía". Pero antes de sembrar un campo hay que abatir la selva, quemar los arboles y las malas hierbas, remover la tierra... Luego sembrar; y aún así hay que continuar arrancando las malas hiervas si quieres cosechar algún fruto. No quieren comprender que el arrancar y destruir forma parte de la misión del profeta. Anunciar y denunciar son las dos caras de la misma medalla. ¡Que difícil y complicado! Pero, "no les tengas miedo, pues yo estoy contigo para librarte". En los comunicados Katsuva recuerda a los deudores de la parroquia que paguen sus deudas. Introduce, como es frecuente entre los africanos, una amenaza. Yo cito por sus nombres a Geno y Kapitangani. Me llegan rumores de que al jefe no le ha hecho gracia. Les he contado someramente lo sucedido en Mambasa: Las falsas acusaciones del jefe y la multa.

29.01.01. Lunes. Se inicia la sesión con los maestros de los pigmeos. Laurent mete la pata diciendo que se trata de hacer de los pigmeos bantúes. Le corrijo y aprovecho para hablarles de la inculturación y aculturación, que debe seguir el esquema de la encarnación: El hijo de Dios se hizo hombre sin dejar de ser Dios para elevar a los hombres a la filiación divina. Desde el principio se planteó en la Iglesia este problema: para ser cristiano ¿hay que hacerse primero judío? No estaba claro para todos pero Pablo se batió por dar una respuesta negativa. El Evangelio no rechaza ninguna cultura: tampoco la de los pigmeos. Los pigmeos no tienen que hacerse bantúes para poder ser cristianos. Pero el mestizaje es inevitable y positivo. Respeto mutuo por lo que nos diferencia pero conciencia clara de lo que nos iguala. Hay dos verdades científicas ya probadas: que el hombre tuvo su origen en África, por lo tanto ningún hombre puede ser considerado extranjero en este continente, es la cuna de nuestros antepasados. Y que genéticamente todas las razas y hombres somos idénticos en un 95 %. Todos los hombres formamos una sola especie, somos hermanos. No se trata de aculturar a los pigmeos, sino de inculturar el Evangelio en el pueblo pigmeo. De hacernos pigmeos con los pigmeos, sin dejar de ser lo que somos, para que ellos alcancen de hecho la dignidad humana y de hijos de Dios.

Hay tensión entre los maestros y el director Sala. Este sigue jugando sucio y aprovechándose. Cada día se descubren nuevos negocios sucios: Debe a los pigmeos, debe a los maestros, ha vendido casi todo el material de la escuela. Se quedó con una parte del arroz y ahora, a la cosecha, se hace reembolsar en su provecho el arroz que distribuyó... Hay que despedirlo. Le he dicho que me entregue todo el material que aún conserva de la escuela, de lo contrario voy a denunciarlo a la policía. No ha respondido.

30.01.01. Martes. El director Sala ha venido a pedirme dinero para pagar la escuela de sus hijos. Le he recordado que ayer le pedí que me trajera todo el material de la escuela que aún conserva en su casa. Que si no lo hace voy a ir a la policía. Mientras estaba yo en clase, ha traído ocho azadas, cuatro hachas, algunos machetes y una lima ya usada. Luego ha venido de nuevo por no sé que asunto y le dicho que iba ir yo mismo a inspeccionar su casa y le he invitado a acompañarme; he encontrado a Laurent y le he dicho que nos siguiera con otro maestro, pero ha venido con todos. Los he alejado y antes de entrar le he dicho que inspeccionábamos su casa no por ser su casa sino por ser el almacén del material de la escuela, pero que para que no hubiera malentendidos le pedía permiso para hacerlo. Ha aceptado. Solo hemos encontrado unos pocos bolígrafos verdes. Luego, por la tarde, se ha sincerado con Nakumo, el maestro de Malembi, y le ha confesado haber entregado todo lo que falta a su amante la mamá Kombozi.

El director Akyemane ha venido a contarme las historias del poblado y del jefe. Este está furioso por que nombré a su "mujer" Geno como deudora de la parroquia. Debe cuarenta litros de petróleo desde noviembre del 98. Budhe sigue en el calabozo. El jefe le ha hecho encerrar por difamación. Quiere quitarle el nieto, pues dice que es hijo de un sobrino suyo. Y Budhe le argumentó "ad hominem" que diera ejemplo, que entregara primero el hijo de Geno a su padre, el Abbé Prosper.

El maestro, director en funciones de la escuela de los "americanos" de Malembi, ha venido a que le firmara un formulario para integrar dicha escuela en la Coordinación católica. Le he dicho que primero escriban una carta para pedir perdón al Padre Franko y reparen la injuria que le hicieron.

31.01.01 Miércoles. Ha venido Gabi, el comandante de la policía. Hemos hablado del caso Budhe. Por lo visto fue éste quien agitó el problema de su nieto, primero con la mamá Albertina y luego con el propio jefe. También hemos hablado de las deudas de Geno y de Kapitangani.

01.02.01 Jueves. Continúa la sesión de los maestros ORA. He insistido a Laurent que prevea un director en funciones. Sala sigue protestando y echando culpas a unos y otros.

02.02.01 Viernes. Sala no acaba de asimilar que tiene que dejar la dirección de la escuela. Quiere continuar disponiendo como si nada hubiera sucedido.

03.02.01. Sábado. He hablado por radio con Felisa que cumple 78 años. También con Valerie y Pepiño. Están todos bien. Los dos sobrinos mayores de Pepiño ya trabajan.

Hemos terminado la sesión con los maestros. Les he pagado los salarios y también las deudas del ex director Sala. Ya le he dicho claramente que queda suspendido y que tome las medidas que juzgue oportuno. Laurent se ha ido a Mambasa a la una de la tarde.

04.02.01 Domingo. 5º del tiempo ordinario. Vocación de Isaías, vocación y misión de Pedro: Pescador de hombres. Respuesta inmediata en ambos casos: "heme aquí, envíame". "Y dejándolo todo, le siguieron". Dios necesita ayudantes, colaboradores; ¿Quién quiere ayudar a Dios? Durante el canto del Kyrie a entrado el jefe en la iglesia. ¿qué hacer? Al final del Gloria he ordenado sentarse a todos y le he llamado: "hermano Apuobo, acércate." ("¿Es a mi?", pregunta); y le he interpelado: "Hermano Apuobo, ¿Por qué denunciaste al presidente de la comunidad cristiana?". Se vuelve hacia la asamblea. Ha vuelto a sus acusaciones habituales: Le falté al respeto llamándole "mpumbafu" cuando comenté el asunto de los pigmeos y su recurso a militares y policías y luego negué haber dicho eso. Insulté a los Walese, por boca de Laurent, llamándoles "pigmeos". Incité al pueblo a la desobediencia y a la revuelta, a que no pagara los impuestos, ni papeles... Que los blancos somos racistas pues las religiosas "italianas" se marcharon de Nduye por no entenderse conmigo "mexicano"... Le he dejado hablar durante casi 15 minutos. En un momento dado ha empezado a tartamudear pero ha logrado controlarse. Termina y se sienta He intentado responderle: "No negué que te llamara ‘mpumbafu’ sino que te dije que se lo preguntaras a quienes me habían escuchado. Nunca he dicho que los Walese sois pigmeos; ¿Quién de vosotros me ha oído tal cosa?" - pregunto a la asamblea -: silencio absoluto. "Dije que todos tenían que tener en orden el carnet de identidad y el impuesto sobre bicicletas, que no tenían que pagar otros papeles para poder desplazarse. Tú me acusaste con mentiras". (Intenta varias veces interrumpirme). "Déjame hablar, como yo te he dejado a ti. Las religiosas se marcharon de aquí antes de que yo llegara y después de cuatro años que llevo en Nduye todavía no conoces mi nacionalidad; ahí tu ignorancia va pareja con tu malicia". "Tú eres el malo", me responde; "eres el diablo" "¡Vaya! es la segunda vez que me lo dicen", comento. "Si algún cristiano tiene algo contra mí que me denuncie al obispo; no tiene derecho a denunciarme a la policía" -enfatizo -. "Lo siento, dice el jefe, te pido perdón". "¡Ah! ¿si? pues indemnízame daños y perjuicios..." - le digo -. Estalla; no entiendo lo que dice. La gente comienza a impacientarse y algunos salen fuera de la iglesia. Le invito a abandonar la iglesia. Se niega. "Pues en este caso yo no puedo continuar la misa...". Al ver mi resolución, se va. Invito a los consejeros a cerrar las puertas de la iglesia; los que estaban fuera haciendo ruido vuelven dentro. Les comento lo que sucedió con San Ambrosio y el emperador. No todos entienden lo sucedido, evidentemente. Unos están aturdidos, otros escandalizados, otros se frotan las manos. Sigue y termina la misa sin incidencias.

Han llegado el Vicario Gala y sor Germaine, la religiosa que se encarga del BDOM. Después de comer siguen viaje a Mambasa.

Por la tarde viene el director Akyemane a decirme que Gabi quiere verme. Como por la mañana tendremos consejo, ha ajustado la entrevista para las tres de la tarde. Acepto.

05.02.01 Lunes. Hablo con Jerónimo por fonía. Me propone que hagamos intercambio: él venir a Nduye y yo ir a Mangbele por un par de semanas. No me entusiasma la idea. Por la mañana hemos tenido consejo parroquial. Plato fuerte ha sido el incidente de ayer y mis relaciones con el jefe. Han nombrado una comisión para entrevistarse con él y a papá Gaston como primer contacto y que le pida audiencia.

Por la tarde, Akyemane y yo hemos ido a entrevistarnos con Gabi. En la puerta de la comisaría encontramos que llegaba un maniatado, escoltado por los guardas de la reserva. Gabi nos recibe amablemente. "Veo que vienes; me decían que no ibas a venir...". "Y, ¿por qué no? tú viniste a mi invitación y yo vengo a la tuya...". Después de unos comentarios sobre vanalidades, de introducción, entra en el asunto. "Lo sucedido ayer no está bien. Las noticias vuelan y ya los kumbakumba van pregonando que en Nduye el jefe y el cura han casi venido a las manos. Somos educadores y lo que sucedió ayer no es buena educación. Tu eres el Padre espiritual de la población de Nduye. Si tienes diferencias con el jefe ¿por qué no hablas con él en privado y lo solucionáis a la amigable?". "Yo no perdí la calma ni levanté la voz. Quien perdió la compostura y los modales fue el jefe. Me insultó en la iglesia... Mira la situación en que estamos: Estafas, extorsiones, golpizas, arrestos ilegales, abusos de poder... No me puedo callar, no puede haber arreglo. Que cesen los abusos y se respete la dignidad y los derechos humanos...". Entramos en detalles: "Las barreras son ilegales, las "hojas de ruta" son ilegales, los "permisos de viaje" son ilegales... más aún si a quien se le obliga a adquirirlo no es residente en el lugar". "Todo el mundo necesita una "hoja de ruta... son ordenes del Gobernador". "Serán ordenes del Gobernador. También los de la seguridad en Mambasa me insistieron en lo mismo e incluso me enseñaron sus propias "hojas de ruta" y yo les insistí en que eran ilegales en cuanto contrarias a la Constitución del Congo, que no ha sido abrogada, que garantiza la libre circulación de bienes y de personas; toda ley, edicto u orden contrarios a la Constitución son nulos". "Están previstas en el presupuesto de las Colectividades..." "¡Ah, claro! son un medio de financiar los salarios de los funcionarios, pero son ilegales". "Facilitan la identificación de los viajeros...". "En el carnet de identidad figura la identidad completa: Lugar y fecha de nacimiento, lugar de residencia, profesión, ¿Para qué más papeles? son una estafa. Rebajan la dignidad, la libertad, de la persona humana. Dices que somos educadores... ¿Educamos para la libertad y la democracia o mantenemos un espíritu de servilismo y de esclavitud?" Me enseña unos jirones de carnet de identidad y me dice que alguien los presentó como identificación. "Justo, por eso les dije que tenían que tener en orden su carnet de identidad". "De todos modos, pienso que hay alguna cosa entre el jefe y tú; ¿qué es exactamente?". "Más que una cosa, son pequeñas cosas que se van acumulando. Nada más llegar a Nduye hubo un asunto entre el jefe y el Comité de Gestión del dispensario concerniente a las deudas de los morosos. El Comité le dirigió una carta pidiendo comprensión y benevolencia y el jefe contestó acusando a los miembros de la Comisión Parroquial Justicia y Paz de haber intentado asesinarle. Luego yo mismo entré a formar parte del Comité de Gestión y en dos ocasiones me convocó el jefe (junto con otros miembros) para corregirme y humillarme en público, por asuntos tratados en el Comité; por eso tomé la decisión de dimitir como miembro de dicho Comité. Con ocasión del traslado de los bienes de la religiosas, el jefe me dirigió una nota diciendo que sin su autorización no se podía tocar nada de los bienes de la misión..." Gabi se sorprende de estas palabras. Le invito a venir y consultar los documentos. Me promete hacerlo. Veremos. Así termina nuestro encuentro.

Papá Gaston ha ido a hablar con el jefe y pedirle audiencia para el grupo del Consejo. Se la ha concedido.

06.02.01 Martes. El ex-director Sala y su mujer han venido a pedir dinero. Les he enseñado las deudas. Sala no quiere enterarse de que tiene que dejar su puesto. Pide que al menos se le mantenga como maestro. Le digo que se lo pida a Laurent.

07.02.01 Miércoles. Hablo con el obispo por fonía. Me dice que me marche de Nduye. "In fuga, salux" me dice. "Salux mea, sed non populi", pienso. Inicio el viaje de visita a los poblados del Norte. En Alambi, el catequista ha desertado. Dos horas de espera. Misa. Dos confesiones y dos comuniones... Llegamos a Koufao. Aquí pasamos la noche.

08.02.01 Jueves. Misa en Nzaro. Después de clavar las planchas del tejado de la capilla hace seis meses, no han hecho absolutamente nada. La escuela de los pigmeos en desorden; ni siquiera han hecho la pared de separación de las dos aulas. El campamento de los pigmeos, mal. Tres confesiones y cuatro comuniones. Seguimos viaje. Llegamos a Pumzika. Nos acoge el ayudante catequista. Continuamos hasta Malembi. Buena acogida. Visito el campamento de los pigmeos. Bien. Pasamos noche en casa del catequista.

09.02.01. Viernes. Misa en el campamento de Malembi. Una confesión y una comunión (Uno de los maestros de las escuela "de las americanos"). Han venido los chavales de la escuela. Se podría organizar un catecumenado pero, ¿Quién? Falta personal mínimamente cualificado y generoso. Falta también material. He hablado con el maestro responsable de la escuela de los americanos. Si quieren que dé mi acuerdo para integrarla en la red de la Iglesia tienen que escribir una carta al P. Franko pidiéndole perdón y presentando excusas. Los niños no son los culpables de lo sucedido... Los pigmeos de Malembi me dicen que Sala les debe 28 botellas de miel.

Llegamos a Kenetata a la una de la tarde. Nos están esperando en la baraza de un cristiano. Siguen sin capilla. Misa. Cuatro confesiones y cuatro comuniones.

Sobre las cinco de la tarde llegamos a Dingbo. En el camino hemos encontrado al Hermano Marco, de Mungbere, en un campamento de pigmeos: Acababan de enterrar a uno de ellos y estaban con las palabras de que quién sería el culpable de su muerte; un pequeño responso sobre la tumba y hemos continuado. Buena acogida, como siempre, por la mamá Regina, la esposa de David. La noche muy fría en esta habitación adosada a la capilla en la que circula el aire como si estuvieras a la intemperie.

10.02.01 Sábado. A la nueve de la mañana misa con los chavales de la escuela. Ocho confesiones y 16 comuniones. Luego, encuentro con los catecúmenos. Piden el bautismo pero en el cuaderno que me presenta el catequista solo figuran ocho meses de catecumenado. Por la tarde aparece el otro cuaderno con otros diez meses. De acuerdo. Mañana habrá bautizos y una boda. No hay ningún pigmeo preparado para el bautismo. Más encuentros: con la mamá Claire Kabumetu, que anima un grupo de Bilenge ya Mwinda; con la mamá Bazo Marie Jeanne que dice querer casarse; con los maestros... Las aulas son muy pequeñas y el tejado muy bajo: "son para pigmeos"... Una de las clases en total desorden. Como siempre en estos casos, buenas palabras. Han preparado los materiales para la construcción pero no los han acarreado.

11.02.01. Domingo. Fiesta grande en Dingbo. Nueve bautismos, una boda, una unción de enfermos, otras diez confesiones y 32 comuniones... Hemos celebrado cinco sacramentos. No está mal. Me han regalado seis gallinitas. Comemos de prisa y emprendemos el viaje de regreso a Nduye. En Malembi nos paramos en casa del catequista. Tomo nota de dos parejas que desearían casarse. Un vaso de vino de palma y continuamos viaje. Amenaza lluvia y antes de llegar a Bongupanda nos coge un chaparrón. A las cuatro de la tarde nos detenemos en Koufao. Nos invitan también a vino de palma. Hemos encontrado un militar, que, medio kilómetro antes, intentó detenernos. Llega y empieza a chillar al chofer: "¿Por qué no te paraste? los militares no son todos ladrones..." Pierrot contesta rápidamente que no pudo pararse por causa de los frenos... hubiera arriesgado un accidente. Nos deja en paz. Llegamos a Nduye a las cinco y treinta de la tarde. Sorpresa: Los billetes de cincuenta y cien mil ya no tienen valor... y ¡son los que recaudo en las ofrendas!

12.02.01 Lunes. Me anuncian la llegada de Dino, el Provincial, pero no viene. Han llegado Laurent, Gala y Sor Germaine.

13.02.01 Martes. Se marchan los tres visitantes de ayer. Les doy para llevar a Wamba todos los billetes viejos de 50 y 100 mil zaíres por si allí todavía circulan. Bajo al Instituto: No hay ningún profesor, pocos alumnos y no me hacen caso. Les digo que entren y no entran en clase. Inicio la retirada pero me vuelvo. Entran. No hay un trapo para borrar la pizarra. Les digo que escriban al dictado. Me dicen que es día de revisión. Les digo de nuevo que escriban. No hacen caso. Dos salen de la clase sin decir nada. Cojo mis cuadernos y me marcho.

A las once han llegado Dino el Provincial, y Alexander, de Mambasa. Me han traído un queso y Dino los dólares del Consejo. Hemos hablado de los últimos acontecimientos de Nduye. Ha recordado también a San Ambrosio... Como siempre: "No hubiera sido mejor... no hubiera sido más prudente...". Que no hay que esperar a que metan un obispo en la cárcel para que la Iglesia reaccione ante las injusticias y los abusos. Se han marchado después de comer.

Philomene ha venido a pedirme el dinero que le guardaba, para pagar la multa de su marido. Veinte dólares. ¡Qué hijos de...!

14.02.01 Miércoles. Entrevista cara a cara con el jefe a las cuatro de la tarde. Había propuesto un lugar "neutral". Yo insinué el dispensario. Él dijo que la casa de las religiosas... No es lugar neutral pero hoy he comprendido lo que pretendía: Llegar y marcharse, como Nicodemo, casi clandestinamente, sin ser visto en el poblado. En vez de venir por el camino, ha venido por un sendero en la selva. La entrevista en si no ha resultado gran cosa: Que me acogió bien cuando vine a Nduye, que me protegió durante los saqueos, que no fue él quien envió el informe o presentó la denuncia; ha vuelto a sus acusaciones de que yo le "injurié" llamándole "mpumbavu", que si hay asuntos los tratemos amistosamente y en privado: "Tratarlos en la iglesia es un ‘soulevement’, en la iglesia hay un gentío". Le digo que en la iglesia no hay un gentío, no se trata de un meeting, sino una familia, una comunidad. Que también él me insultó. "Yo no te insulté, yo no hice nada malo". Le digo que por lo visto, las mismas palabras en mi boca son insultos y en la suya no. Cada vez que intento intervenir me corta y tuerce el sentido de mis palabras. "Pero lo importante, le digo, no es lo que pasa entre nosotros sino la situación de la gente y los kumbakumba: Extorsiones, estafas, palizas... Tenemos jefe de Colectividad, jefe de Puesto, jefe de antena, policía municipal, policía nacional, militares furtivos, militares desertores, militares ugandeses y militares congoleños, guardas de la reserva y todos a aprovecharse de la pobre gente. ¿quién manda en Nduye o quién es el jefe?" "El jefe soy yo", contesta. "Entonces tú eres también responsable de las fechorías de tus subordinados". Dice que ya les amonesta pero que no siempre le obedecen, sobre todo ahora que yo le he desacreditado en público. "Mientras haya abusos e injusticias seguiré denunciándolas". "C’est ton affaire", me dice. "No tendría que hacerlo si hubiera un poco de libertad y de democracia, ya se encargarían otros de hacerlo: Periodistas, partidos políticos... Es típico de los dictadores; no toleran ninguna crítica". "No vengas con cosas de Europa, estamos en la Rebelión y en guerra". "¿Por que no tomas medidas contra los abusos?". "Sería inútil presentar una denuncia contra un militar ugandés, no sería aceptada". Unas cosas las justifica apelando a la ley, a su autoridad y al orden, y otras las justifica por el desorden y la guerra. Se queja de que le echara de la iglesia cuando solo había venido a rezar a Dios y pedirle perdón. "Pues para eso puedes venir cuando quieras, pero si vienes a la asamblea de la Comunidad el responsable soy yo y tengo derecho a interpelar a un cristiano si lo juzgo necesario". Pasamos a otros asuntos: el del director Sala y los maestros - asunto ya viejo del año pasado -. Me pone al corriente de lo que pasó. "No era asunto tuyo, tenías que habérmelos enviado a mi", le digo. "Sí, pero si alguien presenta una denuncia, yo tengo que tramitarla..."; ¡claro! y sacar tajada. Al final le recuerdo que su "mujer" Geno, me debe 40 litros de petróleo desde hace más de dos años... Dice que intentará arreglarlo. Veremos. Salimos. Me pongo a su lado para caminar juntos hacia el poblado pero me dice que él toma otra dirección... Nos despedimos. Cada cual ha permanecido en sus trece pero hemos hablado.

15.02.01 Jueves. Hoy ha caído un buen chaparrón que nos ha venido a todos muy bien. ¡Menos mal que realicé la visita a los poblados del Norte la semana pasada!

16.02.01 Viernes. Hoy han caído dos chaparrones, grande por la mañana y pequeño por la tarde. ¿Será el final de la estación seca? Silvano y su chofer han llegado sobre las seis menos cuarto de la tarde algo mojados.

17.02.01 Sábado. Los viajeros de ayer se han ido a las seis y media de la mañana. Espero que habrán llegado con bien a Mungbere.

La radio anuncia contactos regulares desde hace diez días y que a partir de hoy son oficiales entre el Gobierno de Kinshasa y el RCD "Goma" en Bruselas. Esperemos que sea el principio del arreglo definitivo entre los beligerantes.

18.02.01 Domingo, séptimo del tiempo ordinario. He leído en la iglesia el mensaje que el clero de Isiro dirigió a los cristianos en octubre pasado, analizando la situación, denunciando los abusos y exhortando a los cristianos a comprometerse en la lucha por la justicia y el desarrollo. El texto encaja perfectamente en nuestra situación de Nduye.

19.02.01 Lunes. A medio día ha subido un viajero procedente de Ibambi: Pasaron la noche en Alambi y han llegado a Nduye a las siete de la mañana. Gabi, el comandante de la policía, les ha secuestrado la moto so pretexto de que ha querido atropellar al otro policía... Gabi le ha dicho que necesita la moto para llevar unas armas a Mambasa. He enviado un mensaje al Administrador comunicándole el secuestro. Desde lo alto de la colina hemos visto a Gabi partir con la moto hacia Mambasa.

Silvano y su chofer han llegado de vuelta de Mungbere a las cinco de la tarde. Han comido algo y han continuado viaje.

20.02.01 Martes. Día sin novedades. Gabi ha vuelto esta mañana con la moto y la ha devuelto a su dueño. Este ha seguido viaje a las 11,30. He terminado de traducir el artículo sobre los Walese. Por la tarde ha llovido ligeramente.

21.02.01 Miércoles. Por la tarde ha caído una buena tormenta con granizo. Parece que empezamos la estación de lluvias.

22.02.01 Jueves. El jefe me envía la copia del "dossier" que con fecha 15 de febrero ha enviado al Obispo para contarle mis fechorías. Está tan mal dactilografiado que es difícil leerlo. Tampoco el Francés empleado es de Molière. Por la tarde ha vuelto a llover un poco.

23.02.01 Viernes. San Policarpo. Me he tomado la paciencia de escribir en el ordenador el "dossier" que el jefe ha escrito contra mi. Por lo menos ahora se puede leer de un tirón. Hoy no ha llovido. Por la tarde ha venido Budhe con una carta sobre los asuntos de la Cooperativa. Hemos charlado.

24.02.01 Sábado. Policarpo nos ha traído esta mañana unos litros de vino de palma. Por la tarde los hemos bebido, fresquitos, en santa paz. Ha sido un rato muy agradable recordando las vicisitudes de hace más de dos años, cuando nos "visitaron" los militares.

25.02.01 Domingo octavo del tiempo ordinario. "Si un ciego guía a otro ciego ambos caen en el hoyo". "Por los frutos se conoce el árbol". Hoy he celebrado en Biasa. Tres bautizos de niños y primer grado de siete jóvenes. He vuelto rápidamente para ver si encontraba reunido el Consejo, pero justo acababan de salir. Han tratado sobre la carta del jefe. A las seis de la tarde he bajado a dar un paseo por el poblado. Ya pasadas las siete, cuando volvía me he topado con el jefe. Nos hemos saludado.

26.02.01 Lunes. Esta tarde han venido a verme el director Akyemane junto con el Prefecto y Budhe. Hemos comentado la carta del jefe y la que ellos - el Consejo- piensan escribir. Luego ha subido Agbayeme interesado también en leer la carta del jefe.

27.02.01 Martes. Estoy intentando escribir una respuesta a la carta del jefe. Nada especial que reseñar hoy.

28.02.01 Miércoles de Ceniza. La iglesia llena esta mañana temprano. Más gente que un domingo ordinario. Hasta los paganos han venido a tomar la ceniza. Símbolo de conversión y penitencia pero con cierto sentido mágico para ellos. Luego, encuentro en el Instituto: total que el prefecto quería exonerar de pago a un hermano suyo... Por la tarde, vídeo para los obreros pero ha venido bastante gente. Calor insoportable como cada año por estas fechas. En Pamplona, por el contrario, mucho frío; esta mañana estaba toda cubierta de nieve.

01.03.01 Jueves. El obispo me ha ordenado taxativamente que abandone Nduye.

02.03.01 Viernes. He hablado con Angelo. Existe la posibilidad de que me vaya a España dentro de dos semanas. Esta tarde hemos tenido el Viacrucis, primero de la cuaresma. Bastante concurrido.

03.03.01 Sábado. Angelo me confirma que el obispo está de acuerdo en que me vaya a España. Ya he comenzado a tomar las disposiciones necesarias.

04.03.01 Domingo primero de cuaresma. Las tentaciones de Jesús. Dios no puede ser una simple garantía de prosperidad material. Poder de este mundo, poder esclavizante más que liberador, la política. "Deus ex machina", el milagrerismo. "No solo de pan vive el hombre". El orden establecido a menudo es oprimente y obra del diablo; "Vade retro". El milagrerismo suele ser contrario a la fe. "No tentarás al Señor tu Dios". En la iglesia les he contado someramente el "éxodo" de los Walese. Algunos pigmeos se han alegrado. Al final de la misa les he insinuado que me tengo que ir de Nduye. Lo han entendido. Empiezan los lamentos... Por la tarde he dado un paseo hasta la orilla del río. Un papá me ha invitado a libondo. Hemos estado un buen rato charlando. Parece ser que hay "coltan" en los alrededores. Un joven me ha prometido enseñarme una muestra del dichoso mineral. También me han contado que en la Mokonza hay petróleo... Imaginación no les falta. Pero no se han hecho prospecciones.

05.03.01 Lunes. Esta mañana han venido del Dispensario a retirar las vacunas que estaban depositadas desde hace casi un año en el congelador. Les avisé el viernes pasado que lo hicieran pues tenía que apagar el frigorífico. Tiempo ha faltado para que se corriera la voz de que había sacado y "tirado" las vacunas porque no me daban petróleo. Después hemos tenido la reunión del Consejo Parroquial. De nuevo ha sido plato fuerte la carta del jefe. Los encargados de redactar la respuesta no lo han hecho pues Kapitangani le fue con historias al Director: que era peligroso, que el jefe se vengaría, que bastaba con que me escribieran a mi "aconsejándome". Al principio se ha presentado el jefe de "groupement" pretendiendo participar en la reunión aduciendo unas razones curiosas: que todos éramos cristianos, que el Estado está al servicio de la Iglesia y que la Iglesia está al servicio del Estado... Le he preguntado si tenía algo que decirnos y al responder negativamente, le he invitado cortésmente a abandonar la reunión. Lo ha hecho sin protestar.

06.03.01 Martes. El comandante Gabi ha subido a traerme un mensaje para alguien de Mambasa. De paso me ha contado el asunto de mi denuncia contra Geno, la "mujer" del jefe. Luego ha venido uno de los maestros de Mai Tatu ha comunicarme que el jefe había dado orden de terminar de arrancar las planchas del tejado de la escuela. Hemos bajado hasta el comandante para denunciar el entuerto. Ha prometido hacer algo... Ya veremos.

07.03.01 Miércoles. He empezado a repartir las cosas entre los obreros y limpiar la maleta. Pero todavía no he terminado la carta de respuesta al jefe.

08.03.01 Jueves. San Juan de Dios. He celebrado la misa de San Juan de Dios con las lecturas de la feria. He hablado por radio con el Hº José, en Camerún. Pierrot me ha traído un poco de libondo. El prefecto ha venido ya de noche; prepara el encuentro del Consejo Pedagógico.

09.03.01 Viernes. A última hora han llegado Roland y su padre. Me cuentan los problemas que han tenido al llegar a Nduye con los policías y que al final han tenido que pagar 10 $ para sacar de la cárcel a uno de los muchachos que venía con ellos. También me han contado la paliza que los policías han administrado a un pigmeo.

10.03.01 Sábado. Hemos hablado por radio el obispo y yo. Le he pedido quedarme hasta Pascua pero se ha negado. En Akokora han fallecido dos personas con diarrea y vómitos. Ha llegado Kabasaka el enfermero para que enviara a Mambasa un mensaje. Hemos hecho una pequeña oración.

11.03.01 Domingo. La Transfiguración del Señor. Al final de la homilía les he dicho que me marcho de Nduye. Al final de la misa nadie ha abierto la boca para preguntar u objetar.

Por la tarde ha llegado Laurent.

12.03.01. Lunes. Mamá cumpliría hoy 102 años. Gregorio ha cumplido 74. Le he felicitado por radio. Han llegado Sala y el maestro Bambanota. Bawandey se ha quedado en Wamba.

14.03.01 Miércoles. He pagado a los obreros y les he dado dinero por adelantado para casi tres meses. Mañana me voy de Nduye...

15.03.01 Jueves. Estoy en Mambasa. El viaje ha durado solo dos horas y media. El camino no estaba muy mojado. Hemos llegado sobre las 11 y media. Ahora se acercan las 13, la hora de comer. Silvano anda escaso de money. Habrá que terminar de escribir antes de que apaguen el generador y esto se corte.

Han aparecido los hijos de Katsuva y Mulengu. Tengo que solucionarles el problema del pago del Instituto hasta final del curso.

Empiezo ha tomarle el pulso a este nuevo ordenador con el último programa de Windous.

16.03.01 Viernes. Ha amanecido lloviendo, pero no muy fuerte. Al final se han vuelto a Nduye Laurent y Pierrot. Esperemos que hagan buen viaje. Han vuelto a venir los dos muchachos de ayer. Les he dado el dinero para pagar el colegio. Por la tarde tienen que volver con el recibo y les daré un poco de dinero para los gastos de cada día. El Inspector D.G.I. ha venido a ver a Silvano pero no nos hemos encontrado: mejor que no nos veamos. Están al acecho de ver qué pueden sacar.

17.03.01 Sábado. Viaje Mambasa – Beni – Kasindi - Uganda, frontera Mpondwe. Pasamos la noche en Bwera. Entre tanto no lejos de aquí, en Kasese, han aparecido los guerrilleros, han quemado 54 coches y matado 11 personas.

18.03.01 Domingo. Viaje Bwera – Kampala. Salimos de par de mañana y atravesamos el parque. Vemos antílopes, búfalos y hasta un jabalí. Magnificas plantaciones de té. Llegamos a Kampala a las dos y media de la tarde. El P. Lino me dice que puedo viajar mañana. Pero quedé con Marga que mejor el miércoles para llegar el jueves a Madrid.

19.03.01 Lunes. Ya tengo el billete para Madrid. Intento conseguir un enchufe para poder acoplar a la red el ordenador pero no encuentro. Por eso estoy bastante aburrido. Un Padre cordobés me invita a dar una vuelta y tomar algo.

20.03.01 Martes. He visitado la nunciatura pero no estaba el nuncio. Unas religiosas mejicanas y el secretario, argentino de ogien italiano, me han acogido. Luego he visitado las religiosas Combonianas.

21.03.01 Miércoles. Día tranquilo en los Combonianos. Por la tarde un taxi me lleva al aeropuerto. Llega puntual el avión de Sabena. Ha debido llegar el P. Nerio pero no podemos vernos. Salimos de Entebbe con diez minutos de retraso.

22.03 01 Jueves. Escala en Nairobi. Casi todos los pasajeros son Negros o árabes. Hace unos años casi todos éramos blancos pero han ido cambiando las circunstancias poco a poco y ahora casi todos son de color. Llegamos a Bruselas con los diez minutos de retraso que llevamos desde Entebbe. Deprisa, deprisa a intentar coger el vuelo para Madrid. Llego a tiempo. Cuando estamos cerca de Barajas el avión se ha puesto a dar vueltas durante una hora. Nos avisan que ha habido fuego en la torre de control del aeropuerto. Empiezo a temer que nos desvíen a algún otro lugar pero al final aterrizamos en Barajas. Txema y Marga me están esperando. Por la tarde hablo por teléfono con los amigos de la comunidad. Les veré la semana que viene. (Aquí termina la séptima parte de mi diario. Lo interrumpí por vacaciones)

 

 

 

Octava parte. Del 23 de julio de 2001 al 17 de julio de 2003. Viaje de Madrid a Wamba. Ordenación de Abebe Fidel en Legu.Visita a Nduye. Estancia en Mangbele y Wamba. La guerra en Wamba y en Mambasa. Muerte de los curas Batubaya Jean Louis, Anataneane Eli, Odio Ngabani Philippe y Ufinimonga Gabriel. Contactos con el obispo de São Tomé. Vuelta a España.

23.07.01 Lunes. El despertador de Txema no ha sonado y nos levantamos con retraso. Sin lavarme ni desayunar salimos precipitadamente para el aeropuerto. Afortunadamente no hay circulación y Txema aprieta el acelerador. Llegamos a tiempo. Mientras Txema intenta aparcar el coche yo intento localizar los mostradores de Sabena pero los busco en dirección contraria a la que estaban. Aparece Txema para sacarme del error. Facturamos el equipaje. La maleta grande pesa 25 kg no es excesivo pero me obligan también a poner en la báscula la maleta de mano que dio doce kg más. El empleado me recomienda que la próxima vez no me pase de peso con el equipaje de mano... Menos mal que no vio el bolso con el ordenador...

Embarcamos... Y nos anuncian que el despegue se retrasa 50 minutos por saturación de vuelos... Tanto correr, y ahora a esperar. Pero surge la inquietud: con este retraso ¿Podré embarcar para Kampala? Empecé a darle vueltas al hecho de que me tendría que quedar en Bruselas por lo menos uno o dos días... Me toca de compañero de asiento un muchacho español que va a Dinamarca... Para él, perder el vuelo no es tan grave pues en pocas horas tendrá otro.

Poco antes de llegar a Bruselas, por las pantallas nos comunican el programa de vuelos en ese aeropuerto: Varios están retrasados y entre ellos el que va a Entebbe. Menos mal. De todos modos no hay que descuidarse en el aeropuerto de Zaventen, hay kilómetros de pasillos por recorrer. Llego a tiempo. A pesar de llevar objetos metálicos no me han registrado la maleta de mano ni en Madrid ni en Bruselas.

El vuelo Bruselas - Entebbe en el más absoluto silencio: Por la izquierda tengo dos niños mulatos y su madre, alemana. Por la derecha tengo a un señor de color y nacionalidad indefinidos... Ni con unos ni con el otro tengo ninguna lengua en común... La alemana habla inglés (alemán evidentemente) y luganda. Al señor de mi derecha solo le oigo hablar en inglés con las azafatas... Me entretengo con la pantallita que tengo delante y los auriculares: hay bastantes posibilidades, pero el viaje es largo y terminas por aburrirte.

Al efectuar las formalidades en Entebbe me encuentro con Enrico, de la Consolata, dos religiosas españolas, Misioneras de Cristo Jesús y una religiosa Comboniana, italiana. Sorpresas desagradables: El visado de tránsito ya no es 15 $ sino 30; la maleta de la Comboniana no ha llegado; hay que hacer la reclamación. Esto nos alarga el tiempo de permanencia en el aeropuerto. Un taxi nos espera y al final logramos meternos los tres (Enrico, la Comboniana y yo) con los equipajes en un solo taxi. Antes de llegar a Mbuya el Procurador de los Combonianos llama por teléfono al taxista, preocupado por el retraso; este le tranquiliza: estamos llegando. Son más de las nueve de la noche cuando llegamos al convento de los Combonianos. No hay restos de cena: Un par de platanitos y un vaso de agua y a la cama. He encontrado ya un mensaje de Pepe Saldaña para mí.

24.07.01 Martes. Me han puesto en la segunda habitación de la parte trasera que da a la perrera. Los perros durante la noche han ladrado y aullado sien dejar dormir a nadie. Enrico me habló de la posibilidad de un vuelo a Isiro el miércoles pero seguramente no lo habrá hasta el sábado. Así que oración, lectura y paciencia...

25.07.01 Miércoles. Santiago Apóstol, patrón de España de Galicia y de mi pueblo. Recuerdos y añoranzas. Aparece el P. Paulino, cordobés, y le pido que si sale a la ciudad que me permita acompañarle. En efecto, hemos salido de compras junto con un P. italiano, compañero suyo en la misión. En un comercio de italianos nos han invitado a un martini. Yo he comprado el aparato receptor de TV vía satélite. Luego hemos ido a la casa Rover a por piezas para el coche pero los precios son prohibitivos. Nos hemos acercado hasta la casa de los Misioneros de la Consolata, junto al estadio, en la carretera de Jinja. No hemos encontrado a nadie. La casa es pequeñita.

26.07.01 Jueves. Ha aparecido Gianno, el que fue misionero en Pawa. Ahora es asistente general y viene de visita al Congo. Se confirma el vuelo para el sábado.

27.07.01 Viernes. Todavía un día de paciencia y paseos por los alrededores de la casa de los Combonianos.

28.07.01 Sábado. Toca levantarse temprano y, sin misa ni desayuno, vamos al aeropuerto. Estamos Gianno, Enrico, Nekpala, la religiosa Comboniana, un junior-consolata de Bafwabaka, otro sacerdote (Canadiense?) una mujer de Butembo Focolari y yo. El canon del aeropuerto también ha doblado: 40 $ en vez de 20. Te acribillan por todas partes. El pequeño avión despega puntual a las ocho de la mañana. Sobrevolamos Uganda, y el lago Albert. Hay un bocadillo con cocacola. La sabana del Este del Congo y... ¡por fin! la selva ecuatorial... Ya estamos en casa. El viaje dura dos horas y aterrizamos puntualmente en Isiro a la nueve de la mañana. Nos acogen media docena de militares en armas y algún funcionario. Espectáculo un tanto deprimente. Nos retiran los pasaportes... Alguien protesta. Celestino nos dice de no preocuparnos. Los coches de Combonianos y Consolata entran hasta el pie del avión: así cargamos todas las maletas sin más historias. ¡Menos mal! La Comboniana estaba preocupadísima por sus medicamentos.

Me alojo en la Consolata. Me entero que el martes 31, será la ordenación en Legu de Abebe Fidel. ¿Podré asistir?

No he recuperado mi pasaporte...

29.07.01 Domingo. Compás de espera en Isiro.

Cambio un poco de dinero a 180 f.c. el $. Intento contactar con los curas Martin y Michel que están en Isiro por si hubiera la posibilidad de ir a Wamba. Nada. Mañana el Provincial sale para Bafwabaka, Tendré que aprovechar ese viaje.

30.07.01 Lunes. Nos levantamos temprano y para las seis de la mañana nos ponemos en camino hacia Obongoni. En Pawa no me pueden proporcionar plaza en el coche para mañana pues los viajeros son muchos: Philippe se ordena de diácono y su familia quiere participar... Probaremos en Ibambi. Sorpresa, aquí encontramos a los gemelos que llevan una temporada acelerando el trabajo del hospitalillo. Veo a Mathias pero no a Nicholas. Mañana no irán a Legu... Hay que seguir hasta Obongoni. Pienso que si llego a Legu mañana seré el único blanco participante en la ordenación.

En el cruce de Legu se baja una mamá que nos acompañaba en el coche. Me dan tentaciones de hacerlo yo también, pero el equipaje de mano es lo suficientemente pesado para disuadirme de intentar hacer 20 km a pie o eventualmente en un bicicleta. Seguimos. En Obongoni nos recibe el Abbé Paul y está de acuerdo en llevarme mañana a Legu en la moto. Problema pues solucionado. Luego aparece Jean Baptiste, siempre amable. Me dan alojamiento. Entro en la iglesia para visitar al Santísimo pero el local ofrece un aspecto desolador: Ha desaparecido todo el techo y sobre el presbiterio faltan varias planchas del tejado. Si llueve, cae dentro, sobre el altar... No hay Santísimo. Debe de estar en la sacristía. Doy una vuelta por el poblado para saludar a la gente y comprar tabaco. Rinaldo pasa de nuevo de vuelta para Isiro.

31.07.01 Martes. A las siete de la mañana nos ponemos en camino para Legu. Sobre la moto a esta hora temprana se nota humedad y frescura. Llegamos antes de las 8 a Legu. La casa es una barahúnda. Siento nostalgia y pena. Pero no es cuestión de perderse en añoranzas. Me he traído desde España alba y estola, así que no necesito pedir nada. Esperamos que llegue la hora y se inicie la ceremonia. Llega también el obispo.

Como el año pasado a Jules, llevan Fidel en tipoy; no me gusta pero comprendo. En efecto, compruebo que soy el único blanco participante en la ceremonia: Ningún religioso, ninguna religiosa de piel clara... y yo estoy de chiripa. "Voici le temps des héritiers!". Aquí está la Iglesia Local, toda africana, con muchos problemas, con paso aún vacilante... Tenía que llegar y ha llegado. Demos gracias a Dios y pidamos por Ella.

Tengo la impresión de participar como desde fuera... Mi presencia sin duda es la nota exótica pero también el signo visible de la universalidad de la Iglesia.

Afortunadamente no ha llovido. Después de comer me uno al obispo para que nos lleven hasta el Nepoko. Travesía en piragua y viaje hasta Wamba. ¡Ya estoy en el centro de la diócesis! Me alojo en la procura.

01.08.01 Miércoles. A las diez y media, entrevista con el obispo. No habla de los sucesos de Nduye ni pregunta, ni hace alusión a las cartas del Jefe, del Consejo y mía. Como si no hubieran sucedido aquellos acontecimientos. A la pregunta sobre mi destino, me dice de ocuparme de la parroquia de Mangbele hasta la vuelta de Jerónimo. Ya en Europa, por teléfono, dio largas al asunto sobre mi destino y ahora lo vuelve a hacer. Tal vez quiera publicar en conjunto los nuevos destinos y cambios... Veremos. Le hablo de ir a Nduye a arreglar algún asunto y recoger mis cosas... Le entrego los cuadernos con el registro de bautismos, documentación sobre Nduye y mía. Me invita a montar en su coche y me lleva a ver sus construcciones: en Makombese, en Matari y el nuevo obispado... Está contento y orgulloso de su trabajo. ¿Pensará en asociarme a alguna de estas construcciones? Luego me invita a comer. El hombre está solo y tiene detalles de simpatía a pesar de su natural austero: Me ofrece whisky como aperitivo al principio y al final como digestivo. También presenta cerveza en la comida: agradable. Me pregunta si prefiero quedarme algún día en Wamba o ir inmediatamente a Mangbele. Sin reflexionar, contesto que esto último.

02.08.01 Jueves. Me preparo para ir a Mangbele. Vino de misa, hostias; alubias y arroz... por lo menos sobrevivir. En la comida Marcel me invita a cerveza: un detalle que agradezco. Después de comer me traen a Mangbele. Llego a las 15h 30’.

Primer encuentro con el cocinero. No me parece franco, más bien desagradable. Veremos...

03.08.01 Viernes. Doy un pequeño paseo por el camino hacia el norte, saludando a la gente. El catequista protestante me promete unos cacahuetes.

04.08.01 Sábado. Hoy hay mercado en Imbunga, a cinco km hacia el sur. No hay sal en casa. Así que me decido a ir a pie. Salgo después de desayunar, sobre las nueve. Como es temprano, no hay nadie en el mercado y paso de largo sin siquiera advertirlo. Sigo caminando y la gente piensa que viajo a pie, hasta que sobrepaso los protestantes y charlando con alguien me advierte de mi error. Así que me veo obligado a dar media vuelta. Me paro en la capilla de Imbunga pero el catequista no está: saludo a sus hijos. En el mercado hago algunas pequeñas compras: Sal, pilas, bananas... ya en casa alguien me vende una gallinita... Ya tengo comida para mañana.

05.08.01 Domingo. Primera misa y primer contacto con la comunidad parroquial de Mangbele. La misa empieza tarde, sobre las diez, y hay poca gente, luego van llegando algunos más.

07.08.01 Martes. Pasa el Procurador Emmanuel. Le encargo gasolina, leche, aceite para la moto, ¡el pasaporte!, la batería.

Doy un largo paseo hasta la capilla de Anjia. La lluvia amenaza y, sin entretenerme, me vuelvo a casa, a donde llego antes de que empiece a llover.

08.08.01 Miércoles. Estoy bajo de moral. En un papel escribo mis negros pensamientos: Je suis sans passeport. Sans batterie, sans lumière. Sans moyens de déplacemente. Sans moyens de comunication. Sans savoir ma destination. San savoir comment récuperer mes affaires de Nduye... Je ne sais pas jusqu’à quand je pourrais tenir dans cette situation.

09.08.01 Jueves. A las 9 de la noche el Abbé Emmanuel me saca de la cama. Me trae el pasaporte con un nuevo visado en un papel fuera del pasaporte... Y me trae los encargos hechos. La batería, leche, gasolina, aceite, pero luego me doy cuenta de que no es la buena para la moto. Merde!

10.08.01 Viernes. Pasan Alonso y Richard, de la Consolata. Les entrego el aceite para que se lo devuelvan a Emmanuel. Luego por la tarde, en dirección Norte pasa el Coordinador Raymond. Se para lo justo para entregarme dos cartas: una de Nerio y la otra del obispo. Dicen así:

1º. Carta del P. Nerio:

Mambasa, 2/8/01

Bien cher Julien,

bien rentré chez nous! Je ne croyais pas que tu allais rentrer si tôt. En effet la situation est très défavorable pour nous les missionnaires étrangers.

Ceux qui circulent avec des armes et autres gens (beaucoup) croient que ce sont les "libanais" la source de leur malheur. Et parmi les libanais que détruisent leur pays il y a aussi les missionnaires: des loups déguisés en agneaux.

Surtout je ne voudrait pas que tu viennes de ce côté en ce moment: trop dangereux. Il n’y a pas seulement le chef qui est contre toi... mais aussi ceux de la sûreté (si tu viens il se frottent leur main. C’est pour eux un avantage à cause de l’argent qu’ils gagneront sur toi avec des grosses amandes). La population (une grosse parti) ne t’est pas favorable. Toucher à leurs chefs c’est, pour eux, un affront à toute leur communauté. Cela je l’ai clairement perçu en restant à coté de la population. Courage donc. Travaillons avec foi et sérénité, malgré tout. Père Silvano arrive ces jours-ci. Père Olek est allé en congé prolongé; une année. Abbé Fabio est bien et te salue.

Je te salue moi aussi en espérant de te revoir lorsque la situation sera meilleure.

Nerio.

 

2º. Nota del obispo:

Wamba, le 6/8/001

Monsieur l’abbé Julien

Seulement un bonjour et un souhait de bon apostolat.

Cependant de Mambasa et Nduye nous apprenons que le climat reste tendu et qu’il ne conviendrait pas que vous y alliez. Ce serait un risque car les autorités de l’administration et ANR cherchent à vous nuire, donc il faut une concertation pour voir comment récupérer vos objets sans que vous y alliez.

Ciao.

Mgr. J. Kataka

L’abbé Kakeane rentre de Mambasa.

Y bien, ¿qué pensar? y sobre todo, ¿qué hacer? El tono de la carta de Nerio me parece teórico y retórico. La nota del obispo responde simplemente a otra carta semejante que le habrá enviado Nerio. Ya he tenido que abandonar precipitadamente dos veces Nduye por órdenes del obispo motivadas por informes de Nerio... Y ahora con el mismo mecanismo, pretenden impedirme que vulva a poner los pies en Nduye... Como si todo se pudiera arreglar tan sencillamente. "Concertación" para lo secundario y obediencia ciega para lo fundamental...

Escribo una carta a Alonso para que intente hablar con Franko y éste recupere mi dinero escondido en Nduye.

11.08.01 Sábado. Fiesta (adelantada) del beato Isidoro Bakanja. Voy de nuevo al mercado, a Imbunga, pero más tarde, después de comer. Como la semana pasada, hago pequeñas compras. A mi vuelta, ¡sorpresa! me encuentro con Pierrot que ha venido de Nduye con la moto y a traído la fotocopiadora. Ahora sí se me plantea más seriamente el ir o no ir a Nduye.

12.08.01 Domingo. La Asunción de la Virgen. Sigo deshojando la margarita de si ir o no ir a Nduye. Durante la noche casi no pego ojo.

13.08.01 Lunes. Voy a Legu por Bamuyake. Hay que atravesar el Nepoko y está bastante crecido. Afortunadamente la piragua es mediana-grande. En Bakapele visito a la familia ATOKA y en Bakana a papá Jean. Los curas vienen raramente a celebrar misa en Bakana. Nangaa, el primero de los gemelos, ha terminado primaria en Pawa y quiere ir a Lingondo, al seminario. Sengi tiene que volver a Pawa para hacer sexto, pues repitió quinto. En Legu podemos ajustar las cosas. Nangaa tiene que ir a Lingondo para el examen de admisión el nueve de septiembre. Esperemos que todo vaya bien. Por la tarde llueve torrencialmente pero afortunadamente estamos protegidos. Después de la lluvia podemos continuar el viaje, atravesar de nuevo el Nepoko y llegar a Mangbele. Decididamente, mañana emprendo viaje a Nduye.

14.08.01 Martes. Emprendo viaje a Nduye. Sobre las once llegamos a Maboma y nos paramos un buen rato. Luego me he enterado que estaba allí el Abbé Roger pero no nos hemos visto. El no ha hecho nada por que nos viéramos. Seguimos viaje y llegamos a las 14 a Mungbere. Le entrego a Javier las cosas que me dio su hermana para traerle.

15.08.01 Miércoles. Misa de la Virgen. Viaje Mungbere-Nduye. Parada muy corta en Dingbo. En Pumzika encontramos a los militares furtivos. Nos dejan pasar sin problemas... Me piden jabón. "No tengo; ¿De dónde lo voy a sacar?". "Me lo traes a la vuelta". Voy con una cierta ansiedad. Pero, que sea lo que Dios quiera. Llegamos a Nduye las 15h. 20’. La gente da muestras de alegría... Por lo visto no pretenden devorarme. El P. Franko está en sesión de formación con los maestros de los pigmeos. Pierrot va a llevar la foto al jefe, la que le hice con el leopardo muerto. Lo cortés no quita lo valiente. Matamambou aparece y se alegra de verme y ver la foto de su familia. Van llegando visitantes. Me cuentan algunas historias que no acabo de entender: La misión convertida en residencia de militares, el Abbé complicado en historias de caza de elefantes y tráfico de marfil... Alguien me cuenta que el jefe, durante mi ausencia ha estado gravemente enfermo, hospitalizado en Nyankunde y los rumores que empezaron a circular: que era porque yo le había embrujado – echado el mal de ojo -.

16.08.01 Jueves. Desmontamos la parabólica y la antena direccional. Pido a los obreros que me avisen en caso de que circulen rumores sobre alguna posible faena del ANR. Matamambou me trae el aparato de radiofonía y compruebo con disgusto que no funciona. Empezamos a seleccionar y embalar mis cosas.

Le he vendido al Director Akyemane una placa solar por 230$ a crédito y 85 litros de petróleo con el encargo de que su equipo de kumbakumba me ayuden a evacuar mis cosas. Le encargo comprar aceite para mi moto y papel autoadhesivo para embalaje. Le doy 50$. Quiere ir mañana a Mambasa.

17.08.01 Viernes. Amanece lloviendo y el director no puede ir a Mambasa a causa de la lluvia. El policía ANR, a las 14,30 nos envía una "invitación" a Franko y a mí para que nos presentemos a esa misma hora en su despecho para una "comunicación". Franko está con los maestros y yo no caigo en cuenta de la hora indicada. Además estalla una gran tormenta, así que es imposible responder a la invitación. A las cinco y media de la tarde aparece Franko y le enseño la invitación. Franko estalla en exclamaciones de enfado: No tiene por qué invitarnos; las invitaciones deben ser individuales; deben especificar el motivo... etc. etc. He aprovechado el día para hacer cuentas y liquidar a los obreros. Me visitan Budhe y Philomene. Me hablan de las historias de la Cooperativa que no se arreglan. Tendré que hacer una declaración como testigo de la "remise e reprise" que tuvo lugar hace cuatro años. Franko les echa en cara el haber desertado la escuela de los pigmeos...

18.08.01 Sábado. El director Akyemane y sus muchachos han caído en manos de los militares que venían de Mambasa y les han obligado a transportarles hacia Nduye. (Más tarde me enteré que habían perdido una bicicleta, justo la de Bambanota, que llevaban prestada).

Desmontamos la antena de la radiofonía y compruebo que es el balun de la antena lo que está roto y por eso no funcionaba la radio. La última vez que manipulamos la antena, la colocamos muy tensa y eso es lo que ha causado que se rompa el balun: con la tensión y las sacudidas de las tormentas se ha desprendido un trozo y por el agujero ha entrado la lluvia estropeando el invento. Me quedo tranquilo con respecto al aparato... pero sin antena tampoco puede funcionar.

Franko quiere ir a hablar con el comandante de la policía por el asunto de la bicicleta que los militares le robaron al nuevo director de la escuela de los pigmeos. Le propongo que vayamos juntos. Damos un paseo hasta el río. Desde el camino saludamos al ANR. El comandante dice que ya ha enviado un mensaje a los militares para recuperar la bicicleta...

19.08.01 Domingo. Presido la Eucaristía dominical en Nduye tal vez por última vez... Día sin incidencias.

20.08.01 Lunes. Termino de embalar todas mis cosas. Mañana, si Dios quiere emprendemos viaje de vuelta... Pero por la tarde llegan los militares, unos veinte, que vienen a detener a los furtivos de Pumzika y de paso quitarles el botín. Sobre las cinco y media de la tarde bajo a saludar a Mangala. Mientras charlamos aparece un militar con fusil ametrallador y todo un rosario de balas colgando. Es joven, ugandés y está borracho. Viene en busca de más bebida. Se sorprende al verme a mí, blanco, en Nduye. Masculla algunas palabras: "Mzungu, mondele". Le digo que soy sacerdote y se queda tranquilo. Habla y habla con Mangala. Todos ponemos cara de circunstancias. Al cabo de un buen rato me levanto y pretendo despedirme de Mangala y éste aprovecha para acompañarme fuera y así librarse del militar en cuestión. (¿Qué harán estos jóvenes ugandeses cuando tengan que volver a Uganda y someterse a una disciplina militar? Aquí se han acostumbrado con los Congoleños a campar a sus anchas en la más absoluta arbitrariedad e impunidad).

21.08.01 Martes. Los militares han seguido viaje hacia Malembi. Nosotros juzgamos prudente quedarnos en casa para evitar la posibilidad de caer en medio de un tiroteo. Por la tarde llega el Abbé Roger y se entretiene en el poblado más de una hora antes de subir a la misión. A su llegada nos comenta: "Lo de los militares es todo un tinglado y todos están de acuerdo para hacer lo mismo". Los encontró en Nzaro y el comandante le comentó que más que a detener a los furtivos, lo que venían era a organizar la caza y la evacuación de los productos, marfil y carne. Decidimos viajar mañana. Voy hasta la comandancia a preguntar si era prudente ponerse en camino. El comandante se sorprende de verme pero pone cara de circunstancias y me recomienda no viajar pues los militares nos pueden robar todo... Uno de los policías me dice que tiene un hermano Abbé. ¡Pues qué bien! Si el hecho fuera garantía de honradez...

22.08.01 Miércoles. A media noche ha empezado a llover a buen ritmo y no ha parado hasta las 8 de la mañana. Posponemos un día más el viaje. Por la mañana vienen Budhe, Philomene, Mangala y Omari para que haga la declaración de "remise et reprise" de la Cooperativa. De paso escribo una declaraciónm sobre lo de los 500 $ y lo del fardo con los documentos.... Aprovecho la tarde para visitar algunos amigos. Subo hasta casa de Pierrot a ver a su mujer y a sus hijos. Allí me encuentro al muchacho que fue torturado por los militares y que ha quedado, de momento, inválido de ambos brazos y manos y me cuentan la historia: El Abbé Roger se puso de acuerdo con unos militares para cazar elefantes. Los militares vinieron y se alojaron en la misión. Roger contactó con tres muchachos y los envió a la caza con el fusil traído por los militares. No me contaron el resultado de la caza, pero el fusil no aparecía; lo habían dejado escondido en alguna parte. Los militares temieron quedarse sin arma y fueron a sacar de la cama al muchacho en cuestión, hijo de padre budu y madre lese, que se aloja en la casa de las religiosas, y lo trajeron hasta la casa de los curas. Con una cámara de bicicleta le ataron los brazos a la espalda y le torturaron allí mismo, a media noche. Sus gritos de dolor se oyeron por todo el poblado. Atado como estaba le obligaron a caminar de noche hasta casa de Kapitangani y luego volver sufriendo nuevas torturas. Total que, como tuvo la circulación de la sangre interrumpida en los brazos durante más de ocho horas, éstos le han quedado sin fuerza, le cuelgan a lo largo del cuerpo y con dificultad realiza algunos movimientos de brazos y dedos. Le doy algunos consejos para que haga ejercicios de recuperación de movimientos en manos, dedos y brazos... Luego visitamos al "Groupement" y rezamos unas oraciones ante la tumba de su hermano pequeño, joven de ventitantos años, fallecido recientemente. Matamambou me propone hacer una visita al jefe... Descendemos la colina y nos acercamos a su casa, pero el jefe no está... Otra vez será.

23.08.01 Jueves. Franko y yo, temprano, celebramos la misa en la capillita de la casa. Nos preparamos a partir y mi moto empieza a crear problemas. El embrague está bloqueado a causa del barro. Falta de mantenimiento de la moto. Lo soluciona Omari pero hemos perdido casi tres cuartos de hora. Franko se adelanta algunos minutos a pasar la barrera de la policía. Cuando llego yo noto alguna duda, pero me dejan pasar también sin problemas. Iba yo en cabeza, y antes de llegar a Koufao nos encontramos con los militares que vuelven hacia Nduye. Al saber que venimos de Nduye quieren obligarnos a dar media vuelta. Hablan de un arma que tendría Roger. También piden dinero. Hago como que no entiendo. Digo que ya llevo treinta años en el Congo... Que tengo mis superiores y que me han ordenado trasladarme a Wamba... Entre tanto llega Franko por detrás y los militares van hacia él olvidándose de mi. También le dicen de volver a Nduye. Franko se niega rotundamente y les empieza a reclamar la bicicleta que los furtivos le han robado... Ante tal avalancha de palabras deciden dejarnos continuar sin más. Escala en Dingbo a las dos de la tarde. Mamá Regina nos ofrece café con miel. Franko se queda para administrar mañana las confirmaciones y nosotros seguimos viaje. Cansados pero sin más incidentes, llegamos a Mungbere a las 18.

24.08.01 Viernes. Salimos de Mungbere a las 9h 45’ y hacemos alto en Maboma. Yo estoy cansado y mis posaderas muy mortificadas. Comemos algo y seguimos viaje. Llegamos a Mangbele a las 15.

25.08.01 Sábado. Me acuerdo que hablé con el chofer de Franko para que viniera a Mangbele a llevar a Pierrot a Nduye. Por la tarde hemos ido a Wamba a intentar solucionar este asunto. Pero a pesar de entretenernos hasta las cinco de la tarde ni Franko ni su chofer han aparecido en Wamba. Intento ver al obispo pero su residencia está cerrada a cal y canto. Al final me lo encuentro en los claustros de la procura. Le pregunto sobre mi destino pero me vuelve a dar largas "hasta que vuelva Jerónimo..." ¡Pues qué bien...!

Emmanuel me pide 205$ por la cuestión del visado. ¿Pagó o no pagó? Dice que no pagó pero que dejó "une caution"... Le digo que no pague y si es caso que consienta en ir a la cárcel. O si no, que me pague la diócesis... Le pido las cuentas de los 50$ que le avancé... No tiene "liquidité" para devolverme.

26.08.01 Domingo. Pasan coches sin pararse. Temprano, el Provincial de la Consolata. Luego... Después de misa pasa Franko con su coche y se para. Me devuelve los óleos que le había prestado. Dice que el chofer tiene que ir a Imbau, luego hacer el mantenimiento de la moto... Vendrá tal vez el martes. Veremos. Dice haber transportado el cajón de Mungbere a Wamba, pero no los dos barriles.

27.08.01 Lunes. Santa Mónica. Los kumbakumba con mis cosas no han llegado, el chofer no ha llegado y me estoy impacientando de seguir aquí, aislado e impotente. Estoy casi desesperado. Escribo una carta al obispo que no sé si la enviaré. (No la envié pero se la leí a Angelo y luego esto me acarreó problemas).

28.08.01 Martes. San Agustín. Seguimos sin noticias. Los kumbakumba no llegan ni tampoco Mombi, el chofer de Franko.

29.08.01 Miércoles, Degollación de San Juan Bautista. Día gris y lluvioso. Después de desayunar ha aparecido un joven, Mangbetu Pierre, antiguo acólito en Monzambe. Dice que está de viaje hacia Mambasa para inscribirse en el ITM de aquella ciudad. Me parece mala opción, pero en las decisiones de los estudiantes nativos casi siempre entran consideraciones de orden económico: Si pueden pagar, si pueden alojarse "gratuitamente" o a bajo costo etc. Luego me dice que llegó a 5º de bioquímica en Ibambi pero que no terminó. Mejor sería que terminara bioquímica y se diplomara. Pero...

Según me dice Pierrot, el chofer de Franko a pasado hacia Isiro llevándole la documentación para que pueda viajar a Kampala, si llegan a tiempo él y Franko antes de despegar el avión. Dice que mañana se parará aquí para ir a Nduye.

Pero ¿Qué pasa en Nduye? Los maestros con mis cosas ya tendrían que estar aquí y no han llegado. ¿Retrasaron el viaje simplemente por prudencia o habrá habido líos?

Por la tarde un viajero me pide ayuda. Dice ser de Kaina y que le pilló la guerra en Kisangani huyendo a Buta. Quiere regresar a su tierra. ¿Verdad o mentira? Pregunta absurda: Para los africanos, la palabra no suele estar en función de la verdad sino en función de la utilidad... Parece sincero. Le doy alojamiento y cena.

30.08.01 Jueves. A las 6,50, a la salida de misa, ha pasado el coche de la Coordinación hacia Isiro sin pararse. Iba el obispo. Por la tarde ha pasado hacia Wamba, también sin detenerse, el choche de las PSE. Luego ha llegado Angelo. Le he hablado de mi estado de ánimo y le he leído la carta al obispo. Por fin, a las siete menos cuarto, ya de noche, ha pasado el obispo y se ha parado un momento sin apearse del coche. El chofer me ha entregado una carta de Emmanuel, fechada en Wamba el 10.08, ¡veinte días para recorrer 31 km! ¡Si tendré razón cuando hablo de "incomunicación"!

¿Qué ha pasado o qué pasa en Nduye? Los maestros ya tendrían que haber llegado hace un par de días. El chofer de Franko tampoco ha llegado. Esto es desesperante.

Al segundo mensaje que he enviado a Rinaldo para transmitir a España éste ha rehusado hacerlo... pretextando falta de tiempo. Lo que digo: Sin medios de comunicación, sin autonomía. Esperando a que alguien de los que disponen de vehículo pase y le de la gana de pararse...

31.08.01 Viernes. Paso el día ocupado en leer y escribir. Un muchacho del BDD viene a pagar a los obreros de la pequeña plantación vecina. Mando a Angelo un disquete con mensaje para Pepe Saldaña. A ver si me consiguen el balun para la antena. Luego pasa el coche de Enrico con la focolarina que viajo en el mismo avión desde Entebbe.

01.09.01 Sábado. Ha pasado el Abbé Amboko Justin, de la Procura. Va a Isiro. Le encargo gasolina y leche y le avanzo 50 $. Me dice que detrás pasará Emmanuel. Se habla de militares en Nduye. Mangbetu continua su viaje, me da la impresión de que está completamente desorientado.

A las once y media ha llegado el chofer de Franko, Mombi Gustave. Promete estar aquí el martes próximo. Esperemos.

Luego ha llegado Bambanota Blaise. Nos ha contado las desventuras. El tipo de la DGI de Nduye se ha apoderado de los paquetes que le había encargado transportar a Louis: La maleta-capilla y el paquete con la antena y algunos cables. Tenía que dar la nota y la ha dado. Él y Nakumo André han sufrido desventuras sin cuento hasta llegar a Mungbere. Luego él ha vuelto a caer en manos de los militares en Betongwe.

Ha llegado también Atoka Karume, para solucionar el asunto de los estudios de los hijos. Le he dado 2000 F.C.; antes ya le había dado 250. Y ya a la hora de cenar, ha llegado Mungito de Bakese. Ha habido que darles de cenar y acomodarlos a todos.

02.09.01 Domingo. Ya de par de mañana se ha ido Atoka. Luego, después del desayuno se ha ido Bambanota. Y después de misa se ha ido Mungito. Nos quedamos solos Pierrot y yo. Mungito había traído un gallo, y el cocinero, como era de temer, nos ha preparado solamente el arroz blanco y el gallo. ¡Paciencia!

03.09.01 Lunes. Me decido a ir a Wamba con la posibilidad de continuar viaje a Nduye. Me entrevisto con el obispo en presencia del vicario general. Le planteo la cuestión de mis cosas en Nduye y el secuestro de una parte de ellas por los policías de Nduye. Le pongo en la disyuntiva: o hace algo él mismo o me tendré que ocupar yo personalmente. También le planteo la cuestión del visado: no se puede continuar en la misma situación: el poner el pie en el Congo ya me ha costado 400 $ y solo tengo un visado para tres meses, los dos últimos años en Nduye me costaron casi dos mil dólares... Él no puede resolver esto, debe ser resuelto a nivel de Kisangani. Luego mezcla los dos asuntos para responderme que ya me ha explicado que no es cosa exclusivamente suya y que no me quiero dar por enterado. En todo caso no debo volver a Nduye, ni siquiera enviar al chofer con la moto. Incidentalmente le pregunto si respondió a la carta del jefe. Me dice que no había nada que responder, que ya me hizo salir de Nduye. "¡Ah claro! ahora comprendo. Saben que no gozo de ninguna protección de vuestra parte y por eso continúan actuando con absoluta impunidad; Vd. les dio la razón". Dice Angelo, que intervinieron para que no me detuvieran y llevaran a Bunia. "Pues si hay que ir a Bunia, se va a Bunia", les digo. "Eso es lo que quiere evitar el obispo", me dice. (Lo que hizo, no lo sé y, si no me lo cuenta, no lo puedo saber. Pero sí sé lo que no hizo... No vino a Nduye, ni hace tres años, cuando los saqueos de los militares, ni ha venido este año, cuando el conflicto con el jefe, a pesar de que se lo pidiera todo el Consejo Parroquial. Ni me escribió una carta dándome ánimos ni entonces, ni ahora. Ni ha escrito al jefe para manifestarle su repulsa y manifestarme su apoyo. Solo he recibido órdenes tajantes: "Abandona Nduye; huye de Nduye, ‘in fuga, salux’; no vayas a Nduye". Si encuentro la vida de Santo Tomas Becket se la voy a regalar. Los wanande no son un modelo de coraje y Kataliko sólo ha habido uno. Se ha enfadado conmigo y, como suelen hacer bastantes africanos, se repliega en el mutismo.

Angelo me invita a comer... Vamos a ver a Bambanota por si puede volver a Nduye con Pierrot en la bicicleta. Dice que el estado de la bicicleta no se lo permite: neumáticos, radios... Pierrot me insinúa que será mejor que el chofer, Mombi Gustave, le lleve con la moto hasta Dingbo y a la vuelta me traiga las cosas que quedaron en Mungbere. Así lo acordamos. Después de comer nos volvemos a Bomana.

04.09.01 Martes. Por la mañana estamos a la espera de la llegada del chofer. Vienen Nzambi y su mujer a verme. Vamos haciendo tiempo y ya empiezo a desesperar de la llegada del chofer. Pasan algunos militares con ciclistas secuestrados obligados a transportarles a ellos y sus cosas. Tal vez el chofer no venga debido a los militares. Cuando ya había aceptado el hecho de que no iba a venir, ha aparecido, a las once de la mañana. Dice que el retraso no se debe a los militares sino a la lluvia... Aquí, por tanto, no ha caído ni una gota aunque el cielo se ha visto encapotado... Se van por fin. Pierrot lleva una carta para el Abbé Roger y otra para Akyemane. Le doy 50 $ a Pierrot y 500 FC al chofer para el camino...

Por la tarde, empiezan a pasar los viajeros que van a Wamba para la ordenación: Rinaldo y Richard, de la Consolata con algunas religiosas de la S.F. y láicos... Ya oscurecido, sobre una moto aparecen el Abbé Martin con otro cura de Isiro. A las siete, cuando ya iba a cenar aparece el coche de la procura con los Abbés Emmanuel y Justin. Me traen la gasolina y la leche. Con ellos está el Abbé André. Me pregunta sobre mi situación y destino... También ellos quieren saber lo que yo mismo desconozco.

05.09.01 Miércoles. El director de aquí, Bomana, me entrega una carta pidiéndome dinero para pagar los estudios de su hijo en Bafwabaka. El chofer no ha vuelto. Al anochecer amenaza lluvia y se desencadena la tormenta a las siete y media. Así que el chofer ya no llegará hoy.

06.09.01 Jueves. Me hago a la idea de que no podré ir a Wamba para la ordenación y celebro la Eucaristía con un grupito de cristianos, como cada día. Mientras desayuno oigo ruido de un coche. Salgo precipitadamente... Se para. Es Fernando Paladini. Viene de Neisu pero ha pasado la noche en Pawa. Le pido que me espere diez minutos, y juntos nos vamos a Wamba. A las nueve se inicia la procesión hacia la catedral. Se ordena Dieudonné Ambinikosi, misionero de la Consolata. En la homilía echo de menos el aspecto "dimensión misionera de la Iglesia de Wamba"... Durante la ceremonia he oído una moto y a través de los claustra me ha parecido ver mi chofer. Así se confirma luego. ¡Mejor si ha venido! Después de la misa, pasean en tipoy (palanquín) al nuevo cura... Alonso se enfada: ¡Menos mal que no soy el único a quien desagradan estas historias! Banquete muy bien preparado en el gran salón del Centro de Pastoral. Muy bien animado por Alonso, aquí si que aparece el aspecto que he echado de menos en la homilía. Y vuelta precipitada pues Fernando se marcha de Wamba a las tres en punto de la tarde. Alguien me dice que ha oído en la fonía un mensaje de Roger para mí, diciendo que no me presente en Nduye. Veremos.

07.09.01 Viernes. Mombi aparece a las once de la mañana. Limpia la moto y me entrega las cosas. Las botas que me da no son las mías - nuevas -, sino unas viejas ya incluso agujereadas. Pierrot me la ha vuelto a jugar a la última. ¡Peor para él! Pero ¿de quién te puedes fiar y a quien puedes intentar hacer el bien? En la carta que le di en mano para el Director de Nduye le decía de pagar sobre mi cuenta los estudios de los dos gemelos de Pierrot...

En el transistor he oído esta mañana que el avión llegó ayer pero no he podido averiguar si en él vino Jerónimo. El jefe ha venido a preguntarme si puede contar conmigo para pagarle los estudios. Lo mismo el director con respecto a su hijo. Que recurran a Jero, por si quiere ayudarles. Mombi se ha ido llevándose la batería por si Alonso puede encontrar ácido en Wamba...

08.09.01 Sábado. La Natividad de Nuestra Señora la Virgen. Hemos empezado la misa tres personas y la hemos terminado cuatro... Es verdad que de noche ha llovido bastante pero al amanecer ya no llovía. Desalentador. Si no he entendido mal en el transistor, hoy llegará Jerónimo. Efectivamente: Jerónimo ha llegado a las seis de la tarde, cuando empezaba a pensar que ya no llegaría. Ha venido en el coche de Enrico. Han olvidado de descargar el bidón de aceite para las motos. Ha traído el balun encargado y fabricado de prisa y corriendo por un radioaficionado de Alcalá llamado Claudio con indicativo EA4-AND y con E-Mail: EA4AND@eresmas.com. De todos modos, si los policías no devuelven la antena todo el trabajo será en vano.

09.09.01 Domingo. Presido yo la Eucaristía. Por la tarde salimos de paseo saludando a la gente que acoge con alegría a Jero.

10.09.01 Lunes. Por la mañana ha pasado Angelo con Rinaldo. Me ha preguntado que cuándo iré a Wamba. Le he contestado que cuando venga él a buscarme en el Land Rover. Estaba muy serio Angelo. Más tarde ha pasado Enrico que va a Pawa "al destierro"...

11.09.01 Martes. Angelo ha pasado de vuelta para Wamba.

12.09.01 Miércoles. Por la mañana han pasado Jules y Philippe hacia Isiro. Jules me dice que mañana, a la vuelta, me recogerá para llevarme a Wamba. Por la tarde hemos ido a llevar el viático y dar la unción a una mamá y la pobre, a pesar de estar levantada, no se enteraba de la misa la media.

Anoche oí en la radio lo de unos atentados en Nueva York contra las torres gemelas y en Washington, contra el Pentágono cometidos con aviones. Se habla de posibles miles de muertos. Me acordé de la Estatua de Daniel: coloso con pies de barro. Pensando en el escudo antimisiles, y mira... Es sin duda una grave tragedia. Pero ¿Quién se acuerda de los dos millones y medio de muertos en esta guerra del Congo que nos han impuesto los americanos?... ¡Esto no es terrorismo! Como decía alguien: "Los negros no están contados..."

13.09.01 Jueves. Estoy ya en el obispado. Esta mañana han pasado los PP. de la Consolata Clement y André hacia Isiro y luego lo ha hecho Emmanuel, el procurador. Éste me anuncia que antes de medio día vendrán a buscarme para llevarme a Wamba. Así que he ido preparando las cosas. A las 12h 30’ ha llegado el coche de la procura; a las 14h estábamos en Wamba. Me han instalado en una habitación que da al gran salón-comedor del obispado, en la parte oeste, es muy oscura y no hay luz de doce voltios. El reloj se me ha parado, seguramente la pila se ha agotado.

Dicen que el obispo no ha conseguido llegar a Bafwasende. Veremos qué nos cuenta a la vuelta.

14.09.01 Viernes. Angelo me pide rellenar las fichas para el censo de los misioneros.

15.09.01 Sábado. El obispo me ha llamado a su despacho y me ha dicho (leído) lo siguiente:

Propositions pour l’Abbé Julien (le 15 sept. 2001)

1) Rentrer en Espagne pour 2 ou 3 ans dans l’attente du retour de la paix dans notre pays et d’un gouvernement de référence.

2) Chercher en Espagne un diocèse d’incardination, avant la retraite.

3) Etre économe de la communauté de l’évêché.

Y casi no hemos hablado nada más. Me ha entregado una nota, sin firmar, con el texto que acabo de transcribir. Verdaderamente no hay mucho donde escoger...

Le he insinuado la posibilidad de ir a Pawa, a Ibambi o Babonde a reforzar los equipos de esas casas. Me ha dicho que son religiosos, no seculares. Pero si tuviera interés, bien se lo podría proponer. Además los Misioneros de la Consolata se preparan para abandonar Pawa.

La primera proposición me parece muy optimista: Tal como están las cosas, este país no se arregla en dos o tres años.

La segunda proposición puede tener doble lectura. 1ª Interés por mi jubilación y ancianidad. 2ª Una simple patada en las posaderas: "Vete de aquí, hijo de tal, vuelve a tu país, predica allí y come en paz tu pan"... Me suena a algo así como lo que dijo el Sumo Sacerdote Amasías a Amos. Cf. Am. 7,12.

La tercera proposición no pasa de ser un trabajillo. Así se lo he dicho al obispo. Me ha hablado de los propedeutas... Bueno, no está mal, pero no serán este curso más de cinco. Verbalmente me ha insinuado la posibilidad de ir a Asandabo, sin mucha convicción, es cierto: Empezar de cero, sólo y sin recursos... Estos obispos congoleños son formidables. Con diez años menos, quizá lo hubiera aceptado.

16.09.01 Domingo. He concelebrado la misa con Gwamboa. Me ha parecido muy larga. Claro, como dijo un jesuita: No hay cosa que aburra más a un cura que la homilía de otro cura.

Después he ido a Lingondo. La moto ha creado problemas de arranque pero hemos llegado con bien. Para volver ha sido más complicado. El carburador obstruido por suciedad en la gasolina. Hemos empujado la moto unos cinco kilómetros y hemos cogido la ruta de Agonga para ahorrar unos kilómetros. En el poblado de Agonga hemos conseguido reparar el entuerto y hemos llegado con bien.

Madukanaya sale mañana para Nduye. Le he dado un poco de dinero para el maestro que trajo algunas cosas hasta Mungbere.

17.09.01 Lunes. En la misa de la mañana, Jules me ha presentado a la asamblea como residente en Wamba; ligeros aplausos de acogida. Limpieza y revisión de la moto. Mombi ha iniciado el trabajo pero ha pedido la ayuda de Jean Marie, el mulato. Bujía nueva, limpieza del tubo de escape. Mañana seguirán. Ayer se inició la novena a la beata Anoalite por la curación de Jean Louis, pero no pude participar pues estuve el Lingondo.

18.09.01 Martes. He presidido la misa de hoy. En la primera lectura, los consejos de San Pablo sobre las cualidades de los responsables de la Iglesia. En los comentarios de los curas fuera de la iglesia hacen hincapié solo en lo de que tenga una (sola) mujer y olvidan todo los demás. Día bastante aburrido, sin poder trabajar al ordenador pues el cielo está cubierto de nubes. Angelo se empeña en no darme el estado de cuentas. Jerónimo ha venido y nos hemos visto unos minutos; tenía prisa para volver pues amenazaba lluvia, pero de hecho no ha llovido en todo el día. Después de la novena he visitado a Jean Louis. Está el hombre quedándose en los huesos por inactividad. He intentado darle ánimos.

19.09.01 Miércoles. Hoy, fiesta de san Genaro, onomástica de nuestro obispo. No ha querido que celebráramos nada, pero a la cena han venido todas las religiosas Oblatas de la Asunción, con la madre Provincial al frente, para cenar con él y felicitarle. Cena extraordinaria con cerveza incluida.

He hablado con Alonso y le voy a llevar una copia de las tres cartas de Nduye: Jefe, Consejo parroquial y mía para que se haga una idea.

20.09.01. Jueves. Le he dejado a Alonso 12 discos de música. Se habla de que los militares han cogido la moto de Raymond… Esperemos que la recupere.

21.09.01 Viernes. Ha venido el P. Jean Marie Trotta de Mungbere. Me ha traído la maleta negra pero faltan cosas. Después de cenar me he acercado a la Consolata. He participado del postre y luego hemos visto un poco la tele, las noticias de la catástrofe de Toulouse. ¿Accidente o atentado? Bastantes muertos y heridos. Los americanos se preparan para atacar Afganistán: Lucha del bien y el mal, o con nosotros o contra nosotros según Busch. ¡Que hipocresía!

22.09.01 Sábado. Se ha ido el obispo con Jean Marie a las seis de la mañana. Dice que vendrá dentro de un mes. El párroco, Marcel, me encarga celebrar mañana la segunda misa.

23.09.01 Domingo. Presido la segunda misa. Diatriba de Amos contra los comerciantes usureros. Me he entretenido más con la segunda lectura, de Pablo a Timoteo: Orad por todos los hombres, orad por quienes nos gobiernan y por el rey. Oración subversiva la de aquellos cristianos: En aquel tiempo no había que orar por el emperador sino orar al emperador. Si se invoca a las autoridades, éstas terminan creyéndose omnipotentes y no solo en tiempos de Roma sino también en los de Mobutu y en los actuales. "No llaméis a nadie ‘padre’ sobre la tierra; no llaméis a nadie ‘señor’ sobre la tierra". "Emplead con astucia las riquezas inicuas..." Casi el 50 % de los asistentes eran niños y había bastante ruido. No me he podido concentrar bien en la homilía. Tampoco hay megafonía...

Las Oblatas de la Asunción nos han invitado a comer para despedir a la madre Provincial y a la antigua superiora que se van el martes. Me parece que no había ninguna religiosa de la Sagrada Familia. De las Petites Soeurs de l’Evangelisation estaba la Superiora. Estabamos Angelo, Alonso, Jules, el Hermano y yo.

24.09.01 Lunes. Esta mañana Raymond me ha entregado un sobre enviado por Nerio. En él había una fotocopia del ejemplar "L’Amico delle Missioni" que trata sobre Nduye. Solo necesitaba las páginas 7 y 8 pero me ha enviado el ejemplar completo. También había una carta que dice así:

Mambasa, 21/09/01

Bien cher Julien,

d’abord un grand bonjour! Tu me demandais des nouvelles d’ici à la phonie. J’essaye de te mettre au courant de notre situation.

Nous sommes restés à trois. P. Alexandre est rentré en Pologne appelé par le Père Générale de la Congrégation. Le Père Provincial nous a envoyé un stagiaire. Tout le monde admire ton courage car tu es rentré au Congo après une expérience déchirante. Que Dieu bénisse ton offrande.

l’Abbé de Nduye Roger semble heureux. Il vient de temps en temps nous voir. Avec lui nous avons commencé la formation des catéchistes. Malheureusement ceux de Nduye n’ont pas pu venir à Mambasa car il n’y avait pas de sécurité sur la route. Nous devons nous adapter à vivre avec ces "autorités" civiles et militaires délabrés dans l’espoir d’un changement.

J’ai rencontré le chef Apuobo. Il m’a dit qu’il a récupéré tes biens qui avaient été saisis par le fonctionnaire du B.S.I. de Nduye. Il m’a parlé d’une antenne radio et d’une malle chapelle. Voilà que tu as un grand ami à Nduye maintenant.

Nous avons eu un malheur. La Supérieure des Soeurs de notre paroisse est grosse. Le responsable c’est un professeur de l’IBL qui a déjà deux femmes et une quinzaine d’années moins que la Sœur. Precher la morale chrétienne ce sera plus difficile maintenant.

Que Dieu nous aide pour ne pas nous décourager.

On parle de toi comme un possible curé de la nouvelle paroisse d’Epulu. Il y a du vrai ou il s’agit des blagues de toujours.

De toute manière confions nous au Coeur du Christ.

Salutations fraternelles. Nerio.

 

Esta es la carta. Mucho dudaba yo de que el jefe hubiera recuperado los objetos secuestrados. Pero no fue así. Siguen en poder del ANR según me comunica Laurent que acaba de llegar de Nduye. Este me ha traído el bolso marrón, con el aparato de fonía dentro, y me dice que un agente de Bunia estaba en Nduye y que le ha dado una carta para mí exigiendo que me presente en Bunia. Mañana me dará la carta y veremos de qué se trata.

25.09.01 Martes. He recibido la nota traída de Nduye por Laurent. Dice así:

REPUBLIQUE DEMOCRATIQUE DU CONGO

FRONT DE LIBERATION DU CONGO

P R E S I D E N C E

BUREAU DE LA SECURITE INTERIEURE

B. S. I.

_____________________________________

DIRECTION PROVINCIALE DE L’ITURI

 

(Voir département des services spécialisés)

2me. I N V I T A T I O N

Mr, Mme, Mlle : Père Julian Mission Catholique de NDUYE

Adresse : Territoire Mambasa Nationalité

La Direction Provinciale du Bureau de Sécurité Intérieure "B.S.I." du Front de Libération du Congo a l’honneur de vous saluer et de vous inviter à vous présenter a l’Office de Monsieur le Directeur provincial dès réception / / 2001

à heures pour une communication très importante vous concernant.

La Direction Provinciale de Bureau de Sécurité Intérieure saisit de cette occasion pour vous

renouveler les assurances de sa meilleure considération.

Fait à Bunia le 9 / 4 / 2001

LE DIRECTEUR PROVINCIAL DE B.S.I./ITURI

Firma ilegible

Hay un sello del B.S.I Ituri. Front de Liberetion du Congo

He recibido también una carta del Director Akyemane.

Le he comunicado a Angelo las noticias. El obispo ha debido enviar un mensaje diciendo que no vaya a Nduye. Habrá pensado que lo iba a hacer en su ausencia...

26.09.01 Miércoles. Hoy no ha funcionado el grupo electrógeno del obispado. Dice Gwamboa que no estaba el encargado de la llave. Angelo me ha entregado el relevé de cuenta. No me ha abonado ni el segundo ni el tercer trimestre... Dice que en las comunidades. Veremos

27.09.01 Jueves. San Vicente de Paul. He empezado a dar clase de Biblia en el centro catequético. Hoy tampoco han encendido a tiempo el motor pero era Gwamboa mismo quien tenía la llave. He entrado a ver el grupo electrógeno: se le va el aceite por todas partes.

Poder escribir el diario resulta casi una lucha contra los elementos. Y no me puedo concentrar. La batería es muy floja y no da suficiente ni de noche ni de día. Solo cuando luce el sol espléndido da suficiente, pero como hay nubes, cada vez que se acerca una me arriesgo a que se me apague el ordenador por las bravas, con riesgo de estropear el disco.

28.09.01 Viernes. He recibido una carta de Jean Leonard Monikango pidiéndome ayuda para terminar los estudios. Le voy a mandar 50 $.

29.09.01 Sábado. Santos Miguel, Gabriel y Rafael. Mis santos predilectos en especial San Rafael, mi ángel guardián. Que me acompañen y asistan en esta etapa que empiezo hoy. Jules me ha pasado la responsabilidad de la casa del obispo: La despensa vacía y 1230 FC lo que equivale a 6$. Llevamos varios días de austeridad, sin ver un poco de fruta en la mesa. Veremos si la Procura me pasa la sustentación para el tercer trimestre.

30.09.01 Domingo. He celebrado la misa en Matari. La filípica de Amós contra los ricos y la parábola del rico Epulón y el pobre Lázaro. ¿Cómo predicar a los pobres contra los ricos?... También hay mucho egoísmo entre estos pobres. Después de misa he ido a Lingondo. Nangaa Celestin me ha hecho de chofer. Les he llevado las camisetas y pantalonetas para los jugadores. Allí también un muchacho de Pawa ha venido a hablar conmigo pidiendo ayuda espiritual... y material, claro.

01.10.01 Lunes. He recibido carta de Jerónimo. Dice así:

Bomana, 1/10/01

Querido Julián

Es verdad que no llovió y que pude quedarme un poco más para charlar más contigo y hablar con Angelo. Hay personas que tienen mala memoria para algunas cosas, no para otras, por eso no me extraña que Angelo no se acuerde del tema de la bujía del filtro; qué vamos a hacerle... El mundo sigue adelante aunque caigan las torres gemelas de Nueva York.

Ya veo que las cebollas de Egipto siguen de actualidad. Aquí te quejabas de que no había muchas cosas; miserable parroquia de Mangbele, pero veo que tenías todas las cosas que ahí no tienes: Luz, agua, cubo etc. Como decía aquel humorista: "Pepe, vente pa España"; así que coge la moto y vuélvete a Egipto, alguna cebolla queda todavía.

Me alegro que tus cosas se hayan recuperado; ahora veremos cuándo las puedes tú tener en tus manos.

Si tienes una ocasión segura con alguien que vaya a Nduye, envía a Jean Louis MATANGAMA 50 $ y ya te los daré cuando nos veamos; desde aquí no me es fácil. Posiblemente pueda escribirle unas letras pero no puedo meter dinero dentro; no llegaría.

Si no vienes tú antes, yo iré si no llueve, el 18 de octubre para el Atelier Nouvelle Paroisse.

Yo continúo con mis trabajos, según puedo, y así no me aburro.

¿Has escogido ya entre las apetitosas opciones propuestas por el Bonete rojo? Ya me contarás junto con lo de Mambasa.

Un abrazo y ánimo.

Jero

P.S. He recibido la lista de destinos, y solo tú estarás sentado a la derecha de... Cómo ascienden algunos.... ¿No crees?

Tiene buen humor Jerónimo. Lo que pasa es que los que han estado "a la derecha de..." no han durado mucho tiempo: Nebese, Roger, Jules y no sé si alguno más. Espero que conmigo pase lo mismo. El que se eterniza es el que está a su izquierda...

02.10.01 Martes. Problemas con la compra de leña: Tres mamás han traído una gran cantidad de leña y no nos hemos puesto de acuerdo sobre el precio. Por cada tres o cuatro astillas me piden 20 FC.

El encargado del generador me dice que hay que añadir aceite al motor... Le he dicho que no lo encienda.

Comentando la situación con Alonso, me comenta: "Nuestra victoria no puede ser otra que la de Jesús: la resurrección". Pero, claro, hay que pasar por la cruz y la muerte.

Recuerdo los versos de San Juan de la Cruz: "En una noche oscura / con ansias en amores inflamada / ¡Oh dichos ventura! / salí sin ser notada / estando ya mi casa sosegada". Considero mi situación como "la noche oscura". Lo que pasa es que "mi casa" no está del todo sosegada.

07.10.01. Domingo. La Virgen del Rosario. Como no encendemos el generador, no tengo corriente para trabajar un rato con el ordenador y solo puedo hacerlo cuando luce el sol, pues la batería tampoco puede con él. Por eso he descuidado el diario. Hoy Angelo ha presidido la primera misa. "El justo vivirá por la fe", la perla del profeta Habacuc. "Auméntanos la fe" piden los discípulos a Jesús. Lo que pasa es que la fe se ha de traducir en el servicio humilde, sencillo y gratuito a Dios y al prójimo: "siervos somos inútiles y sin provecho". Angelo ha hecho una homilía más bien institucional, como suele hacerlo, hablando del Papa, del obispo - que ha ido a Mungbere a estudiar Lingala -, del sínodo reunido en Roma para tratar del ministerio de los obispos, de la misión -el P. Dieudonné que es enviado a Tanzania -, de los seminaristas, - que se incorporan al Seminario estos día -, de Mons. Charles Kambale -que convalece en Roma de la hemiplejia que sufrió en Bukavu; de los curas y seminaristas diocesanos que están en Roma... ("que yo he dejado en Roma")… ("Predica Verbum!", he empezado a repetir para mis adentros). Ha aludido a la segunda lectura, Pablo a Timoteo: Por la imposición de manos no hemos recibido espíritu de temor sino de valentía. Sin embargo todos nos cagamos de miedo (la expresión no es de Angelo sino mía). Y he hecho la reflexión de que si alguno pierde el miedo o intenta superarlo, la institución bien se encarga de que vuelva al redil la oveja descarriada. No queremos mártires, ¡faltaría más! Ha hablado también del Rosario, el breviario de los láicos, para pedir la paz para el mundo y la paz para el Congo. "Dios no nos ha dado espíritu de temor sino de fortaleza, de amor y de dominio de uno mismo. Así pues, ¡no te avergüences de dar testimonio a nuestro Señor y no te avergüences de mí!", amén.

14.10.01 Domingo. He celebrado la Eucaristía en Matari. No me acaba de gustar. Tengo la impresión de ser utilizado. Llegas, confiesas, celebras la misa, terminas y... ni siquiera te dicen "hasta la vista". En el interior presido la celebración, al exterior soy un extraño.

16.10.01 Martes. Angelo me entrega un correo electrónico fechado el 14/10/01 de Pepe Saldaña con un artículo de Bartolomé Burgos sobre el COLTAN. Pepe me dice que están sin noticias mías. ¿Cómo es posible que no haya recibido mis dos últimos mensajes? En uno, ya hace lo menos tres semanas, le pedía que me enviara el E-mail de Paco y todavía no lo he recibido. Luego el mensaje enviado a través de Rinaldo hace una semana y Pepe no hace alusión... ¿Quién o qué los bloquea?

22.10.01 Lunes. El obispo ha vuelto. Fue Angelo a buscarlo y le dije que trajera algunas de mis pertenencias que están en Mungbere. Pero no me ha traído nada; me he cogido un cabreo inútil. A la hora de cenar se sorprende de no ver a Jules. No sabía de su desplazamiento a la Procura... Después de cenar me ofrece un Whisky.

23.10.01 Martes. Le he recordado al obispo que tenemos la despensa vacía. Luego me ha dicho que ya ha encargado azúcar, sal y harina. He echado una ojeada a las baterías; habrá que añadir agua de lluvia.

24.10.01 Miércoles. San Rafael, según el calendario antiguo. El obispo se ha ido a Isiro de par de mañana. Tiene prisa por cambiar de casa pero la nueva no está a punto ni de lejos. Pepe Saldaña me sigue enviando mensajes un tanto absurdos que me sirven únicamente para gastar dinero en teléfono.

03.11.01 Sábado. He estado unos cuantos días sin escribir pues las circunstancias no eran favorables. El obispo volvió de Isiro el jueves 25 de octubre y el mismo día se empezó el traslado al nuevo obispado. Yo llevaba unos días fastidiado, con la tensión (9/6) y la moral muy bajas, con malaria, luego un flemón dentario y ahora con una alergia al cotrimoxazol que empecé a tomar para curar el flemón. En la nueva sede del obispado, las habitaciones (la del obispo y la mía) enormes, unos 23 m2, pero casi cuadradas con lo cual resulta difícil dividir en dos que, tanto en un sentido como en otro resultan largas y un tanto estrechas, además de la dificultad de la iluminación diurna. Un cuarto de baño individual con lavabo, ducha y WC; pero cuando te duchas el agua corre hacia la habitación; la cisterna que goteaba. Sin muebles: el suelo de cemento fresco que todavía rezuma agua. En fin, todo se irá arreglando. Tiene comodidades pero no se ha cuidado la estética. En el centro del edificio, la capilla, enorme también y muy alta, con un porche sostenido por cuatro columnas, desproporcionadas como el porche. El suelo de la capilla de cerámica, pero parece más un salón de cualquier otra cosa que una capilla. Hemos estado una semana sin luz, pero desde hoy ya podemos utilizar la instalación a 12 v.

El 27, sábado, tuvo lugar la bendición de la capilla y de la vivienda, seguida de un ágape fraternal. Los asistentes sobrepasaron todas las previsiones.

Antes de ayer me fui a Isiro pues me caduca el visado el día 7. Pero aquello es un potopoto indescriptible. No se sabe ni a qué zona de influencia pertenecemos ni quién es el señor de la guerra que nos desgobierna. He vuelto sin el pasaporte. Esperemos que se arregle pero mientras tanto estamos a merced del mismo tipo que ya me desvalijó en Bunia y que responde por Malela. Se ve que lo echaron de allí y nos ha caído en Isiro. Hoy he vuelto de Isiro. El viaje, sin comentarios, pero habría mucho que escribir.

Hoy han llegado los propedeutas. Son cinco jóvenes de diferentes parroquias y, para mi sorpresa, uno nació y fue bautizado en Nduye. Otro de ellos ya no es tan joven, Balite, tiene 24 años; cuando acabe, si todo va bien, tendrá 33... y si te descuidas será ya abuelo. Bueno, me voy a acostar.

04.11.01. Domingo. Hoy hemos tenido otro ágape en el obispado pero esta vez solo con los sacerdotes, religiosos y religiosas.

11.11.01 Domingo. Vienen a comer sor Juliana y las tres religiosas nuevas de las Oblatas de la Asunción.

12.01.02 Sábado. ¡Increíble pero cierto lo que he visto esta mañana! Una carta del comandante de turno en plaza, dirigida al párroco y como firma "¡Judas Iscariote!". Llevo dos meses sin escribir nada en mi diario pero estos últimos días la situación está revuelta. Y después de lo visto, me he decidido a hacerlo de nuevo. Isiro estaba en manos de la facción que dirige Nyamwisi desde Beni con el apoyo de Uganda. Ahora ha caído en manos de la facción comandada por Bemba, que era amigo de los ugandeses pero que ahora se ha hecho amigo de los Rwandeses y de sus aliados el FCD. Como de costumbre, no ha habido enfrentamiento, solo saqueos y fuga como en los mejores tiempos de las FAZ. Ha habido mucho movimiento de militares fugitivos de Isiro. La parroquia de Mungbere ha sido saqueada – y mis cosas que estaban allí. En Wamba, varios tiroteos.

El 9 celebramos mi 61º aniversario de nacimiento. Alonso cumplía 40 años y estuvimos comiendo en los PP. De la Consolata. El 10 tuve una tiritona y 40º de fiebre pero no estoy seguro que fuera malaria. De todas maneras me han recetado 15 comprimidos de quinina y me los estoy tomando a pesar de los trastornos que ocasiona.

El obispo ha salido hoy de visita pastoral a los puestos de la orilla derecha del Nepoko. Volverá el 25 si Dios quiere.

13.01.02 Domingo. Han venido las Oblatas a comer conmigo para celebrar mi cumpleaños.

19.01.02 Sábado. Esta noche pasada ha habido de nuevo tiroteo en Wamba. Luego me he enterado que los militares han maltratado hasta morir a un compañero, el autor de los disparos. Ahora le están haciendo el duelo...

En Goma, hace tres días eruptó el Nyiragongo y esta vez la lava ha alcanzado la ciudad y el lago. La catedral ha sido destruida por la lava.

26.01.02 Sábado. Envío a Jean Marie a Nduye para que ayude a Franko a traer mi coche.

02.02.02 Sábado. Iniciamos el retiro con los propedeutas.

03.02.02. Domingo. A las once aparece Jean Maríe con el coche y Pierrot con la Moto. Traen también mis cosas.

05.02.02. Martes. Los militares se van de Wamba con el camión requisado en Didi y carburante de no sé dónde.

06.02.02. Miércoles. Un grupo de desertores, que no se fue a Isiro ha saqueado los comercios del mercado y sus componentes se han dado a la fuga. He recibido una carta de Jerónimo que dice así:

Bomana, 3/2/02. Querido Julián: / Espero y deseo que todo te haya ido bien desde la última vez que nos vimos. / Posiblemente te habrán llegado noticias sobre mí y el paso de los militares por este lugar, pero fuera del robo otra vez de los cubiertos y el termo, además de descerrajar las puertas a patadas, conmigo no se han metido para nada. Solo una madrugada intentaron abrir la cancela de mi "apartamento" pero pensaron que no había nadie, yo estaba dentro, y sin forzar nada se marcharon. Otros me saludaban y dos, con moto, me pidieron gasolina, siempre con respeto, les di un poco y siguieron camino. / Lo peor es que desde el día 8, que empezaron a pasar robando y rompiendo puertas, además de tiros al aire, la gente huyó a la selva, hasta el cocinero, aunque ya ha salido, y vivo en la más absoluta soledad día y noche; algunos pocos empiezan a salir. / No sé como estará la cosa en Wamba pero la cosa no debe estar muy clara pues desde antes de Navidad, ningún coche ni moto, ni siquiera las monjas que están por todas partes como las termitas, han pasado por aquí. ¿Será por la situación de Isiro? / Me imagino que Matamambou no habrá venido pues por allí también habrá habido alguna movida. Tú, ¿fuiste a Imbau por Navidad? / Aunque no pueda fumar la pipa de la paz, si puedes, con el que te lleva la carta me envías un fardo de Supermatch, ya te lo pagaré, para que no le quiten el dinero por el camino, y una bolsa de hostias pequeñas más una botella de vino de misa. Me lo mandas con quien puedas. / Si hablas con tu familia les das recuerdos y les pides que llamen a mis hermanos para decirles que estoy bien. No sé cuando podremos vernos otra vez, mientras tanto recibe un fuerte abrazo. Saludos al jefe. / Jero.

08.02.02 Viernes. Nada más levantarnos, nos avisan del fallecimiento del abbé Batubaya Jean Luis. El pobre ha descansado después de una larga y penosa enfermedad. Ayer tuve la intuición de que "algo" le iba a pasar, pero no me decidí a entrar a visitarle.

Y bien, ¡descasa en paz Juan Luis! Te enviaron una vez a estar conmigo para que yo te echara, "pour te casser", como te dijo otro Abbé. ¿Te acuerdas el miedo que pasaste para presentarte en Legu? Pero no era ese mi deber y te devolví a los responsables con buenos informes, pero señalando tu precaria salud. Te admitieron al fin a pesar de que no tenías grandes cualidades y a pesar de haber cometido alguna imprudencia garrafal. Has estado crucificado casi cinco años, pero seguías manteniendo una cierta agresividad para conmigo, a pesar de todo lo que hice por ti. Sin duda te habían comido el coco. Me siento culpable de no haberte visitado más a menudo en estos últimos meses en que he vivido en Wamba. Pero no eran visitas precisamente lo que te faltaba. Sin duda que tus sufrimientos te han purificado y que ya estás en presencia del Señor. Ora por mí. ¡Hasta la vista!

Hoy ha habido tres misas, y los grupos de oración se han sucedido, primero en la sala parroquia y luego en la catedral, sin interrupción día y noche, en presencia de los restos mortales del Abbé.

09.02.02 Sábado. Misa de Requiem en la catedral, a las 9, y a continuación el entierro, aquí, cerca del obispado. El pobre cuerpo de Juan Luis no tenía ya más que huesos y piel.

17.02.02 Domingo. El obispo volvió de la tournée antes de ayer y hoy vuelve a emprender la ruta para ir esta vez a Kampala. Recibió una carta de la Nunciatura de aquella ciudad y se ha puesto inmediatamente en camino. Así que alguna noticia "gorda" habrá. Veremos.

25.03.02 Lunes santo. Hoy han llegado los curas de las parroquias vecinas. Mañana celebraremos la misa crismal. Por la mañana escuché en la fonía que habrá reunion de l’UPREDI, el "sindicato", que no la fraternidad de curas diocesanos. A mí no me lo han comunicado pues ya hace tres años que no asisto a ninguna de sus reuniones. Le he contado a Jero los planes que me sugirió el obispo de hacerle venir a residir al obispado y formar comunidad los tres, para que le ayudemos a terminar lo más rapidamente posible los trabajos de construcciones que tiene emprendidos.

26.03.02 Martes santo. Misa crismal. Nos juntamos un buen grupo de curas. Creo que éramos 29 ó 30 con el obispo. Depués Jerónimo ha estado con el obispo. Planes nuevos. Le ha propuesto el obispo el ir a Pawa y Jero ha aceptado pero con la condicion de que vaya yo también... Por un momento estuve a punto de aceptar.

29.03.02. Viernes santo. En el refectorio con voz bajita y entre dientes el obispo me alude como de pasada a la posibilidad de ir a Pawa con Jerónimo. Me hago el ignorante y le digo que estoy bien en el obispado y que no me quejo. Creo que ha entendido, pues no es tonto.

30.03.02 Sábado. El obispo me dice que se va mañana en moto hasta Mambasa para seguir viaje a Beni, Kisangani, Kinshasa. Me deja dinero para pagar sus obreros durante tres meses pero ninguna consigna ni instrucción.

31.03.02 Domingo de resurrección o de Pascua. La misa de la vigilia pascual, eterna y muy ruidosa. La celebración del Viernes-Santo se alargó por cuestion de la adoración de la cruz; la de anoche por las lecturas, 6, y por los bautismos, más de trescientos. Mucha gente estaba borracha. Un desastre. Por la mañana he celebrado en Matari, lo mismo que el domingo pasado. He predicado el "kerygma", la resurrección de Jesús y la nuestra. Solo me he visto con el obispo de pasada. Se ha marchado antes de comer. ¡Buen viaje!

04.04.02 Jueves. Angelo recomienda a toda la diócesis de sintonizar estos días la Radio Vaticana, pues habrá una noticia que concierne a la diócesis. Ya me lo dijo personalmente ayer. Sin duda que nuestro obispo ha sido nombrado para otra diócesis. Yo pienso que puede ser Bukavu, y lo pienso desde hace seis meses, desde que me enteré que Mbogha se haía quedado inutil. Veremos. Hoy por el momento, en el capitulo de nombramientos de R.V., no ha aparecido el nombre de Kataka.

04.06.02 Jueves. Recibo carta de Jerónimo. Dice así

Bomana, 4/6/02

Querido Julián

Aprovecho la venida de tu cocinero para saludarte y (decirte) que por aquí no hay ninguna novedad sobresaliente, aquí parece que el tiempo se para, todo sigue igual, calma, silencio, etc... ; alguna parada que otra de aquellos que pasan, aunque no todos, y me aportan algunas noticias. Parece que lo de ir a Pawa se va extendiendo, aunque yo no he dicho sí o no a los que me preguntan, espero que sea el Obispo quien lo diga aunque parece ser que ha propuesto a Sengi venir a Mangbele. Y por ahí pienso que ha empezado a correrse la voz. ¿Habló por fin contigo el Obispo de este asunto ? Si hay alguna novedad sobre ello y quieres contármela, espero tus noticias.

No dirás que riñes con el compañero. Porque estás más veces solo que acompañado, eres dueño y señor de « vidas » y hacienda. Le vas a hacer sombra al bonete verde. Todo es broma.

Un fuerte abrazo. Jero.

19.06.02 Miercoles. Recibo carta de Atanea. J’ai reçu une lettre d’Atanea. Là voici :

Bunia, le 05/06/2002

Au Rév. Abbé Julien

Rév. Abbé,

J’ai l’insigne honneur de porter à votre connaissance que nous sommes tous bien portants. Mais toutefois, notre moral est tourmenté par le fait que nos frères de l’Ituri ont perdu le sens de l’humanité. En tout cas nous sommes près d’avoir un feu dévorant. Alors depuis un certain (temps) je me suis engagé de travailler avec un groupe de sept personnes pour la promotion des droits humains ici. C’est pourquoi nous ainsi ciblés par les milices politiques Hema et leurs alliés ougandais. Nous étions une fois enlevés avec les cinq membres du groupe mais heureusement récupérés par la Monuc après vingt quatre heures de détention. Après avoir perdu le papa Luc (avec) qui ma famille cohabitait à la cité, les milices hema sont venues me déloger de la maison sous prétexte que je vivais en intelligence avec les antagonistes Lendu. Or notre souci est de les réconcilier et protéger aussi les Lendu et Ngiti, longtemps considérés et traités comme de Parias. Par le concours des Pères Blancs j’ai personnellement rencontré Monsieur Garreton lors de son séjour d’enquête en Ituri en 2001. Je connais alors la situation dramatique qui prévaut dans ce coin où à cause de la violence, les armes circulent partout. Malheureusement nous avions manqué de rencontrer son Excellence Monseigneur Janvier à cause de tous ces traumatismes. Malgré tout, faites-lui savoir que la communauté chrétienne de l’Ituri est avec lui. Et avec nos groupes nous préparons déjà un répertoire de tout ce qui s’est passé en Ituri. Nous voulons alors le soutenir et l’encourager. Nous prions aussi pour lui.

En ce qui concerne les études j’ai terminé les cours et le stage. Il me reste le Mémoires que je vais achever au mois d’Août. Ainsi je vais me rendre à Mambasa pour aider le P. Silvano.

Pour terminer, je vous adresse mes vœux de longévité et de succès. Que le Seigneur vous bénisse. Je n’oublie pas aussi de saluer Monsieur l’Abbé Jérôme. Que le Seigneur soit avec lui.

Votre en Christ. ATANEA Gilbert.

14.07.02 Domingo. Viaje a Isiro con el P. Franko. Hacía ocho meses que no salía de Wamba, excepto la noche de Navidad que estuve en Imbau. Visito la casa de la diócesis pero no hay nadie. Los curas Martin y Prosper se han ido a Nangasisi. A la vuelta a la Consolata me encuentro con el obispo. Hace practicamente dos meses que estaba de viaje.

15.07.02 Lunes. El obispo encuentra un momento para que nos sentemos en el porche y me pregunta si he pensado lo de ir a Pawa con Jerónimo. Le digo que sí, que lo he pensado y que prefiero no ir: Que prefiero el purgatorio al infierno... Me dice que hay mucho trabajo en el archivo. Que han tratado el asunto de archivos en la Conferencia Episcopal. Pues muy bien.

18.07.02 Jueves. Ordenación del Abbé Philippe en Pawa. El Abbé Elie está muy cojo y a duras penas se acerca a imponer las manos al nuevo ordenando. Luego me entero que el martes tuvo un accidente con la moto y se clavó alguno de los hierros de la moto en la rodilla. Al final de la misa, en las presentaciones, invitan a uno de los políticos de la Rebelión a dirigir la palabra: "A pesar de las dificultades pero gracias a la Rebelión tenemos maestros, enfermeros y hasta curas..." He estado a punto de levantarme y marcharme. Le habían invitado incluso a Lumbala pero, afortunadamente, no ha venido. El obispo, después de la comida se ha ido a Isiro para seguir viaje a Beni y allí encontrarse con el vicario general de Bunia. Nosotros volvemos a Wamba. Gran tormenta en el camino. Nos paramos en Mangbele para saludar a Jerónimo.

20.07.02 Sábado. Ayer trajeron de Pawa al Abbé Elie y hoy Franko lo ha llevado a Mungbere para hospitalizarlo.

22.07.02 Lunes. El obispo ha llegado a Wamba, de vuelta de Beni. Esperábamos ayer un vuelo directo a Wamba pero no hubo y ha venido vía Isiro.

23.07.02 Martes. Emprendo un viaje de visita a las parroquias del otro lado del Nepoko. Quería empezar por Bafwabaka pero los curas se han puesto en camino de Wamba y allí no hay nadie. Voy a Legu. Cuando cruzamos el Nepoko nos encontramos con otra moto que llega. Son dos de los protestantes de Ibambi que trabajan en la traducción de la Biblia. Han leído mis articulos en "Avakubi". Me piden que escriba algo sobre la autoridad de los jefes Budu. Es una idea que acaricié hace tiempo y que la abandoné... Hago una visita y entrevista al papá Anganopee y, de paso, veo a su hijo Léon que está gravemente enfermo, probablemente con sida. Paso la noche en la misión, por primera vez desde que me marché definitivamente el 21 de diciembre de 1996.

24.07.02 Miércoles. Casi no he pegado ojo en toda la noche debido a los maranguanos, a un gallo que no ha parado de cantar debido a que la luna llena le ha engañado, a los cerdos y al perro que también hacían ruido. He visitado a la familia de los gemelos en Bakapele. He dado un salto hasta Basisono. Akisonangana quería retenerme a toda cosata y casi he tenido que enfadarme para que me dejaran marchar. Después de comer hemos seguido viaje a Ibambi. La lluvia nos ha alcanzado en el « kivuko » de Monzambe pero a pesar de todo hemos llegado antes de las seis.

25.07.02. Jueves. Santiago, Patrón de España y de mi pueblo. Pensaba que me invitarían a presidir la misa pero no lo han hecho. El P. David me da para el archivo una carpeta con planos antiguos de la escuela de Bafwasende. Contacto con Bonaventure Azabi y promete escribir una pequeña cronología de los jefes Wadimbisa y Timoniko. La de los Bafwangada me la ha dado el papá Anganopee; tengo algo sobre los Balika... Veremos a ver si consigo información y puedo escribir algo. Por la tarde vamos a Babonde. A pesar de no haber más de 16 Km una nube nos ha obligado a refugiarnos por dos veces en el camino. Después de cenar nos comunican que el Abbé Elie tiene tétanos. Frère Renato exclama: "El tétanos no perdona". Estamos consternados. He hablado un momento por teléfono con Marga que se ha sorprendido y no daba crédito a sus oídos. P. Gianni me invita a presidir mañana la Eucaristía.

26.07.02 Viernes. Presido la Eucaristía que ofrezco en favor del Abbé Elie. Le digo al Señor en voz alta que ya está bien, que nos lleve a los viejos en vez de llevarse a los jóvenes. La gente está un poco sorprendida. En la radiofonía oímos que Elie ha pasado un poco mejor la noche... ¿Me habrá escuchado el Señor? Pero no se me va de la cabeza la frase de Renato: El tétanos no perdona... Pero si aguanta dos o tres días más, habría alguna esperanza. Sobre las ocho se ha puesto a diluviar. Renuncio a ir a Bafwabaka pues el Abbé Desiré no está: se fue ayer a Mungbere y hay que esperar a ver qué pasará con Elie. Por la tarde visito a las religiosas y doy un paseo por el poblado. No ha habido nuevas noticias sobre Eli.

27.07.02 Sabado. En el momento de revestirnos Gianni me invita de nuevo a presidir la Eucaristía. De nuevo la ofrezco por Elie. Después de misa, por la radiofonía nos comunican la noticia temida: Elie ha muerto a las cuatro de la mañana. Quedamos anonadados. Nos comunicarán el programa a las nueve. Éste llega: será enterrado mañana por la tarde en Wamba. Así que nos ponemos en marcha. Pasamos de nuevo por Monzambe y Legu. Los curas de Legu están en Beanaka celebrando el fin del duelo de alguien de la familia del jefe. Llegamos a Wamba sobre las tres de la tarde. El cadaver llega sobre las seis de la tarde. Una vez amortajado ha sido instalado en la sala parroquial y han comenzado los turnos de oración por el difunto. A los curas y religiosas nos ha tocado a las 11 de la noche. No he querido acostarme antes pues no me hubiera despertado a tiempo. Me he entretenido repasando el tratado sobre el tétanos. Me subían oleadas de llanto pero se deshacían antes de desbordarse al exterior.

28.07.02 Domingo. Hoy hemos dado sepultura a Elie. En cinco meses hemos enterrado dos curas jóvenes. A Elie le faltaban cuatro días para cumplir dos años de sacerdocio. « ¡Señor, con lo que cuesta hacer un cura ! Tú mismo dijiste que la mies es mucha y los obreros pocos... ¿Por qué nos haces esto? » La ceremonia ha comenzado a las tres de la tarde.

06.08.02 Martes. Hoy ha llegado Piero con el P. Bellagamba, uno de los asistentes generales, y cuatro cooperantes italianos. Les acompaña Rinaldo el provincial. Han comido en Wamba y los cooperantes se han ido directamente a Bayenga.

07.08.02 Miércoles. Los recién llegados a Bayenga se han visto sorprendidos por un tiroteo. Los militares de Nyamwisi han desalojado a los de Lumbala y han ocupado la localidad. Han obligado al P. Clement a transportar hasta el 47 las armas y municiones abandonadas en la huida por los de Lumbala.

08.08.02 Jueves. El P. Provincial, Rinaldo se ha ido a Bayenga en bicicleta. Parece que los dos ejércitos le han dejado pasar. No hay noticias de la vuelta a Bayenga del P. Clement.

09.08.02 Viernes. Se envía un coche hacia Bayenga para intentar rescatar a los italianos. Pero a diez km de Bayenga hay una barrera de militares de Lumbala y no le dejan pasar.

10.08.02 Sábado. Hoy, gran « matata ». Han llegado los militares de Nyamwisi y han desalojado a los militares de Lumbala & Bemba. La « batalla » ha comenzado a medio día y terminado a las tres de la tarde con la fuga de los soldados de Lumbala. Yo estaba en la casa parroquial (la antigua residencia del obispo) cuando hemos comenzado a oír algo así como una potentísima lluvia que empieza a caer de repente sobre las planchas de zinc del tejado. Hemos salido al exterior para intentar adivinar que era lo que sucedía. El fragor de los disparos no estaba lejano ; parecía venir del centro de la ciudad, del camino de Bayenga. Según me han contado después, ya se habían oído tiros de mortero con anterioridad provenientes del camino de Bayenga. Yo he vuelto inmediatamente al obispado. El obispo se había encerrado a cal y canto en su despacho y los empleados se habían refugiado en el comedor, incluso en el armario... He rezado sexta y, como la comida estaba en la mesa, me he sentado a comer sin inmutarme por el ruido de los disparos. La mamá Regina se había refugiado en mi habitación, debajo de la cama. El tiroteo parecía aproximarse y las detonaciones de los morteros menudeaban. El cocinero se ha metido de nuevo en el armario del comedor y un muchacho que cortaba la hierva se ha alejado hacia los servicios de los propedeutas ; yo le he seguido pero, sin esperarme, ha saltado por la ventana y se ha perdido en el campo. Por primera vez en mi vida he oído las balas silbar por encima de mi cabeza y golpear los bambúes que sirven de cerca de la casa. He sentido una explosión y temblar el suelo bajo mis pies. Luego he salido hacia el campo a la busqueda del muchacho que había escapado. Una vez encontrado nos hemos topado con cuatro militares que huían. Uno estaba descalzo y le ha exigido al muchcho sus chancletas y que les acompañara para enseñarles un sendero por don huir. He salido a dar animos a las religiosas del noviciado, al centro de pastoral y a los curas. No todos estaban de acuerdo de que les hiciera salir tan pronto de sus escondrijos. Luego he encontrado a Roberto y juntos hemos ido a ver a las otras dos comunidades próximas de religiosas.

El P. Roberto había estado con el obispo después de la refriega y éste le ha comentado con desaprobación el hecho de que yo he comido tranquilamente durante el tiroteo.

Los italianos que estaban en Bayenga han podido llegar a Wamba; el obispo en persona fue a buscarlos.

11.08.02 Domingo. Fiesta de la Asunción. Cuatro novicias PSE emiten los votos temporales. Ceremonia muy larga, tres horas. Despues, comida en los claustros del convento. Día aparentemente tranquilo, pero los militares de Nyamwisi roban por las casas y a los viandantes.

Esta mañana, el cocinero Jean Louis, ha encontrado la carcasa de un bazoca en el huerto, junto a la cerca de la parcela. Tiene la "cabeza" incada en la tierra. Creo que es una de las que estallaron ayer en el aire y que cayó aquí, pero... por si acaso no tocamos.

12.08.02 Lunes. Han vuelto los militares de Lumbala. La refriega ha comenzado al acabar la misa. Ha durado menos que la del sábado y los disparos no se han aproximado tanto. He salido a ver qué pasaba. Los curas de la procura están nerviosos. Voy hacia el centro y me encuentro con uno de los militares recién llegados. Un paisano le ofrece un vaso de agua. El militar me invita a ver al comandante. Me acerco hasta el cruce central de caminos. Allí estaban el comandante y algunos, pocos, militares. Todos están muy cansados, sin camisa y tirados por tierra. Pregunto al comandante que cuándo van a ponerse de acuerdo y acabar con esta guerra. Hay un par de heridos por explosión de mortero. Quieren un vehículo para evacuarlos... Quieren una batería... Les digo que lleven los heridos al hospital pero se niegan; temen que los enemigos estén por los alrededores... Inicio la retirada y veo otros militares tirados por el suelo; uno de ellos me aborda preguntandome dónde voy y si hay otros militares en mi casa... Me toman por un espía al servicio del enenmigo. No sé si lo dicen en serio o solo por intimidarme. Sigo mi camino. Me vuelvo a encontrar con el hombre que había dado agua al primer militar que he visto. Me cuenta que ese mismo militar había entrado en su casa, registrado todo y cogido una batería de seis voltios. Mal empieza esto. Llegan y lo primero que hacen es saquear. Los dos ejércitos se han quedado frente a frente. Los de Lumbala-Bemba en el cruce central y los de Nyamwisi en el aeropuerto (sector de los protestantes). Los de Lumbala han venido a pedir vehículos y carburante, ¿Cómo no? Se han llevado una moto Yamaha y un ciclomotor (el que tenía Jerónimo en Mangbele). Por la tarde ha llovido.

13.08.02 Martes. Los militares de Nyamwisi iniciaron ayer la retirada hacia Bayenga con la lluvia y durante la noche han desaparecido todos. Han quedado los de Lumbala. Estos han aprovechado la noche para saquear completamente todos los pequeños comercios del mercado.

Los italianos han podido viajar a Isiro esta misma tarde. ¡Menos mal! Alguno de ellos estaba ya bastante nervioso. Yo he ido a visitar a las Oblatas y en el camino me he encontrado con algunos militares completamente borrachos y drogados que celebraban la "victoria" y el saqueo. Al verlos acercarse me he unido a un grupo de gente delante de una casa: los borrachos se han detenido frente a nosotros y nos han dado el espectaculo: con una de las radio-cassettes robadas tenían música africana y todos bailaban clavando las bayonetas y fusiles en el suelo con movimientos que no llegaban a ser obscenos pues casi no se tenian de pie. Cuando se han retirado un poco yo he seguido mi camino. Las religiosas estaban ya rezando vísperas así que no me he entretenido y, dando un rodeo para no encontrarme de nuevo con los borrachos, he vuelto a casa.

14.08.02 Miercoles. He ido a ver el mercado. El espectáculo es deprimente: todas las puertas destrozadas y las estanterias totalmente vacías, papeles por el suelo... desolación. Todos vamos a sufrir las consecuencias. Me acerco de nuevo a casa de las Oblatas; nos sentamos en los porches y mientras estamos allí llegan dos individuos de paisano; llevan el rosario colgando al cuelllo... Se nota una cierta tensión. Les pregunto a las religiosas si han sufrido saqueo y me dicen que no. Hago algún comentario pero la conversación no da para más. Me despido. Sor Juliana me acompaña a la puerta y me señala que los dos recién llegados son militares... A la puerta estaba el ciclomotor de Jero ya con señales de caídas... Luego me entero que los militares utilizan el rosario como talismán para entrar en batalla: con la protección de la Virgen se creen invulnerables.

15.08.02 Jueves. Los militares han venido a hacer explotar el bazoca que había caído en la huerta. Han hecho más de cuarenta disparos pero no ha explotado por la sencilla razón de que ya había explotado antes de caer aquí. La tensión aumenta en Wamba. Se teme el contrataque de los soldados de Nyamwisi. El exodo de la gente se intensifica. Un muchacho ha venido de Obongoni en bicicleta con una carta de Paul para el obispo: Hay comentarios de que éste, mnande, ha favorecido a los militares de Nyamwisi (mnande como él); que fue a Bayenga a confraternizar con los militares de su paisano; que ha escondido armas en el obispado... Han llegado de Isiro varios camiones llenos de militares y armas: Ayer uno, y hoy tres más, pero después de una corta parada han seguido por el camino de Bayenga.

16.08.02 Viernes. Los soldados han cogido el coche de Bayenga que estaba en el Centro de Pastoral. He salido por la tarde a dar una vuelta y oigo muchos comentarios: Que las mujeres de los militares han iniciado la huida, que el contraataque va a ser inminente... Los curas y seminaristas están desesperados. Intento darles ánimo sin conseguirlo; aparece Gabriel y él consigue tranquilizarles aparentemente. Vuelvo al obispado y durante la cena no hago comentarios. El obispo y yo nos retiramos a nuestras habitaciones. Pero a las ocho han aparecido los abbés y seminaristas de la procura y de la parroquia. Los militares han venido a exigirles el aparato de radifonía y les han dicho que han sufrido un contraataque en Bayenga. Los abbés les han presentado un documento de los comandantes diciendo que se les autorizaban el uso de dicho aparato: pero los militares se han incautado de dicho documento y se han ido dejándoles el aparato. Hemos comentado que era una astucia para luego quitarles el aparato... Los abbés se han ido a comentar lo ocurrido con los PP. de la Consolata. Nosotros hemos vuelto a nuestras habitaciones pero al poco rato, sobre las ocho y media, se ha oído una explosión a lo lejos. Yo he salido para escuchar y, si volvía a repetirse, orientarme de donde procedía. El obispo ha salido también para decirme que se ausentaba. Ha tardado un buen rato en su habitación y ha salido con dos bolsos de mano. Creo que se va a dormir al Centro de Pastoral, con los PP. de la Consolata. Me quedo solo en el obispado.

Esta mañana había decidido empezar a poner en orden los papeles del archivo. Puesto que no habrá propedeutas, he pensado utilizar su dormitorio como oficina. El obispo se ha negado arguyendo que si los militares ven los colchones se los llevarán. Primero me ha venido cuando he empezado a poner en orden la habitación y las camas y no he comprendido bien qué es lo que me ha dicho. Luego ha cerrado la puerta en un momento que yo me he ausentado. Y Luego ha vuelto a interrumpirme por la tarde cuando yo había reanudado el trabajo... Bueno, habrá que esperar a que se construya el local y se equipe al menos con estanterías...

17.08.02 Sábado. En efecto, los militares volvieron a la procura ayer por la noche y se llevaron el aparato de radiofonía. Me he enterado también con sorpresa, que el obispo, anoche, no durmió en el Centro, sino en algún poblado de la selva. Las novicias y religiosas, se habían puesto en camino a las diez de la noche y, por no dejarlas solas, el obispo las acompañó. Esta mañana ha llegado con una moto el abbé Jean y se ha llevado en la misma moto al abbé Odio que estaba deseando marcharse desde hace días. También los seminaristas que estaban en la procura y parroquia han desaparecido. Creo que han tomado el camino de la « Rive Droite ». Quedan Gabriel y Raymond en la procura, Jean Marie y Sengi en la parroquia; quedan Angelo y Alonso en el Centro y quedo yo en el obispado. He ido a ver a las Oblatas y llevarles unos plátanos. La religiosa de la Presentación que viven con ellas se ha marchado a Matari. Solo he visto a sor Juliana y está animosa. Esperar acontecimientos. En el camino alguien me ha parado para decirme que el Administrador del Territorio está en la carcel y necisita sal... Luego lo he comentado con Alonso y éste me dice que el Administrador lo tiene bien merecido pues es muy malo... Le digo que, cuando salga, seguirá siendo tan malo o peor pues estará más amargado y querrá vengarse en alguien.

18.08.02 Domingo. La Cananea intercede por su hija. Nos falta la fe, condición indispensable para el Reino. Ella soportó y venció la resistencia, incluso el "insulto" de Jesús y le cogió por su palabra: "Los perros también comen los mendrugos que caen de la mesa de sus amos...". Fe-confianza, la única condición para entrar a formar parte del Reino de Dios.

Después de misa he visto a los curas. Siguen bastante deprimidos. De par de mañana ya tenían a los militares exigiendo esto y lo otro: que el coche está averiado, que en el obispado hemos alojado a militares enemigos etc. Esperemos que esto se arregle pronto.

El obispo ha vuelto a las ocho y media de la noche cuando me preparaba para acostarme.

19.08.02 Lunes. Los militares se han llevado también el coche de la Coordinacion de las Escuelas. Ha aterrizado un helicóptero con militares de la MONUC pero los militares congoleños no han permitido acercarse a la gente. ¿Cómo se van a enterar los de la ONU de lo que pasa realmente? El ruido del helicoptero ha espantado a la poca gente que quedaba en Wamba. El barrio de los protestantes, el centro, el barrio de los católicos, Bakombese... todo está desierto. Solo queda gente en Ndokajuu, más allá del hospital.

10.09.02. Martes. Han llegado los Padres de la Consolata Rinaldo y Richard. También ha venido Piero, de Bayenga, para volverse a Italia pues ha sufrido algún desmayo. Los PP. de la Consolata nos han invitado a cenar con ellos pues celebran, con algún día de retraso el aniversario de la ordenación de Richard. Ya al final de la cena ha llegado un coche: Nos dicen que es Lumbala. Todos nos levantamos y terminamos. El obispe me dice de volver al obispado con él. Al pasar en la cuasi oscuridad hemos visto el coche y algún militar pero no nos hemos parado a saludar a nadie.

11.09.02. Miercoles. Lumbala buscaba alojamiento que no se lo dieron y vovió a despertar a los Consolatos a las once de la noche. Al final pasó la noche en la Procura. Hoy ha venido al obispado a hablar con el obispo. Yo estaba pelando cacahuetes en mi habitación con la puerta abierta pero casi de espaldas y me he dado cuenta de lo que sucedia cuando he apercibido un militar en el dintel. No me he dado por enterado de su presencia pues él no me ha dirigido la palabra. Ha estado un buen rato sin entrar pero mirando al interior. Luego se le ha unido un segundo militar y yo sin darles la cara he cerrado la puerta de mi habitación. Por la tarde el obispo ha ido a ver a Lumbala. No sé de qué habran tratado pero creo que de las acusaciones de colaboracionismo con el enemigo: Alojar a los militares del mnande Nyamwisi, guardar armas, ir con el coche a Bayenga para acarrear armas y militares... Todo movimiento se interpreta de modo torcido.

14.09.02 Sábado. Esta mañana han aparecido los gemelos con su hermano mayor Idu que les acompaña para ir a Lingondo. Les he dado algunos cuadernos, boligrafos, jabón... Hemos recorrido todo Wamba para encontrar unos cuadernos gordos de 200 páginas. Al final los hemos conseguido.

15.09.02 Domingo. He ido a Lingondo a llevarles las cosas a los gemelos. No ha habido ningún acto especial de inauguración de curso fuera de la misa. Yo he llegado después de acabada. En el camino he comprado una cabra para la comida del martes que tendrá lugar en el obispado; así ya tengo dos, y la comida no faltará.

16.09.02 Lunes. Por la mañana ha comenzado la reunión de curas UPREDI. No me han invitado, no me he enterado y no asisto. Ha llegado Jerónimo que se aloja en mi habitación. Por la tarde y mañana por la mañana tenemos retiro. Hemos comenzado por un encuentro con el obispo. Nos da algunas informaciones y consejos y nos comunica algunos nombramientyos ya conocidos. La meditación expuesta por el obispo trata del sacerdocio ministerial como carisma de totalidad: Abarca a todo el hombre y exige una respuesta, disponibilidad y entrega totales. Nos cita el joven rico como ejemplo a no imitar y a María en la anunciación como ejemplo a imitar.

17.09.02. Martes. Continúa el retiro de los curas diocesanos. Anzalite nos hace una exposición del sacerdocio en el Nuevo Textamento. Más lección académica que meditación. Luego la misa en la capilla del obispado. Y comida en los porches. Fideos, arroz, bananas, berenjenas, alubias, carne de sobra y cerveza de sobra.... Luego el licor café. Todos han qudado contentos.

18.09.02 Miércoles. Reunión del Consjo Presbiteral. Casi cuatro horas por la mañana y otras tantas por la tarde. Bastante soporifero. Cuestiones sobre la preparación y celebración del centenario de la evangelización. Falta un experto en dirección de asambleas.

19.09.02 Jueves. Despedida de Jerónimo y todos los demás venidos de fuera. Nos quedamos en paz. ¡Bendito sea Dios!

20.09.02 Viernes. He recibido una carta de Atanea: Dice así:

Beni, le 27/08/2002

Cher Rév. Abbé Julien,

Nous sommes depuis quelques jours à Beni après avoir foui le drame de l’Ituri. Bien que nous soyons sortis sains et saufs, nous nous préoccupons du sort des gens qu’y restent faute des possibilités, limitées. En tout cas, les Ituriens ont institutionnalisé la violence sous toutes ses formes. Et particulièrement les Ituriens de la tribu hema-tutsi, qui ont profité des ces guerres d’occupation et d’agression pour imposer leur hégémonie sur les autres ethnies du Congo habitant cette région. Parler alors d’une guerre tribale n’est qu’un alibi car à vrai dire la véritable intention des Hema est exterminer les autres composantes du Congo pour à tout prix installer leur empire Hema-tutsi en Afrique Centrale dont le premier quartier administratif serait Bunia. C’est ainsi qu’on peut justifier le carnage et la destruction massives en Ituri. Alors la guerre actuelle est celle de conquêtes et d’hégémonie hema-tutsi appuyé par les lobbies arabo américains jaloux des ressources de cette région. Presque tous les hema ont des armes de guerre. C’est pourquoi ils s’appuient sur les armées ougandaise, rwandaise, éthiopienne, somalienne, tanzanienne pour atteindre cet objectif; mais cela avec la complicité de la communauté internationale.

Mais grâce à la résistance farouche des combattants mai-mai, lendu et ngiti que la guerre perdure. Ce sont alors ces combattants qui ont sauvé l’intégrité du Congo dans cette contrée. Et comme les Hema, par leur culte des mensonges et corruptions ont gagné la tête de la communauté internationale, ils ont diabolisé les lendu à tel point que leur extermination ne préoccupe plus le monde de puissants. Les églises sont impliquées. Et quant à la nôtre, elle est même initiatrice de ce projet macabre. Elle a contribué par toute son énergie sur le plan intérieur et extérieur. Aujourd’hui par exemple il se voit déjà clairement que la majorité des Abbés n’étaient que des commandants des milices. La procure de Bunia est aujourd’hui devenue la grande garnison de la milice hema. Tous les véhicules du Diocèse sont mis à leur service. Nous avons même la certitude que le clergé de Bunia nourrit ces milices avec de l’aumône et contribution des chrétiens. Certaines installations de l’Église servent même des prisons et de boucheries humaines. Alors l'Église est souillé et profané. L’opinion en est témoin. C’est pourquoi l’opinion souhaite qu’on ferme momentanément l’évêché de Bunia et toutes les écoles conventionnées catholiques qui servent de pépinières de milices, qu’on excommunie tous les abbés et prêtres impliqués dans cette guerre, et qu’on laisse les diocèses de Mahagi et Wamba administrer celui de Bunia. Ceci pourrait rassurer les gens car, c’est une désobéissance prononcée à l’égard du Saint Siège.

Du reste, je suis en route pour Mambasa où le Père Silvano m’a invité pour enseigner. Si Dieu le veut bien je viendrai vous revoir une fois prochaine.

N.B. Nous regrettons le comportement si irréfléchi de nos pseudo rebelles qui ne respectent même pas les serviteurs de Dieu. Nous vous soutenons dans nos prières et nous vous encourageons.

Votre cher en Christ, Atanea Gilbert, à Beni.

Por la mañana ha venido al obispado un militar alto y fornido. Se ha presentado como « segundo comandante » y quería hablar con el obispo. El obispo no estaba en casa. Ha querido hablar conmigo pero le he dicho que yo no soy más que un doméstico. Se ha extrañado de mi respuesta pero antes de entrar en explicaciones ha llegado el abbé Sengi, se han puesto a hablar en lingala y se lo ha llevado con sus acompañantes. Luego me he enterado que se llama Monga, que viene de Nia-Nia, y que es un magnífico organizador de saqueos y pillajes. En los Consolatos se ha presentado con arrogancia y se ha sentido humillado porque lo han recibido en la pallota, pero Angelo le ha obligado a bajar los humos. Exigía un coche para llevarlo a Isiro. Afortunadamente Franko prepara un viaje para mañana y lo podrá llevar.

21.09.02 Sábado. Parece ser que, en efecto, Franko se ha llevado a Isiro al comandante y su guardia. Han venido a despedirse para ir o volver a Bafwasende los abbés Fidel y Philippe.

22.09.02 Domingo. Los curas de Bafwasende llegaron al ‘47’ y se volvieron pues las noticias no son muy tranquilizadoras. Parece que los soldados de Bemba-Lumbala han sufrido una derrota cerca de Epulu y ahora están en fuga con todo lo que esto conlleva de saqueos y abusos.

23.09.02 Lunes el abbé Nebese ha pasado en viaje hacia Mungbere : Algunos militares fugitivos han pasado por Obongoni cometiendo robos pero la gente los ha desarmado y apresado dándoles una buena paliza. Por Bayenga también circulan fugitivos sin rumbo.

24.09.02 Martes. He recibido un mensaje de mi sobrina Elisa que dice así:

« Querido tío: Siento ponerme en contacto contigo para darte una mala noticia y es que mamá nos deja para siempre.

« Ha sido todo muy rápido y he esperado hasta el último minuto para comunicártelo porque he mantenido la esperanza de que pudiera recuperarse, pero no ha sido así.

« Hoy es el día 24 de septiembre y mamá está agonizando en la UCI del Hospital. El día 30 de agosto hacia las 11 de la mañana comenzó con dolores de estómago y vómitos ; yo fui a casa a las 14,00h llamé al médico y él mismo, viendo el estado en el que se encontraba, llamó a la ambulancia y la llevamos al hospital. Después de muchas horas de espera en urgencias, la ingresaron. El diagnóstico fue ‘pancreatitis severa’. Pasaron cuatro días en los que tuvo algunas complicaciones como pequeñas isquemias cerebrales y dos anginas de pecho leves, pero las cosas se complicaron y sufrió repentinamente una dilatación del abdomen. El día 12, y de urgencia, la intervinieron quirúrgicamente para localizar el origen del problema, no encontrando nada importante salvo que una parte del páncreas estaba necroxado y había una pequeña infección, la cual no correspondía con su estado, pero ella estaba en shock séptico. A partir de salir del quirófano ingresó en la UCI, tuvo una pequeña mejoría pero volvió a tener una recaída y la infección invadió todo el organismo.

« Ha estado doce días sin recuperar la conciencia, con respiración asistida, diálisis y todo tipo de medidas, y hoy la situación es irreversible. En este momento está con mucha medicación para mantener la tensión que es de 7 – 4, y los médicos nos han planteado la posibilidad de retirarle la medicación y poderle dar una muerte digna.

« Siento que es cuestión de horas y siento que este triste mensaje te llegue tarde. Ya solo nos queda pedir por ella para que descanse en paz.

« Me cuesta aceptar no tenerla y estoy destrozada así que éste es el mensaje más triste que he escrito en mi vida.

« Espero que te encuentres bien. En espera de tus noticias, recibe un fuerte abrazo de tu sobrina Elisa ».

El mensaje me lo ha traído Alonso a las 8 y media de la noche. He ido a telefonear pero en casa de Felisa no había nadie; evidentemente estaban todos en el hospital. He llamado a Fermina y no ma ha dado ninguna noticia nueva. Ésta tampoco se encuentra muy bien: su voz no era nada firme. Solo nos queda rezar... Si me hubieran avisado con más tiempo hubiera intentado ponerme en camino. Pero con la situación actual creo que es inutil intentarlo.

25.09.02 Miércoles. He llamado por teléfono pero no han contestado. He dejado un mensaje en el contestador.

26.09.02 Jueves. He vuelto a llamar por teléfono. Estaba en casa solo Ariana. No sabía esplicarme bien las cosas o bien se ha quedado sorprendida. Total: Felisa murió el martes por la tarde. El entierro hoy, me imagino. Esta mañana, al momento de levantarme he tenido la impresión neta de que Felisa estaba muerta y así se lo he comentado a Alonso antes de telefonear. Alonso ha venido a rezar visperas con nosotros para acompañarme. Luego se ha quedado a cenar.

En el hospital hay varios militares heridos. A uno de ellos le han amputado un trozo de la pierna. El comandante, herido en una pierna ha venido a ver al obispo con la acusaciones consabidas de alojar y ayudar a los militares de Nyamwisi y a pedir ayuda para evacuar a los soldados heridos y llevarlos a Isiro.

27.09.02 Viernes. Hoy hemos rezado el oficio y celebrado la misa de difuntos. También en la catedral han anunciado y celebrado la misa por Felisa. Una mamá me ha dado el pésame en el mercado.

Ha venido a verme el diácono Asumani André. Cuenta la situación de Nia-Nia: hubo una gran batalla con muchos heridos y muertos. Los de Bemba retrocedieron pero luego vinieron refuerzos de Bafwasende, unos setencientos soldados. Un camión pasó por aquí hacia Nia-Nia con municiones pero se le acabó el carburante antes le llegar al ‘52’. Toda la población de Nia-Nia está en la selva. Han vuelto a saquear y destruir la parroquia de Nia-Nia.

28.09.02 Sábado. En la cena hemos oído la noticia de la muerte de un misionero francés, prisionero de los Ninja en Braza... ¡Uno más, Señor!

12.10.02 Sábado. La Virgen del Pilar. Los militares de Bemba han entrado en Mambasa. Por la mañana apareció la ciudad desierta. Los militares de Nyamwisi se dieron a la fuga dejando el terreno libre a los de Bemba. Mucha gente se ha refugiado en la selva.

14.10.02 Lunes. Me encuentro fastidiado. La comida de mediodía me ha sentado mal: una indigestión, parece ridículo pero así es. Seguramente las pastillas de voltarén, que he tomado durante diez días debido a los dolores de la espalda y de la pierna, me han dejado el estómago hecho polvo. No he podido cenar pues tengo la comida de medio día en el estómago.

15.10.02 Martes. Anoche vomité dos veces y esta mañana una tercera después de haberme bebido un vaso de té. El estómago al fin se ha quedado tranquilo.

De Mambasa no hay noticias. Seguramente les secuestraron el aparato de rediofonía como de costumbre. El problema deben de ser los refugiados. Los repuestos de comida llegaban vía Beni. Pero ¿ahora por dónde llegarán?

19.10.01 Sábado. Ha vuelto de Italia Abandi Charles. Será el párroco de la catedral.

24.10.02 Jueves. Angelo se fue a Isiro con Franko la semana pasada. Decían querer llegar a Mambasa... con algún vuelo de la MONUC pero no lo consiguieron. El que sí llegó fue el provincial Dino que se llevó a Nerio con él a Kisangani. No aparecen en la fonía. Angelo y Franko se volvieron el lunes a Wamba. Ha llegado a Wamba hace dos o tres días un nuevo destacamento de militares: parece ser que los que estaban aquí se los han llevado a Mambasa. Los recién llegados vienen de Bolebole y ya han comenzado a robar.

26.10.02 Sábado. Charles ha comido con nosotros en el obispado.

27.10.02 Domingo. Hemos celebrado en la Procura la instalación de Charles como nuevo Párroco. Nos invitaron al obispo y a mí pero el obispo no aceptó la invitación. Había también tres religiosas: dos de la Sagrada Familia y una de las Petites Soeurs de l’Evangelisation. En el panel de comunicados del comedor de la procura he descubierto una carta del P. Nerio de Mambasa. Dice así:

Kisangani, le 24/10/02

Monseigneur.

Grâces à mes confrères de Kisangani et à la Monuc lundi après midi (21/10) j’ai pu quitter Mambasa. Maintenant je me trouve à la Maison S. Coeur. P. Silvano m’a chargé de chercher les moyens pour pouvoir envoyer aux réfugiés qui sont à Mambasa les choses de première nécessité: médicaments, sel, savon... ce ne sera pas facile. Il faut croire dans les miracles. Je compte sur vos prières. J’avais préparé un petit rapport sur la journée du 12 octobre et les jours qui ont suivi. P. Dino devait vous le porter mais il l’a oublié. Ce rapport n’a pas été fait au nom des autres confrères de la communauté ni en accord avec mes paroissiens, mais il s’agit de mon expérience personnelle. Je pense qu’elle pourra vous être utile.

P. Silvano et l’Abbé Fabio sont restés à Mambasa. Ils ont eu peur ce jour du pillage. Je suis un peu préoccupé pour le P. Silvano: il est très fatigué. Espérons qu’il puisse tenir le coup. Priez pour nos chrétiens de Mambasa et pour ces mauvais garçons qui sèment la terreur. P. Nerio Broccardo scj

En la procura hay también otro mensage impreso el 14.10.02 y que dice así:

Chers amis

Nous ne cesserons pas de vous tenir informes du drame que traversent nos frères déplacés qui viennent en masse chaque jour de l’Ituri vers le Nord Kivu. Nous venons d’Eringeti nous rendre compte de la dimension de la misère.

Je manque des mots pour décrire dans quelles conditions arrivent nos frères de l’Ituri après autans des jours de marche et de jeun à travers cette foret équatoriale qui est arrose chaque jour par des pluies torrentielles.

Depuis que la guerre a repris entre l’UPC et l’APC dans le territoire d’Irumu, c’est toute la population qui se déplace de leurs villages pour rejoindre le Nord Kivu. La populations craint de se cacher dans la brousse proche de leurs villages puisque ceux qui ont procédé ainsi y ont été poursuivis et on été tous tués. Imaginez alors l’effectif de la population entière d’Irumu Sud qui se déplace vers Beni. Chaque jour on enregistre plus de 2.000 entrées à Eringeti. Ce jour, on compte plus de 13.000 à Eringeti seulement et l’effectif total des déplacés au Nord Kivu envoisinent 40.000 âmes.

Les familles arrivent très epuisées, démunies, et certains meurent en cours de route de fatigue ou des maladies.

Les déplacés sont enregistrés à leur entrée par un équipe mixte des agents de l’Etat. Après l’enregistrement on leur sert deux barrettes des biscuits BP-5 par famille. Donc un morceau de biscuit doit être partagé à deux ou trois ; ceci voudrait dire qu’il n’y a pratiquement rien qui leur est donné. Il semble que ces BP-5 y ont été déposés par Word Vision.

Ces déplacés sont ensuite conduits ver l’Eglise Catholique ou il sont accueillis par un comité de crise très dynamique, qui est aussi dépassé par la marée humaine quotidienne et trouve impossible de les loger. Les églises sont pleines. Beaucoup de personnes dorment dehors à la belle étoile sans couvertures. Et pourtant c’est la saison pluvieuse vers ce coté. Imaginez la souffrance.

Le comité de crise est dépassé. La population locale a déjà épuisé ses stocks et ne peut plus rien donner malgré sa bonne volonté.

Word Vision est aussi dépassé. Il sert son repas sec après le séjour d’un mois et son repas est de loin insuffisant: 4 litres d’huile, 50 kg maïs, 10 kg riz pour une famille de dix personnes. Il y a plus d’un mois que la distribution a été faite et traîne encore. Comment vont vivre ces personnes?

Plusieurs cas de malnutrition, la morbidité est très élevée et pourtant il n’y a pas des soins médicaux. Asrames n’a servi que peu de médicaments qui n’a atteint que quelques formations. A Eringeti il n’y a plus de comprimés dans les centres de santé. La mortalité sera très élevée dans quelques jours si aucune action de grande envergure n’est envisagée.

Il est impérieux de construire un camp géant de transit et un centre nutritionnel à Eringeti.

Jackson

28.10.02 Lunes. Han venido el P. Dino Ruaro, provincial de los SCJ, junto con Giani de Babonde. Le he pedido a Dino que me proporcione, si puede, un ejemplar del libro de Sabino Palermo « Pour l’Amour de mon Peuple ».

29.10.02 Martes. Toma de hábito y entrada en el noviciado de una postulante, Elisabeth Embae, hermana pequeña de Bakyeku, de Batindia. Otra muchacha inicia el postulantado, ella de Beanaka, las dos pues de la parroquia de Legu. La ceremonia a las cuatro de la tarde y luego una cena ligera.

30.10.02 Miércoles. Comida hoy en casa de Bakyeku para celebrar el acontecimiento de ayer.

02.11.02 Sábado. Los fieles difuntos. Llevo toda la semana sin misa pues el obispo se va al noviciado todos los días. Pero hoy se ha quedado en casa y hemos concelebrado la misa por los difuntos. Por la tarde he tenido otra misa con el grupo Mariano-sacerdotal.

Por la fonía me he enterado que Mambasa ha vuelto a ser ocupada por las tropas de Nyamwisi después de tres días de duros combates. Entre tanto, en Africa del Sur, los jefes firmando acuerdos... ¡Al infierno se podían ir todos!

04.11.02 Lunes. Me he enterado por la fonía que el obispo se va a ir de viaje. También me he enterado de la muerte de un hermano del P. Richard de la Consolata. Se lo he comunicado al obispo ; también de que un grupo de fugitivos de Mambasa han tomado la ruta de Nduye. Se lo he comunicado a Franko pues se prepara a viajar por ese lado. Como quien no sabe la cosa le he preguntado al obispo si pensaba hacer un viaje a Isiro, y me ha dicho que sí, la semana que viene. He contactado con Nganzi, uno de los chóferes de la coordinación para ver si me puede llevar de viaje pues quiero dar una vuelta. Creo que el coordinador o Jean Marie le han dicho o aconsejado de no hacerlo pues no ha venido a verme.

05.11.02 Martes. He vuelto a contactar con Nganzi y esta vez me ha dicho que tendría que contar con su jefe. He renunciado.

06.11.02 Miércoles. Quería dar una vuelta esta semana pero siempre tengo problemas de chofer. He ido a hablar con Jero por la fonía para decirle que no me espere y Alonso me ha chillado por cuestión del perro, que ha perseguido a su gato. Ya es la segunda vez que me chilla por lo mismo. He estado a punto de marcharme pero me he aguantado. A media mañana he sentido movimiento en la habitción del obispo y le he preguntado si se trataba de arreglar el tejado. Pero no, se trataba de esconder algunas cosas en el techo pues se va hoy mismo, no a Isiro, sino al otro lado del río para evitar aquí malos encuentros con militares fugitivos de Mambasa. Se ha ido en secreto, ya de noche, a las siete menos cuarto de la tarde; me ha dicho que probablemente seguirá viaje a Isiro y a Beni para encontrarse con el Vicario General de Bunia. Me ha propuesto que el abbé Raymond venga al obispado; le he dicho que no, que no me importa quedarme solo. ¡Buen viaje!

07.11.02 Jueves. He oído en France-Inter que las tropas de Nyamwisi han ocupado Nia-Nia. ¿Será cierto? No se ve mucho movimiento de fugitivos hacia Isiro. Antes de ayer pasó uno de los comandantes (el mismo que se llevó el aparato de radiofonía) y eso fue lo que debió empujar al obispo a tomar las de Villadiego. Alonso ha venido a verme a media tarde, cosa más bien rara de su parte. Suele venir de vez en cuando pero casi siempre sobre las ocho de la noche. Me cuenta sus problemas de dinero con la campaña del sida y su decisión de publicar ya el nuevo número de la revista Avakubi.

12.11.02 Martes. Angelo estuvo ayer en Legu viendo al obispo. Esta mañana me ha venido diciendo que hay que llevar el coche del obispo a Lingondo y durante la noche. Le he dicho que tome las disposiciones. El obispo se queda del otro lado del Nepoko. No sé de dónde sacarán la información pero dan la impresión de que se temen un serio saqueo en Wamba. Tendríamos que hacer lo mismo y largarnos...

14.11.02 Jueves. El obispo ha ido a Pawa. Wamba está llena de militares. Unos van hacia el frente de Epulu-Mambasa. Otros vuelven hacia Isiro. Todos abusan de la gente.

16.11.02. Sábado. Ayer dos militares violaron a una niña de doce años. La han tenido que ingresar en el hospital con graves hemorragias vaginales, eso sin contar que probablemente le han trasmitido el Sida. En Bafwabaka ha muerto un muchacho, Floribert o Floren, que era candidato Consolata. El lunes se puso enfermo y ha fallecido hoy. Alguna complicación de hígado ha debido ser. Angelo está muy afectado. Teníamos previsto cenar juntos mañana en el obispado pero se ha suspendido la cena.

17.11.02 Domingo. En la misa de la catedral han avisado a la gente que hagan ruido con los objetos que tengan a mano si algún militar entra en la parcela o en la casa para abusar, y que todos los vecinos le imiten aumentando el barullo. Esperemos que dé resultado. Han traído el cadáver de Floren. Angelo ha oficiado el funeral y el entierro a partir de las tres de la tarde. Hacía un calor horroroso. La capilla ardiente la han instalado en el centro de pastoral. El domingo pasado Alonso se cayó con la moto y lo he encontrado con el tobillo derecho amoratado e hinchado. Por la noche ha venido Franko a cenar conmigo. Mañana vendrá el obispo.

18.11.02 Lunes. La niña violada por los militares el viernes pasado ha fallecido. ¿Quién hará justicia?... El obispo ha vuelto a las dos y media de la tarde. Los PP. de la Consolata nos han invitado a cenar en su casa. Ayer Alonso me insistió mucho en que no dejara de asistir así que me esperaba alguna sorpresa y, en efecto, ha aparecido: Me ha leído el documento por el que el rey de España me concede la cruz de la Orden de Isabel la Católica. El documento dice así:

JUAN CARLOS I, REY DE ESPAÑA

Por cuanto queriendo dar una prueba de Mi aprecio a vos

 

Sr. D. Julián Azcona Alecha

He tenido a bien otorgaros por Mi Real Resolución de 23 de junio de 2001

La Cruz de la Orden de Isabel la Católica.

Por tanto os concedo los honores, distinciones y uso de las insignias que os corresponde a tenor de los

Estatutos confiando por las cualidades que os distinguen en que os esmerareis por contribuir al

mayor lustre de la Orden. Y de este Título, que refrendará el Ministro de Asuntos Exteriores, ha de

tomar razón el Contador.

Dado en Madrid a 10 de julio de 2001

Juan Carlos, Rey.

El Ministro de Asuntos Exteriores

Joseph Piqué

Yo, D. Juan Manuel de Barandice, Embajador-

Secretario de la Orden, lo hice extender por Su mandato

Se da a todos los misioneros españoles que cumplen 25 años de servicio en el Congo. Me había hecho ya la idea de que no se me concedería, pero Voila! llegó. "Tutto vanità, solo vanità!" Como cantan los muchachos en la película de San Felipe Neri.

Después de la cena, el obispo me ha dicho que se vuelve a marchar mañana temprano. Ha venido únicamente para firmar algún documento que se llevará Angelo en mano.

19.11.02 Martes. En efecto, esta mañana, a las cinco y media, se ha ido el obispo en el coche de Angelo, pero les ha seguido Jules con la moto para llevar al obispo desde el cruce de Bombombi hasta Legu.

20.11.02 Miércoles. Alonso comunica a Jerónimo por la fonía la distinción de que he sido objeto por parte del Rey. Jerónoimo se extraña y exclama: "Pues ¿qué ha hecho?..." Lo que yo decía: « Tutto vanità ».

21.11.02 Jueves. Anoche me sentó mal la cena y la vomité durante la noche. Pensando haber superado la crisis he desayunado ligerament esta mañana un poco más tarde que de ordinario. Pero he vuelto a vomitar. Al acostarme me dan vértigos y vomito. Hace cosa de un mes me pasó algo parecido. Habrá que ver si es algo accidental o hay alguna cosa en el estómago...

Hace cuatro o cinco días que vuelve a emitir la radiofonía de Mambasa. Apareció ayer y hoy al abbé Roger. Parece que en Nduye las cosas están complicadas. Por aquí no cesan de pasar militares procedentes de Isiro y en dirección de Nia-Nia. Bafwasende está en manos de los Mai-Mai así que Lumbala querrá reconquistar sus diamantes. Por Katanga las tropas gubernamentales no hacen más que destruir y matar, lo mismo que por aquí las tropas de Bemba.

22.11.02 Viernes. Los gemelos de Lingondo han aparecido esta tarde. Tienen libre estos dos días.

25.11.02 Lunes. Alonso está mejor del pie pero tiene una crisis de malaria.

27.1.02 Miércoles. Hoy ha llegado Kasereka Martin. Me ha contado las desventuras de Mambasa. Otro día le cogeré con más despacio para poder transcribir la historia. Las sesiones que tenían que tener lugar el mes de diciembre se han suspendido por la enfermedad de Alonso y por la situación de la zona.

29.11.02 Viernes. Nerio se escapó de Mambasa el miércoles a las once de la noche, no sé si a pie o cómo. Parece ser que ayer hubo de nuevo otra batalla por la posesión de Mambasa Los dos bandos hacen declaraciones: unos que la han tomado, otros que no. El obispo ha llegado a las once y media de la mañana. Yo le esperaba mañana por rumores oídos pero ha llegado hoy. Parece que ha habído movimiento de tropas del otro lado del Nepoko... Habían ido hacia Bole-Bole y Bunzunzu pero se han vuelto a Isiro.

08.12.02 Domingo. Fiesta de la Inmaculada. El abbé Odio se nos ha ido. Llevaba unos días pachucho con altibajos y a medio día ha fallecido. Yo le he visto a las diez y media. Al hablarle me ha mirado pero me parece que no me ha reconocido. Los enfermeros hablaban de darle sangre. Yo he dado mi opinión contraria pues me parecía que ya era inútil. De todas formas Charles ha dado sangre y se la estaban inyectando a Odio cuando ha fallecido. Ya son tres sacerdotes este año... Ahora soy yo el abbé más viejo de la diócesis por ordenación y edad.

Jerónimo ha llegado a medio día, muy fastidiado, y lo he alojado en mi habitación. Tiene una especie de sarna de filariasis pero infectada y complicada con una linfangitis inguinal que ya supura.

He hablado por teléfono con Pedro, con Pepe Saldaña y con Marga. Pepe me ha contado lo de Merche, su mujer, que según los policías parece un suicidio. Marga me ha contado lo de Felisa que se murió por lo visto sin que los médicos sepan de qué: Una septicemia sin causa aparente... Y manifestaciones de la difunta a Elisita... Sin duda obsesiones de ésta.

09.12.02 Lunes. Hoy hemos enterrado a Odio. No sé por qué no he sentido nada o casi nada interiormente al contrario que en las dos ocasiones anteriores.

Ha llegado Jean Marie y ha visto a Jerónimo. Le ha diagnosticado de sarna (tout court) superinfectada y con riesgo de complicaciones como septicemia. Por la noche se le ha reventado el absceso de la ingle lo que le ha proporcionado un cierto alivio.

10.12.02 Martes. He hablado por teléfono con Elisa y Fidel. Les he sacado de la cama pues en Melbourne debían ser la dos o las tres de la mañana. Se han alegrado mucho.

11.12.02 Miércoles. El obispo se ha ido a Isiro a pedir un salvoconducto para ir a Mambasa. En el camino han tenido problemas con el coche de Enrico. Han estado varias horas parados en Vube.

12.12.02 Jueves. Jerónimo se ha marchado a Mungbere. Jean Marie le ha dicho que no era estrictamente necesario, pero para su tranquilidad lo ha hecho.

13.12.02 Viernes. El obispo ha vuelto de Isiro con el coche de Alonso. Tiene el salvoconducto para Mambasa pero no irá él (yo ya me lo imaginaba) sino dos curas: Martin y Jean Marie. También irá Franko con su chofer; éste pretende celebrar la Navidad en Lolwa. Veremos cuando vuelvan qué nos cuentan. (Al final solo fueron Franko y Justin).

23.12.02 Lunes. Los militares han secuestrado varias bicicletas para obligar a los propietarios a transportar sal hasta el 47 o más allá. Uno de los afectados ha sido Roland, de Bandopa. Ha venido a lamentarse. He ido con él hasta donde estaban los militares y sin mediar una palabra he cogido la bicicleta y me la he llevado. Luego he tenido que ir a liberarle a él. Todos se habían quedado boquiabiertos de mi gesto y los militares no tuvieron tiempo de reaccionar ante el hecho. Pero él se quedó también pasmado y los militares le echaron el guante. Es increíble el miedo de la gente y la arbitrariedad y abusos de los militares.

24.12.02 Martes. Viaje a Imbau para celebrar la nochebuena con los pigmeos y demás cristianos. No ha habido mucha gente en la misa que hemos empezado a las ocho de la noche. Casi no he pegado ojo en toda la noche.

25.12.02 Miércoles. Navidad en Imbau. La misa estaba anunciada ‘para las nueve y media de la mañana pero no había casi nadie al empezar: Ningún cantor, ni pigmeos. Estos no han pasado de ocho o diez. Luego ha llegado mucha gente y he distribuido más de 160 comuniones. Después de misa he atravesado la Nepoko. La piragua en no muy buen estado. He sentido miedo. He paseado por Bafwabaka y saludado a mucha gente. A un amigo, Aise, hacía 20 años que no le veía. Estaba en Legu con Amakunze y en el 82 volvió a Bafwabaka. Hemos cenado con las religiosas de la Sagrada Familia. Soer Uwenze está muy aviejada. No la he reconocido a primera vista.

26.12.02 Jueves. De Bafwabaka a Legu. Antes de llegar a Obongoni hemos saludado a Atoambise, la hermana de Bavanisimbi. A los gemelos los he encontrado al pasar la regata Ahubaguwe, un kilómetro y medio antes de llegar a su casa. Luego he ido a Bakana y Marcel había empezado la misa de Navidad con todos los cristianos del contorno. Me he unido a la celebración: gran alegría por parte de todos. He pagado la escuela de las dos hermanas de los gemelos. Luego hemos entrado en casa del baba Chichi; estaba su hija, Sor Aundabo. Y finalmente una visita a Bandopa. Noche en Legu. Esta vez he dormido bastante bien, no como la otra vez que vine, que las gallinas y mosquitos no me dejaron pegar ojo.

27.12.02 Viernes. Mañana tranquila en Legu. He presidido la Eucaristía. Hacía ya seis años que no lo hacía. Alguna visita, reparar la moto y después de comer vuelta a Wamba.

29.12.02 Domingo. Han llegado los curas para el encuentro-retiro de mañana. Ha llegado el abbé André de vuelta de Italia.

30.12.02 Lunes. Retiro. Lo anima Charles. Nos ha hablado de la oración con María, el nuevo rosario. Bien. Misa en el obispado y comida en la Procura. Bien. André nombrado Ecónomo diocesano adjunto. Marcel tendrá que ir a Butembo como formador.

31.12.02 Martes. Vísperas solemnes y "Te Deum" a las nueve de la noche en la Hermanitas de la Evangelización. Luego a media noche han tenido misa con el obispo pero yo no me he quedado.

01.01.03 Miércoles. ¡Año Nuevo! El obispo me comenta en la cena que Franko y Justin deben estar detenidos, presos, en alguna vieja plantación de los alrededores de Mambasa. Esperemos que puedan volver pronto sanos y salvos.

02.01.03 Jueves. Un hombre, Herman Mepo, ha venido a contarme que ha recibido una carta de su suegro Victor de Mambasa en la que le cuenta que, en efecto, Franko y Justin están desde el 23 de diciembre prisioneros de las bandas de Bemba & Lumbala.

03.01.03 Viernes. Ayer llegó este mensaje del Consejo de Misiones de Madrid:

From: "Consejo Diocesano de Misiones" <mision.dioc.madrid@omp.es>

To: <wamba@ismico.org>

Subject: Mensaje urgente a la atención del P. Julián Azcona

Date: Thu, 2 Jan 2003 11:13:13 +0100

A la atención del P. Julián Azcona.

Muy queridos Jerónimo y Julián.

Muchas felicidades en la Navidad y el Año Nuevo, en la medida que podáis tenerlas, dadas las circunstacias y visisitudes por las que estáis pasando.

Nos han llegado noticias alarmantes de la salud de Jerónimo. Os agradeceríamos nos dieráis noticias urgentemente. En todo caso, pensamos que si son ciertas las enfermedades que dicen que tiene, sería necesario que cuanto antes regrese a Madrid.

No os preocupéis del coste del viaje. La Diócesis de Madrid correría con todos los gastos.

Inquietos, esperando vuestras noticias, un fuerte abrazo. Julio y Jesús.

He contestado esta misma mañana y, si han habierto el correo, lo habrán recibido antes de marcharse del despacho.

04.01.03 Sábado. Hoy, viaje a Imbau, después de comer. Me lleva el Vicario Madukanaya. Llegamos sin problemas a las cuatro y cuarto de la tarde. He ido a visitar el campamento de Ekondo. Unas cuantas familias de pigmeos preparaban la cena, bastante pobre por cierto: sólo tubérculos de mandioca (boniatos). Los marangwanos me han picado bastante.

05.01.03 Domingo. Epifanía del Señor, aquí. No mucha gente en misa; 75 comuniones. Y, aunque hemos empezado un poco más tarde que en Navidad, al principio la capilla estaba casi vacía. Antes de misa alguien ha comentado haber escuchado en la radio la liberación del P. Franko. Debía ser Radio Vaticano, aunque él ha dicho que se trataba de France Inter. Al llegar a Wamba P. Enrico me comunica que, según Radio Vaticano Franco, está ya en Kinshasa (imagino que también el abbé Justin). De ser cierto, será la MONUC quien les ha evacuado. Angelo desde Italia envío ayer un mensaje con las noticias transmitidas por MISNA sobre este asunto.

06.01.03 Lunes. Mensaje recibido por correo electrónico. (Ver en "Cartas").

Website: www.pygmee.nl

07.01.03 Martes. Por fin tenemos noticias concretas: Franko, Justin y Roger están en Mambasa con cuatro militares de la Monuc. Son noticias fechadas el 5 de enero y firmadas por Gian-Maria que acababa de hablar por teléfono personalmente con Franko. Están todos bien. Franko pide discreción para evitar represalias.

26.01.03 Domingo. Hoy Día mundial de la lucha contra la lepra. También Jornada diocesana de los Pigmeos. Se programó la segunda misa para éstos y han llenado la catedral. Después de misa he ido a saludarles y me he sentado un rato en el patio del  "Karibuni "; inmediatamente me ha llamado la atención la espalda de un pigmeo con una mancha sospechosa de lepra. Se lo he dicho a Charles, el párroco, que estaba conmigo: « Será algo sin importancia »... me ha dicho. He llamado al pigmeo, y creo que se trata de lepra. Le he preguntado si tenía familia y ha buscado a una de sus hijas; ella también tiene manchas sospechosas de lepra. Se lo he advertido a Madukanaya para que tome medidas. Me ha remitido al enfermero que también estaba en el Karibuni: « Habrá que tomar muestras y enviar a analizar »... « Pero, ¿No puedes hacer un diagnóstico clínico sin esperar a los análisis? ». Ni se había dado cuenta de la manchas ni lo del diagnóstico... En fin, ¡pobres pigmeos y pobres leprosos! Foperda es inoperante desde hace bastante tiempo. Se lo diré a Franko cuando vuelva de Mambasa para que tome cartas en el asunto.

01.02.03 Sábado. Emprendo viaje a Pawa para ver a Jerónimo. Cerca de Didi encontramos un grupo de militares que intentan detenernos pero ordeno al chofer de seguir sin detenerse... Escogemos la ruta de Legu para evitar otros malos encuentros. Nos paramos un momento en Legu y otro en Bakapele 2. En Bagbay, en la piragua, encuentro a Mupakapaka, uno de mis antiguos acólitos. Antes de atravesar alguien del poblado nos ofrece libondo (vino de palma), muy bueno, por cierto, lo que nos retrasa media hora. Llegamos a Pawa a las doce y media. Jero está bien pero tienen de nuevo algunos puntos de sarna y en el brazo izquierdo un nuevo absceso. Me ofrece celebrar alguna de la misas del domingo y acepto ir a Abyangama. Al caer el sol damos un paseo hacia el centro del pueblo.

 

20.03.03 Jueves. El obispo me propone Matari como lugar de mi ministerio: Rector del Santuario y capellán del hospital. No puedo negarme. Títulos, proyectos y ensueños... La realidad es que se trata de una capilla de la parroquia de Wamba y mi única obligación y responsabilidad es asegurar la misa de los domingos. La construcción actual se calificaría en España de ermita. El hospital tal vez llegue a serlo alguna vez; hoy no pasa de un dispensario con algunas camas. Vivienda no hay... El obispo me ha dicho que cuando yo vuelva de vacaciones encontraré la vivienda preparada. (!?). Veremos.

21.03.03 Viernes. Por la mañana he ido de paseo hasta Matari. Me han acompañado los dos perros. Como paseo, es un buen paseo. Unos ocho Kilómetros entre ida y vuelta. Otra cosa será ir de prisa y con el tiempo justo... Haría falta un velomotor.

23.03.03 Domingo. Hemos ido a Matari en el coche de la Coordinación. Yo había propuesto ir andando pues el obispo lo hace habitualmente. Dos o tres confesiones solamente. El obispo me ha presentado a la asamblea como Rector del santuario y capellán del hospital. Me ha invitado a hablar pero no he hablado; francamente, no sabía qué decir.

30.03.03 Domingo. Hoy en Matari de nuevo, ya sin el obispo. Me ha llevado en la moto Sanfou. Antes de la bendición final he tenido una charla con la gente, de "toma de contacto" la ha calificado la catequista, la hermana de la Beata Anoalite.

06.04.03 Domingo. En Matari he tenido un encuentro con los consejeros.

19.04.03 Sábado Santo. Han llegado a Isiro Alonso, Angelo y Fernando, otro Padre colombiano de la Consolata. Los oficios de Jueves Santo, Viernes Santo y esta noche en Matari. Poca gente, jueves y viernes. Esta noche he ido y vuelto andando por falta de chofer. Un buen paseo. Pasaba ya de media noche cuando he llegado a Wamba. En la catedral estaban todavía en el "gloria".

20.04.03 Domingo de Pascua. De nuevo ida y vuelta a Matari a pie. Bastante gente en la misa. Dos paseos en menos de doce horas hasta Matari... Estoy algo cansado.

21.04.04 Lunes. Han llegado Alonso y Fernando.

22.04.03 Martes. Hoy ha llegado Angelo. Escribo una carta al obispo de São Tomé y Príncipe aunque le pongo fecha del 5 de mayo. En Nigrizia pide algún sacerdote para la isla de Príncipe. Me ofrezco a ir. Veremos...

23.04.03 Miércoles. Ha llegado el camión con las cosas traídas por los Padres. Entre ellas la motocicleta para mi trabajo. Viene matriculada y asegurada para un año ¡en Kampala...! Gastos impuestos por los ugandeses. Funciona bien. Ya la he estrenado.

29.04.03 Martes. El obispo emprende viaje a Europa. Hablaba de coger aquí el avión hasta Butembo y visitar Mambasa pero… Ha cambiado de programa y se ha ido a Isiro para volar hacia Kampala e Italia.

04.05.03 Domingo. Hoy me han hecho una fiestecilla de acogida en Matari. No he logrado entusiasmarme. A la hora de la cena hay malas noticias. El Abbé Gabriel Ufínimonga lleva ya un tiempo hospitalizado en Mungbere y parece ser que la cosa es grave. Los curas diocesanos tenemos reunión después de cenar. Dicen que habría que evacuarlo (¿a dónde?). Es cosa del hígado. Según cuenta Nebese, el P. Jean Marie dice que no está en condiciones de ser evacuado; que tal vez cuando se recupere un poco... Que el obispo afirma que nos atengamos a lo que diga Jean Marie... Lógico. Los curas dicen que hay gato encerrado en todo esto.

05.05.03 Lunes. Sorprendo por la fonía una comunicación entre Jean Marie y Angelo. El médico dice que Gabriel está en coma... No necesito saber más. Coma de origen hepático... ¿Tendrá cura? Las cosas del hígado suelen tener mal arreglo. Leo en el Larousse Medical lo concerniente al coma y me confirmo en mis temores.

18.05.03 Domingo. Se inicia en la catedral una novena a la Beata por la curación de Gabriel.

20.05.03 Martes. Angelo me dice que Gabriel está desahuciado. Que ya tuvo problemas con el hígado estando en el Seminario en Kisangani. No queda más que rezar y esperar.

24.05.03 Sábado. La noticia ha llegado: Gabriel se nos ha ido esta madrugada, a las dos exactamente. Que Dios lo acoja en su seno. El cadáver ha llegado a Wamba a las diez de la noche. Enseguida se ha organizado la velada del cadáver. Yo me he venido a acostar al cabo de un rato.

25.05.03 Domingo. Hoy, misa y entierro de Gabriel. La catedral estaba abarrotada. Los curas éramos 29 si no he contado mal; 30, con el difunto. Hemos empezado a las ocho y terminado a las doce y media. Ha presidido Angelo. Muy conmovido, se ha hecho la pregunta que nos hacemos todos: ¿"Que quiere decirnos Dios con esta muerte y las de los otros tres sacerdotes que le han precedido en quince meses? Hemos hecho oraciones intensas por su curación incluida una novena... La respuesta del Señor, aunque no la entendamos, está en este ataúd. Él nos ha escuchado y se ha llevado a Gabriel. Solo desde la fe se puede intuir y aceptar". El abbé Desiré Balabala nos ha leído una nota biográfica.

05/06/03 Jueves. Hoy me han entregado una carta vía E-mail, aunque llegó antes de ayer, de Mons. Abilio Ribas, obispo de Sao Tomé. Es la respuesta a la que yo le dirigí.

06.06.03 Viernes. Contesto a Mons Abilio.

10.06.03 Martes. He recibido la respuesta de Mons. Abilio Ribas.

15.06.03 Domingo. Ha llegado el obispo alas 11 de la mañana en vuelo directo desde Butembo. Me ha regalado una botella de medio litro de wisky.

16.06.03 Lunes. Le he entregado una carta (aunque con fecha de mañana) pidiéndole permiso para ir a la diócesis de Sao Tomé. La primera reacción ha sido de enfado pues he negociado este asunto sin contar con él. Se ha sentido un tanto postergado en su autoridad. Pero luego ha venido a decirme que presentará mañana el asunto al Consejo de Consultores.

17.06.03 Martes. El obispo no me ha hecho ningún comentario sobre lo tratado en el Consejo. Pero he hablado con uno de los consultores e indirectamente deduzco que la respuesta a mi demanda podrá ser afirmativa. Esperemos...

23,06.03 Lunes. El obispo me ha entregado una carta por la que me autoriza a ir a Sao Tomé.

09.07.03 Miércoles. He recibido un mensaje de Monseñor Ribas, obispo de São Tomé. Cambia de planes pues ha recibido la oferta de una congregación para trabajar en Príncipe. Incluye otra carta pidiendo disculpas al obispo de Wamba.

Inmediatamente le respondo manifestándole mi desilusión por el repentino cambio y ofreciéndome para alguna otra parroquia de su diócesis.

11.07.03 Viernes. Emprendo viaje a Isiro. Me lleva el P. Alonso. Me alojo en los Misioneros de la Consolata. Existe la posibilidad de un vuelo mañana para Entebbe.

12.07.03 Sábado. Vuelo en un Antonov con tripulación rusa. La azafata me sisa 50 $. En el aeropuerto me encuentro con sor Catherine que vuelve de Italia; ha adelgazado bastante. Vuelo previsto a las 11 pero hemos despegado a las 16,30. Escala en Bunia muy instructiva pues he podido ver el despliegue de los soldados de la ONU y del contingente francés. Cuando llego a Mbuya son ya las nueve y media de la noche. Afortunadamente he podido cenar algo pues estaba prácticamente con el desayuno.

13.07.03 Domingo. Día de descanso en Mbuya, en los Combonianos.

14.07.03 Lunes Hoy vuelo de Entebbe a Bruselas. Las maletas pesan 48 Kg. y tengo problemas. Una religiosa comboniana navarra me echa una mano.

15.07.03 Martes. Vuelo de Bruselas a Madrid. Salimos con 40 minutos de retraso. Han cambiado mucho la terminal de Bruselas pero no he tenido muchos problemas para encontrar la puerta de embarque. Txema me estaba esperando en Barajas. Mucho calor.

17.07.03. Jueves. Ya en Madrid me llega el mensaje que el obispo de São Tomé me envió a Wamba el 11 de julio, cuando yo ya estaba en Isiro, de viaje para España. Pide disculpas por la mala faena. 

En la radio oigo rumores de un golpe de estado en São Tomé. (Aquí termina la octava parte de mi diario). 

<<Imagenes del Ato Zaire   <<Escritos desde el corazón de Africa